Publicidad

Jeep Compass 2.0 Multijet 4x4: a prueba un SUV con esencia 4x4

El nuevo Jeep Compass es uno de los pocos SUV del mercado que puede presumir de un sobresaliente comportamiento 4x4. Probamos su versión Diesel Multijet 2.0 4x4.
Lorenzo Alcocer / Fotos: Israel Gardyn -
Jeep Compass 2.0 Multijet 4x4: a prueba un SUV con esencia 4x4

Un diseño no bastaría para definir o diferenciar un SUV de un férreo todo terreno, pero el nuevo Jeep Compass, quizá por esa identificativa parrilla frontal propia de todo Jeep (y otros matices de su carrocería), te lleva a intuir que no es un SUV al uso, de esos desarrollados por y para el asfalto. Aun siendo de medidas compactas (4,39 m de longitud, como el Nissan Qashqai), en el nuevo Compass sientes que te tienes que subir, por un punto de caderas relativamente más alto que otros muchos rivales. Dentro te encuentras un salpicadero, digamos, de líneas robustas y unas consistentes alfombrillas de goma cubriendo todo el piso del habitáculo. 

Ya centrado en esta versión Diesel 2.0 Multijet 4x4 Auto9 del Jeep Compass, sientes más rumoroso y presente su mecánica cuando la arrancas. Y su inicio de marcha está marcado por una primera velocidad corta (de 6,3 km/h por 1.000 rpm), que, tras pocos metros y no pocas revoluciones, prontamente inserta la 2ª velocidad, que sería como una generosa 1ª en otros rivales. La la engrana también pronto... Sientes que el Compass se mueve al principio a pasos cortos y consistentes, muy apropiado para tirar de remolques o transitar por orografías extremas. Pero no estamos ante un 4x4 físico o rudo, ni mucho menos. El Compass se presta perfectamente al uso cotidiano de la ciudad y las carreteras, con comodidad y sin sentirlo desubicado, aun con esa marcada personalidad que particularmente me parece un valor añadido y exclusivo del Compass. Y argumento principal si lo que buscas también es capacidad para rodar fuera del asfalto... y no sólo por sencillas pistas de tierra los domingos.

PRESTACIONES Jeep Compass 2.0 Multijet 140 4X4 Auto9
Acel. 0-100 km/h 11,01 s
Acel. 0-1000 m 32,66 s
Sonoridad 100 km/h 65,2 dBA
Sonoridad 120 km/h 68,5 dBA
Frenada desde 140 km/h 72,0 m
Peso en báscula 1.767 kg

Jeep Compass: su comportamiento

La altura libre al suelo del Jeep Compass es mayor que cualquier otro SUV del segmento, como amplios son sus ángulos de ataque, ventral y de salida. Y su sistema de transmisión te permite bloquear el diferencial central para un reparto 50/50 del par entre ejes. Con esta base, sus capacidades en campo están muy por encima de lo que ofrece el resto de SUV 4x4 de su categoría. Éstos, aun con sus características técnicas, como un buen y resolutivo Seat Ateca 4Drive, te piden moderación y hasta cierto punto puedes sentir que los "castigas" a medida que se deteriora la superficie por donde ruedas. En el Compass esto lo vives de otra manera. Por su capacitación, su conducción como todo terreno la puedes llevar a plantear como una disciplina deportiva u ociosa. No nos hemos ceñido al tránsito sobre pistas más o menos dificultosas, también nos hemos planteado de forma natural pasos extremos donde bastidor, mecánica y electrónica le facultan para avanzar como si de ejercicios acrobáticos se trataran. Y todavía Jeep ofrece la versión Trailhawk, con mejores especificaciones como todo terreno en la transmisión, los neumáticos y la maniobrabilidad.

CONSUMOS Jeep Compass 2.0 Multijet 140 4X4 Auto9
Consumo en ciudad 7,5 l/100 km
Consumo en carretera 6,2 l/100 km
Consumo medio 6,7 l/100 km

Jeep Compass: con cambio de 9 marchas

Su conducción cotidiana en ciudad y carretera no te lleva, como decía antes, a sentirlo un coche físico o desubicado en estos entornos. El conjunto motor/cambio tiene el inicio de marcha antes comentado, lo que también genera una mayor retención, pero sus 9 marchas normalizan y adaptan muy bien al Jeep Compass a la carretera. El cambio trabaja con suavidad y buen criterio y ofrece un desarrollo que le permite girar al motor en carretera a regímenes bajísimos. Esto refina su conducción, pero los consumos están por encima de la media. Curiosamente, en modo automático no hemos visto insertarse nunca su 9ª velocidad, ni buscándolo en situaciones muy favorables, pero al engranarla nosotros manualmente desde la palanca en su modo secuencial, la mantiene sin rechistar desde aproximadamente 1.500 rpm, equivalente a una velocidad de 93 km/h. Su capacidad de empuje es siempre muy consistente. Con tanto escalonamiento intermedio, fruto de sus 9 relaciones, nunca falta sensación de aceleración, pero hay mucho peso y fricciones mecánicas (y sospecho que mala aerodinámica) y ante el cronómetro no es un coche rápido en función a sus 140 CV.

