Publicidad

Audi S8

El Audi A8 ha sido siempre una referencia entre las berlinas de lujo por seguridad, dinamismo y confort. Mucho más potente que su predecesor, el nuevo S8 puede presumir además de unas prestaciones y capacidad rutera dignas de un deportivo de altos vuelos, con un consumo de gasolina muy ajustado.
-
Audi S8
Un maravilloso recorrido por las carreteras de la Rioja, servía para disfrutar de las estratosféricas cualidades del Audi S8 a la hora de viajar. Un automóvil que no solo resulta comodísimo, también ofrece una capacidad rutera excepcional, como se pudo comprobar en el selectivo trazado del nuevo Circuito de Navarra. Como colofón a una jornada tan estresante, cena y hospedaje en el maravilloso hotel de las bodegas Marqués de Riscal. Sin duda, he tenido días peores en mi vida.

El Audi S8 presenta muchas novedades, pero no cabe duda que la principal se encuentra bajo el capó. El V10 atmosférico de 5,2 litros y 450 CV utilizado hasta la fecha y que tan buenas cualidades ha demostrado siempre, deja paso a un nuevo ocho cilindros turboalimentado de inyección directa de 4 litros que desarrolla 520 CV y un impresionante par máximo de 66,32 mkg, que se mantiene constante entre 1.750 y 5.500 rpm. A algunos les podrá parecer una especie de sacrilegio renunciar a las espectaculares subidas de régimen y al sonido que emitía el V10 en la parte alta de cuentavueltas. Pero hay que rendirse a la evidencia y el nuevo V8 del S8 no sólo ofrece más caballos, también es muy superior su capacidad de respuesta y lo más sorprendente es que también reduce el consumo de carburante en un 25%. Para conseguir este objetivo, el motor está a la última en todo y algo puede decirse de la nueva caja de cambios automática, que cuenta con nada menos que ocho relaciones, mientras que el sistema de tracción total quattro dispone de diferencial central y trasero autoblocantes de control electrónico. Para asimilar el incremento de prestaciones a bordo del Audi S8, las suspensiones se han retocado con el objetivo de optimizar el comportamiento y ofrecer una conducción más precisa y gratificante. Se mantiene el sistema de amortiguación neumática de tipo adaptativo, mientras que la dirección es ahora de desmultiplicación variable para mejorar la agilidad. Si se tiene en cuenta la impresionantes prestaciones que ofrece esta berlina y que el peso en orden de marcha ronda los 2.000 kg, no es de extrañar que se haya escogido un potente equipo de frenos compuesto por impresionantes discos autoventilados y perforados de 400 mm con pinzas de seis pistones en la parte delantera, que pueden ser cerámicos en opción. Con estos se ahorran 10 kg y son de lo más recomendable si se rueda habitualmente por carreteras de montaña. Para albergar semejantes “paelleras” las llantas son de 20 pulgadas, convenientemente calzadas con neumáticos 265/40 R20 y en opción también se pueden motar de 21 pulgadas.

El nuevo S8 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos, rebajando en algo más de 1 segundo el registro obtenido por el modelo de la generación anterior y si no fuera por el limitador de velocidad máxima tarado a 250 km/h superaría con holgura los 300 km/h. No es de extrañar que rodar por encima de 200 km/h en zonas despejadas es un verdadero juego de niños y no deja de impresionar la facilidad que tiene para mantener cruceros que en nuestro país nos llevarían a cárcel. Lo mejor de todo es que mientras tanto, podemos disfrutar con total claridad de nuestra música favorita, dentro de un ambiente que resulta de lo más confortable y con una sensación de seguridad absoluta. Cuando se pisa el acelerador sin contemplaciones el S8 acelera como un misil en fase de despegue, pero esto es algo que se aprecia sobre todo en trazados más sinuosos, donde el V8 turboalimentado no para de sorprender por su extraordinaria capacidad de empuje y su enorme poderío. Una verdadera salvajada. Afortunadamente, el bastidor no tiene problemas para asimilar la descomunal caballería, resultando además sorprendentemente ágil, como se pudo comprobar a la hora de rodar en el Circuito de Navarra. En este trazado el S8 se mostraba especialmente eficaz en los giros más veloces, donde ofrece un aplomo extraordinario, mientras que en las curvas más lentas los kilos se dejan sentir a la hora de parar y si el comportamiento se vuelve más subvirador, pero no deja de impresionar la agilidad con la que desenvuelve este gigante, en un escenario para el cual no está pensado. Lo suyo evidentemente son los viajes de largo recorrido, que en un coche como este se pueden realizar en tiempo récord, con una facilidad, un confort y una sensación de seguridad difíciles de igualar. Para adquirirlo habrá que esperar al próximo mes de mayo. Todavía no se conoce el precio, pero en Alemania se ofrece por 111.900 euros.

El nuevo V8 de 4 litros turboalimentado desarrollado por la marca de los cuatro aros para el S8 y que también veremos en el S6, se puede considerar un verdadero escaparate de soluciones de vanguardia. Entre otras cosas dispone de sistema de inyección directa, dos turbocompresores de doble entrada, mientras que las culatas se han construido de manera que el lado de admisión está en la parte exterior y el escape en el interior con el objetivo de de obtener un flujo de gases más rápido y como consecuencia, una respuesta más instantánea al acelerador. Dispone de sistema de stop-start y como máxima novedad también incorpora el Audi Cylinder on demand con el que se desconectan 4 de los 8 cilindros para optimizar el consumo. De esta manera cuando únicamente se solicita entre un 25% y un 35% del par máximo —es decir, entre 160 y 250 Nm—, se desconectan los cilindros 2, 3, 5 y 8, si bien para ello es necesario que el motor no pase de 3.500 rpm y que se lleva insertada la 3ª velocidad o una superior. Si se cumplen estas condiciones, se cierran las válvulas de admisión y se cortan tanto la inyección como el encendido de los mencionados cilindros y el motor funciona como un V4. Con todo esto se consigue un consumo medio de 10,2 litros/100 km, lo que supone un ahorro en torno a un 23% en relación al modelo precedente y todo ello con una mejora en el rendimiento del 15%.
MOTOR
Situación: Delantero longitudinal
Nº de cilindros: V8
Cilindrada: 3.993 cm3
Potencia máxima: 520 CV CEE a 5.800 rpm
Par máximo: 66,32 mkg CEE entre 1.700 y 5.500 rpm
TRANSMISIÓN
Tipo: Total permanente
Cambio: Automático de 8 relaciones
PRESTACIONES, CONSUMOS Y EMISIONES
Velocidad máxima: 250 km/h (autolimitada)
Aceleración 0-100 km/h; 4,2 segundos
Consumo medio: 10,2 l/100 km
Emisiones CO2: 237 g/km
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.