Publicidad

Hyundai i20

Llega el relevo del Getz con un estilo más fresco, con un tamaño superior que permite más comodidad a sus ocupantes, con nuevos motores más eficientes en gasolina y Diesel y con un equipamiento mucho más completo e interesante. De momento sólo con carrocería de cinco puertas, aunque unos meses más tarde llegará la variante de tres.
-
Hyundai i20
Una de las principales características del i20 es la amplia variedad de mecánicas que dispondrá. Concretamente ofrecerá siete diferentes, tres de ellas de gasolina y cuatro Diesel, con potencias comprendidas entre 75 y 128 CV, asociadas a cajas de cambio manuales de 5 y 6 velocidades o automáticas de cuatro con convertidor de par.

Galería relacionada

Hyundai i20 al detalle

En gasolina se ofrecerán los motores 1.2, 1.4 y 1.6, con potencias de 78, 100 y 126 CV, respectivamente, todos ellos con doble árbol de levas en culata y 16 válvulas y, los dos más potentes, con sistema de distribución variable. El 1.2 sólo podrá solicitarse con caja de cambios manual de cinco marchas, mientras que en los otros dos se podrá optar bien por la manual de cinco o por una automática de cuatro con convertidor de par. En cuanto a las mecánicas Diesel, la oferta es aún más atractiva, con unidades de 1,4 litros en versiones de 75 y 90 CV o bien de 1,6 litros de 115 ó 128 CV, todos ellos con doble árbol y culata de 16 válvulas, sistema common rail y turbocompresor (de geometría variable en la variante de 128 CV).

Un motor interesante que estrena el i20 es el 1.4 CRDi, turbodiésel con sistema de alimentación common rail, en configuraciones de 75 y 90 CV de potencia. En ambos casos promete un par de 22,5 mkg a 1.750 rpm e idénticas cifras de consumo de combustible, con un promedio de 4,4 l/100 km de gasto homologado en ciclo combinado. La variante de 90 CV que tuvimos ocasión de probar durante la toma de contacto en las inmediaciones de Barcelona nos pareció interesante en lo que se refiere a prestación, brillante en recuperaciones y muy ágil en comportamiento, si bien el nivel de ruido del motor se deja sentir con claridad en el interior del habitáculo. Pero no toda la sonoridad procede del propulsor, gran parte de los decibelios que se filtran, llegan con mayor intensidad a las plazas posteriores y provienen de la rodadura. La versión 1.6 de gasolina, con la que también tuvimos ocasión de rodar, nos pareció más fina en funcionamiento, muy silenciosa y más briosa en prestación, si bien el cambio automático de cuatro marchas –que ofrece una comodidad fabulosa en uso urbano o tranquilo- no permite extraer todo el potencial que ofrece el motor. Se siente más firme en comportamiento dinámico, también procurado por la monta de mayor tamaño de rueda y menor perfil de neumático (195/50 R16), aunque penealiza un poco el confort.

Un poco más adelante, hacia el verano, llegarán las versiones de tres puertas equipadas con las mismas mecánicas y, posteriormente, a comienzos de 2011, lo hará una variante monovolumen –desarrollada sobre la misma plataforma- que reemplazará al Matrix. También Hyundai tiene previsto lanzar una variante ecológica del i20, que llegará a comienzos de 2010 bajo el nombre “i20 Blue” , de 99 gramos/km de CO2, que promete un 15 por ciento menos de emisiones contaminantes y un 15 por ciento más de eficacia en el consumo de combustible. Estará dotado del sistema de arranque y parada automático Start/Stop y neumáticos de baja resistencia a la rodadura. En 2010 continuarán los proyectos ecológicos de Hyundai. La marca pondrá a disposición de los clientes una variante híbrida del Sonata y, en 2012, llegará el primer Hyundai producido en serie movido por pila de combustible.
Nuevo estilo
Una de las principales características del i20 es la amplia variedad de mecánicas que dispondrá. Concretamente ofrecerá siete diferentes, tres de ellas de gasolina y cuatro Diesel, con potencias comprendidas entre 75 y 128 CV, asociadas a cajas de cambio manuales de 5 y 6 velocidades o automáticas de cuatro con convertidor de par. En gasolina se ofrecerán los motores 1.2, 1.4 y 1.6, con potencias de 78, 100 y 126 CV, respectivamente, todos ellos con doble árbol de levas en culata y 16 válvulas y, los dos más potentes, con sistema de distribución variable. El 1.2 sólo podrá solicitarse con caja de cambios manual de cinco marchas, mientras que en los otros dos se podrá optar bien por la manual de cinco o por una automática de cuatro con convertidor de par. En cuanto a las mecánicas Diesel, la oferta es aún más atractiva, con unidades de 1,4 litros en versiones de 75 y 90 CV o bien de 1,6 litros de 115 ó 128 CV, todos ellos con doble árbol y culata de 16 válvulas, sistema common rail y turbocompresor (de geometría variable en la variante de 128 CV).

