Publicidad

Kia Picanto 2008

Creado en 2004 y líder del mercado de los pequeños ciudadanos, al Picanto le ha llegado la hora de renovarse. Kia le ha dado un aire más moderno y juvenil, buscando, en estos tiempos de incertidumbre, que el número de compradores se mantenga e incluso crezca. El precio de partida es seductor: 9.700 euros.
-
Kia Picanto 2008
El Kia Picanto ha tenido una vida de éxito desde su lanzamiento en el año 2004. Los compradores (en su mayoría jóvenes que lo ven como un vehículo atractivo y asequible y familias que necesitan un segundo o tercer coche) le han dado su bendición, y no sólo en España. Más de 250.000 unidades vendidas en toda Europa en estos cuatro años constituyen una evidencia que no precisa de más palabras. Sólo en 2007 se han vendido en nuestro país, 7.600 unidades, el 20 por ciento de ese segmento del mercado automovilístico español.

Galería relacionada

Picanto 08

Aunque el “look” del Kia Picanto podría haber resistido algo más el paso del tiempo, la marca coreana no ha querido dejar perder el empuje que este pequeño demuestra y ha renovado algunos elementos de su exterior y casi todo el interior, además de redondear su equipamiento. Los motores son los mismos, un gasolina y un Diesel, ambos de 1,1 litros de cilindrada. El gasolina cuenta con 65 CV de potencia y 9,8 mkg de par. SE combina con caja de cambios manual de 5 marchas o automático de 4. En la variante manual, las emisiones de CO2 son 118 g/km, es decir, con la nueva legislación que ha entrado en vigor el pasado 1 de enero, está exento del pago del impuesto de matriculación (las emisiones con el cambio automático suben hasta los 137 g/km). En cuanto al 1.1 Diesel, es un 3 cilindros common rail con 75 CV y un par de 15,6 mkg. Este CRDi consume en ciclo mixto 4,2 litros a los 100 km y su tasa de emisiones es de 112 g/km (tampoco paga impuesto de matriculación). Sólo se ofrece con cambio manual de 5 velocidades. El corazón que late bajo el capó del pequeño Picanto no ha variado, pero la carrocería y el interior sí han sido sometidos a una clara actualización, fruto del trabajo conjunto del centro de diseño de Kia en Namyang (Corea) y del centro de I+D de Russelsheim, en Alemania. En el exterior, el criterio de renovación pasa por redondear aristas y suavizar ángulos. En el frontal, además de la nueva línea del capó, la calandra sigue el camino ya marcado en el Cee’d, con doble barra horizontal y tiras negras en el fondo. El paragolpes incorpora una entrada de aire más amplia (también los paragolpes traseros se han hecho más voluminosos, lo que, en total, ha hecho aumentar la longitud del Picanto en 4 cm). Los faros son también nuevos, más redondeados. En la trasera, con un espoiler que marca la línea del techo, los grupos ópticos son de mayor tamaño y sus lámparas, redondeadas, se corresponden con el diseño de los faros. El paragolpes nuevo le da más personalidad, enfatizada también por el mayor tamaño del logotipo de Kia. Hay que destacar también el mayor tamaño de los retrovisores, que mejoran la seguridad activa del Picanto. Ahora van provistos de luces de intermitencia. Si pasamos al interior, de nuevo algunos elementos nos recuerdan el habitáculo del Cee’d. La combinación de colores en plásticos y tapicerías configuran un ambiente cromático bitono, sin estridencias (negro o gris en el salpicadero y líneas azules o rojas en la tapicería), en el que pueden viajar cómodamente 4 personas, aunque las posibilidades de abatir uno o dos asientos hacen que esta configuración 2+2 sea en realidad muy versátil en su capacidad de transportar carga y pasajeros. En el puesto de conducción (ahora con asiento regulable en altura) destaca el nuevo tacto del volante, con plástico de mayor calidad, de tres radios y con el claxon en el centro. La instrumentación, tomada del Cee’d, consta de dos esferas y se ilumina ahora con luz de fondo anaranjada. La consola central es de nuevo diseño, con doble salidas de aire y un equipo de música específico para el Picanto que ahora es compatible con archivos MP3. Siguiendo con los cambios, las suspensiones se han modificado. Las delanteras, McPherson, con barra estabilizadora; detrás, multibrazo, alta y estrecha, para dejar el máximo espacio posible al maletero (157 litros que se incrementan hasta los 882 con todos los asientos abatidos). Por lo que respecta al equipamiento, una novedad muy positiva es que ahora se incluye el ESP de