Publicidad

Hyundai Tucson, Kia Sportage y Nissan Qashqai, ¿cuál es mejor?

SUV espacioso, Diesel de 110 a 115 CV y de calidad. Si es lo que buscas, atento a nuestra comparativa. Nissan Qashqai frente a Hyundai Tucson y Kia Sportage: los tres más vendidos.
Daniel Cuadrado.

Twitter: @autopista_es Fotos: Israel Gardyn -

Hyundai Tucson, Kia Sportage y Nissan Qashqai, ¿cuál es mejor?

Las marcas generalistas compiten con dureza en el segmento de los SUV compactos, el más demandado hoy del mercado, generando una guerra sana que nos lleva a ver coches muy interesantes en los que encontramos una amplia oferta mecánica, buenos niveles de acabado, un generoso tamaño y, sobre todo, un funcionamiento muy satisfactorio. Hoy toca probar y comparar las versiones de acceso Diesel de Hyundai Tucson, Kia Sportage y Nissan Qashqai: las más demandadas de los tres SUV también más vendidos de la categoría. El cóctel, por tanto, es perfecto.

Valora tu coche gratisTanto el Hyundai Tucson 1.7 CRDi 4x2 de 115 CV, como el Kia Sportage 1.7 CRDi 4x2 de 115 CV y el Nissan Qashqai 1.5 dCi 4x2 de 110 CV son tres SUV muy recomendables para aquel que no demande un nivel prestacional elevado y que busque una gran relación entre la calidad, el consumo, el precio (todos entre 23.000 y 25.000 euros) y, sobre todo, el tamaño. Hyundai y Kia aportan un coche que parte de una misma plataforma, pero hecho de dos formas diferentes. La base es la misma, así como las proporciones o la tecnología, si bien cada marca lo remata a su estilo, cambiando mucho más que el logotipo o los habituales detalles del interior. Como veremos luego, tienen similitudes, debido a que comparten mecánica y bastidor, pero se distinguen, además de en la estética, en la política comercial que puede llevarte a elegir uno u otro. El rival a batir es el Nissan Qashqai, que lleva liderando las ventas desde que salió su primera generación al mercado. Sin duda, Tucson y Sportage le van a plantar cara, y ya lo están haciendo, pero veremos si pueden con él o no.

Hyundai Tucson, Kia Sportage y Nissan Qashqai: sus motores

Probamos pues los tres SUV en versión de tracción delantera y con cambio manual, combinación sólo posible con los motores más pequeños Diesel. Kia Sportage y Hyundai Tucson con un mismo bloque de 1,7 litros de cilindrada, 4 cilindros y 115 CV, alimentado a través de common rail, con turbo de geometría variable y culata de 16 válvulas. Por su parte, el Nissan Qashqai recurre a menos cilindrada (1,5 litros) y potencia (110CV), con un motor de la Alianza Renault/Nissan muy contrastado, pero con culata de 8 válvulas. La diferencia de potencia en el Qashqai la contrarresta pesando hasta 168 kg menos (1.422 kg en nuestra báscula, ante los 1.591 kg del Kia Sportage y los 1.590 kg del Hyundai Tucson), con lo que al final el nivel de prestaciones es prácticamente idéntico en los tres SUV.

Incluso la mejor relación peso/potencia del Nissan Qashqai 1.5 dCi hace que sea ligeramente más rápido (saca unos 0,5 segundos a sus rivales en las mediciones de aceleración), diferencia que no es tan importante como para descartar a ninguno eso sí por velocidad. Los tres ofrecen prestaciones más que de sobra para transportarte con tranquilidad y sin grandes pretensiones; estarás obligado a bajar de marcha si quieres más brío, especialmente en los Kia Sportage y Hyundai Tucson, a los que les cuesta un poco más en marchas largas. Al final son coches que superan la tonelada y media de peso, con maleteros de gran capacidad y con un buen espacio para cinco ocupantes: por tanto, sus 110-115 CV están en el límite de lo adecuado.

Hyundai Tucson, Kia Sportage y Nissan QashqaiHyundai Tucson, Kia Sportage y Nissan Qashqai: consumo

Tema ya aparte merece el consumo de combustible, donde aquí sí hay una diferencia reseñable que puede ser motivo de decantarse por uno u otro. Tanto el Kia Sportage como el Hyundai Tucson, con sus 1.7 CRDi, ofrecen un gasto decente para lo que se espera de un coche así. Es cierto que con el motor 2.0 CRDi gastan incluso algo menos, pero no considero que hacer medias de 6,3 y 6,5 l/100 km, respectivamente, sea un consumo elevado. No es para tirar cohetes, pero es correcto para sus tamaños y potencias.