Jeep Compass en asfalto

En su pisada también sientes al Jeep Compass un coche mucho más mixto que cualquier otro SUV asfáltico. Hay más compromisos que atender y esto se nota en una carrocería que acusa mayores movimientos al abordar baches o badenes e inscribirlo en curvas, pero sin sentirlo inestable ni incómodo. En el apoyo balancea algo más que los asfálticos SUV de nuestros días, pero tras ese primer momento, se asienta bien y te ofrece un gran paso por curva. Sólo si flirteas en su límite entonces parece más aparatoso que esos otros rivales, sobre todo cuando se recupera de un subviraje y la zaga se abre con la carrocería acusando mayores movimientos. En cambio, llevando su capacidad de frenada también al límite, nos hemos encontrado unas distancias muy buenas.

Jeep CompassLa transmisión integral ofrece diferentes leyes de actuación y el Jeep Compass puede funcionar como un mero tracción delantera o un 4x4 variable, como adaptar su respuesta a diferentes superficies: nieve, arena o barro. La información de cómo trabaja la transmisión y avanza es muy completa: se puede visualizar la cantidad de reparto de par entre ejes, el giro de las ruedas, e incluso nos informa de la temperatura del embrague central, complementando a la del agua y del aceite. 

ESPACIO Jeep Compass 2.0 Multijet 140 4X4 Auto9
Anchura delantera 144 cm
Anchura trasera 133 cm
Altura delantera 89/96 cm
Altura trasera 90 cm
Espacio para piernas 76 cm
Maletero 350 litros

Por dentro, se siente un coche amplio, no así su maletero, de sólo 350 litros verificados con rueda de emergencia. Además, la bandeja, rígida, resulta muy incómoda quitarla al ser necesario abatir el respaldo posterior. El portón automatizado se baja desde un mando que está en un lateral del maletero, que lo facilita por la elevada altura a la que queda. Su equipamiento cumple con las expectativas de un coche moderno para uso familiar en ciudad y carretera: cambio automatizado cortas/largas, sistema mantenimiento de carril, frenada de emergencia, avisador de ángulos ciegos, etc. Y no falta la integración de móviles con sistema operativo Apple o Android

También te puede interesar

Jeep Wrangler 2018: primeras fotos y datos oficiales

Duelo de fuerza y remolque: Audi SQ7 vs Jeep Grand Cherokee "viejo", ¿cuál gana?

¡Brutal! Así baja una pared vertical un Jeep Wrangler (vídeo)

Ya centrado en esta versión Diesel 2.0 Multijet 4x4 Auto9 del Jeep Compass, sientes más rumoroso y presente su mecánica cuando la arrancas. Y su inicio de marcha está marcado por una primera velocidad corta (de 6,3 km/h por 1.000 rpm), que, tras pocos metros y no pocas revoluciones, prontamente inserta la 2ª velocidad, que sería como una generosa 1ª en otros rivales. La la engrana también pronto... Sientes que el Compass se mueve al principio a pasos cortos y consistentes, muy apropiado para tirar de remolques o transitar por orografías extremas. Pero no estamos ante un 4x4 físico o rudo, ni mucho menos. El Compass se presta perfectamente al uso cotidiano de la ciudad y las carreteras, con comodidad y sin sentirlo desubicado, aun con esa marcada personalidad que particularmente me parece un valor añadido y exclusivo del Compass. Y argumento principal si lo que buscas también es capacidad para rodar fuera del asfalto... y no sólo por sencillas pistas de tierra los domingos.

PRESTACIONES Jeep Compass 2.0 Multijet 140 4X4 Auto9
Acel. 0-100 km/h 11,01 s
Acel. 0-1000 m 32,66 s
Sonoridad 100 km/h 65,2 dBA
Sonoridad 120 km/h 68,5 dBA
Frenada desde 140 km/h 72,0 m
Peso en báscula 1.767 kg

