Publicidad

A prueba el Kia Stinger: ¿rival de BMW Serie 4 y Audi A5 Sportback?

El Kia Stinger supone el estreno de la firma surcoreana en el segmento del Gran Turismo. ¿Sus bazas? Equipamiento, tecnología, confort, potencia y seguridad. ¿Planta cara al BMW Serie 4 Gran Coupé y al Audi A5 Sportback? Lo comprobamos.
Rafael Guitart .

Twitter: @GuitartRafa -

A prueba el Kia Stinger: ¿rival de BMW Serie 4 y Audi A5 Sportback?

Un segmento nuevo para una marca que está revolucionando la mayoría de los mercados internacionales con el lanzamiento de interesantes modelos. Ahora, con el Stinger, Kia quiere dar a conocer su tecnología de última generación y potenciar su imagen en el exterior, especialmente en los mercados norteamericano y europeo.

Aunque la idea no es completamente nueva, pues ya se dio a conocer el GT Concept en el Salón de Frankfurt de 2011 y que ha servido de base para su desarrollo final, el Kia Stinger sí es el primer modelo deportivo y prestacional, con propulsión posterior, que ha producido la marca surcoreana en su historia.

Kia Stinger pruebaSe trata de una berlina con cierta inspiración en las versiones Gran Turismo de los años 70, con imagen impactante y capacidad para sorprender a sus usuarios. Un modelo con fuerte carácter emocional, pero con grandes dosis de practicidad, pues ha sido desarrollado con una carrocería de cinco puertas, de largo capó delantero, cortos voladizos, silueta muy deportiva y avanzadas características aerodinámicas.

Kia Stinger: deportivo y práctico

La línea del Kia Stinger no deja indiferente a nadie. Llama la atención por sus cuatro costados, con detalles que enfatizan el cuidado puesto en su diseño, desde la famosa parrilla “tiger nose” o las salidas de aire laterales, pasando por sus llamativas puertas traseras, los grupos ópticos led o los difusores de aire posteriores.

Sus dimensiones no varían mucho respecto a un Kia Optima, si bien el carácter del Stinger es completamente diferente. Mide 4,83 m de largo, 1,87 m de ancho y 1,40 m de alto, con una distancia entre ejes de 2,9 metros, lo que ha permitido diseñar un habitáculo bastante espacioso en el que el conductor siente un especial dominio de la carretera, favorecido por una posición de conducción deportiva -el asiento del conductor se encuentra, en su posición más baja, sólo 18 cm por encima del plano de los ejes-, un capó delantero muy largo y unos cortos voladizos. Por su parte, el maletero, que ofrece un acceso inmejorable al disponer de portón de grandes dimensiones y cuenta con sistema de accionamiento eléctrico, ofrece un volumen de 406 litros y llega a alcanzar los 1.114 si se abaten los respaldos de los asientos posteriores -40:60- en su totalidad.

También las plazas posteriores permiten acoger a pasajeros de cierta envergadura, pues a pesar de la pronunciada caída del techo, la cota de altura es buena.

Kia StingerLlama la atención el diseño del interior del Kia Stinger, con materiales muy aparentes –sólo los plásticos que quedan ocultos, como la parte inferior de los paneles de puertas o de la consola central, son más "vulgares". El salpicadero, de diseño muy horizontal, mezcla elementos inspirados en la aeronáutica, como los aireadores circulares centrales encastrados o el pomo de la palanca de cambios, con la  instrumentación analógica convencional en el cuadro de instrumentos.

Una pantalla central flotante de grandes dimensiones permite la representación de los mapas del navegador TomTom y seleccionar las funciones multimedia conectadas al sistema (cuenta con Apple CarPlay y Android Auto, mientras que las funciones más interesantes se representan también en el parabrisas, gracias al Head Up Display en color).

El puesto de conducción, especialmente cuidado, permite encontrar una postura ideal con facilidad gracias a los amplios reglajes, de ajuste eléctrico, tanto de la columna de la dirección, como del asiento. Además, para facilitar una conducción más deportiva, dispone de un volante compacto con levas de aluminio para actuar, si se desea, sobre el cambio automático de ocho relaciones. Éste, asociado al sistema de modo de conducción seleccionable, Drive Mode Select, permite variar los parámetros de suspensión, dirección, respuesta del acelerador, control de tracción y sonido del motor, bajo los modos Eco, Sport, Sport+, Comfort y Smart.

Kia Stinger: altas prestaciones

Aunque la gama mecánica inicial del Kia Stinger contará con versiones 2.0 de gasolina de 255 CV de propulsión posterior y un Diesel 2.2 de 200 CV con tracción total o trasera, todos con caja automática de ocho velocidades, nosotros hemos tenido la oportunidad de conducir brevemente la versión  V6 3.3 T-GDI de 370 CV asociada al sistema de tracción integral con control dinámico vectorial de par.

Sus cifras llaman la atención, pues se desmarca con un par máximo de 52 mkg disponible entre 1.300 y 4.500 rpm, lo que facilita una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y una velocidad máxima de 270 km/h. Lógicamente, las cifras de consumo no son especialmente contenidas, con un gasto medio homologado en ciclo mixto de 9,9 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 225 g/km.

Kia Stinger pruebaPara digerir con facilidad la enorme entrega de potencia de su propulsor V6, ha recibido una especial puesta a punto, contando con una dirección muy precisa y unas suspensiones –delantera McPherson y trasera multibrazo- que contienen a la perfección las oscilaciones de la carrocería. También contribuyen a facilitar el dinamismo unos frenos de grandes dimensiones, desarrollados por Brembo, con pinzas de cuatro pistones en el tren delantero y dos en el trasero, así como neumáticos de diferente sección en ambos ejes montados en llanta de 19 pulgadas, que permiten bajar la facilidad o detener el coche de forma pasmosa.

No se siente especialmente pesado y resulta bastante fácil de conducir, pues la larga batalla de más de 2,9 metros, dulcifica el comportamiento de los ejes en el paso por curva, mientras que los reglajes e la suspensión permiten que siempre haya el máximo apoyo del neumático sobre el asfalto.

Kia Stinger: muchas ayudas a la conducción

Acorde a los tiempos actuales, el Kia Stinger ha sido dotado con multitud de sistemas que facilitan la conducción en cualquier circunstancia, por lo que se ha dotado de sistema de frenada autónoma de emergencia con reconocimiento de peatones, control de crucero inteligente, asistente de carril, alerta de tráfico trasero, cámara de visión perimetral, detección de ángulo ciego, luces led con cambio automático cruce y carretera, sistema de detección de cansancio del conductor, airbags frontales, laterales, de cortina y de rodilla para el conductor, Head Up Display… además de equipo de sonido de alta fidelidad, Harmann Kardon, de 720 watios de potencia con 15 altavoces.

Aún no se han comunicado los precios oficiales, pero los responsables de la marca aseguran que serán muy competitivos.

En definitiva, producto de gran calidad el Kia Stinger. ¿Planta cara a rivales premium de la categoría del BMW Serie 4 Gran Coupé y del Audi A5 Sportback? Según nuestras primeras impresiones y a falta de enfrentarlos entre sí, nosotros consideramos que el Stinger se puede defender muy dignamente contra sus adversarios alemanes

También te puede interesar

Kia Proceed Concept: el Cee'd 2018 tendrá carrocería Shooting Brake

Nuevo Kia Sportage Coupé y sus futuros rivales SUV

Kia Stinger, la berlina de moda: hablamos con uno de sus responsables

Galería relacionada

Kia Stinger 3.3 V6, a prueba

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.