Probamos el nuevo Audi A4: 19 claves para conocer sus secretos

A la vista no te parecerá un cambio revolucionario, pero las evoluciones del nuevo Audi A4 abarcan cuatro grandes áreas principales: diseño, conectividad, motores y comportamiento. Estas son nuestras primeras sensaciones al volante.
Raúl Roncero -
Probamos el nuevo Audi A4: 19 claves para conocer sus secretos
Probamos el nuevo A4 2019; 19 claves para conocer sus secretos

Apenas han pasado cuatro años desde que llegara esta generación del Audi A4, pero en la categoría Premium el tiempo corre demasiado rápido. Entre otros acontecimientos, su competencia directa, léase BMW Serie 3, Mercedes Clase C o Volvo S60 tienen ya productos más frescos en el mercado. Y de otra parte, Audi tiene tecnología más moderna a bordo de sus últimas creaciones, como el Audi A8 o el Q8, modelos de los que ahora también se nutre, como también lo ha hecho el Audi A6, este nuevo A4 que se lanza al mercado a finales de verano del presente año en sus habituales carrocerías y versiones: Sedán, Avant y Allroad, ya con S4 también embarcado en la gama desde el primer momento y modelo que esconde el mayor de los cambios de esta nueva gama.

Publicidad

Más adelante, turno para futuras versiones más deportivas, como el RS4 y también de gas g-tron, así como el trasvase de todos estos cambios a su hermano A5 en carrocerías Coupé, Sportback y Cabrio. Está claro que las berlinas siguen vivas, pero también los coupés derivados de ellas, especialmente si vienen de fabricantes Premium, y el A4 es la mejor confirmación: uno de cada cinco Audi vendidos es un A4, aunque probablemente, esta será la última generación tal como entendemos el formato berlina.

De momento, lo que sí podemos contarte son nuestras primeras impresiones a bordo, porque no sólo lo hemos tocado, sino también conducido, y aunque es cierto tienes que tendrás que tirar de lupa para advertir algunos de los cambios, el nuevo Audi A4 de 2019 ha mejorado, y mucho. En este artículo te contamos nuestras primeras impresiones, pero además, te ofrecemos la mejor guía del mercado para sepas más que nadie de este renovado modelo.

Probamos el nuevo A4 2019; 19 claves para conocer sus secretos

Audi A4 2019. Lo que el ojo ve y lo que no: así cambia por fuera

Más del 90 por ciento de los elementos que componen la carrocería son de nueva factura, pero el Audi A4 es uno de esos coches obligados, de momento, a mantener una línea continuista; también importa, y mucho, que anteriores generaciones no se devalúen demasiado. En ese compromiso, el Audi A4 2019 recibe todas esas sutiles actualizaciones de diseño de los coches más modernos de la marca, elementos que se distinguen, principalmente, en los grupos ópticos, calandra y líneas de tensión de la carrocería. Trabajo claro que hay aunque algunos componentes no se vean. Por ejemplo, los nuevos bajos carrozados y el diseño de ciertos elementos de la zona de delantera para distribuir óptimamente el aire hacia la zona central del vehículo han permitido mejorar ligeramente la eficiencia aerodinámica de ambas carrocerías, ahora con mayor longitud y altura. Así las cosas, el sedán firma un CX de 0,25 y el Avant de 0,27.

Tanto el Audi A4 berlina como el Avant tienen ahora 24 mm más de longitud y 5 mm de más anchura y miden ahora 4,762 m, con una anchura de 1,85 y una altura de 1,43 para el sedán y 1,43 para el Avant. No cambia la batalla, pero sí ciertos elementos de la carrocería para enfatizar un centro de gravedad más bajo: las líneas de tensión laterales que nacen en los faros delanteros y llegan hasta las aletas traseras están ahora divididas en dos alturas, con una zona central más baja que antes, contribuyendo a que la carrocería tenga un aspecto más dinámico y afilado. La parrilla Singleframe es también de nueva factura, más grande y con nuevas lamas cruzadas, con diseño diferenciador y marcos en contraste según el acabado.

