Publicidad

Jaguar XKR y XFR 2010

Jaguar ha introducido una serie de ligeros retoques estéticos en la gama de los XK y XF, pero lo que realmente deslumbra en ellos es el nuevo motor V8 de 510 CV de potencia que se incorpora a las versiones "R".
-
Jaguar XKR y XFR 2010
Las gamas XF y XK de Jaguar suben un peldaño más en refinamiento, glamour, capacidad dinámica y prestaciones. El destacado lugar de Jaguar en el segmento de las marcas Premium se dilata con el restyling de estos modelos y con la puesta en escena del nuevo motor V8, que ha aumentado su cilindrada de 4,2 a 5 litros.

Galería relacionada

Jaguar XKR y XFR: detalles

De esta forma, los XF de Jaguar estrenan la nueva versión XFR con la incorporación de dicho motor, un V8 enteramente nuevo, de inyección directa y distribución variable VCT, pero que se mantiene fiel a la sobrealimentación por medio de un compresor Roots y que alcanza en esta versión R la nada desdeñable cifra de 510 CV de potencia. Este motor también lo incorpora el XK, reemplazando igualmente la anterior gama de motores V8 de 4,2 litros. Con este brillante V8 de 5 litros -incluye una variante atmosférica de 385 CV-, los deportivos de Jaguar alcanzan su nivel máximo de refinamiento y prestaciones, así como una dinámica de conducción que no da lugar a ningún "pero". Tanto en carretera como en circuito (rodamos con los Jaguar en el Circuito de Monteblanco, en Huelva), los XFR y XKR pusieron de manifiesto su capacidad dinámica, con el elevado grado de confort que caracteriza a la marca, mejorada, entre otras razones, por las evolucionadas suspensiones de control electrónico que ahora se añaden a estas variantes R.

El salto cualitativo del nuevo motor V8 sobrealimentado de 5 litros respecto de la anterior mecánica de 4,2 litros es sorprendente. Es más potente (un 23 por ciento) y tiene más par (un 12 por ciento), pero reduce su consumo y emite menos cantidad de CO2 a la atmósfera, no superando los 300 g/km. Todo un contrasentido cuya explicación radica, entre otros motivos, en el imperioso trabajo realizado por los técnicos de Jaguar en optimizar admisión, escape y distribución. Entre sus impresionantes cifras podemos destacar su velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h o su aceleración de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos. Pero las aportaciones de Jaguar para este año no acaban en este nuevo motor V8, del que, como hemos comentado antes, se ofrece también una variante atmosférica de 385 CV. Los XF estrenan un nuevo propulsor turbodiésel V6 de 3 litros, con potencias de 240 y 275 CV (versión "S"), con velocidades punta de 240 y 250 km/h, respectivamente. Las dos variantes dan un consumo combinado de 6,8 l/100 km y su nivel de CO2 alcanza los 179 g/km. Para finales de año, Jaguar anuncia la llegada del restyling del XJ, que también albergará el impresionante motor V8 de 510 CV. Tuve la oportunidad de rodar con los nuevos Jaguar XFR y XKR en circuito y, aunque las primeras impresiones ya las había obtenido circulando por carretera, corroboré los datos disfrutando al límite con los deportivos de la marca. Poca diferencia advertí entre ambos modelos con el V8 de 510 CV, quizá el menor peso del XKR se notó mínimamente a la hora de decelerar el coche pisando el freno a tope, pero poco más. Ambos me permitieron ir muy deprisa sin experimentar ningún tipo de sobresaltos y las nuevas suspensiones se ajustaron perfectamente a los diferentes tipos de conducción que realizamos en el circuito.

