Publicidad

Opel Astra

El nuevo Opel Astra, llegará a finales de noviembre al mercado con un precio a partir de 15.700 euros. Destaca por su aspecto parecido al del Insignia y por el innovador equipamiento que puede llevar.
-
Opel Astra
El nuevo Opel Astra es el tercer compacto de Opel con este nombre y la décima generación si contamos también con los Opel Kadett desde 1936.

Galería relacionada

Nuevo Opel Astra: detalles

Si tuviéramos que definir en pocas palabras al Opel Astra, podríamos decir que tiene un equipamiento muy avanzado, un chasis bien conseguido y un aire de familia, aunque poco innovador. A priori, el cóctel tiene buena pinta para conseguir el éxito comercial, un aspecto crucial para el futuro de Opel. A fin de cuentas, el Opel Astra será casi un ser o no se para Opel, independientemente de cómo se resuelva el acuerdo con Magna. En España, la situación puede ser dramática si añadimos el final del Plan 2000E y la subida del IVA. Juan José Lillo, director general de Opel, anunció que confían en vender entre 45.000 y 50.000 unidades del Astra en el bienio 2010-2011. Si tenemos en cuenta los 15.700 euros que se anuncian como precio de salida para el Astra 1.4 Essentia, la verdad es que Opel no lo va a tener fácil, ya que los C4, Focus, Bravo o 308 quedan por debajo. En Opel afirman que el precio será competitivo, pero habrá que esperar a ver cómo queda la relación precio-equipamiento. Tal vez conscientes de ello, en Opel han apostado por dotar al nuevo Astra de un equipamiento muy avanzado, con elementos que no llevan siquiera todas las berlinas medias, no hablemos de los compactos similares. Algunos ejemplos son el Opel Eye, que incluye aviso de cambio de carril y reconocimiento de señales, o el sistema avanzado de iluminación AFL+, pero también hay que destacar otras soluciones como la suspensión electromecánica Flex Ride, el original Flex Floor para adaptar el espacio del maletero o la posibilidad de incorporar un portabicicletas extraíble FlexFix. Ahora falta saber qué irá de serie y qué será opcional en cada uno de los cuatro acabados disponibles (Essentia, Enjoy, Sport y Cosmo).

En teoría, el Opel Astra tiene la misma base que un Chevrolet Cruze, pero en marcha se parecen como un huevo a una castaña. Entre otras cosas porque el Opel Astra cuenta con el eje delantero del Insignia con subchasis independiente, la posibilidad de montar suspensión Flex Ride, así como el novedoso eje trasero de barra de torsión con timonería Watt. Los ingenieros de Opel han tenido que explicar muchas veces el porqué de no elegir un sistema multibrazo como el del Insignia. Los costes podrían haber sido uno de los motivos, pero la razón más convincente es que con un multibrazo no hubieran tenido sitio para el FlexFix o portabicicletas más una rueda de emergencia. La dirección de cremallera con asistencia eléctrica tiene un tacto agradable y buena precisión, al nivel de los mejores de la clase. Lo mismo se puede decir del comportamiento del eje trasero, que por cierto no es de esos que parece pegado con «superglue» al asfalto. El eje torsional con timonería Watt consigue un efecto agradable en lo que se refiere al confort de bacheo, al tiempo que relativamente vivo en cuanto a agilidad, pero siempre muy seguro porque no deja deslizar más de la cuenta. En curvas cerradas a ritmo vivo se nota, como mucho, un leve desplazamiento lateral antes de que las ruedas traseras se asienten sobre el asfalto. La posibilidad de elegir tres modos de suspensión (Tour, Normal y Sport) no deja de ser anecdótica. Las diferencias se notan más en la respuesta de volante y acelerador, toda vez que el propio sistema va cambiando en función del estilo de conducción. Por ejemplo, si vamos muy rápidos por una carretera de curvas en Sport y de repente bajamos el ritmo para atravesar un pueblo, el coche pasa a modo Tour «hasta nuevo aviso». En resumen, que no será un multibrazo, pero el nuevo Opel Astra ofrece una calidad de rodadura que no supera a la de un VW Golf, pero tampoco tiene nada que envidiarle.