Los ojos del Audi A4 2019. Cámara, acción… y luces

También son nuevos elementos de diseño. Y de seguridad. Las luces del Audi A4 también evolucionan, contribuyen a que su rostro sea más moderno e innovador y se vea más y mejor en la oscuridad. El Audi A4 2019 ofrece tres tecnologías diferentes para los grupos ópticos delanteros. De serie, ofrece faros de ledes tanto para iluminación como para los intermitentes. Como primera opción para todos los Audi A4, se ofrecen grupos ópticos con led de forma específica y funciones adicionales, como iluminación en curva. Estos, a su vez, contemplan una luz diurna de nuevo diseño con un contorno específico marcado por una ceja de 6 pequeños grupos de diodos, así como intermitentes traseros dinámicos. La opción más compleja son los Matrix Led, compuestas por siete led por faro que atenúan la potencia de cada uno de sus diodos para enmascarar las zonas de deslumbramiento del vehículo que viene de frente o le precede, o adaptar el haz a los diferentes perfiles de ruta.

Probamos el nuevo A4 2019; 19 claves para conocer sus secretos

Los principales cambios en el interior del Audi A4 2019

Aquí sí, las modificaciones son más evidentes y gracias a ellas, el Audi A4 goza de un ambiente más tecnológico y Premium, porque las calidades, ajustes, tratamiento y atención por el detalle siguen estando al máximo nivel. Un nuevo compartimento entre los asientos delanteros ocupa ahora el lugar del anterior mando giratorio MMI del sistema de infoentretenimiento del que hablaremos más adelante, y cuyo elemento principal es la nueva pantalla TFT del sistema MMI Touch. Ubicada en posición flotante en la zona central del salpicadero, de impresionante calidad y resolución, con un espesor de sólo 13 pulgadas y un diámetro de 25,6 cm: al ser de tipo táctil, tendrás que recurrir frecuentemente a ella y, a mi modo de ver, roba más atención que el sistema con mando auxiliar de control, además de que, al menos en mi caso, me obliga a estirarme ligeramente y separar la espalda del asiento para acceder a sus funciones.

Publicidad

Funcionalmente, tampoco esperas grandes acontecimientos: el Audi A4 sigue dando la talla para cuatro pasajeros, pero el túnel central sigue poniendo las cosas complicadas al quinto ocupante ocasional. La capacidad de maletero de la berlina es de 460 litros; los Avant y Allroad cuentan con 495 litros hasta la toldilla y ambos cuentan con portón eléctrico de serie y una cubierta protectora de acero. La apertura por control gestual es opcional en todas las versiones.

Audi Allroad 2019. Más cómodo y con tres opciones mecánicas

Tras diez años ya en la gama no se concibe un Audi A4 si su versión Allroad. El tratamiento cosmético exterior e interior es el mismo aunque suma protecciones espefícicas, y también se ve beneficiado por las evoluciones en materia mecánica y de chasis, el cual presenta algunas características específicas, como vías 6 y 11 mm mayores en el eje delantero y trasero, respectivamente. La carrocería también va 35 mm más elevada, equipa de serie ruedas de 18 y suspensión fija con ajustes más confortables que el Avant equivalente, pudiendo montar opcionalmente la de tipo adaptivo con reglajes variable, éstos también específicos en comparación con el modelo familiar: los recorridos de suspensión son siempre más amplios y la inclinación de carrocería es también ligeramente superior aunque el comportamiento dinámico es igualmente sorprendente. Después de probar diferentes motorizaciones y carrocerías en la presentación, apostaría a que el Allroad es el modelo en el que más se advierten las mejores efectuadas en la suspensión y chasis, especialmente en capacidad de absorción o calidad de bacheo y refinamiento.

Todos los Audi A4 Allroad contarán con tracción total de serie y Audi Drive Select con una función adicional a los perfiles Confort, Auto, Dynamic, Efficiency, Individual —sólo en versiones con MMi Plus—, como es el modo Offroad, el cual interviene en el control de estabilidad, el de descenso y el reparto de par de la tracción Quattro. El Audi A4 Allroad se vendrá con tres opciones mecánicas aunque la primera en ponerse a la venta será el 45 TFSi quattro S-Tronic con el motor 2.0 litros de 245 CV, 370 Nm de par, equipado con tecnología de 12V. Un motor que ha ganado suavidad y ofrece una prestación de primera línea. Anuncia 247 km/h de velocidad máxima, una aceleración de 0a 100 km/h en 6,1 segundos y un consumo combinado, ya bajo estándar WLTP de 7,8 l/100 km. Esta versión está a la venta por 55.310 euros.