Y para personalizar todavía más nuestros recorridos, podemos elegir entre tres tipos de conducción diferente para adaptarla a cada necesidad: Estándar, indicado para la mayoría de las condiciones de conducción; Invierno, para firmes con poca adherencia; o Dinámico, si queremos una conducción plenamente deportiva. También podemos activar o desactivar el Control Dinámico de Estabilidad, según queramos que el coche "lo haga todo" o nos deje mayor libertad. Ya se pueden realizar pedidos de todas las nuevas versiones XF y XK de Jaguar, aunque no se entregarán las primeras unidades hasta la primavera. Las gamas XF y XK de Jaguar suben un peldaño más en refinamiento, glamour, capacidad dinámica y prestaciones. El destacado lugar de Jaguar en el segmento de las marcas Premium se dilata con el restyling de estos modelos y con la puesta en escena del nuevo motor V8, que ha aumentado su cilindrada de 4,2 a 5 litros. De esta forma, los XF de Jaguar estrenan la nueva versión XFR con la incorporación de dicho motor, un V8 enteramente nuevo, de inyección directa y distribución variable VCT, pero que se mantiene fiel a la sobrealimentación por medio de un compresor Roots y que alcanza en esta versión R la nada desdeñable cifra de 510 CV de potencia. Este motor también lo incorpora el XK, reemplazando igualmente la anterior gama de motores V8 de 4,2 litros. Con este brillante V8 de 5 litros -incluye una variante atmosférica de 385 CV-, los deportivos de Jaguar alcanzan su nivel máximo de refinamiento y prestaciones, así como una dinámica de conducción que no da lugar a ningún "pero". Tanto en carretera como en circuito (rodamos con los Jaguar en el Circuito de Monteblanco, en Huelva), los XFR y XKR pusieron de manifiesto su capacidad dinámica, con el elevado grado de confort que caracteriza a la marca, mejorada, entre otras razones, por las evolucionadas suspensiones de control electrónico que ahora se añaden a estas variantes R.

El salto cualitativo del nuevo motor V8 sobrealimentado de 5 litros respecto de la anterior mecánica de 4,2 litros es sorprendente. Es más potente (un 23 por ciento) y tiene más par (un 12 por ciento), pero reduce su consumo y emite menos cantidad de CO2 a la atmósfera, no superando los 300 g/km. Todo un contrasentido cuya explicación radica, entre otros motivos, en el imperioso trabajo realizado por los técnicos de Jaguar en optimizar admisión, escape y distribución. Entre sus impresionantes cifras podemos destacar su velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h o su aceleración de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos. Pero las aportaciones de Jaguar para este año no acaban en este nuevo motor V8, del que, como hemos comentado antes, se ofrece también una variante atmosférica de 385 CV. Los XF estrenan un nuevo propulsor turbodiésel V6 de 3 litros, con potencias de 240 y 275 CV (versión "S"), con velocidades punta de 240 y 250 km/h, respectivamente. Las dos variantes dan un consumo combinado de 6,8 l/100 km y su nivel de CO2 alcanza los 179 g/km. Para finales de año, Jaguar anuncia la llegada del restyling del XJ, que también albergará el impresionante motor V8 de 510 CV. Tuve la oportunidad de rodar con los nuevos Jaguar XFR y XKR en circuito y, aunque las primeras impresiones ya las había obtenido circulando por carretera, corroboré los datos disfrutando al límite con los deportivos de la marca. Poca diferencia advertí entre ambos modelos con el V8 de 510 CV, quizá el menor peso del XKR se notó mínimamente a la hora de decelerar el coche pisando el freno a tope, pero poco más. Ambos me permitieron ir muy deprisa sin experimentar ningún tipo de sobresaltos y las nuevas suspensiones se ajustaron perfectamente a los diferentes tipos de conducción que realizamos en el circuito.