serie en la versión gasolina con acabado Emotion. Toda la gama tiene la dirección asistida eléctrica que se estrenó al incorporar el motor Diesel, en 2005. Pulsa en la solapa de Equipamiento que puedes ver en la parte superior de esta página. Consulta tb la gama de precios, que va desde los 9.700 a los 12.465 euros. El Kia Picanto ha tenido una vida de éxito desde su lanzamiento en el año 2004. Los compradores (en su mayoría jóvenes que lo ven como un vehículo atractivo y asequible y familias que necesitan un segundo o tercer coche) le han dado su bendición, y no sólo en España. Más de 250.000 unidades vendidas en toda Europa en estos cuatro años constituyen una evidencia que no precisa de más palabras. Sólo en 2007 se han vendido en nuestro país, 7.600 unidades, el 20 por ciento de ese segmento del mercado automovilístico español. Aunque el “look” del Kia Picanto podría haber resistido algo más el paso del tiempo, la marca coreana no ha querido dejar perder el empuje que este pequeño demuestra y ha renovado algunos elementos de su exterior y casi todo el interior, además de redondear su equipamiento. Los motores son los mismos, un gasolina y un Diesel, ambos de 1,1 litros de cilindrada. El gasolina cuenta con 65 CV de potencia y 9,8 mkg de par. SE combina con caja de cambios manual de 5 marchas o automático de 4. En la variante manual, las emisiones de CO2 son 118 g/km, es decir, con la nueva legislación que ha entrado en vigor el pasado 1 de enero, está exento del pago del impuesto de matriculación (las emisiones con el cambio automático suben hasta los 137 g/km). En cuanto al 1.1 Diesel, es un 3 cilindros common rail con 75 CV y un par de 15,6 mkg. Este CRDi consume en ciclo mixto 4,2 litros a los 100 km y su tasa de emisiones es de 112 g/km (tampoco paga impuesto de matriculación). Sólo se ofrece con cambio manual de 5 velocidades. El corazón que late bajo el capó del pequeño Picanto no ha variado, pero la carrocería y el interior sí han sido sometidos a una clara actualización, fruto del trabajo conjunto del centro de diseño de Kia en Namyang (Corea) y del centro de I+D de Russelsheim, en Alemania. En el exterior, el criterio de renovación pasa por redondear aristas y suavizar ángulos. En el frontal, además de la nueva línea del capó, la calandra sigue el camino ya marcado en el Cee’d, con doble barra horizontal y tiras negras en el fondo. El paragolpes incorpora una entrada de aire más amplia (también los paragolpes traseros se han hecho más voluminosos, lo que, en total, ha hecho aumentar la longitud del Picanto en 4 cm). Los faros son también nuevos, más redondeados. En la trasera, con un espoiler que marca la línea del techo, los grupos ópticos son de mayor tamaño y sus lámparas, redondeadas, se corresponden con el diseño de los faros. El paragolpes nuevo le da más personalidad, enfatizada también por el mayor tamaño del logotipo de Kia. Hay que destacar también el mayor tamaño de los retrovisores, que mejoran la seguridad activa del Picanto. Ahora van provistos de luces de intermitencia. Si pasamos al interior, de nuevo algunos elementos nos recuerdan el habitáculo del Cee’d. La combinación de colores en plásticos y tapicerías configuran un ambiente cromático bitono, sin estridencias (negro o gris en el salpicadero y líneas azules o rojas en la tapicería), en el que pueden viajar cómodamente 4 personas, aunque las posibilidades de abatir uno o dos asientos hacen que esta configuración 2+2 sea en realidad muy versátil en su capacidad de transportar carga y pasajeros. En el puesto de conducción (ahora con asiento regulable en altura) destaca el nuevo tacto del volante, con plástico de mayor calidad, de tres radios y con el claxon en el centro. La instrumentación, tomada del Cee’d, consta de dos esferas y se ilumina ahora con luz de fondo anaranjada. La consola central es de nuevo diseño, con doble salidas de aire y un equipo de música específico para el Picanto que ahora es compatible con archivos MP3. Siguiendo con los cambios, las suspensiones se han modificado. Las delanteras, McPherson, con barra estabilizadora; detrás, multibrazo, alta y estrecha, para dejar el máximo espacio posible al maletero (157 litros que se incrementan hasta los 882 con todos los asientos abatidos). Por lo que respecta al equipamiento, una novedad muy positiva es que ahora se incluye el ESP de serie en la versión gasolina con acabado Emotion. Toda la gama tiene la