Publicidad

Contacto: Porsche Macan, el 911 de los SUV

Íbamos a buscar respuesta al gran interrogante. ¿Será el nuevo Macan un verdadero Porsche? Tras probarlo por primera vez en carretera, circuito y pista 'off road', no deja dudas: sí, es un Porsche. Vale que su base es el Audi Q5, y vale que entra en un nuevo segmento para la marca, pero por calidad, confort, motores entre 258 y 400 CV, y ante todo, por dinamismo, el Porsche Macan establece una nueva referencia en el universo de SUV medios. A la venta en abril desde 63.150 euros.
Jordi Moral.

Twitter: @jordimoralp -

Contacto: Porsche Macan, el 911 de los SUV

La cita era en Leipzig, Alemania, en la fábrica donde Porsche ha triplicado personal y capacidad productiva para recibir la llegada del que esperan sea su modelo estrella en los próximos meses. ¿Otra variante del Porsche 911? ¿Un roadster? ¿Un coupé de lujo ultradeportivo? ¿El nuevo 918 Spyder? No, hora de nuevo de un SUV, pero no de una nueva generación del Porsche Cayenne que marque listón por arriba. Esta vez se trata de cubrir un segmento más modesto, el medio, donde BMW X3, Mercedes GLK y Audi Q5 compiten como modelos de lujo. Y, precisamente, el nuevo Macan, como han decidido llamarlo en Porsche, toma su arquitectura del propio Audi Q5. Así que, primero, tocaba justificarse. “Sí, es su base, pero 2/3 partes del Macan son de nuevo desarrollo o están adaptadas a las exigencias de Porsche. Es el vehículo apropiado, en el momento apropiado”, nos explican sus responsables. El resto, llave en mano y a convencernos ya al volante.

 

Porsche MacanCon 4,68 metros de largo, 1,92 de ancho y 1,62 de alto, el nuevo Porsche Macan tiene proporciones muy atléticas, más largo y, ante todo, ancho y bajo que un Audi Q5 o un BMW X3. Y su imagen es ya toda una declaración de intenciones. Lo ves y te vienen trazos del 911 a la cabeza, formas muy agresivas y faros Made in Porsche, un aire muy deportivo. “Y entra”, me invita uno de sus responsables, “ya no podréis decir otra vez en un Porsche aquello de plazas traseras y maletero testimoniales”. En efecto, aunque con techo panorámico la altura detrás es algo justa, sin él tiene una habitabilidad razonable, siempre con 4 plazas reales, claro, pero incluso con un maletero que, gracias a un gran cajón oculto, cubica hasta 500 litros de carga. Desde luego, sin ser amplísimo sí parece práctico, pero no nos desviemos. Es un Porsche, hay que conducir.

 

¿Un SUV?

Me siento, y primera sorpresa. Diseño de inspiración muy Panamera, gran calidad de acabado Porsche, volante de 918 Spyder… y postura de conducción muy baja. “No sólo 7 cm menor que la del Cayenne, sino hasta 3 por debajo del Q5”, me recalcan. Me gusta. Hora de arrancar, con llave cómo no a la izquierda, y de empezar por la base, por su motor de acceso. Todos son V6, todos llegan en exclusiva con la caja automática PDK de 7 velocidades con modo de navegación a vela, y todos son muy buenos. Nos subimos así primero al Porsche Macan S Diesel, el único de gasóleo. Se trata del mismo 3.0 TDi del Q5, y del actual Cayenne, pero con una inyección y una electrónica muy mejorada que eleva su potencia de los 245 a los 258 CV actuales. Con mucho par y una respuesta muy inmediata, mueve de maravilla a un Macan que no es, precisamente, un peso ligero, pues con todo su arsenal de tecnología roza aquí con conductor las 2 toneladas de un peso que, eso sí, se diluyen por completo en carretera. Tecnología tomada básicamente del Porsche 911 y que, para empezar, incluye obviamente tracción integral de serie.