Y para personalizar todavía más nuestros recorridos, podemos elegir entre tres tipos de conducción diferente para adaptarla a cada necesidad: Estándar, indicado para la mayoría de las condiciones de conducción; Invierno, para firmes con poca adherencia; o Dinámico, si queremos una conducción plenamente deportiva. También podemos activar o desactivar el Control Dinámico de Estabilidad, según queramos que el coche "lo haga todo" o nos deje mayor libertad. Ya se pueden realizar pedidos de todas las nuevas versiones XF y XK de Jaguar, aunque no se entregarán las primeras unidades hasta la primavera. Las gamas XF y XK de Jaguar suben un peldaño más en refinamiento, glamour, capacidad dinámica y prestaciones. El destacado lugar de Jaguar en el segmento de las marcas Premium se dilata con el restyling de estos modelos y con la puesta en escena del nuevo motor V8, que ha aumentado su cilindrada de 4,2 a 5 litros. De esta forma, los XF de Jaguar estrenan la nueva versión XFR con la incorporación de dicho motor, un V8 enteramente nuevo, de inyección directa y distribución variable VCT, pero que se mantiene fiel a la sobrealimentación por medio de un compresor Roots y que alcanza en esta versión R la nada desdeñable cifra de 510 CV de potencia. Este motor también lo incorpora el XK, reemplazando igualmente la anterior gama de motores V8 de 4,2 litros. Con este brillante V8 de 5 litros -incluye una variante atmosférica de 385 CV-, los deportivos de Jaguar alcanzan su nivel máximo de refinamiento y prestaciones, así como una dinámica de conducción que no da lugar a ningún "pero". Tanto en carretera como en circuito (rodamos con los Jaguar en el Circuito de Monteblanco, en Huelva), los XFR y XKR pusieron de manifiesto su capacidad dinámica, con el elevado grado de confort que caracteriza a la marca, mejorada, entre otras razones, por las evolucionadas suspensiones de control electrónico que ahora se añaden a estas variantes R.

El salto cualitativo del nuevo motor V8 sobrealimentado de 5 litros respecto de la anterior mecánica de 4,2 litros es sorprendente. Es más potente (un 23 por ciento) y tiene más par (un 12 por ciento), pero reduce su consumo y emite menos cantidad de CO2 a la atmósfera, no superando los 300 g/km. Todo un contrasentido cuya explicación radica, entre otros motivos, en el imperioso trabajo realizado por los técnicos de Jaguar en optimizar admisión, escape y distribución. Entre sus impresionantes cifras podemos destacar su velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h o su aceleración de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos. Pero las aportaciones de Jaguar para este año no acaban en este nuevo motor V8, del que, como hemos comentado antes, se ofrece también una variante atmosférica de 385 CV. Los XF estrenan un nuevo propulsor turbodiésel V6 de 3 litros, con potencias de 240 y 275 CV (versión "S"), con velocidades punta de 240 y 250 km/h, respectivamente. Las dos variantes dan un consumo combinado de 6,8 l/100 km y su nivel de CO2 alcanza los 179 g/km. Para finales de año, Jaguar anuncia la llegada del restyling del XJ, que también albergará el impresionante motor V8 de 510 CV. Tuve la oportunidad de rodar con los nuevos Jaguar XFR y XKR en circuito y, aunque las primeras impresiones ya las había obtenido circulando por carretera, corroboré los datos disfrutando al límite con los deportivos de la marca. Poca diferencia advertí entre ambos modelos con el V8 de 510 CV, quizá el menor peso del XKR se notó mínimamente a la hora de decelerar el coche pisando el freno a tope, pero poco más. Ambos me permitieron ir muy deprisa sin experimentar ningún tipo de sobresaltos y las nuevas suspensiones se ajustaron perfectamente a los diferentes tipos de conducción que realizamos en el circuito.

