Publicidad

Mercedes Viano 2.2 CDI 4 Matic

Más allá de la moda monovolumen, existe un tipo de vehículos derivados de industriales que cuentan con todo lo necesario para disfrutar del viaje. Y si las condiciones no son las apropiadas, Mercedes ofrece esta variante del Viano equipada con tracción total 4Matic que permite llegar más lejos todavía.
-
Mercedes Viano 2.2 CDI 4 Matic
Esta unidad Viano 4matic emplea el motor Diesel 2.2 CDI en su variante de 150 CV -también se puede pedir con el motor 2.0 CDI de 109 CV-. Las prestaciones que obtiene son más que suficientes para mover al Viano dentro de los límites legales con soltura. Con todo, no se trata de un modelo que demande a su conductor velocidad, sino todo lo contrario. Viajar con cruceros de 120 km/h aseguran una sobrada estabilidad y consumos algo más contenidos; este motor, que resultaba razonable en su consumo en los turismos convencionales de Mercedes, se vuelve, por la lógica culpa del peso y la aerodinámica, mucho más gastón en el Viano, situación que se incrementa aún más en esta variante 4Motion; así, registramos un consumo medio por encima de los 11 litros, un litro de media más cada 100 km que la Viano de propulsión trasera y cambio manual.
La sonoridad mecánica es un aspecto que con este motor no está muy resuelto, puesto que aquí es cuando deja claro de qué vehículo deriva. Además, hay que añadir que, al ser un solo volumen sin delimitaciones interiores, cualquier ruido se amplifica, desde lo que llevemos en el maletero sin sujetar, hasta unas llaves en la guantera, situación común a este tipo de vehículos. Uno de los aspectos que más sorprende del Viano es la soltura con la que se mueve entre el tráfico. Si se dispone de un buen sitio asegurado donde aparcar, no es descartable su utilización diaria. Sólo hay que tener en cuenta su longitud a la hora de girar en zonas muy estrechas, situación a la que su dirección ayuda con creces, puesto que las ruedas delanteras giran más de lo convencional. La estabilidad es buena, dado su tamaño y mayores inercias, aunque si habitualmente las condiciones de uso no son malas, recomendamos olvidarse de la tracción total, puesto que conlleva algunos matices que pueden ser incompatibles con el uso diario: mayor altura y suspensiones más duras e incómodas. A cambio tendremos un modelo más refinado, con la posibilidad de montar la suspensión neumática detrás, de serie en función del acabado, ideal para cargar el maletero hasta los topes sin que afecte a la estabilidad.

El Viano se puede encontrar en tres tamaños diferentes. El de nuestra prueba es el intermedio, que añade mayor espacio tras la última fila de asientos. La habitabilidad, como era de esperar, es su punto más fuerte. De serie viene con seis asientos independientes, pero admite múltiples configuraciones. Los asientos van ubicados sobre unos raíles por lo que se puede adaptar el espacio según la necesidad de cada momento. Con ellos puestos en su posición más retrasada, que no sería necesario para ir confortables, dispone de 540 litros de espacio de carga hasta la altura de la ventana, por lo que avanzando un poco los asientos tendremos capacidad de sobra para el equipaje de las 6 personas, los juguetes, los cochecitos de los niños, la jaula y el canario… Es otro mundo. También las posibilidades de personalización se salen de lo habitual en el mundo de los turismos. Desde el climatizador a un sistema de calefacción independiente para poder dormir dentro; todo es posible en busca del confort o la adaptación a las necesidades de cada uno. A la hora de matricular el Viano existen dos alternativas: turismo o mixto adaptable. En la segunda no se paga el impuesto de matriculación, pero en contra tiene la obligación de pasar ITV a los 2 años, para luego pasarla cada año hasta que cumpla 10, y a partir de ahí cada 6 meses, además de unos límites de velocidad legales más bajos.

Todo espacio
Ficha técnica
Nuestros datos
Equipamiento
Esta unidad Viano 4matic emplea el motor Diesel 2.2 CDI en su variante de 150 CV -también se puede pedir con el motor 2.0 CDI de 109 CV-. Las prestaciones que obtiene son más que suficientes para mover al Viano dentro de los límites legales con soltura. Con todo, no se trata de un modelo que demande a su conductor velocidad, sino todo lo contrario. Viajar con cruceros de 120 km/h aseguran una sobrada estabilidad y consumos algo más contenidos; este motor, que resultaba razonable en su consumo en los turismos convencionales de Mercedes, se vuelve, por la lógica culpa del peso y la aerodinámica, mucho más gastón en el Viano, situación que se incrementa aún más en esta variante 4Motion; así, registramos un consumo medio por encima de los 11 litros, un litro de media más cada 100 km que la Viano de propulsión trasera y cambio manual. La sonoridad mecánica es un aspecto que con este motor no está muy resuelto, puesto que aquí es cuando deja claro de qué vehículo deriva. Además, hay que añadir que, al ser un solo volumen sin delimitaciones interiores, cualquier ruido se amplifica, desde lo que llevemos en el maletero sin sujetar, hasta unas llaves en la guantera, situación común a este tipo de vehículos. Uno de los aspectos que más sorprende del Viano es la soltura con la que se mueve entre el tráfico. Si se dispone de un buen sitio asegurado donde aparcar, no es descartable su utilización diaria. Sólo hay que tener en cuenta su longitud a la hora de girar en zonas muy estrechas, situación a la que su dirección ayuda con creces, puesto que las ruedas delanteras giran más de lo convencional. La estabilidad es buena, dado su tamaño y mayores inercias, aunque si habitualmente las condiciones de uso no son malas, recomendamos olvidarse de la tracción total, puesto que conlleva algunos matices que pueden ser incompatibles con el uso diario: mayor altura y suspensiones más duras e incómodas. A cambio tendremos un modelo más refinado, con la posibilidad de montar la suspensión neumática detrás, de serie en función del acabado, ideal para cargar el maletero hasta los topes sin que afecte a la estabilidad.

El Viano se puede encontrar en tres tamaños diferentes. El de nuestra prueba es el intermedio, que añade mayor espacio tras la última fila de asientos. La habitabilidad, como era de esperar, es su punto más fuerte. De serie viene con seis asientos independientes, pero admite múltiples configuraciones. Los asientos van ubicados sobre unos raíles por lo que se puede adaptar el espacio según la necesidad de cada momento. Con ellos puestos en su posición más retrasada, que no sería necesario para ir confortables, dispone de 540 litros de espacio de carga hasta la altura de la ventana, por lo que avanzando un poco los asientos tendremos capacidad de sobra para el equipaje de las 6 personas, los juguetes, los cochecitos de los niños, la jaula y el canario… Es otro mundo. También las posibilidades de personalización se salen de lo habitual en el mundo de los turismos. Desde el climatizador a un sistema de calefacción independiente para poder dormir dentro; todo es posible en busca del confort o la adaptación a las necesidades de cada uno. A la hora de matricular el Viano existen dos alternativas: turismo o mixto adaptable. En la segunda no se paga el impuesto de matriculación, pero en contra tiene la obligación de pasar ITV a los 2 años, para luego pasarla cada año hasta que cumpla 10, y a partir de ahí cada 6 meses, además de unos límites de velocidad legales más bajos.

Todo espacio
Ficha técnica
Nuestros datos
Equipamiento

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.