Publicidad

Infiniti M35h Hybrid

Para posicionarse en buen lugar con respecto a sus rivales europeos, Infiniti inicia la comercialización de su primer coche híbrido. El M35h Hybrid toma como base un motor de gasolina 3.5 V6, un motor eléctrico y unas baterías para sumar una potencia total del sistema híbrido de 364 CV. Esto le permite situarse entre los vehículos de esta clase con mayor nivel prestacional.
-
Infiniti M35h Hybrid
Aunque tradicionalmente se ha identificado a Infiniti como el fabricante nipón de berlinas de lujo que triunfa en mercados asiáticos, lo cierto es que tras la llegada de esta versión híbrida observamos un claro acercamiento a los gustos y necesidades del cliente europeo. Si hace un año se introdujo en la gama del modelo M la versión Diesel 30d, ahora le toca el turno a una variante híbrida -la M35h Hybrid- con la que poder mantener el tipo frente a la inminente llegada de sus homólogos europeos.
El motor de gasolina elegido es el bloque de 3,5 litros de origen Nissan, convenientemente adaptado para poder recibir la ayuda de un motor eléctrico de 68 CV situado entre el térmico y el cambio. A diferencia de sus hermanos de gama, en este caso no se emplea convertidor de par, sino un embrague multidisco bañado en aceite con el que se logra minimizar las pérdidas por resbalamiento. En el otro extremo, como nexo entre el motor eléctrico y el de combustión, se sitúa un embrague monodisco en seco. La combinación de ambos acoplamientos hace posible que el motor de gasolina trabaje como propulsor y generador para recargar la batería. Esto último es muy importante ya que mantiene siempre la carga con un mínimo de reserva, lo que garantiza poder circular eficientemente. En condiciones normales, sin demasiada exigencia al acelerador, el conjunto prima la recarga en las fases de deceleración y frenada. Por supuesto, el Infiniti M35h Hybrid dispone de dispositivo de parada y arranque automático del motor Start-Stop, deteniendo el motor de combustión en situaciones de poca demanda.

La batería del M35h Hybrid, de iones de litio, va alojada detrás del respaldo de los asientos traseros y, aunque no dispone de una capacidad demasiado alta -1,4 KWh-, se muestra muy capaz para ayudar en todo momento. La parte negativa se encuentra en una merma de 100 litros en la capacidad del maletero. Como novedad en el Infiniti M35h, hay un modo ECO que actúa no sólo en motor y gestión del cambio, sino que también adapta el tacto del pedal del acelerador para ofrecer una mayor resistencia y optimizar el consumo. También dispone de un modo SPORT que endurece la suspensión y ayuda a controlar los movimientos verticales de la carrocería. Otra función interesantes es la denominada SNOW, que actúa limitando el par motor en momentos de baja adherencia. Otra novedad en esta versión, ya presente en vehículos eléctricos e híbridos, es un sistema de señales acústicas que se activa por debajo de 30 km/h y avisa a los peatones para evitar posibles atropellos.

