Publicidad

Peugeot 3008: probamos su sistema Advanced Grip Control

La asistencia a la conducción evoluciona. El nuevo Peugeot 3008, con sistema Advanced Grip Control, añade controles de tracción y de descenso inteligentes para garantizar un agarre total. Lo probamos en nieve.
Rafa Guitart.

Twitter: @autopista_es -

Peugeot 3008: probamos su sistema Advanced Grip Control

Increíble cómo funciona el sistema de tracción Advanced Grip Control sobre el nuevo Peugeot 3008. Lo hemos podido probar estos días en la estación de esquí de Val-D’Isere, situada en pleno corazón de Los Alpes, y hemos comprobado cómo, asociado también a unos neumáticos de invierno, resulta sin duda definitivo para asegurar una buena tracción sobre todo tipo de firmes deslizantes, como placas de hielo o nieve.

La aplicación de sistemas electrónicos en el automóvil parece no tener límites. Peugeot ha patentado así ahora un sistema de control de tracción de última generación que añade nuevas funcionalidades, proporcionando mayor capacidad tractora sobre superficies con baja adherencia, como nieve, arena o barro. Un selector giratorio de cinco posiciones permite elegir la configuración que mejor se adapta a las condiciones del terreno por el que circulamos, mientras que el nuevo sistema de asistencia de control de descenso permite reducir el riesgo de deslizamiento o pérdida de control del vehículo en fuertes pendientes, circulando tanto hacia adelante como marcha atrás.

El nuevo sistema Advanced Grip Control está ya disponible para las versiones del Peugeot 3008 (aquí puedes leer su prueba con todas nuestras mediciones) con caja manual y transmisión automática EAT6. Cuesta en total 700 euros e incluye control de estabilidad ESP con ASR, 5 programas y llantas de aleación con neumáticos M+S en medida 225/55 R18.

Un sistema muy sencillo de utilizar

Unos buenos neumáticos y un control de tracción de última hornada proporcionan pues una motricidad espectacular. Durante las pruebas tuvimos la ocasión de sentir la capacidad de tracción del Peugeot 3008 dotado del sistema Advanced Grip Control en diferentes escenarios: nieve, hielo y asfalto húmedo con neumáticos de invierno y mixtos, y los resultados fueron espectaculares. Incluso en algunos ejercicios se obtuvieron mejores resultados con este Peugeot 3008 en realidad de tracción delantera… que los logrados por un Peugeot 4008, con neumáticos convencionales y sistema de tracción integral.

Peugeot 3008 en nieveY es que el nuevo sistema de control de tracción no limita el régimen de giro del motor, sino que permite en el nuevo Peugeot 3008 un reparto de par adecuado a cada una de las ruedas delanteras, de forma que logra una mayor capacidad de tracción. En el caso del sistema de control de pendientes, el dispositivo permite su conexión por debajo de 70 km/h, pero no actúa hasta que la velocidad sea inferior a los 30 km/h. El sistema se adapta a la inclinación de la pendiente: entre 5 y 8% el sistema limita la velocidad a 17 km/h, mientras que por encima del 8% de inclinación la velocidad se puede regular entre 3 y 17 km/h, incluso en punto muerto.  En pendientes suaves, una vez que el vehículo comienza a descender se pueden liberar los pedales de acelerador y freno, ya que el sistema regula la velocidad. Si la caja de cambios tiene engranada la 1ª o la 2ª marcha, la velocidad del vehículo se reduce y el indicador HADC parpadea rápidamente. Con inclinación pronunciada puede activarse el sistema de control de descensos poniendo el vehículo en punto muerto y la velocidad se reduce hasta 3 km/h para aumentar la seguridad.

Los 5 modos del Peugeot 3008

Con el sistema Advanced Grip Control el conductor puede determinar en todo momento si permite que el Peugeot 3008 actúe de forma inteligente, a través del modo Normal, o si selecciona manualmente el modo que quiere emplear. El modo Normal está pensado para terrenos sin problemas de adherencia, mientras que el modo Nieve adapta de manera instantánea el control de tracción en cada rueda según lo exija la situación.

El modo Barro permite circular sin problemas por tierra o hierba húmeda, transfiriendo el máximo par posible a la rueda que más adherencia tenga. Funciona como un diferencial de deslizamiento limitado y se mantiene activo bajo 80 km/h. El modo Arena mantiene el deslizamiento simultáneo de las dos ruedas para permitir la progresión sobre suelo blando y limitar así el riesgo de quedar atrapado. Funciona hasta 120 km/h y por encima cambia a modo Normal. Por último, el modo ESP off permite desconectar en el Peugeot 3008 totalmente el ESP y el Grip Control, hasta 50 km/h, en caso de necesidad.

También te puede interesar:

Peugeot 3008 PureTech vs BlueHDi: ¿mejor Diesel o gasolina?

Peugeot 3008, 308 y 308 SW, ¿cuál es mejor?

Comparativa: Peugeot 3008 vs VW Tiguan

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.