Probamos el nuevo A4 2019; 19 claves para conocer sus secretos

Equipamiento principal del acabado Advanced

Hasta que la gama vaya cogiendo cuerpo, es el equipamiento de acceso para las versiones 35 TDi, 35 TFSi y 40 TFSi. Distinguirás este acabado porque la parrilla y entradas de aire frontales cuentan, al igual que los marcos de las ventanas, con elementos acabados en aluminio cromado. Las llantas para este nivel de equipamiento son de 17 pulgadas y entre el equipamiento de seguridad o confort destaca el Audi Parking System trasero, faros de led básicos, regulador de velocidad Tempomat, conexión Audi Smartphone para dispositivos móviles, espejo interior fotocromático, Audi Presense City, climatizador, control de presión de neumáticos o cuadro de relojes parcialmente digital —sólo la pantalla central, con un tamaño de 7 pulgadas—. El Avant incluye el portón trasero de accionamiento eléctrico, red de separación de carga y asientos posteriores divisibles en secciones 40:20:40, con apoyacodos en la plaza central.

Acento deportivo: Así es el acabado S- Line del Audi A4 2019, más que matices

No sólo diseño. S-Line supone también una vuelta de tuerca en afinación de chasis que, sin llegar al punto de sal y pimienta de los modelos S, sí aumentan la deportividad y mejoran la experiencia de conducción. Estos llevan llantas de 18 pulgadas de serie y suspensión deportiva con carrocería rebajada 23 mm, aunque el cliente puede pedir sin sobrecoste la estándar, más confortable y, opcionalmente, la de ajuste variable. Estéticamente, se distingue por los asientos delanteros deportivos, entradas de aire frontales más marcadas con un tramado tipo nido de abeja, parrilla específica acotada por un marco cromado así como un difusor tarsero de mayor tamaño acabado en color negro brillante. Los S-Line también incluyen unos espectaculares asientos delanteros, el climatizador pasa a ser de tres zonas, cuentan con sistema Audi Parking Plus y faros Led con intermitentes dinámicos traseros. En el momento del lanzamiento, el acabado S-Line está disponible para los 30 TDi, 35 TFSi y 45 TFSi.

Probamos el nuevo A4 2019; 19 claves para conocer sus secretos

Black Line: más deportivo y exclusivo… Pero sólo para el Audi A4 Avant

Versatilidad con un guiño estético a los antiguos Audi Quattro. Como ocurre con el acabado S-Line, Black Line no es sólo un ambiente de acabado, sino un salto más en deportividad. A todo cuando viene de serie en los niveles Advanced y S-Line, el acabado Black Line suma unas espectaculares llantas de 19 pulgadas de tipo Audi Sport que afectan tanto al impacto visual como a la dinámica del vehículo. Estéticamente también incluye el paquete de estilo gris oscuro, barras de techo acabados en negro, un mayor aislamiento acústico gracias a cristales dobles en las delanteras y cristales de privacidad en las traseras, así como retrovisores con la carcasa pintada en negro.

Publicidad

MMi Touch. Conectividad heredada de clases superiores

Primero fueron los Audi A8 y Audi Q8, luego pasó a manos del A7, A6 e incluso ya ha llegado a los A1 como el nuevo interface con el que hombre y máquina se “relacionan”. MMi Touch supone abandonar una era en Audi, y si en los coches grandes antes citados lo he vivido como una evolución —fundamentalmente, por la disposición de pantallas—, el caso del Audi A4 —por imposición de su arquitectura— no me encuentro tan cómodo manejando este sistema debido a lo ajeada que, al menos a mí, me queda la pantalla. En este caso, hubiera agradecido un sistema mixto que mantuviera un control auxiliar, aunque bien es cierto que MMI Touch también esconde comandos de órdenes vocales con reconocimiento de lenguaje natural, en el caso de su versión pata negra, el MMi Navigation Plus, con inteligencia artificial en la nube, como el nuevo MBUX de Mercedes. Para los mapas del sistema navegación opcional, hay que destacar que las rutas está mejor planificadas que antes y calculan trayectos teniendo en cuanta el tráfico en el momento real. Audi ofrece cuatro actualizaciones gratuitas de la base de datos almacenada en el coche.