Todo este compendio de tecnología no serviría de nada si no se tradujese en un sustancial incremento de la autonomía. Aquí se encuentra la principal justificación para la elección frente al Diesel. En el recorrido que realizamos por carreteras secundarias, el ordenador marcó entre 8 y 9 litros manteniendo un ritmo elevado y continuas aceleraciones. Lo que resulta sorprendente es que, con un nivel de emisiones de 162 g/km, los encargados de su desarrollo no hayan optado por montar neumáticos de baja resistencia a la rodadura y quedarse en el tramo anterior del Impuesto de Matriculación -se ahorrarían más de 5.000 euros-. En cuanto a comportamiento no se aprecia ningún cambio, manteniendo el mismo dinamismo y deportividad a los que nos tiene acostumbrados en sus modelos Infiniti. Un confort de marcha exquisito y su excelente calidad de acabados, redondea un conjunto perfecto para quien busque algo diferente y más exclusivo a lo que ofrecen BMW, Mercedes o Audi. El M35h se comercializa bajo los acabados GT y GT Premium con un precio de 60.100 y 66.200 euros respectivamente.
Motor
Nº de cilindros: 6 en V
Cilindrada: 3.498 cm3
Potencia máxima: 306 CV CEE a 6.800 rpm (eléctrico 68 CV entre 1.770 y 2.000 rpm)
Par máximo: 35,7 mkg CEE a 5.000 rpm (eléctrico 27,5 mkg a 1.770 rpm)
Transmisión
Tipo: Automática de 7 velocidades
Tracción: Trasera
Prestaciones, consumos y emisiones
Velocidad máxima: 250 km/h
Aceleración 0-100 km/h: 5,5 s
Consumo urbano: 9,2 l/100 km
C. Extraurbano: 5,5 l/100 km
C. Mixto: 7,0 l/100 km
CO2: 162 g/km Aunque tradicionalmente se ha identificado a Infiniti como el fabricante nipón de berlinas de lujo que triunfa en mercados asiáticos, lo cierto es que tras la llegada de esta versión híbrida observamos un claro acercamiento a los gustos y necesidades del cliente europeo. Si hace un año se introdujo en la gama del modelo M la versión Diesel 30d, ahora le toca el turno a una variante híbrida -la M35h Hybrid- con la que poder mantener el tipo frente a la inminente llegada de sus homólogos europeos. El motor de gasolina elegido es el bloque de 3,5 litros de origen Nissan, convenientemente adaptado para poder recibir la ayuda de un motor eléctrico de 68 CV situado entre el térmico y el cambio. A diferencia de sus hermanos de gama, en este caso no se emplea convertidor de par, sino un embrague multidisco bañado en aceite con el que se logra minimizar las pérdidas por resbalamiento. En el otro extremo, como nexo entre el motor eléctrico y el de combustión, se sitúa un embrague monodisco en seco. La combinación de ambos acoplamientos hace posible que el motor de gasolina trabaje como propulsor y generador para recargar la batería. Esto último es muy importante ya que mantiene siempre la carga con un mínimo de reserva, lo que garantiza poder circular eficientemente. En condiciones normales, sin demasiada exigencia al acelerador, el conjunto prima la recarga en las fases de deceleración y frenada. Por supuesto, el Infiniti M35h Hybrid dispone de dispositivo de parada y arranque automático del motor Start-Stop, deteniendo el motor de combustión en situaciones de poca demanda.

La batería del M35h Hybrid, de iones de litio, va alojada detrás del respaldo de los asientos traseros y, aunque no dispone de una capacidad demasiado alta -1,4 KWh-, se muestra muy capaz para ayudar en todo momento. La parte negativa se encuentra en una merma de 100 litros en la capacidad del maletero. Como novedad en el Infiniti M35h, hay un modo ECO que actúa no sólo en motor y gestión del cambio, sino que también adapta el tacto del pedal del acelerador para ofrecer una mayor resistencia y optimizar el consumo. También dispone de un modo SPORT que endurece la suspensión y ayuda a controlar los movimientos verticales de la carrocería. Otra función interesantes es la denominada SNOW, que actúa limitando el par motor en momentos de baja adherencia. Otra novedad en esta versión, ya presente en vehículos eléctricos e híbridos, es un sistema de señales acústicas que se activa por debajo de 30 km/h y avisa a los peatones para evitar posibles atropellos.

Todo este compendio de tecnología no serviría de nada si no se tradujese en un sustancial incremento de la autonomía. Aquí se encuentra la principal justificación para la elección frente al Diesel. En el recorrido que realizamos por carreteras secundarias, el ordenador marcó entre 8 y 9 litros manteniendo un ritmo elevado y continuas aceleraciones. Lo que resulta sorprendente es que, con un nivel de emisiones de 162 g/km, los encargados de su desarrollo no hayan optado por montar neumáticos de baja resistencia a la rodadura y quedarse en el tramo anterior del Impuesto de Matriculación -se ahorrarían más de 5.000 euros-. En cuanto a comportamiento no se aprecia ningún cambio, manteniendo el mismo dinamismo y deportividad a los que nos tiene acostumbrados en sus modelos Infiniti. Un confort de marcha exquisito y su excelente calidad de acabados, redondea un conjunto perfecto para quien busque algo diferente y más exclusivo a lo que ofrecen BMW, Mercedes o Audi. El M35h se comercializa bajo los acabados GT y GT Premium con un precio de 60.100 y 66.200 euros respectivamente.
Motor
Nº de cilindros: 6 en V
Cilindrada: 3.498 cm3
Potencia máxima: 306 CV CEE a 6.800 rpm (eléctrico 68 CV entre 1.770 y 2.000 rpm)
Par máximo: 35,7 mkg CEE a 5.000 rpm (eléctrico 27,5 mkg a 1.770 rpm)
Transmisión
Tipo: Automática de 7 velocidades
Tracción: Trasera
Prestaciones, consumos y emisiones
Velocidad máxima: 250 km/h
Aceleración 0-100 km/h: 5,5 s
Consumo urbano: 9,2 l/100 km
C. Extraurbano: 5,5 l/100 km
C. Mixto: 7,0 l/100 km
CO2: 162 g/km
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.