La oferta mecánica del Opel Astra se compone de ocho motores, cuatro Diesel —1.3 CDTi de 95 CV, 1.7 CDTi de 110 ó 125 CV y 2.0 CDTi de 160 CV— más otros tantos de gasolina —1.4 de 100 CV, 1.6 de 115 CV, 1.4 Turbo de 140 CV y 1.6 Turbo de 180 CV—. De todos ellos, el 1.3 CDTi Ecoflex de 95 CV no llegará hasta la próxima primavera. Curiosamente, al menos para España, eso significa que no hay todavía ninguna versión exenta del impuesto de matriculación por debajo de 120 g/km de CO2. Juan José Lillo nos dijo que «vamos a mejorar las emisiones sobre la base del 1.7». Desde luego, campo de mejora tienen, con un sistema Stop/Start o con un calzado más estrecho, ya que los neumáticos de partida son unos 215/60 R16 para los motores sobrealimentados, 205/60 R16 para los atmosféricos. Por lo que se refiere a carrocerías, a finales de 2010 tiene que llegar el GTC de tres puertas, quedando el Caravan para más adelante. Sin llegar a extremos incómodos en absoluto, el 1.7 CDTi de 125 CV suena y vibra en frío. Comparado con el 1.6 TDi de Volkswagen, tiene un carácter más áspero pero a cambio responde muchísimo mejor desde muy bajo régimen. El 1.4 Turbo de 140 CV va combinado con unos desarrollos largos, pero es un modelo para conjugar buenas prestaciones con un consumo ajustado. No es un motor de enfoque deportivo ya que, si queremos exprimirlo, hay que hacer que pase de 4.000 rpm y a partir de esa zona empuja con ganas, pero lo sacaremos de su zona de rendimiento óptimo y los desarrollos no ayudarán a disfrutarlo. En términos de mercado, este 1.4 turbo nos parece más próximo a los 1.4 TJet de Fiat que a los 1.4 TSi de Volkswagen. Quien busque prestaciones, ahí tiene el mencionado 1.6 Turbo de 180 CV. Aquellos que, además, pretendan que el consumo no se les vaya de las manos podrán recurrir al 2.0 CDTi de 160 CV, pero está claro que las estrellas de la gama van a ser las dos versiones del 1.7 CDTi, y muy especialmente el de 110 CV. El nuevo Opel Astra es el tercer compacto de Opel con este nombre y la décima generación si contamos también con los Opel Kadett desde 1936. Si tuviéramos que definir en pocas palabras al Opel Astra, podríamos decir que tiene un equipamiento muy avanzado, un chasis bien conseguido y un aire de familia, aunque poco innovador. A priori, el cóctel tiene buena pinta para conseguir el éxito comercial, un aspecto crucial para el futuro de Opel. A fin de cuentas, el Opel Astra será casi un ser o no se para Opel, independientemente de cómo se resuelva el acuerdo con Magna. En España, la situación puede ser dramática si añadimos el final del Plan 2000E y la subida del IVA. Juan José Lillo, director general de Opel, anunció que confían en vender entre 45.000 y 50.000 unidades del Astra en el bienio 2010-2011. Si tenemos en cuenta los 15.700 euros que se anuncian como precio de salida para el Astra 1.4 Essentia, la verdad es que Opel no lo va a tener fácil, ya que los C4, Focus, Bravo o 308 quedan por debajo. En Opel afirman que el precio será competitivo, pero habrá que esperar a ver cómo queda la relación precio-equipamiento. Tal vez conscientes de ello, en Opel han apostado por dotar al nuevo Astra de un equipamiento muy avanzado, con elementos que no llevan siquiera todas las berlinas medias, no hablemos de los compactos similares. Algunos ejemplos son el Opel Eye, que incluye aviso de cambio de carril y reconocimiento de señales, o el sistema avanzado de iluminación AFL+, pero también hay que destacar otras soluciones como la suspensión electromecánica Flex Ride, el original Flex Floor para adaptar el espacio del maletero o la posibilidad de incorporar un portabicicletas extraíble FlexFix. Ahora falta saber qué irá de serie y qué será opcional en cada uno de los cuatro acabados disponibles (Essentia, Enjoy, Sport y Cosmo).