dirección asistida eléctrica que se estrenó al incorporar el motor Diesel, en 2005. Pulsa en la solapa de Equipamiento que puedes ver en la parte superior de esta página. Consulta tb la gama de precios, que va desde los 9.700 a los 12.465 euros. El Kia Picanto ha tenido una vida de éxito desde su lanzamiento en el año 2004. Los compradores (en su mayoría jóvenes que lo ven como un vehículo atractivo y asequible y familias que necesitan un segundo o tercer coche) le han dado su bendición, y no sólo en España. Más de 250.000 unidades vendidas en toda Europa en estos cuatro años constituyen una evidencia que no precisa de más palabras. Sólo en 2007 se han vendido en nuestro país, 7.600 unidades, el 20 por ciento de ese segmento del mercado automovilístico español. Aunque el “look” del Kia Picanto podría haber resistido algo más el paso del tiempo, la marca coreana no ha querido dejar perder el empuje que este pequeño demuestra y ha renovado algunos elementos de su exterior y casi todo el interior, además de redondear su equipamiento. Los motores son los mismos, un gasolina y un Diesel, ambos de 1,1 litros de cilindrada. El gasolina cuenta con 65 CV de potencia y 9,8 mkg de par. SE combina con caja de cambios manual de 5 marchas o automático de 4. En la variante manual, las emisiones de CO2 son 118 g/km, es decir, con la nueva legislación que ha entrado en vigor el pasado 1 de enero, está exento del pago del impuesto de matriculación (las emisiones con el cambio automático suben hasta los 137 g/km). En cuanto al 1.1 Diesel, es un 3 cilindros common rail con 75 CV y un par de 15,6 mkg. Este CRDi consume en ciclo mixto 4,2 litros a los 100 km y su tasa de emisiones es de 112 g/km (tampoco paga impuesto de matriculación). Sólo se ofrece con cambio manual de 5 velocidades. El corazón que late bajo el capó del pequeño Picanto no ha variado, pero la carrocería y el interior sí han sido sometidos a una clara actualización, fruto del trabajo conjunto del centro de diseño de Kia en Namyang (Corea) y del centro de I+D de Russelsheim, en Alemania. En el exterior, el criterio de renovación pasa por redondear aristas y suavizar ángulos. En el frontal, además de la nueva línea del capó, la calandra sigue el camino ya marcado en el Cee’d, con doble barra horizontal y tiras negras en el fondo. El paragolpes incorpora una entrada de aire más amplia (también los paragolpes traseros se han hecho más voluminosos, lo que, en total, ha hecho aumentar la longitud del Picanto en 4 cm). Los faros son también nuevos, más redondeados. En la trasera, con un espoiler que marca la línea del techo, los grupos ópticos son de mayor tamaño y sus lámparas, redondeadas, se corresponden con el diseño de los faros. El paragolpes nuevo le da más personalidad, enfatizada también por el mayor tamaño del logotipo de Kia. Hay que destacar también el mayor tamaño de los retrovisores, que mejoran la seguridad activa del Picanto. Ahora van provistos de luces de intermitencia. Si pasamos al interior, de nuevo algunos elementos nos recuerdan el habitáculo del Cee’d. La combinación de colores en plásticos y tapicerías configuran un ambiente cromático bitono, sin estridencias (negro o gris en el salpicadero y líneas azules o rojas en la tapicería), en el que pueden viajar cómodamente 4 personas, aunque las posibilidades de abatir uno o dos asientos hacen que esta configuración 2+2 sea en realidad muy versátil en su capacidad de transportar carga y pasajeros. En el puesto de conducción (ahora con asiento regulable en altura) destaca el nuevo tacto del volante, con plástico de mayor calidad, de tres radios y con el claxon en el centro. La instrumentación, tomada del Cee’d, consta de dos esferas y se ilumina ahora con luz de fondo anaranjada. La consola central es de nuevo diseño, con doble salidas de aire y un equipo de música específico para el Picanto que ahora es compatible con archivos MP3. Siguiendo con los cambios, las suspensiones se han modificado. Las delanteras, McPherson, con barra estabilizadora; detrás, multibrazo, alta y estrecha, para dejar el máximo espacio posible al maletero (157 litros que se incrementan hasta los 882 con todos los asientos abatidos). Por lo que respecta al equipamiento, una novedad muy positiva es que ahora se incluye el ESP de serie en la versión gasolina con acabado Emotion. Toda la gama tiene la dirección asistida eléctrica que se estrenó al incorporar el motor Diesel, en 