Publicidad

Opel Meriva

El nuevo Meriva, cuyas unidades pre-producción de ensayo hemos podido conducir en carreteras invernales de Alemania, demuestra que sus rasgos de funcionalidad son muy prácticos, pero también resulta muy agradable por su buen comportamiento en carretera.
-
Opel Meriva

 

Programado para su producción exclusiva en Zaragoza, a un ritmo de al menos 150.000 unidades/año, la segunda generación del Meriva se distingue claramente de los pequeños monovolúmenes al uso. Por su tamaño, que con una longitud de 4,24 metros (20 cm más) casi lo sitúa en el terreno de los compactos; y también por su agradable perfil visual más bajo y estilizado. Como este Meriva es 4 cm más bajo y 8 más ancho que su predecesor, su centro de gravedad rebajado y la anchura de vías le dan una gran agilidad en curvas, muy ‘de turismo’. Y en cuanto a motores, no estará mal servido para compaginar buenas prestaciones con unos consumos moderados.

 

Galería relacionada

Opel Meriva, el contacto

Los monovolúmenes se han situado en el mercado europeo en una especie de efecto cascada. Se inventaron con el costoso Espace, posicionado comercialmente como un ‘alto de gama’; se popularizaron en tamaño más compacto con el Scenic como pionero; y el paso de la fórmula al segmento B de los pequeños no generó un éxito de proporción inversa al tamaño. En este sub-segmento de cifras considerable pero no masivas, el protagonismo lo tomó el Meriva desde su aparición hace siete años. Con un millón de unidades ya vendidas, Opel se ha propuesto re-inventar al Meriva, convirtiéndole en un vehículo con mayores ambiciones, y con posibilidades de interesar a un público más amplio.

 

Para empezar, en esta novísima generación se ha partido de la plataforma del Zafira; y de ahí su anchura mucho mayor. Sin embargo, y para preservar una cierta compacidad, la distancia entre ejes, ya generosa antes con 263 cm, sólo aumenta unos milímetros (en el Zafira es de 270). Del crecimiento de longitud, casi todos los centímetros suplementarios se van a la parte delantera, de forma que se hace compatible una línea elegante y con todas las actuales claves estilísticas de Opel, con unas buenas características de protección de peatones en caso de impacto. Además del estilo en sí, moderno y atractivo y con esa peculiar inflexión en el acristalamiento de la puerta trasera, la impresión de calidad exterior e interior salta a la vista. En el habitáculo, el adelantamiento de los pilares delanteros y mayor tamaño de las ventanillas laterales adicionales, mejoran netamente la visibilidad, evitando en curvas a izquierda que el montante enmascare la visión. El tablero es muy armónico, con una especie de visera superior que cobija la instrumentación principal con dos relojes grandes muy legibles y otros dos pequeños. Además, la forma de sus extremos ‘conecta’ con los paneles de las puertas delanteras, similarmente a lo que ocurre en los Opel Insignia y Astra.

 

Los técnicos de Rüsselsheim afirman que el coeficiente aerodinámico es igual al del modelo predecesor, si bien la sección frontal algo mayor incrementa ligeramente la resistencia al avance. Como el nuevo Meriva tiene, lógicamente, un peso de 60 kg más que antes (ahora, desde 1.330 kg en vacío), el incremento de prestaciones y reducción de consumos homologados procederán de la optimización de los motores (todos cumpliendo la norma Euro 5) y las transmisiones. La oferta de motorizaciones cubre un arco desde los 75 CV del 1.3 CDTi hasta los 140 CV del 1.4 Turbo, pasando por los 130 del  interesante 1.7 CDTi, muy mejorado en suavidad de funcionamiento y sonoridad.

 

Para la positiva valoración del apartado estético, acudimos a las fotos oficiales, pues estas unidades camufladas no muestran todo su posible atractivo. El modelo podrá llevar llantas de 16, 17 y 18 pulgadas, y estos Meriva ‘provisionales’ combinan las ruedas ‘a la contra’: la versión 1.4 Turbo de 120 CV con 5 marchas lleva las de 18, mientras que el 1.4 T de 140 CV y 6 velocidades se conforma con las de 17. Nada relevante, pues vamos a rodar por carreteras alemanas mojadas y con amplios tramos nevados, además de abundantes en curvas; con neumáticos de invierno, por supuesto.

 

La altura recortada también contribuye a que el vehículo vaya más pegado a la carretera y con una actitud mucho más dinámica en curvas, jugando también a favor la suave dirección electrohidráulica de poco más de 2,5 vueltas de volante. Las sensaciones de conducción dinámica y segura son muy favorables, y en muy escasas ocasiones la nieve apisonada produce algún amago de desvío de trayectoria, que el ESP ataja de inmediato. Hay un notable agrado de conducción percibido, y los técnicos de Opel insisten en que el carácter más tranquilo de este modelo no hace preciso el complemento de la timonería Watts de posicionamiento lateral para el eje trasero torsional, como sí lleva el Astra. En cuanto a la prestación, sorprende el empuje y elasticidad del 120 CV, pese a un largo desarrollo en quinta de unos 42 km/h por mil rpm. La versión de 140 CV –motor ya conducido en el nuevo Astra- juega aquí con una probable ventaja en peso de 100 kg respecto a su hermano mayor.

Carrocería: 5 puertas, 5 plazas.
Longitud: 4,24 m. Anchura, 1,77 m. Altura, 1.59 m.
Distancia entre ejes, 2,64 m.
Cx, 0,31.
Capacidad del maletero, 400 dm3.
Peso, desde 1.330 kg.
Motores de gasolina: 1.4 de 100 CV, cambio 5v; 1.4 Turbo de 120 y 140 CV, cambio 5 y 6v.
Motores Diesel: 1.3 CDTi de 75 y 95 CV (Ecoflex), cambio 5v; 1.7 CDTi de 110 y 130 CV, cambio 6v; 1.7 CDTi de 100 CV, cambio automático 6v.
Flexibilidad a tope
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.