Publicidad

Porsche 911 Carrera Cabrio, abierto a la era turbo

El Porsche 911 Carrera Cabrio estrena las novedades de la generación 991 mkII. Con ajustes de chasis y un nuevo motor bóxer biturbo hoy, simplemente, vuela.
Jordi Moral.

Twitter: @jordimoralp -

Porsche 911 Carrera Cabrio, abierto a la era turbo

Menudo homenaje que nos hemos dado con Porsche en un entorno tan idílico como el de las Islas Canarias. A casi 30 grados de temperatura, rodeados de lava volcánica en el revirado Parque Nacional del Teide y siempre con el mar de fondo, el ambiente estaba caliente, caliente. No es para menos si por sus carreteras, e incluso por un pequeño tramo de rallies cerrado al tráfico, te dejan probar todas sus últimas novedades: empezando por el nuevo Porsche 911 Carrera S, el deportivo de deportivos; y siguiendo por el nuevo Porsche Macan GTS, el SUV más ágil del momento. Claro que, en pleno mes de noviembre y antes de despegar de nuevo hacia la Península, no podíamos dejar escapar otra fantástica oportunidad: ponernos a los mandos de su, también actualizada, variante descapotable Porsche 911 Cabrio, esta vez en su versión Carrera de base.

Porsche 911 CabrioInconfundible el Porsche 911 Carrera Cabrio como siempre por su estética, a pesar de ofrecer hoy ópticas ligeramente rediseñadas y nuevas llantas de 5 radios dobles, es sin embargo su capó posterior con nuevas láminas verticales el que genera ahora la controversia. Quizá no tanto por su diseño, pero sí por la función por la que nacen: asegurar la entrada de aire y la perfecta refrigeración de su nuevo motor sobrealimentado. Sí, como lo oyes. Cincuenta años después, los Porsche 911 Carrera ponen fin a sus tradicionales motores bóxer atmosféricos para dar paso a su mayor revolución desde que hace ya casi 20 años abandonaran la refrigeración por aire. Hora pues de abrir la avanzadísima capota de lona con brazos de aluminio y paneles internos de magnesio (hasta 50 km/h puedes realizar la operación de apertura y cierre en sólo unos 13 segundos), y ver de qué es hoy capaz este renovado descapotable. 

Porsche 911 Carrera Cabrio: con dos turbos

Para empezar, te diré que técnicamente los nuevos motores sobrealimentados del Porsche 911 Carrera son un prodigio. De inyección directa (ahora con nuevos inyectores centrales que introducen el carburante a una presión de 250 bares, muy alta en coches de serie), cuenta con cárter de aceite de plástico y lubricación mixta, pero, sobre todo, con dos nuevos turbocompresores de BorgWarner (ambos de geometría fija, a diferencia del todavía actual Porsche 911 Turbo), con presión de sobrealimentación de hasta 1,1 bares y válvulas de descarga de accionamiento mecánico. Como ves, un 6 cilindros bóxer completamente nuevo y con mucho mejor rendimiento específico: hoy recorta a 3,0 litros su cilindrada, pero gana siempre 20 CV y casi un 15 por ciento más de par máximo, prometiendo un consumo de combustible hasta 1 l/100 km menor. Parte de una homologación de sólo 7,5 l/100 km.                                 

Aunque el peso del motor se ha rebajado, con la incorporación de los intercooler y sus canalizaciones el Porsche 911 Carrera Cabrio es hoy entre 20 y 30 kg en total más pesado. Poco importa, con su mayor potencia ofrece hoy incluso la mejor relación peso/potencia de su historia: desde 3,6 kg/CV. Así que, lo arrancamos como siempre con la mano izquierda, y a volar. ¿Sacrilegio? 