2005. Pulsa en la solapa de Equipamiento que puedes ver en la parte superior de esta página. Consulta tb la gama de precios, que va desde los 9.700 a los 12.465 euros. El Kia Picanto ha tenido una vida de éxito desde su lanzamiento en el año 2004. Los compradores (en su mayoría jóvenes que lo ven como un vehículo atractivo y asequible y familias que necesitan un segundo o tercer coche) le han dado su bendición, y no sólo en España. Más de 250.000 unidades vendidas en toda Europa en estos cuatro años constituyen una evidencia que no precisa de más palabras. Sólo en 2007 se han vendido en nuestro país, 7.600 unidades, el 20 por ciento de ese segmento del mercado automovilístico español. Aunque el “look” del Kia Picanto podría haber resistido algo más el paso del tiempo, la marca coreana no ha querido dejar perder el empuje que este pequeño demuestra y ha renovado algunos elementos de su exterior y casi todo el interior, además de redondear su equipamiento. Los motores son los mismos, un gasolina y un Diesel, ambos de 1,1 litros de cilindrada. El gasolina cuenta con 65 CV de potencia y 9,8 mkg de par. SE combina con caja de cambios manual de 5 marchas o automático de 4. En la variante manual, las emisiones de CO2 son 118 g/km, es decir, con la nueva legislación que ha entrado en vigor el pasado 1 de enero, está exento del pago del impuesto de matriculación (las emisiones con el cambio automático suben hasta los 137 g/km). En cuanto al 1.1 Diesel, es un 3 cilindros common rail con 75 CV y un par de 15,6 mkg. Este CRDi consume en ciclo mixto 4,2 litros a los 100 km y su tasa de emisiones es de 112 g/km (tampoco paga impuesto de matriculación). Sólo se ofrece con cambio manual de 5 velocidades. El corazón que late bajo el capó del pequeño Picanto no ha variado, pero la carrocería y el interior sí han sido sometidos a una clara actualización, fruto del trabajo conjunto del centro de diseño de Kia en Namyang (Corea) y del centro de I+D de Russelsheim, en Alemania. En el exterior, el criterio de renovación pasa por redondear aristas y suavizar ángulos. En el frontal, además de la nueva línea del capó, la calandra sigue el camino ya marcado en el Cee’d, con doble barra horizontal y tiras negras en el fondo. El paragolpes incorpora una entrada de aire más amplia (también los paragolpes traseros se han hecho más voluminosos, lo que, en total, ha hecho aumentar la longitud del Picanto en 4 cm). Los faros son también nuevos, más redondeados. En la trasera, con un espoiler que marca la línea del techo, los grupos ópticos son de mayor tamaño y sus lámparas, redondeadas, se corresponden con el diseño de los faros. El paragolpes nuevo le da más personalidad, enfatizada también por el mayor tamaño del logotipo de Kia. Hay que destacar también el mayor tamaño de los retrovisores, que mejoran la seguridad activa del Picanto. Ahora van provistos de luces de intermitencia. Si pasamos al interior, de nuevo algunos elementos nos recuerdan el habitáculo del Cee’d. La combinación de colores en plásticos y tapicerías configuran un ambiente cromático bitono, sin estridencias (negro o gris en el salpicadero y líneas azules o rojas en la tapicería), en el que pueden viajar cómodamente 4 personas, aunque las posibilidades de abatir uno o dos asientos hacen que esta configuración 2+2 sea en realidad muy versátil en su capacidad de transportar carga y pasajeros. En el puesto de conducción (ahora con asiento regulable en altura) destaca el nuevo tacto del volante, con plástico de mayor calidad, de tres radios y con el claxon en el centro. La instrumentación, tomada del Cee’d, consta de dos esferas y se ilumina ahora con luz de fondo anaranjada. La consola central es de nuevo diseño, con doble salidas de aire y un equipo de música específico para el Picanto que ahora es compatible con archivos MP3. Siguiendo con los cambios, las suspensiones se han modificado. Las delanteras, McPherson, con barra estabilizadora; detrás, multibrazo, alta y estrecha, para dejar el máximo espacio posible al maletero (157 litros que se incrementan hasta los 882 con todos los asientos abatidos). Por lo que respecta al equipamiento, una novedad muy positiva es que ahora se incluye el ESP de serie en la versión gasolina con acabado Emotion. Toda la gama tiene la dirección asistida eléctrica que se estrenó al incorporar el motor Diesel, en 2005. Pulsa en la solapa de Equipamiento que puedes ver en la parte superior