Y para personalizar todavía más nuestros recorridos, podemos elegir entre tres tipos de conducción diferente para adaptarla a cada necesidad: Estándar, indicado para la mayoría de las condiciones de conducción; Invierno, para firmes con poca adherencia; o Dinámico, si queremos una conducción plenamente deportiva. También podemos activar o desactivar el Control Dinámico de Estabilidad, según queramos que el coche "lo haga todo" o nos deje mayor libertad. Ya se pueden realizar pedidos de todas las nuevas versiones XF y XK de Jaguar, aunque no se entregarán las primeras unidades hasta la primavera. Las gamas XF y XK de Jaguar suben un peldaño más en refinamiento, glamour, capacidad dinámica y prestaciones. El destacado lugar de Jaguar en el segmento de las marcas Premium se dilata con el restyling de estos modelos y con la puesta en escena del nuevo motor V8, que ha aumentado su cilindrada de 4,2 a 5 litros. De esta forma, los XF de Jaguar estrenan la nueva versión XFR con la incorporación de dicho motor, un V8 enteramente nuevo, de inyección directa y distribución variable VCT, pero que se mantiene fiel a la sobrealimentación por medio de un compresor Roots y que alcanza en esta versión R la nada desdeñable cifra de 510 CV de potencia. Este motor también lo incorpora el XK, reemplazando igualmente la anterior gama de motores V8 de 4,2 litros. Con este brillante V8 de 5 litros -incluye una variante atmosférica de 385 CV-, los deportivos de Jaguar alcanzan su nivel máximo de refinamiento y prestaciones, así como una dinámica de conducción que no da lugar a ningún "pero". Tanto en carretera como en circuito (rodamos con los Jaguar en el Circuito de Monteblanco, en Huelva), los XFR y XKR pusieron de manifiesto su capacidad dinámica, con el elevado grado de confort que caracteriza a la marca, mejorada, entre otras razones, por las evolucionadas suspensiones de control electrónico que ahora se añaden a estas variantes R.

El salto cualitativo del nuevo motor V8 sobrealimentado de 5 litros respecto de la anterior mecánica de 4,2 litros es sorprendente. Es más potente (un 23 por ciento) y tiene más par (un 12 por ciento), pero reduce su consumo y emite menos cantidad de CO2 a la atmósfera, no superando los 300 g/km. Todo un contrasentido cuya explicación radica, entre otros motivos, en el imperioso trabajo realizado por los técnicos de Jaguar en optimizar admisión, escape y distribución. Entre sus impresionantes cifras podemos destacar su velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h o su aceleración de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos. Pero las aportaciones de Jaguar para este año no acaban en este nuevo motor V8, del que, como hemos comentado antes, se ofrece también una variante atmosférica de 385 CV. Los XF estrenan un nuevo propulsor turbodiésel V6 de 3 litros, con potencias de 240 y 275 CV (versión "S"), con velocidades punta de 240 y 250 km/h, respectivamente. Las dos variantes dan un consumo combinado de 6,8 l/100 km y su nivel de CO2 alcanza los 179 g/km. Para finales de año, Jaguar anuncia la llegada del restyling del XJ, que también albergará el impresionante motor V8 de 510 CV. Tuve la oportunidad de rodar con los nuevos Jaguar XFR y XKR en circuito y, aunque las primeras impresiones ya las había obtenido circulando por carretera, corroboré los datos disfrutando al límite con los deportivos de la marca. Poca diferencia advertí entre ambos modelos con el V8 de 510 CV, quizá el menor peso del XKR se notó mínimamente a la hora de decelerar el coche pisando el freno a tope, pero poco más. Ambos me permitieron ir muy deprisa sin experimentar ningún tipo de sobresaltos y las nuevas suspensiones se ajustaron perfectamente a los diferentes tipos de conducción que realizamos en el circuito.