Un motor interesante que estrena el i20 es el 1.4 CRDi, turbodiésel con sistema de alimentación common rail, en configuraciones de 75 y 90 CV de potencia. En ambos casos promete un par de 22,5 mkg a 1.750 rpm e idénticas cifras de consumo de combustible, con un promedio de 4,4 l/100 km de gasto homologado en ciclo combinado. La variante de 90 CV que tuvimos ocasión de probar durante la toma de contacto en las inmediaciones de Barcelona nos pareció interesante en lo que se refiere a prestación, brillante en recuperaciones y muy ágil en comportamiento, si bien el nivel de ruido del motor se deja sentir con claridad en el interior del habitáculo. Pero no toda la sonoridad procede del propulsor, gran parte de los decibelios que se filtran, llegan con mayor intensidad a las plazas posteriores y provienen de la rodadura. La versión 1.6 de gasolina, con la que también tuvimos ocasión de rodar, nos pareció más fina en funcionamiento, muy silenciosa y más briosa en prestación, si bien el cambio automático de cuatro marchas –que ofrece una comodidad fabulosa en uso urbano o tranquilo- no permite extraer todo el potencial que ofrece el motor. Se siente más firme en comportamiento dinámico, también procurado por la monta de mayor tamaño de rueda y menor perfil de neumático (195/50 R16), aunque penealiza un poco el confort.

Un poco más adelante, hacia el verano, llegarán las versiones de tres puertas equipadas con las mismas mecánicas y, posteriormente, a comienzos de 2011, lo hará una variante monovolumen –desarrollada sobre la misma plataforma- que reemplazará al Matrix. También Hyundai tiene previsto lanzar una variante ecológica del i20, que llegará a comienzos de 2010 bajo el nombre “i20 Blue” , de 99 gramos/km de CO2, que promete un 15 por ciento menos de emisiones contaminantes y un 15 por ciento más de eficacia en el consumo de combustible. Estará dotado del sistema de arranque y parada automático Start/Stop y neumáticos de baja resistencia a la rodadura. En 2010 continuarán los proyectos ecológicos de Hyundai. La marca pondrá a disposición de los clientes una variante híbrida del Sonata y, en 2012, llegará el primer Hyundai producido en serie movido por pila de combustible.
Nuevo estilo
Una de las principales características del i20 es la amplia variedad de mecánicas que dispondrá. Concretamente ofrecerá siete diferentes, tres de ellas de gasolina y cuatro Diesel, con potencias comprendidas entre 75 y 128 CV, asociadas a cajas de cambio manuales de 5 y 6 velocidades o automáticas de cuatro con convertidor de par. En gasolina se ofrecerán los motores 1.2, 1.4 y 1.6, con potencias de 78, 100 y 126 CV, respectivamente, todos ellos con doble árbol de levas en culata y 16 válvulas y, los dos más potentes, con sistema de distribución variable. El 1.2 sólo podrá solicitarse con caja de cambios manual de cinco marchas, mientras que en los otros dos se podrá optar bien por la manual de cinco o por una automática de cuatro con convertidor de par. En cuanto a las mecánicas Diesel, la oferta es aún más atractiva, con unidades de 1,4 litros en versiones de 75 y 90 CV o bien de 1,6 litros de 115 ó 128 CV, todos ellos con doble árbol y culata de 16 válvulas, sistema common rail y turbocompresor (de geometría variable en la variante de 128 CV).