 

El sistema, llamado Porsche Traction Management, consta de un embrague multidisco electrónico que, aunque siempre con un claro carácter de propulsión, es capaz en caso de necesidad de pasar hasta el 100% de par al eje delantero sin desacoplar nunca el posterior. Junto a su tracción suma además tres posibles variantes de chasis: suspensión tradicional de acero de serie en los Macan S gasolina y Diesel (eso sí, con muchos componentes, igual que puertas o capó, en aluminio); esa misma suspensión, pero con amortiguación electrónica (sistema PASM) de serie en el Macan Turbo para reducir los movimientos de carrocería; y un chasis superior opcional en todos los modelos, con suspensión neumática (es el primer SUV del segmento que la ofrece) y capaz de rebajar la altura 15 mm más.

 

Esta última variante de suspensión neumática es la que he podido probar en carretera, y qué bien le sienta al Macan. Extraordinariamente aislado y muy cómodo en la rodadura, lo sientes siempre al volante un SUV medio superior, y no digamos ya en carretera cuando llegan las primeras curvas. Dirección muy directa (por cierto, de herencia 911 y ya eléctrica y no hidráulica como el Cayenne), tren trasero controlable pero también muy activo, apoyos muy planos, cambios muy rápidos de marcha y con levas para la selección manual… Casi parece un compacto, y de los buenos. Si el Diesel nos convence, hora de mirar los gasolina.

 

Aquí, el Porsche Macan ofrece otros dos V6, en este caso biturbo, con completa distribución variable VarioCam Plus de Porsche, deportiva lubricación por cárter seco (que permite rebajar su centro de gravedad) y estirada hasta 7.000 rpm de corte. La inferior de la variante S, de 3,0 litros y 340 CV, me parece ya soberbia, tanto en su respuesta como en el sonido que provoca, demostrando en carretera estar muy poco alejada de la variante superior que viste ya al Macan Turbo, en este caso con 3,6 litros y 400 CV que, tras probar el Macan S, no parecen impresionar tanto. Pero, claro, para el veredicto final hay que entrar en circuito.

 

Porsche MacanSUV de carreras…

Tras el gran sabor de boca que nos deja el Porsche Macan en carretera, Porsche nos lleva esta vez a su pista de pruebas. Cierto que juega en casa, pero el de Leipzig no es un circuito cualquiera: con homologación FIA, cuenta con réplicas de las curvas más famosas del mundo. Allí pasarás por su particular “sacacorchos” de Laguna Seca, por Loews de Montecarlo, por la parabólica de Monza o la chicane Bus Stop de Spa. Y el Porsche Macan, de nuevo, impresiona.

 

Como si de un superdeportivo se tratara, de nuevo nuestros Porsche Macan llevan mucha tecnología. Y mucha del 911. A la tecla Sport siempre de serie, añade en opción paquete Sport Chrono con tecla adicional Sport Plus para una respuesta general aún más deportiva y función Launch Control, además de la posibilidad de montar también el sistema Porsche Torque Vectoring Plus, que distribuye de forma variable el par entre las ruedas traseras e incluye bloqueo transversal del mismo eje. Intervenciones selectivas de freno para, junto a unos neumáticos siempre de perfil mixto en todos los Porsche Macan (de serie en los S 235/60 R18 delante y 255/55 R18 detrás, y en los Turbo 235/55 R19 delante y 255/50 R19 detrás) asegurar una agilidad y una estabilidad increíbles para tratarse de un SUV. Ver para creer con qué inmediatez gestiona los fuertes cambios de apoyo.

 

Y aquí, sí: el Porsche Macan Turbo luce galones ante el S gasolina. Sus casi 10 mkg de par máximo extra (56,1 del Turbo por 46,9 mkg del S), sumados a sus 60 CV más y a unos frenos sobredimensionados (discos de 360 mm delante y 356 detrás, frente a los 350 y 330, respectivamente, de las variantes S) son definitivos en pista. Sale más rápido en curva y no se fatiga tanto, aunque en opción todos cuentan con frenos carbo-cerámicos para convertir ya al Macan en un verdadero deportivo… que conducirás eso sí algo más alto.