Y para personalizar todavía más nuestros recorridos, podemos elegir entre tres tipos de conducción diferente para adaptarla a cada necesidad: Estándar, indicado para la mayoría de las condiciones de conducción; Invierno, para firmes con poca adherencia; o Dinámico, si queremos una conducción plenamente deportiva. También podemos activar o desactivar el Control Dinámico de Estabilidad, según queramos que el coche "lo haga todo" o nos deje mayor libertad. Ya se pueden realizar pedidos de todas las nuevas versiones XF y XK de Jaguar, aunque no se entregarán las primeras unidades hasta la primavera. Las gamas XF y XK de Jaguar suben un peldaño más en refinamiento, glamour, capacidad dinámica y prestaciones. El destacado lugar de Jaguar en el segmento de las marcas Premium se dilata con el restyling de estos modelos y con la puesta en escena del nuevo motor V8, que ha aumentado su cilindrada de 4,2 a 5 litros. De esta forma, los XF de Jaguar estrenan la nueva versión XFR con la incorporación de dicho motor, un V8 enteramente nuevo, de inyección directa y distribución variable VCT, pero que se mantiene fiel a la sobrealimentación por medio de un compresor Roots y que alcanza en esta versión R la nada desdeñable cifra de 510 CV de potencia. Este motor también lo incorpora el XK, reemplazando igualmente la anterior gama de motores V8 de 4,2 litros. Con este brillante V8 de 5 litros -incluye una variante atmosférica de 385 CV-, los deportivos de Jaguar alcanzan su nivel máximo de refinamiento y prestaciones, así como una dinámica de conducción que no da lugar a ningún "pero". Tanto en carretera como en circuito (rodamos con los Jaguar en el Circuito de Monteblanco, en Huelva), los XFR y XKR pusieron de manifiesto su capacidad dinámica, con el elevado grado de confort que caracteriza a la marca, mejorada, entre otras razones, por las evolucionadas suspensiones de control electrónico que ahora se añaden a estas variantes R.

El salto cualitativo del nuevo motor V8 sobrealimentado de 5 litros respecto de la anterior mecánica de 4,2 litros es sorprendente. Es más potente (un 23 por ciento) y tiene más par (un 12 por ciento), pero reduce su consumo y emite menos cantidad de CO2 a la atmósfera, no superando los 300 g/km. Todo un contrasentido cuya explicación radica, entre otros motivos, en el imperioso trabajo realizado por los técnicos de Jaguar en optimizar admisión, escape y distribución. Entre sus impresionantes cifras podemos destacar su velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h o su aceleración de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos. Pero las aportaciones de Jaguar para este año no acaban en este nuevo motor V8, del que, como hemos comentado antes, se ofrece también una variante atmosférica de 385 CV. Los XF estrenan un nuevo propulsor turbodiésel V6 de 3 litros, con potencias de 240 y 275 CV (versión "S"), con velocidades punta de 240 y 250 km/h, respectivamente. Las dos variantes dan un consumo combinado de 6,8 l/100 km y su nivel de CO2 alcanza los 179 g/km. Para finales de año, Jaguar anuncia la llegada del restyling del XJ, que también albergará el impresionante motor V8 de 510 CV. Tuve la oportunidad de rodar con los nuevos Jaguar XFR y XKR en circuito y, aunque las primeras impresiones ya las había obtenido circulando por carretera, corroboré los datos disfrutando al límite con los deportivos de la marca. Poca diferencia advertí entre ambos modelos con el V8 de 510 CV, quizá el menor peso del XKR se notó mínimamente a la hora de decelerar el coche pisando el freno a tope, pero poco más. Ambos me permitieron ir muy deprisa sin experimentar ningún tipo de sobresaltos y las nuevas suspensiones se ajustaron perfectamente a los diferentes tipos de conducción que realizamos en el circuito.