de esta página. Consulta tb la gama de precios, que va desde los 9.700 a los 12.465 euros. El Kia Picanto ha tenido una vida de éxito desde su lanzamiento en el año 2004. Los compradores (en su mayoría jóvenes que lo ven como un vehículo atractivo y asequible y familias que necesitan un segundo o tercer coche) le han dado su bendición, y no sólo en España. Más de 250.000 unidades vendidas en toda Europa en estos cuatro años constituyen una evidencia que no precisa de más palabras. Sólo en 2007 se han vendido en nuestro país, 7.600 unidades, el 20 por ciento de ese segmento del mercado automovilístico español. Aunque el “look” del Kia Picanto podría haber resistido algo más el paso del tiempo, la marca coreana no ha querido dejar perder el empuje que este pequeño demuestra y ha renovado algunos elementos de su exterior y casi todo el interior, además de redondear su equipamiento. Los motores son los mismos, un gasolina y un Diesel, ambos de 1,1 litros de cilindrada. El gasolina cuenta con 65 CV de potencia y 9,8 mkg de par. SE combina con caja de cambios manual de 5 marchas o automático de 4. En la variante manual, las emisiones de CO2 son 118 g/km, es decir, con la nueva legislación que ha entrado en vigor el pasado 1 de enero, está exento del pago del impuesto de matriculación (las emisiones con el cambio automático suben hasta los 137 g/km). En cuanto al 1.1 Diesel, es un 3 cilindros common rail con 75 CV y un par de 15,6 mkg. Este CRDi consume en ciclo mixto 4,2 litros a los 100 km y su tasa de emisiones es de 112 g/km (tampoco paga impuesto de matriculación). Sólo se ofrece con cambio manual de 5 velocidades. El corazón que late bajo el capó del pequeño Picanto no ha variado, pero la carrocería y el interior sí han sido sometidos a una clara actualización, fruto del trabajo conjunto del centro de diseño de Kia en Namyang (Corea) y del centro de I+D de Russelsheim, en Alemania. En el exterior, el criterio de renovación pasa por redondear aristas y suavizar ángulos. En el frontal, además de la nueva línea del capó, la calandra sigue el camino ya marcado en el Cee’d, con doble barra horizontal y tiras negras en el fondo. El paragolpes incorpora una entrada de aire más amplia (también los paragolpes traseros se han hecho más voluminosos, lo que, en total, ha hecho aumentar la longitud del Picanto en 4 cm). Los faros son también nuevos, más redondeados. En la trasera, con un espoiler que marca la línea del techo, los grupos ópticos son de mayor tamaño y sus lámparas, redondeadas, se corresponden con el diseño de los faros. El paragolpes nuevo le da más personalidad, enfatizada también por el mayor tamaño del logotipo de Kia. Hay que destacar también el mayor tamaño de los retrovisores, que mejoran la seguridad activa del Picanto. Ahora van provistos de luces de intermitencia. Si pasamos al interior, de nuevo algunos elementos nos recuerdan el habitáculo del Cee’d. La combinación de colores en plásticos y tapicerías configuran un ambiente cromático bitono, sin estridencias (negro o gris en el salpicadero y líneas azules o rojas en la tapicería), en el que pueden viajar cómodamente 4 personas, aunque las posibilidades de abatir uno o dos asientos hacen que esta configuración 2+2 sea en realidad muy versátil en su capacidad de transportar carga y pasajeros. En el puesto de conducción (ahora con asiento regulable en altura) destaca el nuevo tacto del volante, con plástico de mayor calidad, de tres radios y con el claxon en el centro. La instrumentación, tomada del Cee’d, consta de dos esferas y se ilumina ahora con luz de fondo anaranjada. La consola central es de nuevo diseño, con doble salidas de aire y un equipo de música específico para el Picanto que ahora es compatible con archivos MP3. Siguiendo con los cambios, las suspensiones se han modificado. Las delanteras, McPherson, con barra estabilizadora; detrás, multibrazo, alta y estrecha, para dejar el máximo espacio posible al maletero (157 litros que se incrementan hasta los 882 con todos los asientos abatidos). Por lo que respecta al equipamiento, una novedad muy positiva es que ahora se incluye el ESP de serie en la versión gasolina con acabado Emotion. Toda la gama tiene la dirección asistida eléctrica que se estrenó al incorporar el motor Diesel, en 2005. Pulsa en la solapa de Equipamiento que puedes ver en la parte superior de esta página. Consulta tb la gama de precios, que va desde los 9.700 