 

Porsche Macan… Y SUV de campo

Confirmadas sus grandes expectativas en unas pocas vueltas en circuito, faltaba un último apunte: su versatilidad como SUV. Y, también aquí, Porsche nos preparaba otra sorpresa: 6 km de pista off road, con pendientes del 80% de desnivel, cruce de puentes y otros ejercicios extremos. Y, claro, más tecnología.

 

Hora esta vez de activar el modo de serie Off Road (por tecla y a una velocidad de entre 0 y 80 km/h), que adapta revoluciones del motor y velocidad del cambio para mejorar la tracción, además de asegurar una respuesta más rápida del reparto de par como 4x4 al eje delantero. Por supuesto, la suspensión neumática opcional es capaz de aumentar también la distancia al suelo unos 40 mm, para ofrecer ya una gran altura libre de 23 cm, mejor que muchos verdaderos todo terreno. Otra tecla en la consola activa el control de descenso, regulable entre 3 y 30 km/h.

 

Tras los percances habituales, como algún ligero toque de bajos en superficie muy escarpada, el Porsche Macan concluye el circuito con nota alta y gran trabajo de electrónica… por cierto tomada del Porsche Cayenne. Desde luego, demuestra pasar por donde nunca pisará ni un 1% de sus futuros clientes. Pero ahí está el hecho.

 

Ahora sí, los responsables de Porsche nos despiden con la misma sonrisa en la boca que nos llevamos nosotros. “¿Era o no era un Porsche?”, concluyen. No respondemos, pero, sin duda, lo es. En nuestro primer contacto nos ha demostrado que eleva la categoría de SUV a una nueva dimensión dinámica, que terminaremos de confirmar cuando en abril lo tengamos ya como coche de pruebas. Toca abandonar los circuitos de Leipzig, ahora ya tristes.  

 

Precios

Porsche Macan S: 68.175 euros.

Porsche Macan S Diesel: 65.664 euros

Porsche Macan S Diesel (neumáticos todo tiempo): 63.153 euros.

Porsche Macan Turbo: 93.102 euros.

 

Nuestra opinión

Imagen, dinamismo, prestaciones, versatilidad, espacio razonable e incluso ajustados consumos en la versión S Diesel. El Porsche Macan lo tiene prácticamente todo como SUV medio de gran lujo. También, cómo no, el precio, pero echa un vistazo y puedes sorprenderte: cuesta a igualdad de potencia unos 4.000 € más que el Q5, y no llega a 5.000 € más respecto a un Q3 RS más pequeño y menos potente. Hablamos de un Porsche, así que no está mal.

 

FICHAS TÉCNICAS

S

S Diesel

Turbo

 Motor

6 en V

6 en V

6 en V

Cilindrada

2.997 cm3

2.967 cm3

3.604 cm3

Alimentación

Inyección directa, dos turbos.

Inyección Diesel directa por conducto común, turbo e intercooler.

Inyección directa, dos turbos.

Potencia máxima

340 CV entre 5.500 y 6.500 rpm

258 CV entre 4.000 y  4.250 rpm

400 CV a

6.000 rpm

Par máximo

46,9 mkg entre 1.450 y 5.000 rpm

59,2 mkg entre 1.750 y 2.500 rpm

56,1 mkg entre 1.350 y 4.500 rpm

Velocidad máxima

254 km/h

230 km/h

266 km/h

Aceleración 0-100 km/h

5,2 s

6,1 s

4,6 s

Transmisión

Tracción integral, cambio automático PDK de 7 relaciones

Tracción integral, cambio automático PDK de 7 relaciones

Tracción integral, cambio automático PDK de 7 relaciones

Dimensiones exteriores (largoxanchoxalto)

468x192x162 cm

468x192x162 cm

470x192x162 cm

Batalla y vías del./tras.

281 y 166/165 cm

281 y 166/165 cm

281 y 166/165 cm

Peso

1.865 kg

1.880 kg

1.925 kg

Volumen de maletero

500 l

500 l

500 l

Consumo urbano/extraurbano/mixto

11,3/7,3/8,7 l/100 km

6,7/5,7/6,1 l/100 km

11,5/7,5/8,9 l/100 km

Emisiones CO2

204 g/km

159 g/km

208 g/km

Galería relacionada

Porsche Macan, el SUV deportivo

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.