Y para personalizar todavía más nuestros recorridos, podemos elegir entre tres tipos de conducción diferente para adaptarla a cada necesidad: Estándar, indicado para la mayoría de las condiciones de conducción; Invierno, para firmes con poca adherencia; o Dinámico, si queremos una conducción plenamente deportiva. También podemos activar o desactivar el Control Dinámico de Estabilidad, según queramos que el coche "lo haga todo" o nos deje mayor libertad. Ya se pueden realizar pedidos de todas las nuevas versiones XF y XK de Jaguar, aunque no se entregarán las primeras unidades hasta la primavera. Las gamas XF y XK de Jaguar suben un peldaño más en refinamiento, glamour, capacidad dinámica y prestaciones. El destacado lugar de Jaguar en el segmento de las marcas Premium se dilata con el restyling de estos modelos y con la puesta en escena del nuevo motor V8, que ha aumentado su cilindrada de 4,2 a 5 litros. De esta forma, los XF de Jaguar estrenan la nueva versión XFR con la incorporación de dicho motor, un V8 enteramente nuevo, de inyección directa y distribución variable VCT, pero que se mantiene fiel a la sobrealimentación por medio de un compresor Roots y que alcanza en esta versión R la nada desdeñable cifra de 510 CV de potencia. Este motor también lo incorpora el XK, reemplazando igualmente la anterior gama de motores V8 de 4,2 litros. Con este brillante V8 de 5 litros -incluye una variante atmosférica de 385 CV-, los deportivos de Jaguar alcanzan su nivel máximo de refinamiento y prestaciones, así como una dinámica de conducción que no da lugar a ningún "pero". Tanto en carretera como en circuito (rodamos con los Jaguar en el Circuito de Monteblanco, en Huelva), los XFR y XKR pusieron de manifiesto su capacidad dinámica, con el elevado grado de confort que caracteriza a la marca, mejorada, entre otras razones, por las evolucionadas suspensiones de control electrónico que ahora se añaden a estas variantes R.

El salto cualitativo del nuevo motor V8 sobrealimentado de 5 litros respecto de la anterior mecánica de 4,2 litros es sorprendente. Es más potente (un 23 por ciento) y tiene más par (un 12 por ciento), pero reduce su consumo y emite menos cantidad de CO2 a la atmósfera, no superando los 300 g/km. Todo un contrasentido cuya explicación radica, entre otros motivos, en el imperioso trabajo realizado por los técnicos de Jaguar en optimizar admisión, escape y distribución. Entre sus impresionantes cifras podemos destacar su velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h o su aceleración de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos. Pero las aportaciones de Jaguar para este año no acaban en este nuevo motor V8, del que, como hemos comentado antes, se ofrece también una variante atmosférica de 385 CV. Los XF estrenan un nuevo propulsor turbodiésel V6 de 3 litros, con potencias de 240 y 275 CV (versión "S"), con velocidades punta de 240 y 250 km/h, respectivamente. Las dos variantes dan un consumo combinado de 6,8 l/100 km y su nivel de CO2 alcanza los 179 g/km. Para finales de año, Jaguar anuncia la llegada del restyling del XJ, que también albergará el impresionante motor V8 de 510 CV. Tuve la oportunidad de rodar con los nuevos Jaguar XFR y XKR en circuito y, aunque las primeras impresiones ya las había obtenido circulando por carretera, corroboré los datos disfrutando al límite con los deportivos de la marca. Poca diferencia advertí entre ambos modelos con el V8 de 510 CV, quizá el menor peso del XKR se notó mínimamente a la hora de decelerar el coche pisando el freno a tope, pero poco más. Ambos me permitieron ir muy deprisa sin experimentar ningún tipo de sobresaltos y las nuevas suspensiones se ajustaron perfectamente a los diferentes tipos de conducción que realizamos en el circuito.

Y para personalizar todavía más nuestros recorridos, podemos elegir entre tres tipos de conducción diferente para adaptarla a cada necesidad: Estándar, indicado para la mayoría de las condiciones de conducción; Invierno, para firmes con poca adherencia; o Dinámico, si queremos una conducción plenamente deportiva. También podemos activar o desactivar el Control Dinámico de Estabilidad, según queramos que el coche "lo haga todo" o nos deje mayor libertad. Ya se pueden realizar pedidos de todas las nuevas versiones XF y XK de Jaguar, aunque no se entregarán las primeras unidades hasta la primavera.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.