Publicidad

Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport vs Renault Clio RS Trophy

¿Podrá el Renault Clio RS Trophy usurpar el reinado del Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport en la categoría de los utilitarios GTI más radicales? Veamos.
Daniel Cuadrado .

Twitter: @DanielCuadradoT. Fotos: Mikael Helsing. -

Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport vs Renault Clio RS Trophy

En tu sueño conduces un Peugeot 208 GTi by Peugeot Sport y el Renault Clio RS Trophy. Ahora imagina una tranquila y apacible carretera de montaña rodeada de vegetación. Los pájaros cantando, una suave brisa y el relajante sonido de la lluvia al caer. No sé cómo lo verás tú pero yo me estoy durmiendo. El paraíso es muy bonito para un rato y de tanta armonía te puedes llegar a cansar, por lo que hay que buscar una solución ¡Ya! Como te gusta conducir te he propuesto dos ideas radicales con las que combatir el aburrimiento y tanta paz: el 208 GTi by Peugeot Sport y el Clio RS Trophy, los dos coches que jamás se compraría Ned Flanders y con los que puedes dar rienda suelta a tu lado más salvaje. Tranquilo que no vas a estropear el paisaje, puesto que en cada curva o en cada recta sólo vas a estar un pequeño instante, tu paso va a ser fugaz.

El Peugeot 208 GTI by Peugeot Sport es una derivación de la versión limitada hecha para conmemorar el 30 aniversario del 205 GTI, a la que se le ha quitado el 30th de sus laterales y la placa numerada. Nuestro corazón pidió que este coche se denominase Rallye, como el mítico 205, pero al final se quedó en by Peugeot Sport, que también dice mucho. Mantiene así el motor de 208 caballos, que ahora también lo tiene el GTi normal, el diferencial autoblocante mecánico, la caja de cambios manual del RCZ R, la dura puesta a punto de suspensiones, el potente equipo de frenos y los detalles de acabado específicos. De momento este es el utilitario de calle más rápido que ha pasado por nuestras manos, al menos en lo que a efectividad en circuito se refiere.           

Con tan buenas referencias enfrente sólo podemos poner a alguien tan radical como él: el Renault Clio RS en versión Trophy. Las diferencias con un RS normal radican en la potencia y puesta a punto, además de los detalles de acabado. El motor tiene en teoría un 10 por ciento más de potencia gracias a un turbo más grande, nueva reprogramación de la centralita y retoques en los conductos de admisión para reducir las pérdidas de presión y, sobre todo, escape (que tiene que albergar al nuevo catalizador con el que cumple la EuroVI) que gana contrapresión. Dispone de una función overboost, que genera más par en momentos puntuales. La caja de cambios EDC reduce su velocidad de cambio en un 30 por ciento gracias a una nueva electrónica y, sobre todo, al rediseño de las levas, que acortan su carrera. Lleva el chasis 20 mm más bajo en la parte delantera y 10 mm en la trasera, amortiguadores más firmes en compresión y una dirección más directa, con nuevos piñón y cremallera que reducen la desmultiplicación de 14,5:1 a 13,2:1.

Técnica aparte, están los interiores y los detalles de acabado, que te recomiendo que te acerques al concesionario a ver si son de tu agrado, que yo me centro en contarte cómo van y cuál se acerca más a lo que buscas. Ambos te ofrecen unos asientos tan cómodos como deportivos. Hay muy buena postura de conducción, si bien el 208 esconde tras el volante parte de la información en función de cómo te sientes; aquí me gusta mucho más el Clio. Hay conectividad, un buen equipo de climatización y audio y el espacio interior es similar en ambos. En el Peugeot cuesta más entrar atrás porque es tres puertas y el respaldo delantero es ancho, no lo veo problemático pero sí más justo que en un 208 normal, mientras que el Clio es cinco puertas, más práctico pero estéticamente menos deportivo. Ninguno de los dos ofrece la posibilidad de la carrocería con el número de puertas de su rival.

Renault Clio RS vs Peugeot 208 GTIAdemás del tipo de carrocería, se diferencian en dos puntos clave: la caja de cambios y el diferencial. El Peugeot 208 GTI lleva un cambio manual y un autoblocante mecánico, mientras que en el Renault Clio RS Trophy el cambio es automatizado de doble embrague pilotado y el diferencial está abierto; aquí está la clave. En los dos tenemos suspensiones duras y eficaces, además de un potente equipo de frenos y geometrías específicas. Si quieres pasear son menos radicales de lo que te imaginas, debido a la calidad de amortiguación que tienen, aunque en los infumables baches reductores de velocidad acusen su dureza. En el día a día se desenvuelven bien y si controlas tu fogosidad el consumo es más que aceptable; otra cosa es cuando te dé por correr, que los más de 200 caballos sólo salen por una pura cuestión de mezclar gasolina con aire.

Supongo que si miras un coche como estos es porque les quieres sacar partido en un tramo o circuito. Si no es así te recomiendo un RS o un GTi convencionales, que gastarán menos y serán más cómodos e igual de rápidos en una carretera abierta; es en circuito o al límite donde se marca la diferencia. Con ayudas puestas irás rápido y con cierta seguridad deportiva, con ellas quitadas empieza la fiesta. El bastidor del Clio descuelga la trasera cuando se lo pides con mayor facilidad todavía que el 208, algo que en teoría le podría ayudar a controlar el subviraje con mayor rapidez. Sin embargo el 208 se permite el lujo de ir algo más sujeto de atrás gracias a que el tren delantero entra mejor en todos los virajes debido al excelente trabajo del autoblocante, y permite acelerar mucho más pronto, lo que le hace ser considerablemente más rápido. Conclusión, el Peugeot es más fácil y rápido y eso que probablemente el RS tenga una mejor estabilidad natural. El cambio automatizado del Trophy a pesar de haber mejorado no es el paradigma de la deportividad extrema, que es lo que se pide a una versión Trophy que para mi debería ser manual. Como coche rápido sin tramo o circuito, cumple más que de sobra. Su principal defecto es que no ha habido en la historia un utilitario tan bueno como lo es este 208 GTI by Peugeot Sport, que es casi perfecto.

Y ahora sí, una vez pasada la tormenta ya has disfrutado de la jungla como Dios manda y llega el momento de la paz y la armonía. Apaga los motores y sal a disfrutar de la naturaleza, que te lo has ganado. El Rey de la jungla mantiene su trono y eso que ante sí tiene al rival más fuerte de la categoría. En este caso el 208 es mucho más fuerte que el Clio por una cuestión pura de autoblocante. El cambio EDC tampoco ayuda en conducción ultra deportiva, un Trophy debería ser manual.

También te puede interesar:

Renault Clio RS Trophy, el utilitario más rápido de Nurburgring

Comparativa Volkswagen Golf GTI vs GTD vs GTE

Opel Corsa OPC vs Peugeot 208 GTI 30th

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.