Publicidad

Primera prueba: Lexus RC F, sin complejos

Con el BMW M4 como objetivo a batir, llega al mercado nacional la exclusiva versión F del Lexus RC. Va a ser una dura batalla, pero este Lexus puede rivalizar en prestaciones y capacidad rutera con el, hasta ahora, rey de la categoría
Juan Collín. -
Primera prueba: Lexus RC F, sin complejos

Es, sin duda, la estrella de la gama. El Lexus RC F con motor V8 de 477 CV llega para plantar cara a lo más granado del segmento, con el BMW M4 como estandarte, pero sin olvidar a Audi RS 5 y Mercedes C 63 AMG Coupé.

En su desarrollo se han aprovechado componentes de otros modelos de la gama, pero se trata de un coche completamente nuevo en el que Lexus ha echado literalmente el resto para convertirlo en una verdadera referencia entre los de su especie.

Lexus RC FEl V8 de cinco litros es similar al empleado en el IS F, pero en este caso desarrolla 477 CV a 7.100 rpm; en la berlina entrega 423 CV a 6.600 rpm. Esta mecánica está a la última en todo y además de inyección directa cuenta con un sofisticado sistema de distribución variable y también es capaz de combinar los ciclos de funcionamiento Otto y Atkinson. Este último retrasa el cierre de las válvulas de admisión reduciendo la relación de compresión y se emplea cuando se rueda a velocidad constante y bajas revoluciones para reducir el consumo de carburante.

Al volante, el funcionamiento del motor ocho cilindros atmosférico es absolutamente fascinante. Aunque no tiene la patada del V6 turboalimentado de BMW, ofrece un poderío extraordinario, sube de vueltas con una facilidad impresionante y gracias a las elevadísimas cifras de par que desarrolla, se muestra siempre dispuesto a empujar con total contundencia cuando se pisa el pedal del gas, demostrando todo su carácter a partir de 3.800 rpm que es cuando cambia el diagrama del árbol de levas.

La conducción del RC F es siempre muy agradable, en carretera es además un automóvil muy rápido, confortable en viajes de largo recorrido y cautivador cuando uno se adentra por las rutas más sinuosas. Uno se olvida rápidamente de su elevado tonelaje y a los mandos da la sensación de ser un coche bastante manejable, que atiende con total celeridad a las insinuaciones que se realizan con el volante. Como pudimos comprobar en el circuito Ascari, se trata de un deportivo con mayúsculas, una máquina sumamente eficaz y gratificante en su manejo. El tren trasero manda mucho en la conducción cuando se rueda al límite, pero no es en absoluto nervioso.

Lexus RC FLas suspensiones cuentan con una refinada arquitectura de triángulos superpuestos tanto delante como detrás, con todos los brazos realizados en aluminio, mientras que los amortiguadores pilotados de control electrónico están firmados por Sachs.

Como en el IS F, la caja de cambios es automática de ocho relaciones con sistema de accionamiento secuencial y levas en el volante. También dispone de bloqueo desde la segunda velocidad hasta la octava para evitar pérdidas por deslizamiento. Combina a la perfección suavidad y eficacia.

Rápido y agradable

El RC F es un coche cómodo y muy agradable de manejar, que sorprende por sus elevadísimas cualidades dinámicas y por unas prestaciones que poco tienen que envidiar a las del BMW M4, si bien no se tarda en comprobar que tiene un talante algo más burgués, lo que muchos clientes agradecerán. Se declara una velocidad máxima de 270 km/h y 4,5 segundos de 0 a 100 km/h, es decir, cuatro décimas más que su rival germano. En este sentido conviene apuntar que el coupé nipón es en torno a 170 kg más pesado y que la caja de convertidor de par, si bien es muy eficiente, suave en las inserciones, rapidísima y muy obediente cuando se emplea el modo manual, no es tan eficaz como el cambio de doble embrague que emplea el BMW.

Lexus RC FEl coupé japonés cuenta con cuatro modos de conducción Eco, Normal, Sport S y Sport S Plus. Con ellos se varía la respuesta del acelerador, el sonido del motor, el tarado de la suspensión y las ayudas a la conducción.

El RC F no es tan deportivo y rápido como un BMW M4, pero resulta un coche muy satisfactorio, más fácil de pilotar y mucho apropiado para viajar y conducir a diario. Lo único que le sobran son unos cuantos kilos.

El RC F se ofrece con tres niveles de equipamiento: Executive, Carbon Package y Luxury. Con el primero de ellos este deportivo de propulsión trasera, cuenta con un diferencial trasero autoblocante tipo Torsen. Con los acabados Carbon Package y Luxury se da un paso más en este sentido y se monta un diferencial activo que incluye dos embragues multidisco de control electrónico y tres programas de gestión: Standard, Slalom y Track. La terminación Carbon Package también incluye capó delantero y techo realizados e fibra de carbono con los que se ahorran 10 kg.

Precios:

Lexus RC F Executive: 86 700 €
Lexus RC F Carbon Package: 98 500 €
Lexus RC F Luxury: 99 500 €

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.