Publicidad

Maserati GranTurismo MC Stradale

El placer de conducir un Maserati se eleva aún más cuando lo que tenemos ante nosotros es una versión ‘carreras-cliente’ como esta. No es lo más práctico para ir por la calle, pero con él se puede ir de circuito en circuito parando a comer en los sitios más exclusivos sin que nos miren mal.
-
Maserati GranTurismo MC Stradale
Una pequeña parte de la larga tradición deportiva de Maserati se refleja en su última creación, el GranTurismo MC Stradale. Lejos de ofrecer un elegante superdeportivo, como es el GranTurismo convencional, con el MC Stradale apuestan en primer lugar por la deportividad; sigue siendo elegante y exclusivo, porque lo lleva en los genes, pero renuncia a gran parte del confort en favor de la mayor eficacia deportiva, convirtiéndose así en un coche más radical. Deriva por completo de la versión que se utiliza para el Trofeo que recorre Europa junto al WTCC, siendo rival directo de modelos como el Porsche 911 GT3.

Galería relacionada

Maserati GranTurismo MC Stradale

Sobre el GranTurismo S, se ha trabajado en la reducción de peso, la suspensión, la transmisión, el motor y los frenos. En total pesa 110 kg menos que el S. Se prescinde de las plazas traseras, en las que ahora encontramos medio arco de seguridad que, además de proteger en caso de vuelco, refuerzan la rigidez de la carrocería y sirven de anclaje de los cinturones de seguridad de cuatro puntos que lleva de serie. El resto de la cura de adelgazamiento corresponde a las llantas (-5 kg), a los escapes (-6 kg), a la reducción de los materiales aislantes del habitáculo (-25 kg) y a la utilización de discos carbocerámicos (-18 kg).

En el bastidor se baja la altura de la carrocería 10 mm delante y 20 mm detrás y se aplican unos muelles un 8 por ciento más duros, incrementando además el grosor de la estabilizadora delantera hasta los 25 mm de diámetro. El conjunto neumático/llanta pasa a ser de 255/35 ZR20 delante y 295/35 ZR20 detrás, con las gomas Pirelli PZero Corsa con código específico para este Maserati. Aumenta el diámetro de los discos de freno, siendo los delanteros carbocerámicos, y con pinzas de 6 pistones delante y 4 detrás, todos firmados por Brembo. Mantiene el motor del GranTurismo S aunque con algunas modificaciones que le permiten llegar a los 450 caballos -10 más- y aumentar el par en 2 mkg hasta los 52 mkg. Se trata del 4.7 V8, que ha visto reducidas sus fricciones internas, además de cambios en la culata, con rediseño de la cámara de combustión. A pesar del aumento de potencia, anuncia una rebaja del consumo y emisiones medias de CO2 de un 13 por ciento. La transmisión ahora se realiza a través de una caja de cambios Graziano -lleva electrónica Magneti Marelli- de doble embrague monodisco en seco en paralelo, que sustituye al ZF de convertidor de par. Va ubicada en el tren trasero, justo delante del diferencial autoblocante que lleva de serie -la caja ZF del S Auto va pegada al motor-.

Cuenta con una nueva gestión electrónica, que sustituye el botón "ICE" de la consola central por otro "RACE" que deja claras las intenciones del coche que, además, presume de ser el primer Maserati de producción -el MC12 parece no contar- que supera la barrera de los 300 km/h... en 1 km/h; algo es algo. En el modo más deportivo, además de adaptar el control de estabilidad y tracción a un reglaje radical, reduce los tiempos de cambio a 60 milisegundos y deja abiertas las válvulas de escape en todo el régimen del motor -en el modo Sport se abren a 4.000 rpm-, produciendo un sonido precioso, como no podía ser de otra forma en un deportivo italiano, que en esto no tienen rival.

Por fuera cambia al incorporar un spliter delantero, taloneras, tomas de aire en el capó y mayores entradas y salidas de aire. A 200 km/h aumenta su carga aerodinámica en el tren delantero en un 25 por ciento y en un 50 por ciento en el trasero. Su comportamiento es como se espera. Quizá no sea tan radical como un 911 GT3, pero es considerablemente más efectivo que los GranTurismo normales. El motor transmite deportividad por todos lados y el bastidor se encuentra más cómodo en zonas de buen firme, donde será un coche muy rápido. Da gusto ver que todavía hay coches así.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.