Lo que sí te reconozco que la pantalla de 10,1 pulgadas con una resolución de 1.540 x 720 píxeles se ve de cine independientemente de por dónde incida la luz, y tanto el control táctil como su respuesta a movimientos como deslizamiento por gestos con varios dedos —como cualquier Smartphone moderno— funcionan igual de bien que tu teléfono móvil con el que interactúas de igual manera. Además, MMI Touch no se queda en una enorme pantalla común a todas las versiones y acabados, sino que esconde muchas más funcionalidades como veremos más adelante. Por su parte, el Audi A4 ofrece tres posibles tipos de instrumentación, dos parcialmente digitales y una totalmente digital basada en la ya conocida Virtual Cockpit de 12,3 pulgadas y resolución de 1.920 x 720 píxeles, ahora con nuevo diseño y posibilidades de customización.

Probamos el nuevo A4 2019; 19 claves para conocer sus secretos

¿Moda o necesidad? Nuevas aplicaciones para configurar y compartir el Audi A4 2019

Como te decía, no es sólo un nuevo entorno físico, la conectividad en el nuevo Audi A4 alcanza una nueva dimensión. Por ejemplo, usando la aplicación myAudi el A4 puede almacenar hasta 14 perfiles diferentes de conductor y hasta 400 parámetros de uso. Audi Connect Key es una funcionalidad más que asocia usuario y automóvil a través del Smartphone vía NFC, aunque, eso sí, sólo está disponible por el momento para Android. Esta aplicación permite proporcionar hasta 5 códigos diferentes para que los conductores con los que quieras compartir tu A4 puedan abrir o cerrar el coche con su móvil.

Lo quiero, no lo quiero. Nuevas funciones “on demand” con permanencia variable

Son varias las razones que explican el por qué se ha unificado la pantalla del MMI Touch para todas las versiones, de tal modo que hasta el coche más básico cuenta con el mismo soporte físico que el más completo de la gama A4, y una de las razones es que ha llegado la era del coche actualizable. En el caso del A4, y siempre a través de la aplicación MyAudi, son dos los elementos que puedes incorporar incluso después de que haya pasado tiempo de haber adquirido el coche. Se trata de la radio digital DAB+ y el sistema de navegación más completo, el MMI Navigation Plus. Además, el cliente dispone de una fase de descarga y prueba gratuita hasta comprobar si le convence la opción antes de adquirirla. Y ésta se puede comprar, además, por periodos de un mes, un año o de forma permanente. En España, esta opción estará activa poco después de que el Audi A4 se ponga a la venta.

La seguridad del nuevo Audi A4 2019. Un valor seguro

Tres paquetes engloban los asistentes de seguridad y ayudas a la conducción principales del Audi A4 2019, modelo que parte con un nivel destacable de serie, incluyendo elementos como el Audi Sense City —reconocimientos de vehículos obstáculo o peatones avisando mediante una alerta sonora; funciona en un rango de 10 a 85 km/h— o asistente de frenada multicolisión. Las opciones se agrupan en tres paquetes: Tour, City y Park. El primero, Tour, incluye control de crucero adaptivo con función Stop&go —sigue al coche que le precede respetando los límites genéricos de la vía, para y arranca automáticamente—; ligada al asistente Traffic Jam Assist, el dispositivo controlaría también la dirección hasta 65 km/h. Lane Assist se guía, a través de las cámaras, para mantener el coche en los límite del carril —funciona a partir de 65 km/h—. El asistente de giro, el de anticolisión, el cambio automático de cortas a largas, sistema pres Sense Front —advertencia por riesgo de alcance y aumento de la fuerza de frenado—, reconocimiento de señales de tráfico y sistema predictivo de eficiencias están también incluidos en este paquete.

