Publicidad

A prueba el Mazda2: la ciudad no necesita el Diesel

Su diseño diferenciador, motor exclusivamente de gasolina y aptitudes dinámicas permiten hacen del Mazda2 un verso libre, pero atractivo, en el competido segmento de los utilitarios.
Óscar Díaz.

-

A prueba el Mazda2: la ciudad no necesita el Diesel

Quien quiera un coche turbodiésel de ciudad y algo más, mejor que siga buscando. Porque el Mazda2 se comercializa exclusivamente en versiones de gasolina (75, 90 o 115 CV siempre con un bloque de 1,6 l) desde principios de 2016. Este bloque de inyección directa y cuatro cilindros se desmarca de las últimas tendencias en cuanto a planteamiento, que pasan por bajar la cilindrada, reducir el número de pistones y usar el turbo para aportar un plus de energía, especialmente a bajo régimen.

A cambio, Mazda ha apostado por una disposición clásica en el Mazda2, con un motor atmosférico de cuatro cilindros en línea, cuya sencillez no debe ser confundida por simpleza ya que desarrollado bajo el programa SkyActiv, incluye un minucioso trabajo que lleva a rebajar el consumo a valores próximos a los turbodiésel.- Así lo demuestran los valores obtenidos por nuestro Centro Técnico (6,2 l/100 km en ciudad y 5,4 en carretera en la versión de 90 CV). Añade también excelencia en cuanto a mínima sonoridad y vibraciones. Su relación de compresión es inusitadamente alta, 14,0:1 y los pistones cóncavos permiten controlar el frente de llama de la manera más eficaz.

Mazda2 pruebaEl resultado es un motor suave, de mínimas vibraciones, y el rendimiento clásico de un motor atmosférico. Esto es: una respuesta en baja discreta, lo que unido a unos desarrollos algo largos del cambio aconsejan reducir una o dos marchas si necesitamos sensaciones de empuje, y sensaciones de poderío en la zona más alta del cuentarrevoluciones. Esto permite unas cifras de aceleración destacadas, en torno a los 10 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h tanto para la equilibrada versión de 90 CV como la de 115, más potente y con cambio de seis marchas. En cualquier caso, es un motor que mantiene la última marcha la mayor parte del tiempo y movernos al ritmo del tráfico con poca sonoridad.

La construcción del Mazda2

El Mazda2 reproduce las dinámicas líneas de estilo del diseño Kodo que inauguró el CX-5 y continuaron en Mazda 6, CX-3 y MX-5 y, como en aquellos, se ha elaborado buscando rebajar el peso al máximo por las ventajas que esto implica de cara al dinamismo. De hecho, supera por poco la tonelada de peso y se queda prácticamente 100 kg por debajo de los rivales más duros de la categoría, lo que redunda no sólo en rebajar el consumo sino que también hace más fácil el trabajo de un chasis preciso, de suspensiones firmes y unos frenos que cumplen sin problemas, aunque sin alcanzar las distancias de parada de un deportivo. Es imponente, eso sí, la agilidad en ciudad, como demuestra un diámetro de giro por debajo de los 10 m.

Analizando su espacio interior habría que diferenciar unas plazas delanteras de lo más generosas de unas traseras algo estrechas y con una cota vertical que penalizaría a pasajeros de más de 1,8 m de estatura. Y es que en realidad, el Mazda 2 no saca partido de ser uno de los urbanos más grandes del mercado (4,07 m de longitud)  para aportar un espacio interior de líder, como tampoco es espectacular la capacidad un maletero que ronda los 300 l.

Mazda2 pruebaAsí es la gama Mazda 2

La familia Mazda2 se compone de cinco acabados comerciales (Pulse, Style, Style+, Style+ Confort y Luxury) que delimitan una horquilla de precios que se abre más de 5.000 euros, La versión de acceso Pulse se reserva a la motorización básica, de 75 CV, pese a lo que cuenta con aire acondicionado, conexiones auxiliares USB en el equipo de audio y los casi imprescindibles cierre centralizado y dirección asistida.

A partir de ahí, el Mazda2 va ganando en equipamiento hasta llegar al más sofisticado Luxury dotado de faros led, alerta de cambio de carril y acceso y arranque sin llave. También es capaz de montar elementos hasta ahora reservados a categorías muy superiores como son el sistema de proyección de información a la altura de los ojos del conductor integrado en un pack que también incluye el asistente de cambio de luz de cruce y carretera y el sensor de ángulo muerto. Además la versión de 90 CV está también disponible con un cómodo cambio automático de convertidor de par y seis relaciones que facilita sobremanera el uso en ciudad.

También te puede interesar

Todos los precios y características del Mazda2

Mazda CX-5 y CX-3 Custom Style, las versiones más deportivas

Mazda3 2017, mejora en imagen y confort. ¡Lo probamos!

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.