Un motor interesante que estrena el i20 es el 1.4 CRDi, turbodiésel con sistema de alimentación common rail, en configuraciones de 75 y 90 CV de potencia. En ambos casos promete un par de 22,5 mkg a 1.750 rpm e idénticas cifras de consumo de combustible, con un promedio de 4,4 l/100 km de gasto homologado en ciclo combinado. La variante de 90 CV que tuvimos ocasión de probar durante la toma de contacto en las inmediaciones de Barcelona nos pareció interesante en lo que se refiere a prestación, brillante en recuperaciones y muy ágil en comportamiento, si bien el nivel de ruido del motor se deja sentir con claridad en el interior del habitáculo. Pero no toda la sonoridad procede del propulsor, gran parte de los decibelios que se filtran, llegan con mayor intensidad a las plazas posteriores y provienen de la rodadura. La versión 1.6 de gasolina, con la que también tuvimos ocasión de rodar, nos pareció más fina en funcionamiento, muy silenciosa y más briosa en prestación, si bien el cambio automático de cuatro marchas –que ofrece una comodidad fabulosa en uso urbano o tranquilo- no permite extraer todo el potencial que ofrece el motor. Se siente más firme en comportamiento dinámico, también procurado por la monta de mayor tamaño de rueda y menor perfil de neumático (195/50 R16), aunque penealiza un poco el confort.

Un poco más adelante, hacia el verano, llegarán las versiones de tres puertas equipadas con las mismas mecánicas y, posteriormente, a comienzos de 2011, lo hará una variante monovolumen –desarrollada sobre la misma plataforma- que reemplazará al Matrix. También Hyundai tiene previsto lanzar una variante ecológica del i20, que llegará a comienzos de 2010 bajo el nombre “i20 Blue” , de 99 gramos/km de CO2, que promete un 15 por ciento menos de emisiones contaminantes y un 15 por ciento más de eficacia en el consumo de combustible. Estará dotado del sistema de arranque y parada automático Start/Stop y neumáticos de baja resistencia a la rodadura. En 2010 continuarán los proyectos ecológicos de Hyundai. La marca pondrá a disposición de los clientes una variante híbrida del Sonata y, en 2012, llegará el primer Hyundai producido en serie movido por pila de combustible.
Nuevo estilo
Una de las principales características del i20 es la amplia variedad de mecánicas que dispondrá. Concretamente ofrecerá siete diferentes, tres de ellas de gasolina y cuatro Diesel, con potencias comprendidas entre 75 y 128 CV, asociadas a cajas de cambio manuales de 5 y 6 velocidades o automáticas de cuatro con convertidor de par. En gasolina se ofrecerán los motores 1.2, 1.4 y 1.6, con potencias de 78, 100 y 126 CV, respectivamente, todos ellos con doble árbol de levas en culata y 16 válvulas y, los dos más potentes, con sistema de distribución variable. El 1.2 sólo podrá solicitarse con caja de cambios manual de cinco marchas, mientras que en los otros dos se podrá optar bien por la manual de cinco o por una automática de cuatro con convertidor de par. En cuanto a las mecánicas Diesel, la oferta es aún más atractiva, con unidades de 1,4 litros en versiones de 75 y 90 CV o bien de 1,6 litros de 115 ó 128 CV, todos ellos con doble árbol y culata de 16 válvulas, sistema common rail y turbocompresor (de geometría variable en la variante de 128 CV).

