Publicidad

Mazda MX-5 '20 Aniversario'

La edición especial 20 Aniversario sólo estará disponible para Europa, con una producción limitada a 2.000 unidades, motor 1.8 de 126 CV y elementos de equipamiento específicos, como llantas, cromados y una barra de refuerzo entre las torretas de suspensión delanteras.
-
Mazda MX-5 '20 Aniversario'
Cuando un coche se convierte en producto de éxito su fabricante suele ser muy cauto a la hora de renovarlo, realizando los mínimos cambios posibles para mantener intactas sus cualidades y personalidad, así como para preservar su diseño lo máximo posible. Porsche 911, Corvette, incluso Mazda MX-5, son claros ejemplos de ello. En los tres, el concepto inicial se ha ido refinando para adaptarse a los requisitos de su tiempo, pero sin perder la esencia. En el caso del Mazda, han pasado dos décadas desde que nació el pequeño Miata y, en esta tercera generación, más que en la segunda, intenta ser lo más fiel posible al primero, recobrando gran parte de la pureza del original en cuanto a conducción y sencillo planteamiento. No obstante, las exigencias del guión han cambiado, sobre todo en lo que a seguridad se refiere. Además de la supresión de los faros escamoteables, con cada nueva edición se ha añadido equipamiento: se han incorporado airbags, controles de tracción y estabilidad —el Mazda MX-5 de primera generación que aparece en estas páginas no lleva ni siquiera ABS—, e incluso sensor de presión de los neumáticos. Como consecuencia, ha aumentado el peso, pero también se ha convertido en un automóvil apto para casi todos los públicos —al menos con el DSC conectado—, algo que más de un purista no puede soportar...

Galería relacionada

Mazda MX-5 20 Aniversario

Sin embargo, pese a un incremento de peso de unos 165 kg, hay ciertas características que se conservan prácticamente inalteradas, como la vivacidad en la respuesta del motor o el preciso tacto del cambio y de la dirección, elementos que, ya desde sus inicios, lograban conquistar a los conductores del pequeño roadster nipón. Su comportamiento también guarda similitudes, aunque en el primigenio todo ocurría a menor velocidad, más concretamente la tendencia del tren trasero a insinuarse a poco que lo provoquemos, ya sea a golpe de gas, o al levantar bruscamente el acelerador en plena curva. La progresividad y la baja velocidad a la que suceden estas deportivas reacciones hicieron del Mazda MX-5 original un "juguete" relativamente asequible —no sólo económicamente— para disfrutar al volante sin compromisos. Lograr similares maneras en el Mazda MX-5 actual requiere llevar un ritmo de marcha muy superior, aunque no excesivo. Apenas balancea y el paso por curva resulta mucho más rápido gracias a un mayor grado de agarre, por ello, difícilmente lograremos que su eje trasero pierda tracción únicamente a base de acelerar, pues va más asentado. Esto no quiere decir que sea inamovible, ya que, cuando nos enfrentamos a fuertes apoyos, la zaga reacciona sin hacerse esperar ante las transferencias de masas —sobre todo si lo coordinamos con un ligero golpe de volante— y saca a relucir su carácter sobrevirador. Aquí es cuando entra en juego el control de estabilidad, evitando sustos a conductores poco avezados y recordándonos que los tiempos han cambiado. Por suerte, es desconectable. El interior del Mazda MX-5 apenas ha variado su configuración e incluso mantiene similares asientos y la misma disposición en el cuadro de instrumentos, en el que desde el principio se incluían relojes de temperatura del agua y presión del aceite. El espíritu original sigue ahí. Debido al mayor tamaño de la carrocería ahora es más habitable, sobre todo a lo ancho, además cuenta con "lujos" como climatizador, luneta trasera térmica, volante regulable en altura, así como un mayor número de huecos para depositar objetos. Suma cuatro guanteras en total —tres de ellas detrás de los asientos—, algo que siempre es de agradecer en un roadster y hace que, dentro de su segmento, el Mazda MX-5 sea bastante práctico. Eso sí, la tapa del maletero carece de tirador y sólo se puede abrir mediante el mando a distancia integrado en la propia llave de contacto, que no funciona cuando el coche está en marcha, lo que resulta incómodo en caso de que el pasajero quiera guardar o retirar algún bulto.

El accionamiento de la capota es manual, pero no podía ser más sencillo. Para retirarla basta con desenganchar un único cierre en el marco del parabrisas (dos, en el original) y empujarla hacia atrás, operación que se puede realizar incluso conduciendo. Una vez que el coche está descapotado descubrimos la diferencia más importante de cara al agrado de uso entre estos dos modelos: la protección aerodinámica. En el antiguo es obligado el uso de una gorra para que las turbulencias molesten lo menos posible, y hasta un pañuelo o bufanda para evitar el frío en el cuello. Mantener una conversación dentro de su habitáculo resulta complicado superada cierta velocidad. En cambio, la notable evolución de la generación actual en este campo consigue un confort de viaje muy superior, sin apenas corrientes de aire que nos despeinen y, por tanto, con mayores posibilidades de utilización en cualquier época del año. Según Mazda, el actual MX-5 se puede conducir sin capota a temperaturas entre 10 y 30 ºC con total comodidad, gracias en parte a una salida de ventilación adicional en la zona de las rodillas, así como a un pequeño deflector situado entre los arcos antivuelco. El único inconveniente de este modelo a la hora de realizar largos desplazamientos es su nivel sonoro, más elevado de lo que nos gustaría, pues la capota aísla menos de lo que cabría esperar. Aun así, es soportable a cambio del placer de conducción que proporciona. Lo mejor:
- Tacto general
- Precisión cambio
- Precio (2ª mano)
Lo peor:
- Turbulencias descapotado
- Sin ABS
- Equipamiento justo
Lo mejor:
- Imagen atractiva
- Agrado de uso
- Accionamiento de la capota
Lo peor:
- Sonoridad elevada
- Apertura del maletero
- ESP intrusivo
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.