Publicidad

El paquete City genera una perímetro alrededor del coche y de él dependen sistemas como el cambio de carril, alerta de salida de vía o de tráfico cruzado, sistemas que se basan en los radares de medio alcance que el incorpora el Audi A4. Por su parte, el paquete Park ofrece visión periférica gracias a cámaras de 360 grados y posibilidad de aparcar de forma automática, eso sí, siempre con apoyo del conductor.

Probamos el nuevo A4 2019; 19 claves para conocer sus secretos

Audi S4 2019. Una buena noticia… Y una mala

Primero la buena. El Audi A4 S4 sigue en la gama y estrena motor, pero es Diésel. Y no, esa no es la mala noticia: todos los S de las gamas medias y grandes de Audi usarán este mismo motor con mínimas modificaciones entre ellos, así que, todos a una. El motor en cuestión tiene miga, y aunque te hemos hablado de él, quería recordarte que incorpora tecnología de 48 voltios gracias a una segunda red con su propia batería de iones de litio ubicada en el maletero. Gracias a ello, es posible utilizar un compresor eléctrico para proporcionar buen par a bajas vueltas, y dejar que el turbocompresor se encargue del soplado a medio y alto régimen. Las cifras de este 3.0 V6 son espectaculares: 347 CV, 700 Nm de par entre 2.500 y 3.100 rpm, 250 km/h de velocidad máxima limitada, 0 a 100 km/h en sólo 4,8 segundos y un consumo medio de sólo 6,9 l/100 km para la berlina y de 7 l/100 km para el Avant.

Este Audi S4 esconde, también, lo mejor de la gama bajo su piel: la tracción total permanente Quattro, autoblocante deportivo opcional para el eje posterior, suspensión específica rebajada y adaptativa opcional —también con ajustes diferentes—, cambio automático de 8 marchas de convertidor de par, frenos de mayor tamaño. Aunque discreto, lo identificarás fácilmente, porque su estética rebosa fuerza y elegancia pero, ¿y cómo se comporta? ¿Y cómo va el motor?

La primero, fácil: lo que más me asombra es la facilidad con la que puedes conducirlo muy, muy deprisa y, sobre todo, el confort que ofrece para la efectividad que tiene. Cuanto más corres y más haces “girar” al coche a base de gas aprovechando que la versión probada contaba con el autoblocante trasero deportivo, más ágil y ligero sientes este A4, que en cualquiera de sus dos carrocerías ofrece un tacto de conducción verdaderamente exquisito. Del motor. Impresionante, pero no me acabad de convencer, al menos en el S4. Acabo de bajarme de un S6 con este mismo motor, mucho más pesado, y la mayor capacidad de giro que ofrece el compresor eléctrico del S6 repercute en una mayor elasticidad y agrado de uso. Y es que, en el caso del S4, se me antoja demasiado perezoso hasta que alcanza las 2.000, momento en el que la fuerza rebosa a raudales, de modo que su entrega de fuerza es muy de tipo “tobogán”. ¿Se puede ir rápido? Sí. ¿Se puede ir rápido gastando una cantidad de consumo irrisoria para la prestación que ofrece? Si. ¿Te seguirás acordando del anterior motor de gasolina? Sí.** Y ahora llega la mala noticia. El 3.0 TFSi de 354 CV continua en la gama como S4 y S4 Avant, pero no se venderá en nuestro mercado**.

