Publicidad

Kia Pro-cee'd 2.0 CRDI

Ya está aquí la variante tres puertas del Kia Cee'd, que mucho tiene que decir frente a sus rivales europeos. Desarrollado en el Viejo Continente, este compacto coreano satisface con un agradable motor diesel de 140 CV, buen equipamiento, precio competitivo y la calidad general necesaria para triunfar en Europa.
-
Kia Pro-cee'd 2.0 CRDI
Siguiendo la tendencia marcada por algunos modelos, como el Citroën C4, por ejemplo, que distinguen con claridad sus versiones de tres y cinco puertas, el pro-Cee’d cambia algunas cosas en su exterior. Las ópticas traseras son más grandes que en la carrocería de cinco puertas, hay un pequeño alerón en la parte alta del portón trasero y la altura del techo se reduce en 3 cm, que le dan un interesante aire de coupé. La capacidad del maletero permanece inalterada con sus 370 litros, más 28 que hay bajo el fondo. Esta medición le deja en buen lugar con respecto a sus rivales; es algo más grande que la de un C4, un Mégane o un Astra pero ligeramente más pequeña que la de los 308, Focus y Auris. Eso sí, es 75 litros más pequeña que la del Civic, el modelo con el maletero más grande del segmento.
Siguiendo en el interior, encontramos un habitáculo amplio y cómodo, con un diseño nada complicado. Hay buena anchura interior delantera y trasera, como las de un Golf por ejemplo, y es de los que más hueco ofrecen para las piernas de los ocupantes de las plazas traseras, el mismo de la versión de cinco. Como el techo ha rebajado altura, dentro se reduce la cota en 2 cm en las plazas delanteras y en 10 cm en las traseras, es decir, detrás tiene prácticamente el mismo espacio en altura que un Civic, siendo los dos peores modelos del segmento en esta medición. Con todo, hay que medir más de 1,85 m para que viajar sentado detrás sea una tortura.

Los asientos son cómodos y sujetan bien el cuerpo, no tanto como los de un León, pero son muchísimo mejores que los de un Auris. Cuentan con reglaje manual los delanteros, también en altura y lumbar, y todos están confeccionados de serie en una mezcla de símil piel –en los laterales- y tela, que imita la huella que deja un neumático. Detrás, como es habitual en este segmento, la plaza central es incómoda, y eso que en este caso carece del habitual reposabrazos, que en Kia sólo dejan para la versión de cinco puertas. Hay cinco reposacabezas regulables en altura –activos los delanteros- y anclajes Isofix en las plazas traseras. La calidad visual está supeditada al único acabado posible con este motor, el Emotion, que es el más alto de gama. Así, encontramos inserciones en símil de aluminio, a juego con el pedalier, y distintos detalles de terminación exclusivos de esta versión, aunque al final, la apariencia general no es muy distinta de la variante de cinco puertas ya conocida. En la parte baja de la consola central existe una conexión USB más otra de audio auxiliar, ideales para sistemas externos de MP3. El nivel de equipamiento es completo y sólo se echan en falta, al menos como opción, los faros de xenón o la rueda de repuesto de verdad, en lugar de la de emergencia.

Tres puertas
Suspensión deportiva
Siguiendo la tendencia marcada por algunos modelos, como el Citroën C4, por ejemplo, que distinguen con claridad sus versiones de tres y cinco puertas, el pro-Cee’d cambia algunas cosas en su exterior. Las ópticas traseras son más grandes que en la carrocería de cinco puertas, hay un pequeño alerón en la parte alta del portón trasero y la altura del techo se reduce en 3 cm, que le dan un interesante aire de coupé. La capacidad del maletero permanece inalterada con sus 370 litros, más 28 que hay bajo el fondo. Esta medición le deja en buen lugar con respecto a sus rivales; es algo más grande que la de un C4, un Mégane o un Astra pero ligeramente más pequeña que la de los 308, Focus y Auris. Eso sí, es 75 litros más pequeña que la del Civic, el modelo con el maletero más grande del segmento. Siguiendo en el interior, encontramos un habitáculo amplio y cómodo, con un diseño nada complicado. Hay buena anchura interior delantera y trasera, como las de un Golf por ejemplo, y es de los que más hueco ofrecen para las piernas de los ocupantes de las plazas traseras, el mismo de la versión de cinco. Como el techo ha rebajado altura, dentro se reduce la cota en 2 cm en las plazas delanteras y en 10 cm en las traseras, es decir, detrás tiene prácticamente el mismo espacio en altura que un Civic, siendo los dos peores modelos del segmento en esta medición. Con todo, hay que medir más de 1,85 m para que viajar sentado detrás sea una tortura.

Los asientos son cómodos y sujetan bien el cuerpo, no tanto como los de un León, pero son muchísimo mejores que los de un Auris. Cuentan con reglaje manual los delanteros, también en altura y lumbar, y todos están confeccionados de serie en una mezcla de símil piel –en los laterales- y tela, que imita la huella que deja un neumático. Detrás, como es habitual en este segmento, la plaza central es incómoda, y eso que en este caso carece del habitual reposabrazos, que en Kia sólo dejan para la versión de cinco puertas. Hay cinco reposacabezas regulables en altura –activos los delanteros- y anclajes Isofix en las plazas traseras. La calidad visual está supeditada al único acabado posible con este motor, el Emotion, que es el más alto de gama. Así, encontramos inserciones en símil de aluminio, a juego con el pedalier, y distintos detalles de terminación exclusivos de esta versión, aunque al final, la apariencia general no es muy distinta de la variante de cinco puertas ya conocida. En la parte baja de la consola central existe una conexión USB más otra de audio auxiliar, ideales para sistemas externos de MP3. El nivel de equipamiento es completo y sólo se echan en falta, al menos como opción, los faros de xenón o la rueda de repuesto de verdad, en lugar de la de emergencia.

Tres puertas
Suspensión deportiva
Te recomendamos

Ya quedan menos de dos semanas para que AutoRacing Madrid abra sus puertas. Atentos a...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.