Publicidad

Mini Paceman, incalificable

Mucha gente no entendía el BMW X6, un gigante SUV coupé..., pero sus ventas han sorprendido incluso a BMW. Ahora intentan repetir el éxito con el Mini Paceman.
-
Mini Paceman, incalificable

Mini está que se sale. Después de presentar la versión más potente de serie construido, el GP, después de presentar la versión John Cooper Works del Countryman... ahora le llega el momento de inventarse el Mini Paceman. Tan especial que no se construirá en Oxford como el resto, sino que se subcontrata a la austríaca Magna para realizar el montaje. Todo queda en buenas manos, porque al mando de esta empresa está el que fue máximo responsable de BMW hace unos años, tras haber liderado su departamento de I+D y el mismísimo proyecto de Fórmula Uno.

Galería relacionada

Mini Paceman

El Mini Paceman es a un BMW X6 lo que un Mini Countryman es al X5. Es decir, puede que sea difícil de entender, pero tiene su lógica. Arrancas de la plataforma con distancia entre ejes más larga que tiene Mini, la del Countryman, con 259,5 cm, trece más que un Mini convencional. Se conserva el poderoso frontal, alto, más propio de un SUV, pero ¿realmente necesitas toda la carrocería "grande", con sus cinco puertas? Cuatro asientos solamente, porque no se trata de aprovechar toda la capacidad con esta silueta de coupé que tiene la trasera del Paceman. Igual que el BMW X6 en sus inicios, los pasajeros de detrás cuentan con asientos individuales, en lo que Mini denomina "zona lounge". Si la altura total de la carrocería es cuatro centímetros más baja que el Countryman, la verdad es que en la parte trasera, este coupé ha perdido nueve centímetros. Incluso así, un adulto de 1,80 metros no tendrá problemas de espacio para las piernas, ni para la cabeza. De esta silueta también su maletero se resiente, porque pierde 20 litros frente al Countryman. El maletero cubica oficialmente 330 litros y, con los respaldos abatidos alcanza los 1.080 litros. Pocos más cambios en el interior, salvo que ahora los elevalunas se disponen de manera convencional en las puertas. Algo que se irá extendiendo a otros Mini.

En la parte mecánica este Paceman sigue el camino marcado por el X6, en el sentido en que no habrá versiones mecánicas "pequeñas", las One, sino que en el lanzamiento todas serán Cooper y Cooper S. Por tanto, en gasolina cuenta con el 1.6 de 122 CV de Valvetronic y el 1.6 de twinscroll  y Valvetronic, de 184 CV. En Diesel, arrancará con otro 1.6 de 112 CV y culminará con el Cooper SD de dos litros y 143 CV. La variante automática del Cooper Diesel -también con seis marchas- contará con la potencia del 1.6, pero con el motor de dos litros. Las unidades que hemos visto, todas con start-stop.

El Mini Paceman estará también disponible en versión de tracción total All4 en todas las motorizaciones, salvo en el Cooper básico de gasolina. El control de estabilidad será de serie, no así el control de dinámico tracción (DTC). Este será de serie en las variantes Cooper S, así como en el Cooper Diesel All4.

El Paceman pretende ser deportivo, como demuestra que la suspensión se ha rebajado en torno a un centímetro respecto al Countryman. En realidad, corresponde a la especificación de chasis deportivo. Si se desea, existe la opción sin sobrecoste de mantener la altura del coche de partida. Las llantas serán de 16 pulgadas y de 17 en las variantes S, aunque en opción habrá de 18 y de 19 pulgadas. Por supuesto, con opciones para todo lo que puedas imaginar, e incluso alguna que como la luz interior de color variable que sigue sorprendiendo a quien no la conoce.

Para reforzar las sensación de coche ancho y bajo, propio de su línea coupé, toda la trasera se ha rediseñado, con pilotos, luneta, etc. con disposición horizontal, en lugar del formato vertical del Countryman, que buscaba justo lo contrario aupar su imagen. Pero, después de todos los cambios que hemos contado, ¿verdad que sigue pareciendo el (grande) Mini de siempre?