Mild Hybrid: ¡Cuidado! Todos los motores son ECO, menos uno

Si buscas las ventajas de la etiqueta Eco y quieres una berlina, el Audi A4 es tu coche, pero ojo, no vaya a ser que des en la diana y te lleves la única variante que no cuenta con sistema Mild Hybrid y, por tanto, no es un Audo A4 Eco, aunque sí tenga un rendimiento impresionante. Se trata del 40 TDi, versión que esconde el 2.0 TDi de 190 CV, motor de gran éxito en anteriores generaciones, aunque ya sabes, el gasóleo parece ser que está a la baja en ventas. Ya veremos porque Audi sí sigue confiando ciegamente en esta tecnología: sus otras dos versiones sí son Mild Hybrid, como los son todos los gasolina de la gama. En este caso, Audi no emplea la tecnología de 48 voltios, sino un sistema de 12V con una segunda batería, también de iones de litio, pero, más o menos, de la mitad de tamaño que emplea el sistema de 48 voltios. Donde muchos pueden ver desventajas respecto a estandarizados sistemas de 48 voltios en otros competidores o modelos con este tecnologípa, yo quiero ver ventajas: funcionamiento impecable del Stop&Start, posibilidad de avance por inercia entre 55 y 160 km/h, capacidad de ahorro de combustible de 0,3 l/100 km, menos coste para el fabricante —sí o sí, repercute en el precio final— y, en caso de un eventual reemplazo de la batería de la segunda red, constaría infinitamente menos que en la batería de 48 voltios. Además de la mayor eficiencia de los motores de la nueva gama, otra de las principales ventajas que yo aprecia del Mild Hibrid es que el funcionamiento es mucho más suave y refinado.

Probamos el nuevo A4 2019; 19 claves para conocer sus secretos

Audi A4 30 TDi. 136 CV y desde 5,1 l/100 km. Rodador nato

Mismo bloque de 1.968 cm3 para las tres versiones y sendos niveles de potencia que ofrece el A4 en Diesel —sin contemplar el nuevo S4—, partiendo de este nuevo escalón de 136 CV. Esta versión, junto con la de 163 CV, ofrece una serie de evoluciones técnicas respecto al pasado, además del sistema de hibridación suave. Es nuevo el cárter de aluminio en lugar de acero —20 kilos menos—, cuenta con gestión térmica mejorada y sistema de inyección common-rail con presión aumentada a 2.200 bares. Los pistones de acero y el nuevo cigüeñal, ahora más ligero, completan el resto de mejoras. Este nivel de acceso aún no lo hemos podido conducir, pero por sus cifras, parece un motor prometedor para quien busque un coche cómodo para viajar y prime el coste de uso —no es el A4 TDi más eficiente— y adquisición. Sólo se ofrecerá con cambio doble embrague de siete relaciones. Es un motor que ofrece 320 Nm de par de 1.500 rpm, promete un consumo medio de 5,1 l/100 km en ciclo WLTP (modelo berlina), una aceleración de 0 a 100 km/h de 9,5 segundos y 214 km/h de velocidad máxima. Un rodador nato con un precio estimado ligeramente por debajo de los 40.000 euros.

Publicidad

¡Probado! Audi A4 35 TDi 1 163 CV, por 42.460 euros

Con la misma base que el 30 TDi, un paso por encima en rendimiento y seguro que también respuesta. Lo he probado en carrocería Avant, y bien por las mejoras efectuadas en el chasis, bien por las evoluciones que se han acometido en el motor, esta versión es mucho más fina, elástica y agradable que antes. Pero tiene** también buen carácter** gracias a una más que moderada pegada a medio régimen que te recuerda que estás conduciendo un Diesel. Sólo se ofrece en tracción delantera, siempre con cambio S-Tronic de 7 relaciones y está disponible en versiones Advanced y S-Line. Si sus 163 CV son una cifra más que notable de potencia, más lo son los 380 Nm de par. Anuncia un consumo medio desde 4,9 l/100 km, un 0 a 100 km/h en 8,2 segundos y una velocidad máxima de 228 km/h, valores correspondientes a la berlina. Habida cuenta de que el motor superior no es ECO, creo que es, sin duda, el Diesel más ventajoso de la gama salvo que quieras tracción Quattro.

¡Probado! Audi 40 TDi 190 CV. Siempre Quattro y S-Tronic, pero no ECO

Con sus 190 CV y 400 Nm de par, ofrece una prestaciones muy deportivas: 241 km/h y 0 a 100 km/h en 7,7 segundos, pero sus consumo medio sube a 5,7 100 km. Lo he probado en un Audi A4 Avant y las diferencias respecto al 35 TDi vendrían marcadas en mi caso más por la necesidad de la tracción total —distintivo ECO al margen— que por la superior capacidad prestacional, que si bien es mayor en condiciones “de medición” según anuncia el fabricante, no lo parece tanto en condiciones de utilización real. Más peso, más fricciones —no emplea la tracción total Ultra, sino la convencijonal—. Tengo la sensación de que responde con menos espontaneidad a bajo régimen que el 35 TDi, aunque a favor de ambos hay que decir que son motores muy refinados.

