Publicidad

Nissan Pixo 1.0 automático

Tamaño, motor, funcionamiento... y, además, idóneo cambio automático. Nacido de un proyecto de colaboración con Suzuki, a la postre su gran rival, el simpático Pixo de Nissan sorprende por eficacia y buenas maneras: el culto a la simplicidad como expresión económica y básica de movilidad. ¡Convence!
-
Nissan Pixo 1.0 automático
Agradable diseño y buen espacio, pero sobre todo un gran funcionamiento, convencen finalmente en el Nissan Pixo. Poco más esperábamos ya de su único motor de sólo un litro de cilindrada, 68 CV (80 ha dado en nuestro banco) y 3 cilindros. Culpable de las claras vibraciones que genera desde su arrancada —molestas sobre todo a ralentí o alta velocidad, más acusadas con aire acondicionado—, pero también de su fantástico rendimiento en empuje, elasticidad y economía. Una joya del segmento por prestación en carretera y vivacidad entre calles.

Galería relacionada

Nissan Pixo 1.0 automático

Excelente, además, el binomio que genera con el opcional cambio automático, un lujo para la categoría (ni Renault Twingo ni Ford Ka lo ofrecen). De sólo 4 velocidades se muestra casi perfecto como compañero urbano. Y es que, frente a la actual tendencia de incorporar el automatismo en los segmentos populares con la robotización de cajas manuales, el Nissan Pixo propone un automático convencional con convertidor de par. Algo menos eficiente, sí; más costoso, también. Pero nada que ver con transmisiones pilotadas como la del Citroën C1: resulta mucho más suave en la arrancada y en la transición de marchas, casi imperceptible en conducción habitual, eliminando tirones y cabeceos de carrocería. El cambio automático produce así mucho más confort para el tráfico urbano, y para mejorar las ya buenas cualidades del Nissan Pixo: pesa muy poco, es bastante rápido de dirección y dispone del menor diámetro de giro de la categoría con sólo 9 metros raspados. Es decir, un ratón urbano muy ágil y fácil de aparcar. Además, aún con buena economía, pues, aunque empeora en 0,3 l/100 km el gasto medio de la versión manual, aún se sitúa entre los más eficientes (mejor que Renault Twingo, Ford Ka o Kia Picanto manuales), a pesar de no quedar exento de Impuesto de Matriculación por emisiones oficiales.

Todo eso al rodar entre calles, porque salir a carretera no es inconveniente tampoco para el Nissan Pixo. Obviamente con limitaciones de estabilidad por corta batalla (de las menores de la categoría) y estrechas vías, pero con comportamiento general más que notable. Como el Suzuki Alto, muy buena la puesta a punto de chasis, compartiendo ambos especificaciones de dirección o suspensiones. Por cierto, directa la primera y muy equilibradas las segundas. Es sólo fuera de la urbe donde echamos en falta en el Nissan Pixo una relación más de cambio (ya hemos dicho que sólo tiene 4 velocidades), y no por sonoridad o consumo. Más bien por el excesivo escalonamiento entre tercera (corta) y cuarta (muy larga), que en adelantamientos y altas demandas de gas lleva a intercambiar continuamente una y otra por no encontrarse a gusto con ninguna. Eso sí, mejora con creces las prestaciones de la versión manual. Por lo demás, el Nissan Pixo es un coche agradable que sorprende por lo asentado y bien que pisa para su tamaño y hasta 130 km/h, velocidad desde la cual las vibraciones piden bajar ritmo. Hasta sus pequeños neumáticos, desconocidos Falken Sincera, superan el examen tras la inicial desconfianza. Investigamos y descubrimos que pertenecen al grupo japonés Sumitomo, matriz también de Dunlop o Goodyear. Agarran y frenan bien, haciendo honor a su apellido: junto al noble bastidor, advierten bien al conductor de dónde está su límite de adherencia.

En definitiva, el Nissan Pixo es un humilde y cómodo utilitario, simple también de equipamiento, pero con aire acondicionado, elevalunas eléctricos, radio CD MP3 o airbags laterales delanteros de serie en acabado Acenta. A misma dotación, incluso más económico que Citroën C1, Ford Ka, Renault Twingo o Kia Picanto manuales, aunque con un duro rival: el propio Suzuki Alto, más de 500 euros más barato. Si en la práctica es Suzuki quien lo ha desarrollado… ¿Será por acuerdo? -Eficacia urbana
-Motor y comportamiento
-Consumo -Vibraciones
-Capacidad de carga
-Detalles de equipamiento
En la ciudad
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.