Porsche 911 CabrioEsta vez sin los 420 CV de un Carrera S que incluye compresores modificados, escape específico y diferentes gestión electrónica, pero partiendo ya de enormes 370 CV, el nuevo Porsche 911 Carrera Cabrio es una verdadera delicia. Disponible también para los más puristas con su distintivo cambio manual de 7 marchas, es sin embargo con su automático PDK, también de 7 velocidades y en combinación al paquete Sport Chrono, cuando te lleva al delirio. Es verdad que su entrega es hoy más poderosa e instantánea al acelerador (mejora en 6 décimas un 0 a 100 km/h plasmado hoy en sólo 4,4 segundos), pero sigue siendo maravillosamente lineal, casi tan progresivo y dosificable como antes a pesar de contar claramente con un medio régimen más lleno. Y es elástico, vaya si lo es. Si las 7.200 vueltas de corte del actual 911 Turbo (o las 7.000 tan anunciadas por el nuevo Honda Civic Type R) parecían extraordinarias, e inusuales en motores sobrealimentados, el nuevo Porsche 911 Carrera Cabrio las supera hoy. Trallazo incluido, corta a nada menos que 7.500 rpm

Puede quizá que el cuerpo esta vez no te pida llevar ya a estos nuevos Porsche 911 biturbo tan arriba… y que cambiando a unas 5.000 rpm (cuando acaba ahora su larguísimo par máximo) obtendrás seguro mayor velocidad y eficacia. Que es muchísima. Pero ahí están en cualquier caso y son aprovechables. Eso sí, aunque mejora en prácticamente todos sus apartados, los cambios siempre conllevan cambios y no esperes por tanto esta vez el sonido enlatado tan característico siempre en los 911. Más apreciable aún descapotados, el silbido que hoy percibes ya a sólo 1.500 rpm no ocultan nunca que al 911 le llegó también la era del turbo. 

Manos de nuevo a su también rediseñado volante y subamos un escalón más. Adoptado hoy del Porsche 918 Spyder, los nuevos 911 Carrera incluyen ahora un “manettino” para cambiar parámetros como la suspensión, los soportes dinámicos del motor, el funcionamiento de cambio o el sonido de escape entre modos Normal, Sport, Sport+ e Individual. Pero, sobre todo, incluyen un nuevo botón central denominado Sport Response Button que le permiten ofrecer un rendimiento extra y máximo durante 20 segundos que podrás ver, cuenta atrás, en la instrumentación. No hay duda: este Porsche 911 Carrera Cabrio es adictivo. Agarraos… que, ahora sí, llegan curvas. 

Porsche 911 Carrera Cabrio: dinámica

Por tanto, más rápido y eficiente, ¿podía ser posible que además Porsche hubiera mejorado también su comportamiento? Primeras enlazadas… y este 911 es demasiado 911. Si el primer 991 ya introdujo el mayor salto tecnológico en su historia, este mkII hoy lo corona. Y eso que estamos en un Porsche 911 Carrera que, desgraciadamente, no puede montar el nuevo eje trasero direccional exclusivo en opción para los Carrera S (y estrenado antes en los Porsche 911 Turbo y GT3), con los que sí sentimos que gana aún mayor agilidad. Sin embargo, a pesar de no contar tampoco con cambio de plataforma, hay bastante novedad. 

Porsche 911 CabrioPor primera vez, todos los Porsche 911 Carrera Cabrio montan de serie chasis activo PASM con altura además rebajada 10 milímetros para obtener menor centro de gravedad, que pueden ser incluso 20 mm menos si optas al opcional chasis Sport. También ajusta resortes y estabilizadoras, ofrece un nuevo modo PSM Sport de una electrónica que garantiza un mayor deslizamiento controlado y una nueva generación de amortiguadores Bilstein de dureza variable con curva de rendimiento ampliada, según responsables de Porsche, para ofrecer mayor confort. Por supuesto, la frenada está siempre garantizada, esta vez con discos hasta 20 mm más anchos que, como en su aceleración, te clavan al baquet. 