Probamos el nuevo A4 2019; 19 claves para conocer sus secretos

Audi A4 35 TFSi. 150 CV de gasolina, por 40.660 euros

Al igual que ocurre con lo TDi, el mismo bloque 1.984 cm3 se desdobla en tres alternativas posibles, las dos menos potentes —esta de 150 CV y la de 190 CV— diferenciadas de la de 245 CV al utilizar un segundo colector de admisión así como un proceso de combustión de ciclo B —una variante de Miller—, caracterizado por una carrera de compresión más corta y una de explosión más larga. Ambos motores tienen, además, filtro de partículas. El 35 TFSi aún no ha caído en nuestras manos. Se ofrece exclusivamente en versiones de tracción delantera y es la única versión de la gama con cambio manual. Anuncia un par máximo de 270 Nm a sólo 1.350 rpm, más bajo que cualquier otro Diesel de la gama, y promete un consumo medio WLTP —en carrocería berlina— desde 6,5 l/100 km, una aceleración de 0a 100 km/h en 8,9 segundos y 2258 km/h de velocidad máxima.

¡Probado! Audi 40 TFSi. Punto de equilibrio. 190 CV, desde 46.960 euros

Ha sido sobre una berlina donde hemos saboreado sus mieles. Confiesa la marca que el alternador reversible de correa, capaz de recuperar hasta 5 kW en fases de retención, desaceleración o frenada, no ayuda en momento de aceleración suave, pero parece contar con un ligero apoyo. Una vez más, los ingenieros de la marca lo niegan, así que esa brillante agilidad y suavidad deber ser debida al elevado par mecánico que ofrece este motor, como el 150 CV, también a regímenes muy bajos. Configura un A4 de brillante andar y prestación ya deportiva, además de hiper refinado. Tiene 320 Nm de par desde 1.450 rpm, su aceleración de 0 a 100 km/h es de 7,3 segundos, promete un consumo desde 6,5 l/100 km y una velocidad máxima de 241 km/h. Para mí, es “el motor” de la gama.

Publicidad

¡Probado! Audi A4 45 TFSi 245 CV. Eficiente y deportivo. 245 CV, desde 51.290 euros

En esta ocasión, he tenido oportunidad de probarlo en el Allroad, del cual destaco su equilibrio en cuanto a conducción, pero muy especialmente su confort de suspensión. Este motor son ya palabras mayores. Sólo se asocia al cambio automático S-Tronic de 7 relaciones y la tracción total Ultra de nueva generación, con posibilidad de desacoplar al cien por cien el tren posterior o acoplarlo en milisegundos de forma predictiva. Si bien, el peso extra acaba repercutiendo en el consumo, siendo casi un litro superior al 40 TFSi de tracción delantera. Eso sí, la diferencia en potencia se nota en capacidad de repuesta, siendo más espontáneo a cualquier régimen. Sus cifras, 370 Nm dee par, 250 km/h de velocidad máxima, 5,8 segundos en el 0-100 km/h y un consumo medio de 7,3 l/100 km WLTP sobre la berlina.

Y esto es todo… por ahora. Nuestra próxima parada será el Salón de Frankfurt, donde posiblemente la marca se reserva alguna que otra novedad relacionada con esta nueva gama y, para entonces, ya conozcamos la relación de precios al completo. Poco después, arrancaremos con pruebas a fondo de diferentes unidades. Os esperamos.

Publicidad

Galería relacionada

Al volante del nuevo Audi A4

También te puede interesar

Con el motor diésel de turismo más potente de Europa y un chasis con los más avanzados sistemas de control, el Audi SQ8 TDI resulta extremadamente prestacional y dinámico, como refinado y confortable.

La gran berlina de representación de Audi vuelve a deleitarnos con una combinación antagónica de elegancia y confort supremo, con elevadas prestaciones y una dinámica excepcional. Es la receta S.