Mas datos y mas precisos, en septiembre, en el salón de París y en noviembre podremos conducirlo en su configuración ya definitiva. Los precios nos apuntan que en torno a 1.500 euros más que su equivalente Countryman, "pero dependerá de cada país mercados y de sus impuestos".

Hemos podido conducir uno de los prototipos del Mini Paceman.
Nos habían dejado a modo de referencia un Countryman para refrescar. Es algo mas que una referencia, porque el Paceman esta basado en la plataforma del Countryman, diferente del resto de los Mini. Lo que más llama la atención es la suavidad al rodar del Paceman, desde el primer momento. También se ha variado la asistencia de la dirección, sigue resultando directa, el coche mete rápidamente el morro en las curvas, pero lo hace con menos esfuerzo en el volante. Diría que también tira menos del volante, pero en esto me han puesto un truco, porque el Paceman es la versión de tracción total, mientras que el Countryman de hace unos minutos era de tracción delantera.
Lo que definitivamente se nota es menos seco de suspensiones. Más cómodo, no necesita ser tan firme para contener el balanceo. También es más ligero. Es normal, por tanto, que se sienta mas rápido, pero también mas juguetón. Aquí hay que volver a pensar de nuevo en la presencia de la tracción total. Esta configuración mecánica es de gran demanda en Alemania por cuestiones de hielo y nieve, pero su puesta a punto esta hecha para que se sienta su contribución a la dinámica incluso en suelo seco.

Cilindrada: 1.598 cm3.
Potencia: 122 CV a 6.000 rpm.
Par máximo: 160 Nm a 4.250 rpm.
Aceleración 0–100 km/h: 10,4 s (aut.: 11,5 s).
Velocidad máxima: 192 km/h (aut.:184 km/h).
Consumo: 6,0 l/100km (aut.:7,2 l/100km).
CO2: 140 g/km (aut.:168 g/km).
Cilindrada: 1.598 cm3.
Potencia: 184 CV a 5.500 rpm.
Par máximo: 240 Nm a 1.600 rpm.
Aceleración 0–100 km/h: 7,5 s (aut.: 7,8 s).
Velocidad máxima: 217 km/h (aut.: 212 km/h).
Consumo: 6,1 l/100km (aut.:7,1 l/100km).
CO2: 143 g/km (aut.:166 g/km).
Cilindrada: 1.598 cm3. (aut.: 1.995 cm3).
Potencia: 112 CV a 4.000 rpm.
Par máximo: 270 Nm a 1.750 rpm.
Aceleración 0–100 km/h: 10,8 s (aut.: 11,2 s).
Velocidad máxima: 187 km/h (aut.: 182 km/h).
Consumo: 4,4 l/100km (aut.:5,6 l/100km).
CO2: 115 g/km (aut.:149 g/km).
Cilindrada: 1.995 cm3.
Potencia: 143 CV a 4.000 rpm.
Par máximo: 305 Nm a 1.750 rpm.
Aceleración 0–100 km/h: 9,2 s (aut.: 9,4 s).
Velocidad máxima: 200 km/h (aut.: 197 km/h).
Consumo: 4,6 l/100km (aut.:5,7 l/100km).
CO2: 122 g/km (aut.:150 g/km).
Mini apuesta por completo por no llevar rueda de repuesto. La anécdota del viaje fue el pinchazo del neumático Runflat del Countryman que nos llevaba a recoger el prototipo de Paceman. Por suerte el Ave no presenta retrasos como los vuelos de días anteriores y el hecho de circular a 80 km/h no comprometió el horario de la jornada. “¿A 80 km/h? Eso es solo para circular en las peores condiciones posibles. Es lo mismo que los 200 km. Un periodista hizo una prueba de 24 horas de rodar sin parar con el neumático sin aire…”, nos espeta un portavoz de Mini. La verdad es que llegamos, que el aviso del cuadro funcionó y había una razón bien real… y que, por suerte, otro coche de recambio, un JCW, nos esperaba para conseguir que el trayecto de vuelta no comprometiese el programa previsto. Los neumáticos soportan las 24 horas, pero ¿la estructura, recibiendo los impactos? No sabemos tampoco qué fue de los amortiguadores en aquel atípico ensayo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.