Publicidad

Mini Countryman John Cooper Works

El Countryman nacía como un distinguido SUV de tipo medio. La nueva versión John Cooper Works se olvida totalmente de las aventuras campestres, para decantarse por un talante marcadamente deportivo.
-
Mini Countryman John Cooper Works

El nuevo Mini Countryman JCW se aleja así del concepto SUV para ofrecer una imagen muy deportiva y elevadas dosis de emoción a los mandos. Al que sí se acerca por prestaciones e imagen es a la versión WRC que disputa el Mundial de Rallyes, un programa que, según nos confirmaron en la presentación, se mantendrá la próxima temporada.

Como ocurre con el resto de las versiones JCW, para la construcción del Countryman se parte de la versión Cooper S. Gracias a una cuidada preparación, se mejora el rendimiento del motor 1.6 litros turbo, que ahora ofrece 218 CV en lugar de 184. Para conseguir este objetivo, se ha retocado la gestión electrónica y se han mejorado la admisión y el escape, lo que ha obligado a montar pistones forjados, bielas y culata reforzadas para garantizar la fiabilidad. Este motor de 218 CV también se monta en el Mini GP, una versión de la carrocería de tres puertas de carácter y planteamiento absolutamente radical, que se produce en serie limitada de 2.000 unidades.

Para asimilar el incremento de potencia, el Mini Countryman Cooper Works recibe muelles, amortiguadores y estabilizadoras más duras que reducen además la altura de casco 10 mm, sin que ello comprometa apenas el confort de marcha. Los frenos delanteros se han mejorado asimismo y para ello también se montan neumáticos de generosas dimensiones sobre llantas de 18 pulgadas, que en opción pueden ser de 19. Esta versión se sirve en exclusiva con tracción total, pero son dos las posibilidades que se ofrecen para la caja de cambios; manual o automática, las dos con seis velocidades. Es la primera vez que se ofrece el cambio de variador continuo en una versión JCW. Este no nos ha terminado de convencer.

Deportivo... pero no tanto

Se anuncia un consumo en ciclo combinado de 7,4 litros/100 km, mientras que para pasar de 0 a 100 km/h se emplean 7 segundos y la velocidad máxima se sitúa en 226 km/h. Aunque el coche ronda la tonelada y media, el motor 1.6 turboalimentado de 218 CV sorprende por su excelente rendimiento y agrado de manejo. El Mini Countryman JCW va muy sujeto a la carretera, es muyo seguro, fácil de conducir, pero resulta menos eficaz y sobre todo, no tan divertido como las versiones JCW comercializadas hasta la fecha. Es un coche rápido y eficaz, pero le falta algo de emoción para ser un deportivo con mayúsculas. Puestos a elegir, casi que me quedo con el Countryman Cooper SD. 

En noviembre llegará a los concesionarios a un precio cercano a los 35.000 Euros. La diferencia de precio que existe con respecto al Cooper S, es excesiva. Es un coche de capricho y eso se paga. Como es norma en las realizaciones de la marca, la lista de opciones es muy completa y son muchas las posibilidades de personalización que se ofrecen.

¿Qué opinas de esta noticia? Debate en los foros con otros aficionados al mundo del motor.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.