Un motor interesante que estrena el i20 es el 1.4 CRDi, turbodiésel con sistema de alimentación common rail, en configuraciones de 75 y 90 CV de potencia. En ambos casos promete un par de 22,5 mkg a 1.750 rpm e idénticas cifras de consumo de combustible, con un promedio de 4,4 l/100 km de gasto homologado en ciclo combinado. La variante de 90 CV que tuvimos ocasión de probar durante la toma de contacto en las inmediaciones de Barcelona nos pareció interesante en lo que se refiere a prestación, brillante en recuperaciones y muy ágil en comportamiento, si bien el nivel de ruido del motor se deja sentir con claridad en el interior del habitáculo. Pero no toda la sonoridad procede del propulsor, gran parte de los decibelios que se filtran, llegan con mayor intensidad a las plazas posteriores y provienen de la rodadura. La versión 1.6 de gasolina, con la que también tuvimos ocasión de rodar, nos pareció más fina en funcionamiento, muy silenciosa y más briosa en prestación, si bien el cambio automático de cuatro marchas –que ofrece una comodidad fabulosa en uso urbano o tranquilo- no permite extraer todo el potencial que ofrece el motor. Se siente más firme en comportamiento dinámico, también procurado por la monta de mayor tamaño de rueda y menor perfil de neumático (195/50 R16), aunque penealiza un poco el confort.

Un poco más adelante, hacia el verano, llegarán las versiones de tres puertas equipadas con las mismas mecánicas y, posteriormente, a comienzos de 2011, lo hará una variante monovolumen –desarrollada sobre la misma plataforma- que reemplazará al Matrix. También Hyundai tiene previsto lanzar una variante ecológica del i20, que llegará a comienzos de 2010 bajo el nombre “i20 Blue” , de 99 gramos/km de CO2, que promete un 15 por ciento menos de emisiones contaminantes y un 15 por ciento más de eficacia en el consumo de combustible. Estará dotado del sistema de arranque y parada automático Start/Stop y neumáticos de baja resistencia a la rodadura. En 2010 continuarán los proyectos ecológicos de Hyundai. La marca pondrá a disposición de los clientes una variante híbrida del Sonata y, en 2012, llegará el primer Hyundai producido en serie movido por pila de combustible.
Nuevo estilo
Una de las principales características del i20 es la amplia variedad de mecánicas que dispondrá. Concretamente ofrecerá siete diferentes, tres de ellas de gasolina y cuatro Diesel, con potencias comprendidas entre 75 y 128 CV, asociadas a cajas de cambio manuales de 5 y 6 velocidades o automáticas de cuatro con convertidor de par. En gasolina se ofrecerán los motores 1.2, 1.4 y 1.6, con potencias de 78, 100 y 126 CV, respectivamente, todos ellos con doble árbol de levas en culata y 16 válvulas y, los dos más potentes, con sistema de distribución variable. El 1.2 sólo podrá solicitarse con caja de cambios manual de cinco marchas, mientras que en los otros dos se podrá optar bien por la manual de cinco o por una automática de cuatro con convertidor de par. En cuanto a las mecánicas Diesel, la oferta es aún más atractiva, con unidades de 1,4 litros en versiones de 75 y 90 CV o bien de 1,6 litros de 115 ó 128 CV, todos ellos con doble árbol y culata de 16 válvulas, sistema common rail y turbocompresor (de geometría variable en la variante de 128 CV).