Jeep Compass: su comportamiento

La altura libre al suelo del Jeep Compass es mayor que cualquier otro SUV del segmento, como amplios son sus ángulos de ataque, ventral y de salida. Y su sistema de transmisión te permite bloquear el diferencial central para un reparto 50/50 del par entre ejes. Con esta base, sus capacidades en campo están muy por encima de lo que ofrece el resto de SUV 4x4 de su categoría. Éstos, aun con sus características técnicas, como un buen y resolutivo Seat Ateca 4Drive, te piden moderación y hasta cierto punto puedes sentir que los "castigas" a medida que se deteriora la superficie por donde ruedas. En el Compass esto lo vives de otra manera. Por su capacitación, su conducción como todo terreno la puedes llevar a plantear como una disciplina deportiva u ociosa. No nos hemos ceñido al tránsito sobre pistas más o menos dificultosas, también nos hemos planteado de forma natural pasos extremos donde bastidor, mecánica y electrónica le facultan para avanzar como si de ejercicios acrobáticos se trataran. Y todavía Jeep ofrece la versión Trailhawk, con mejores especificaciones como todo terreno en la transmisión, los neumáticos y la maniobrabilidad.

CONSUMOS Jeep Compass 2.0 Multijet 140 4X4 Auto9
Consumo en ciudad 7,5 l/100 km
Consumo en carretera 6,2 l/100 km
Consumo medio 6,7 l/100 km
Publicidad

Jeep Compass: con cambio de 9 marchas

Su conducción cotidiana en ciudad y carretera no te lleva, como decía antes, a sentirlo un coche físico o desubicado en estos entornos. El conjunto motor/cambio tiene el inicio de marcha antes comentado, lo que también genera una mayor retención, pero sus 9 marchas normalizan y adaptan muy bien al Jeep Compass a la carretera. El cambio trabaja con suavidad y buen criterio y ofrece un desarrollo que le permite girar al motor en carretera a regímenes bajísimos. Esto refina su conducción, pero los consumos están por encima de la media. Curiosamente, en modo automático no hemos visto insertarse nunca su 9ª velocidad, ni buscándolo en situaciones muy favorables, pero al engranarla nosotros manualmente desde la palanca en su modo secuencial, la mantiene sin rechistar desde aproximadamente 1.500 rpm, equivalente a una velocidad de 93 km/h. Su capacidad de empuje es siempre muy consistente. Con tanto escalonamiento intermedio, fruto de sus 9 relaciones, nunca falta sensación de aceleración, pero hay mucho peso y fricciones mecánicas (y sospecho que mala aerodinámica) y ante el cronómetro no es un coche rápido en función a sus 140 CV.

Jeep Compass en asfalto

En su pisada también sientes al Jeep Compass un coche mucho más mixto que cualquier otro SUV asfáltico. Hay más compromisos que atender y esto se nota en una carrocería que acusa mayores movimientos al abordar baches o badenes e inscribirlo en curvas, pero sin sentirlo inestable ni incómodo. En el apoyo balancea algo más que los asfálticos SUV de nuestros días, pero tras ese primer momento, se asienta bien y te ofrece un gran paso por curva. Sólo si flirteas en su límite entonces parece más aparatoso que esos otros rivales, sobre todo cuando se recupera de un subviraje y la zaga se abre con la carrocería acusando mayores movimientos. En cambio, llevando su capacidad de frenada también al límite, nos hemos encontrado unas distancias muy buenas.

Jeep CompassLa transmisión integral ofrece diferentes leyes de actuación y el Jeep Compass puede funcionar como un mero tracción delantera o un 4x4 variable, como adaptar su respuesta a diferentes superficies: nieve, arena o barro. La información de cómo trabaja la transmisión y avanza es muy completa: se puede visualizar la cantidad de reparto de par entre ejes, el giro de las ruedas, e incluso nos informa de la temperatura del embrague central, complementando a la del agua y del aceite. 

Publicidad
ESPACIO Jeep Compass 2.0 Multijet 140 4X4 Auto9
Anchura delantera 144 cm
Anchura trasera 133 cm
Altura delantera 89/96 cm
Altura trasera 90 cm
Espacio para piernas 76 cm
Maletero 350 litros

Por dentro, se siente un coche amplio, no así su maletero, de sólo 350 litros verificados con rueda de emergencia. Además, la bandeja, rígida, resulta muy incómoda quitarla al ser necesario abatir el respaldo posterior. El portón automatizado se baja desde un mando que está en un lateral del maletero, que lo facilita por la elevada altura a la que queda. Su equipamiento cumple con las expectativas de un coche moderno para uso familiar en ciudad y carretera: cambio automatizado cortas/largas, sistema mantenimiento de carril, frenada de emergencia, avisador de ángulos ciegos, etc. Y no falta la integración de móviles con sistema operativo Apple o Android

También te puede interesar

Jeep Wrangler 2018: primeras fotos y datos oficiales

Duelo de fuerza y remolque: Audi SQ7 vs Jeep Grand Cherokee "viejo", ¿cuál gana?

¡Brutal! Así baja una pared vertical un Jeep Wrangler (vídeo)

Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.