Sin embargo, el Nissan Qashqai 1.5 dCi de 110 CV hace, a su lado, lo de Kia y Hyundai parezca un consumo excesivo, puesto que en el mismo recorrido gasta hasta un litro y medio menos (4,9 l/100 km de media final), lo que dice mucho de su calidad mecánica. Los tres SUV llevan un buen sistema de arranque/parada, y así y todo en ciudad la diferencia de consumo se eleva también hasta los 2 litros a favor del Qashqai. Aquí se demuestra que su menor peso es fundamental.

Hyundai Tucson, Kia Sportage y Nissan Qashqai: comportamiento

El comportamiento dinámico de los tres tiene particularidades comunes: tiende al confort y va acorde siempre a sus niveles prestacionales. En una conducción normal tendrás tres buenos coches, no hay duda. Si vas a buscar defectos, puedes encontrar un mayor balanceo de carrocería en Kia Sportage y Hyundai Tucson, pero, al igual que las prestaciones, tampoco veo determinantes las diferencias de comportamiento teniendo los tres un nivel mucho más que correcto. La frenada es correcta (el Kia Sportage se detiene desde 140 km/h en 71,7 metros, igual que el Nissan Qashqai, mientras que el Tucson lo hace en 74,8 metros, un poco peor) y los controles de estabilidad que llevan de serie hacen bien su trabajo en caso de emergencia.

Hyundai Tucson, Kia Sportage y Nissan Qashqai: espacio

El espacio interior de estos tres coches nos termina de mostrar el marcaje directo que se hacen unos a otros, puesto que prácticamente ofrecen la misma habitabilidad. Hyundai Tucson y Kia Sportage miden 4,4 metros de longitud y el Nissan Qashqai algo menos, 4,3 metros. Esta diferencia exterior se deja ver únicamente en la capacidad del maletero, porque en el resto de cotas longitudinales la igualdad es máxima. El Nissan Qashqai ha pasado de tener un buen maletero a ser de los más pequeños del segmento a medida que se iban actualizando los rivales: con 455 litros reales de carga sigue ofreciendo una capacidad correcta para 5 ocupantes, pero se ha quedado obsoleto. Kia Sportage y Hyundai Tucson marcan los dos 540 litros, es decir hasta 85 litros más de capacidad, colocándose como el segundo mejor maletero de la categoría, teniendo en cuenta siempre que es superado por el del Honda CR-V y sus espectaculares 585 litros.

Los mejores SUV compactosDelante hay buena postura de conducción en los tres. Todos los mandos están a mano y con buena ergonomía en general. Los asientos son agradables, aun en las versiones más económicas. El acceso a las plazas traseras es mejor en Kia Sportage y Nissan Qashqai. En el Sportage han querido diferenciarse de su hermano tanto –no comparten ni un solo panel de la carrocería- que han “cerrado el paso” a la altura de la cabeza. No llega a ser problemático, pero sí obliga a echar la cabeza un poco más hacia adelante al entrar y es más incómodo. La banqueta trasera es fija en los tres y se pueden abatir los respaldos. En los SUV coreanos además estos tienen siete niveles de inclinación, de los que sólo usarás tres como mucho. A pesar de ser el mismo coche, la anchura interior trasera también es diferente por cuestión de los guarnecidos. En los tres casos es buena, así como el espacio para las piernas, que permiten interiores aptos para que tres adultos entren relativamente cómodos.

Hyundai Tucson, Kia Sportage y Nissan Qashqai: precio

La calidad de acabado es alta en general, aun a pesar de ser las versiones de acceso (no se corresponde con las imágenes). Quizá el Nissan Qashqai sea el que más diferencie su interior en función del nivel de acabado elegido, debido también a que es el que más niveles ofrece. Con este motor, el Hyundai Tucson está disponible en tres niveles denominados Essence, Klass y Tecno, el Kia Sportage con los Concept, Drive y Emotion, y el Nissan Qashqai con Visia, Acenta, N-Connect y Tekna. Analizarlos todos llevaría varias comparativas, así es que, al margen de los acabados de los modelos probados, me centro en comparar las versiones más básicas Essence, Concept y Visia, cuyos precios son los que hemos comentado. Con campañas oficiales incluidas (sin las acciones comerciales que pueda hacer cada concesionario) tenemos un Hyundai Tucson desde los 24.500 euros, un Kia Sportage desde los 22.900 euros y el Nissan Qashqai desde los 22.950 euros. Por precio el Hyundai se descarta, salvo que busques su mayor equipamiento de la versión de acceso, y más teniendo un Kia, que es el mismo coche, 1.600 euros más barato. El Nissan Qashqai se iguala al Kia Sportage en precio con mejor consumo, pero peor maletero y equipamiento de serie en su versión baja. Ahora, te toca a ti elegir.

También te puede interesar:

Guía SUV: todo lo que comprar en 2016 y 2017

¿Qué SUV comprar? Te ayudamos

Revolución SUV: todos los pequeños nuevos que llegan

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.