a los 12.465 euros. El Kia Picanto ha tenido una vida de éxito desde su lanzamiento en el año 2004. Los compradores (en su mayoría jóvenes que lo ven como un vehículo atractivo y asequible y familias que necesitan un segundo o tercer coche) le han dado su bendición, y no sólo en España. Más de 250.000 unidades vendidas en toda Europa en estos cuatro años constituyen una evidencia que no precisa de más palabras. Sólo en 2007 se han vendido en nuestro país, 7.600 unidades, el 20 por ciento de ese segmento del mercado automovilístico español. Aunque el “look” del Kia Picanto podría haber resistido algo más el paso del tiempo, la marca coreana no ha querido dejar perder el empuje que este pequeño demuestra y ha renovado algunos elementos de su exterior y casi todo el interior, además de redondear su equipamiento. Los motores son los mismos, un gasolina y un Diesel, ambos de 1,1 litros de cilindrada. El gasolina cuenta con 65 CV de potencia y 9,8 mkg de par. SE combina con caja de cambios manual de 5 marchas o automático de 4. En la variante manual, las emisiones de CO2 son 118 g/km, es decir, con la nueva legislación que ha entrado en vigor el pasado 1 de enero, está exento del pago del impuesto de matriculación (las emisiones con el cambio automático suben hasta los 137 g/km). En cuanto al 1.1 Diesel, es un 3 cilindros common rail con 75 CV y un par de 15,6 mkg. Este CRDi consume en ciclo mixto 4,2 litros a los 100 km y su tasa de emisiones es de 112 g/km (tampoco paga impuesto de matriculación). Sólo se ofrece con cambio manual de 5 velocidades. El corazón que late bajo el capó del pequeño Picanto no ha variado, pero la carrocería y el interior sí han sido sometidos a una clara actualización, fruto del trabajo conjunto del centro de diseño de Kia en Namyang (Corea) y del centro de I+D de Russelsheim, en Alemania. En el exterior, el criterio de renovación pasa por redondear aristas y suavizar ángulos. En el frontal, además de la nueva línea del capó, la calandra sigue el camino ya marcado en el Cee’d, con doble barra horizontal y tiras negras en el fondo. El paragolpes incorpora una entrada de aire más amplia (también los paragolpes traseros se han hecho más voluminosos, lo que, en total, ha hecho aumentar la longitud del Picanto en 4 cm). Los faros son también nuevos, más redondeados. En la trasera, con un espoiler que marca la línea del techo, los grupos ópticos son de mayor tamaño y sus lámparas, redondeadas, se corresponden con el diseño de los faros. El paragolpes nuevo le da más personalidad, enfatizada también por el mayor tamaño del logotipo de Kia. Hay que destacar también el mayor tamaño de los retrovisores, que mejoran la seguridad activa del Picanto. Ahora van provistos de luces de intermitencia. Si pasamos al interior, de nuevo algunos elementos nos recuerdan el habitáculo del Cee’d. La combinación de colores en plásticos y tapicerías configuran un ambiente cromático bitono, sin estridencias (negro o gris en el salpicadero y líneas azules o rojas en la tapicería), en el que pueden viajar cómodamente 4 personas, aunque las posibilidades de abatir uno o dos asientos hacen que esta configuración 2+2 sea en realidad muy versátil en su capacidad de transportar carga y pasajeros. En el puesto de conducción (ahora con asiento regulable en altura) destaca el nuevo tacto del volante, con plástico de mayor calidad, de tres radios y con el claxon en el centro. La instrumentación, tomada del Cee’d, consta de dos esferas y se ilumina ahora con luz de fondo anaranjada. La consola central es de nuevo diseño, con doble salidas de aire y un equipo de música específico para el Picanto que ahora es compatible con archivos MP3. Siguiendo con los cambios, las suspensiones se han modificado. Las delanteras, McPherson, con barra estabilizadora; detrás, multibrazo, alta y estrecha, para dejar el máximo espacio posible al maletero (157 litros que se incrementan hasta los 882 con todos los asientos abatidos). Por lo que respecta al equipamiento, una novedad muy positiva es que ahora se incluye el ESP de serie en la versión gasolina con acabado Emotion. Toda la gama tiene la dirección asistida eléctrica que se estrenó al incorporar el motor Diesel, en 2005. Pulsa en la solapa de Equipamiento que puedes ver en la parte superior de esta página. Consulta tb la gama de precios, que va desde los 9.700 a los 12.465 euros.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.