En teoría, el Opel Astra tiene la misma base que un Chevrolet Cruze, pero en marcha se parecen como un huevo a una castaña. Entre otras cosas porque el Opel Astra cuenta con el eje delantero del Insignia con subchasis independiente, la posibilidad de montar suspensión Flex Ride, así como el novedoso eje trasero de barra de torsión con timonería Watt. Los ingenieros de Opel han tenido que explicar muchas veces el porqué de no elegir un sistema multibrazo como el del Insignia. Los costes podrían haber sido uno de los motivos, pero la razón más convincente es que con un multibrazo no hubieran tenido sitio para el FlexFix o portabicicletas más una rueda de emergencia. La dirección de cremallera con asistencia eléctrica tiene un tacto agradable y buena precisión, al nivel de los mejores de la clase. Lo mismo se puede decir del comportamiento del eje trasero, que por cierto no es de esos que parece pegado con «superglue» al asfalto. El eje torsional con timonería Watt consigue un efecto agradable en lo que se refiere al confort de bacheo, al tiempo que relativamente vivo en cuanto a agilidad, pero siempre muy seguro porque no deja deslizar más de la cuenta. En curvas cerradas a ritmo vivo se nota, como mucho, un leve desplazamiento lateral antes de que las ruedas traseras se asienten sobre el asfalto. La posibilidad de elegir tres modos de suspensión (Tour, Normal y Sport) no deja de ser anecdótica. Las diferencias se notan más en la respuesta de volante y acelerador, toda vez que el propio sistema va cambiando en función del estilo de conducción. Por ejemplo, si vamos muy rápidos por una carretera de curvas en Sport y de repente bajamos el ritmo para atravesar un pueblo, el coche pasa a modo Tour «hasta nuevo aviso». En resumen, que no será un multibrazo, pero el nuevo Opel Astra ofrece una calidad de rodadura que no supera a la de un VW Golf, pero tampoco tiene nada que envidiarle.

La oferta mecánica del Opel Astra se compone de ocho motores, cuatro Diesel —1.3 CDTi de 95 CV, 1.7 CDTi de 110 ó 125 CV y 2.0 CDTi de 160 CV— más otros tantos de gasolina —1.4 de 100 CV, 1.6 de 115 CV, 1.4 Turbo de 140 CV y 1.6 Turbo de 180 CV—. De todos ellos, el 1.3 CDTi Ecoflex de 95 CV no llegará hasta la próxima primavera. Curiosamente, al menos para España, eso significa que no hay todavía ninguna versión exenta del impuesto de matriculación por debajo de 120 g/km de CO2. Juan José Lillo nos dijo que «vamos a mejorar las emisiones sobre la base del 1.7». Desde luego, campo de mejora tienen, con un sistema Stop/Start o con un calzado más estrecho, ya que los neumáticos de partida son unos 215/60 R16 para los motores sobrealimentados, 205/60 R16 para los atmosféricos. Por lo que se refiere a carrocerías, a finales de 2010 tiene que llegar el GTC de tres puertas, quedando el Caravan para más adelante. Sin llegar a extremos incómodos en absoluto, el 1.7 CDTi de 125 CV suena y vibra en frío. Comparado con el 1.6 TDi de Volkswagen, tiene un carácter más áspero pero a cambio responde muchísimo mejor desde muy bajo régimen. El 1.4 Turbo de 140 CV va combinado con unos desarrollos largos, pero es un modelo para conjugar buenas prestaciones con un consumo ajustado. No es un motor de enfoque deportivo ya que, si queremos exprimirlo, hay que hacer que pase de 4.000 rpm y a partir de esa zona empuja con ganas, pero lo sacaremos de su zona de rendimiento óptimo y los desarrollos no ayudarán a disfrutarlo. En términos de mercado, este 1.4 turbo nos parece más próximo a los 1.4 TJet de Fiat que a los 1.4 TSi de Volkswagen. Quien busque prestaciones, ahí tiene el mencionado 1.6 Turbo de 180 CV. Aquellos que, además, pretendan que el consumo no se les vaya de las manos podrán recurrir al 2.0 CDTi de 160 CV, pero está claro que las estrellas de la gama van a ser las dos versiones del 1.7 CDTi, y muy especialmente el de 110 CV.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.