Un motor interesante que estrena el i20 es el 1.4 CRDi, turbodiésel con sistema de alimentación common rail, en configuraciones de 75 y 90 CV de potencia. En ambos casos promete un par de 22,5 mkg a 1.750 rpm e idénticas cifras de consumo de combustible, con un promedio de 4,4 l/100 km de gasto homologado en ciclo combinado. La variante de 90 CV que tuvimos ocasión de probar durante la toma de contacto en las inmediaciones de Barcelona nos pareció interesante en lo que se refiere a prestación, brillante en recuperaciones y muy ágil en comportamiento, si bien el nivel de ruido del motor se deja sentir con claridad en el interior del habitáculo. Pero no toda la sonoridad procede del propulsor, gran parte de los decibelios que se filtran, llegan con mayor intensidad a las plazas posteriores y provienen de la rodadura. La versión 1.6 de gasolina, con la que también tuvimos ocasión de rodar, nos pareció más fina en funcionamiento, muy silenciosa y más briosa en prestación, si bien el cambio automático de cuatro marchas –que ofrece una comodidad fabulosa en uso urbano o tranquilo- no permite extraer todo el potencial que ofrece el motor. Se siente más firme en comportamiento dinámico, también procurado por la monta de mayor tamaño de rueda y menor perfil de neumático (195/50 R16), aunque penealiza un poco el confort.

Un poco más adelante, hacia el verano, llegarán las versiones de tres puertas equipadas con las mismas mecánicas y, posteriormente, a comienzos de 2011, lo hará una variante monovolumen –desarrollada sobre la misma plataforma- que reemplazará al Matrix. También Hyundai tiene previsto lanzar una variante ecológica del i20, que llegará a comienzos de 2010 bajo el nombre “i20 Blue” , de 99 gramos/km de CO2, que promete un 15 por ciento menos de emisiones contaminantes y un 15 por ciento más de eficacia en el consumo de combustible. Estará dotado del sistema de arranque y parada automático Start/Stop y neumáticos de baja resistencia a la rodadura. En 2010 continuarán los proyectos ecológicos de Hyundai. La marca pondrá a disposición de los clientes una variante híbrida del Sonata y, en 2012, llegará el primer Hyundai producido en serie movido por pila de combustible.
Nuevo estilo
Una de las principales características del i20 es la amplia variedad de mecánicas que dispondrá. Concretamente ofrecerá siete diferentes, tres de ellas de gasolina y cuatro Diesel, con potencias comprendidas entre 75 y 128 CV, asociadas a cajas de cambio manuales de 5 y 6 velocidades o automáticas de cuatro con convertidor de par. En gasolina se ofrecerán los motores 1.2, 1.4 y 1.6, con potencias de 78, 100 y 126 CV, respectivamente, todos ellos con doble árbol de levas en culata y 16 válvulas y, los dos más potentes, con sistema de distribución variable. El 1.2 sólo podrá solicitarse con caja de cambios manual de cinco marchas, mientras que en los otros dos se podrá optar bien por la manual de cinco o por una automática de cuatro con convertidor de par. En cuanto a las mecánicas Diesel, la oferta es aún más atractiva, con unidades de 1,4 litros en versiones de 75 y 90 CV o bien de 1,6 litros de 115 ó 128 CV, todos ellos con doble árbol y culata de 16 válvulas, sistema common rail y turbocompresor (de geometría variable en la variante de 128 CV).

Un motor interesante que estrena el i20 es el 1.4 CRDi, turbodiésel con sistema de alimentación common rail, en configuraciones de 75 y 90 CV de potencia. En ambos casos promete un par de 22,5 mkg a 1.750 rpm e idénticas cifras de consumo de combustible, con un promedio de 4,4 l/100 km de gasto homologado en ciclo combinado. La variante de 90 CV que tuvimos ocasión de probar durante la toma de contacto en las inmediaciones de Barcelona nos pareció interesante en lo que se refiere a prestación, brillante en recuperaciones y muy ágil en comportamiento, si bien el nivel de ruido del motor se deja sentir con claridad en el interior del habitáculo. Pero no toda la sonoridad procede del propulsor, gran parte de los decibelios que se filtran, llegan con mayor intensidad a las plazas posteriores y provienen de la rodadura. La versión 1.6 de gasolina, con la que también tuvimos ocasión de rodar, nos pareció más fina en funcionamiento, muy silenciosa y más briosa en prestación, si bien el cambio automático de cuatro marchas –que ofrece una comodidad fabulosa en uso urbano o tranquilo- no permite extraer todo el potencial que ofrece el motor. Se siente más firme en comportamiento dinámico, también procurado por la monta de mayor tamaño de rueda y menor perfil de neumático (195/50 R16), aunque penealiza un poco el confort.