También acompañado hoy de nuevos sistemas de aerodinámica activa tomados, de nuevo, del 918 Spyder (como láminas frontales en la parte inferior del paragolpes delantero que se abren o cierran en función a la velocidad para garantizar una menor resistencia a la rodadura o una mejor refrigeración), este Porsche 911 Carrera Cabrio es un descapotable descomunal. Aunque, obviamente, algo menos ágil que la versión Coupé fruto de su menor rigidez estructural y de una suspensión delantera algo menos firme, resulta extremadamente preciso, rapidísimo siempre y con un tacto directo e informativo que le hacen seguir siendo único como súper deportivo. Una verdadera máquina de sensaciones al aire libre. 

Porsche 911 Carrera Cabrio: más novedades

Agilidad, pero también mucho agrado de uso siempre en un descapotable  que hoy, además, estrena nuevo sistema opcional de elevación hidráulica por botón del tren delantero: muy práctico, permite elevar el morro hasta 4 centímetros en sólo 5 segundos para atacar badenes o rampas de garaje sin dejarte los bajos y a velocidades inferiores a 30 km/h. Un Porsche 911 Carrera Cabrio más tecnológico… como observamos en su interior. 

Sí, porque en la actualización no podía faltar tampoco una puesta al día total en conectividad. Los nuevos Porsche 911 Carrera equipan ahora el nuevo sistema multimedia PCM con pantalla táctil capacitiva de 7 pulgadas, conexión a Internet e interfaz similar a un teléfono móvil. Incluso incluye hoy las aplicaciones Porsche Car Connect y Connect App para manejar por control remoto determinadas funciones y consultas. Como ves, un Porsche 911 Carrera más completo que nunca. Claro que, si aun así, sigues añorando los 911 atmosféricos, tranquilo: aunque ya es cuestión de tiempo que llegue incluso a los GT3, Porsche se reservará siempre alguna edición para coleccionistas. La próxima, un aligerado Porsche 911 R atmosférico con cambio manual que lanzará en 2016. Larga vida al rey. 

 

Precios Porsche 911 Carrera Cabrio

Porsche 911 Carrera Cabriolet: 122.036 euros

Porsche 911 Carrera S Cabriolet: 143.857 euros

 

 

Ficha técnica

Porsche 911 Carrera Cabrio

MOTOR Y TRANSMISIÓN

 

Tipo y posición

6 cilindros enfrentados tipo bóxer, trasero longitudinal

Cilindrada y cotas

2.981 cm3 - 91 x 76,4 mm

Distribución

Doble árbol de levas en cada culata. 4 válvulas por cilindro

Alimentación

Inyección directa, doble turbocompresor e intercambiador térmico

Compresión

10,0:1

Potencia máxima

370 CV CEE a 6.500 rpm

Par máximo

45,9  mkg CEE entre 1.700 y 5.000 rpm

Transmisión

Propulsión trasera. Cambio automático de doble embrague PDK de 7 velocidades

BASTIDOR Y CARROCERÍA

 

Suspensión delantera

McPherson con triángulo inferior

Suspensión trasera

Multibrazo 

Frenos delanteros

Disco ventilado de 330 mm

Frenos traseros

Disco ventilados de 330 mm

Dirección

De cremallera, con asistencia eléctrica

Neumáticos

235/40 ZR19 delante y 295/35 ZR19 detrás

Coeficiente Cx

0,30

Largo x ancho x alto

450 x 181 x 130 cm

Batalla y vías del./tras.

245 y 154/152 cm

Peso oficial

1.520 kg

Depósito de combustible

64 litros

Maletero

145 litros

RENDIMIENTOS OFICIALES

 

Velocidad máxima

290 km/h

Acel. 0-100 km/h

4,4 s

Consumo urbano/extraurbano/mixto

9,9 / 6,2 / 7,5 l/100 km

Emisiones CO2

172 g/km

 

 También te puede interesar 

Porsche Macan 2016 

Consumos reales de Porsche 

Toda la gama Porsche

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.