Publicidad

Opel HydroGen4

No genera emisiones contaminantes, garantiza suficiente autonomía de uso y asegura buena movilidad con su instantáneo motor eléctrico. El automóvil de pila de combustible alimentado por hidrógeno comienza a ser una realidad. No llegará al mercado antes de 2015, pero proyectos piloto confirman ahora su viabilidad. El HydroGen4 de General Motors ya rueda. Lo hemos conducido, repostado y… ¡funciona!
-
Opel HydroGen4
Si ya hemos señalado que, exteriormente, pocos son los detalles que delatan al Opel HydroGen4 como vehículo de pila de combustible, nada más sentarnos a sus mandos presenciamos las enormes diferencias frente al modelo de combustión tradicional. Y no por sus mandos, exactos, ni por su equipamiento, igual de completo con todo tipo de airbags, climatizador y control de estabilidad; sino por su impecable funcionamiento, toda una experiencia.

Al arrancarlo, primera sorpresa. Bueno, si es que puede llamarse así a su proceso de encendido… Introducimos la llave, esperamos a que una luz verde nos indique en el cuadro de instrumentos que el sistema está preparado y giramos el contacto. Increíble, no se oye absolutamente nada. Si no fuera porque sus responsables nos indican que “ya está, sólo debéis acelerar”, volveríamos a repetir la operación.

Galería relacionada

Opel HydroGen4

En el más absoluto silencio de rodadura (sólo escuchamos la indispensable calefacción en una fría Berlín), iniciamos la marcha y… segunda agradable sorpresa: empuja con ganas, y eso que manejamos un todo camino de más de dos toneladas de peso –cuestión de tanques de hidrógeno-. Lo había leído, incluso visto, pero no experimentado. Es la ventaja de los motores eléctricos, que entregan una alta cifra de par de forma instantánea. En el caso del HydroGen4, 32,7 mkg para permitirle una excelente recuperación desde baja velocidad y uso muy agradable en recorridos urbanos. Como una alfombra rodante, donde eso sí peatones y ciclistas deben andarse con cuidado… porque no se le oye llegar.

Nuestro recorrido a bordo del HydroGen4 se completa durante unos 15 km por las calles de Berlín, donde únicamente al frenar constatamos que el prototipo todavía está en fase de desarrollo. Y es que, al iniciar esta acción, entra en escena la nueva frenada regenerativa. Nos es muy potente, por lo que hundimos más el pie en el pedal de freno y, entonces, empieza a actuar un freno hidráulico convencional. Casi nos “clavamos”. Este sistema, denominado “freno combinado” , no se muestra demasiado progresivo, por lo que a partir de entonces debemos anticipar y mimar la operación. Seguro que cuando se comercialice no será tan brusco. Llegamos a destino. Turno para el repostaje. Si todavía hay quien considera que llenar un depósito con energía tan volátil y explosiva como el hidrógeno es altamente peligroso, nada más lejos de la realidad. Conectamos, herméticamente, la manguera a la boca de depósito y accionamos el dispositivo. En apenas tres minutos, completado sin enterarnos. Observamos el surtidor y anuncia 8 euros por kg de hidrógeno, es decir, el llenado de los tanques nos costaría, en estos momentos y en Alemania, 33,6 € para 320 km. Es decir, cada 100 km tendría un coste de 10,5 € para el usuario, un precio competitivo comparado con un vehículo tradicional de gasolina.

Antes de bajarnos, sólo un apunte más. El indicador del ordenador nos muestra un consumo real de 2,3 kg de hidrógeno cada 100 km, lo que significa que moviéndonos sólo por ciudad la autonomía no llegaría a 200 km. Claro que volvemos la mirada a la consola central y, ahí, un testigo permanente nos dice que en nuestro corto recorrido hemos evitado quemar tres litros de petróleo. ¡Qué gratificante es sentirte ecológico!
El coche de hidrógeno
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.