Un poco más adelante, hacia el verano, llegarán las versiones de tres puertas equipadas con las mismas mecánicas y, posteriormente, a comienzos de 2011, lo hará una variante monovolumen –desarrollada sobre la misma plataforma- que reemplazará al Matrix. También Hyundai tiene previsto lanzar una variante ecológica del i20, que llegará a comienzos de 2010 bajo el nombre “i20 Blue” , de 99 gramos/km de CO2, que promete un 15 por ciento menos de emisiones contaminantes y un 15 por ciento más de eficacia en el consumo de combustible. Estará dotado del sistema de arranque y parada automático Start/Stop y neumáticos de baja resistencia a la rodadura. En 2010 continuarán los proyectos ecológicos de Hyundai. La marca pondrá a disposición de los clientes una variante híbrida del Sonata y, en 2012, llegará el primer Hyundai producido en serie movido por pila de combustible.
Nuevo estilo
Una de las principales características del i20 es la amplia variedad de mecánicas que dispondrá. Concretamente ofrecerá siete diferentes, tres de ellas de gasolina y cuatro Diesel, con potencias comprendidas entre 75 y 128 CV, asociadas a cajas de cambio manuales de 5 y 6 velocidades o automáticas de cuatro con convertidor de par. En gasolina se ofrecerán los motores 1.2, 1.4 y 1.6, con potencias de 78, 100 y 126 CV, respectivamente, todos ellos con doble árbol de levas en culata y 16 válvulas y, los dos más potentes, con sistema de distribución variable. El 1.2 sólo podrá solicitarse con caja de cambios manual de cinco marchas, mientras que en los otros dos se podrá optar bien por la manual de cinco o por una automática de cuatro con convertidor de par. En cuanto a las mecánicas Diesel, la oferta es aún más atractiva, con unidades de 1,4 litros en versiones de 75 y 90 CV o bien de 1,6 litros de 115 ó 128 CV, todos ellos con doble árbol y culata de 16 válvulas, sistema common rail y turbocompresor (de geometría variable en la variante de 128 CV).

Un motor interesante que estrena el i20 es el 1.4 CRDi, turbodiésel con sistema de alimentación common rail, en configuraciones de 75 y 90 CV de potencia. En ambos casos promete un par de 22,5 mkg a 1.750 rpm e idénticas cifras de consumo de combustible, con un promedio de 4,4 l/100 km de gasto homologado en ciclo combinado. La variante de 90 CV que tuvimos ocasión de probar durante la toma de contacto en las inmediaciones de Barcelona nos pareció interesante en lo que se refiere a prestación, brillante en recuperaciones y muy ágil en comportamiento, si bien el nivel de ruido del motor se deja sentir con claridad en el interior del habitáculo. Pero no toda la sonoridad procede del propulsor, gran parte de los decibelios que se filtran, llegan con mayor intensidad a las plazas posteriores y provienen de la rodadura. La versión 1.6 de gasolina, con la que también tuvimos ocasión de rodar, nos pareció más fina en funcionamiento, muy silenciosa y más briosa en prestación, si bien el cambio automático de cuatro marchas –que ofrece una comodidad fabulosa en uso urbano o tranquilo- no permite extraer todo el potencial que ofrece el motor. Se siente más firme en comportamiento dinámico, también procurado por la monta de mayor tamaño de rueda y menor perfil de neumático (195/50 R16), aunque penealiza un poco el confort.

Un poco más adelante, hacia el verano, llegarán las versiones de tres puertas equipadas con las mismas mecánicas y, posteriormente, a comienzos de 2011, lo hará una variante monovolumen –desarrollada sobre la misma plataforma- que reemplazará al Matrix. También Hyundai tiene previsto lanzar una variante ecológica del i20, que llegará a comienzos de 2010 bajo el nombre “i20 Blue” , de 99 gramos/km de CO2, que promete un 15 por ciento menos de emisiones contaminantes y un 15 por ciento más de eficacia en el consumo de combustible. Estará dotado del sistema de arranque y parada automático Start/Stop y neumáticos de baja resistencia a la rodadura. En 2010 continuarán los proyectos ecológicos de Hyundai. La marca pondrá a disposición de los clientes una variante híbrida del Sonata y, en 2012, llegará el primer Hyundai producido en serie movido por pila de combustible.
Nuevo estilo
Una de las principales características del i20 es la amplia variedad de mecánicas que dispondrá. Concretamente ofrecerá siete diferentes, tres de ellas de gasolina y cuatro Diesel, con potencias comprendidas entre 75 y 128 CV, asociadas a cajas de cambio manuales de 5 y 6 velocidades o automáticas de cuatro con convertidor de par. En gasolina se ofrecerán los motores 1.2, 1.4 y 1.6, con potencias de 78, 100 y 126 CV, respectivamente, todos ellos con doble árbol de levas en culata y 16 válvulas y, los dos más potentes, con sistema de distribución variable. El 1.2 sólo podrá solicitarse con caja de cambios manual de cinco marchas, mientras que en los otros dos se podrá optar bien por la manual de cinco o por una automática de cuatro con convertidor de par. En cuanto a las mecánicas Diesel, la oferta es aún más atractiva, con unidades de 1,4 litros en versiones de 75 y 90 CV o bien de 1,6 litros de 115 ó 128 CV, todos ellos con doble árbol y culata de 16 válvulas, sistema common rail y turbocompresor (de geometría variable en la variante de 128 CV).

Un motor interesante que estrena el i20 es el 1.4 CRDi, turbodiésel con sistema de alimentación common rail, en configuraciones de 75 y 90 CV de potencia. En ambos casos promete un par de 22,5 mkg a 1.750 rpm e idénticas cifras de consumo de combustible, con un promedio de 4,4 l/100 km de gasto homologado en ciclo combinado. La variante de 90 CV que tuvimos ocasión de probar durante la toma de contacto en las inmediaciones de Barcelona nos pareció interesante en lo que se refiere a prestación, brillante en recuperaciones y muy ágil en comportamiento, si bien el nivel de ruido del motor se deja sentir con claridad en el interior del habitáculo. Pero no toda la sonoridad procede del propulsor, gran parte de los decibelios que se filtran, llegan con mayor intensidad a las plazas posteriores y provienen de la rodadura. La versión 1.6 de gasolina, con la que también tuvimos ocasión de rodar, nos pareció más fina en funcionamiento, muy silenciosa y más briosa en prestación, si bien el cambio automático de cuatro marchas –que ofrece una comodidad fabulosa en uso urbano o tranquilo- no permite extraer todo el potencial que ofrece el motor. Se siente más firme en comportamiento dinámico, también procurado por la monta de mayor tamaño de rueda y menor perfil de neumático (195/50 R16), aunque penealiza un poco el confort.

Un poco más adelante, hacia el verano, llegarán las versiones de tres puertas equipadas con las mismas mecánicas y, posteriormente, a comienzos de 2011, lo hará una variante monovolumen –desarrollada sobre la misma plataforma- que reemplazará al Matrix. También Hyundai tiene previsto lanzar una variante ecológica del i20, que llegará a comienzos de 2010 bajo el nombre “i20 Blue” , de 99 gramos/km de CO2, que promete un 15 por ciento menos de emisiones contaminantes y un 15 por ciento más de eficacia en el consumo de combustible. Estará dotado del sistema de arranque y parada automático Start/Stop y neumáticos de baja resistencia a la rodadura. En 2010 continuarán los proyectos ecológicos de Hyundai. La marca pondrá a disposición de los clientes una variante híbrida del Sonata y, en 2012, llegará el primer Hyundai producido en serie movido por pila de combustible.
Nuevo estilo
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.