Publicidad

Hyundai ix35 2.0 CRDI 4x2

Sin ninguna atadura. Muerto el Tucson, Hyundai se libera en su concepción de SUV compacto. Nuevo bastidor, innovador diseño, poderío mecánico… El ix35 nace con gran puesta en escena. Su versión 4x2 promete ser la más vendida, pero ¿cumplirá tan grandes expectativas como último todo camino?
-
Hyundai ix35 2.0 CRDI 4x2
Háganse a la idea, ya no hay de qué extrañarse. «¿El nuevo SUV de Hyundai?». En efecto, quién vio al rudo Tucson y quién ve ahora a su coqueto sustituto. De hecho, emana aroma Kuga, algo que no parece descabellado. El Ford es líder, y un reputado rompecorazones. A él apunta por gusto al diseño y dinamismo en carretera. «Y… ¿con sólo dos ruedas motrices?», pensarán también.

Galería relacionada

Hyundai ix35 2.0 CRDI 4x2

De acuerdo, el 4x4 es la razón de ser de todo SUV, y el ix35 cuenta también con versión integral. Pero, al final, los 1.750 euros de diferencia, hasta 100 kg menos de sobrepeso y, por tanto, el ahorro en consumo (casi 0,5 l/100 km en este Hyundai ix35), inclinan la balanza hacia los dos ruedas motrices. Ocurre con Toyota y su RAV4 (70 por ciento de ventas del 4x2), sucede con Nissan Qashqai (90%)… y también ligeramente en el VW Tiguan. Es la norma, al menos, entre fabricantes con auténticos TT en sus gamas. No en Opel Antara o Seat Altea Freetrack (sólo un 35%), modelos que representan en sus marcas en exclusiva el concepto 4x4. Vista al catálogo Hyundai: Santa Fe, ix55… No hay duda, quien piense en ix35, pensará antes en 4x2. Aunque conlleve también, con el tiempo, limitaciones sobre el terreno.

De inicio, el Hyundai ix35 nos gana. Por carrocería fluida, deportiva, con nervio. Atención al frontal y a su parrilla hexagonal: la verán en todo nuevo Hyundai… Y enganchan. Y eso que nuestra aproximación al SUV no ha sido idílica. Limpiaparabrisas, y al taller. ¿Cómo? La mala colocación de un cable genera en cortocircuito, desactivándose. Solucionado el defecto, enterremos más tópicos. Tiempo atrás, no habría habido escapatoria. «Coreano tenía que ser…». Y lo es. Pero hoy, con la imparable Hyundai ya ubicada como cuarto fabricante mundial, apenas quedan dudas de fiabilidad. Claro que, para escépticos, el ix35 estrena programa Triple 5: 5 años de garantía, de asistencia en viaje y de revisiones gratuitas. Entre tanta actividad, no hemos reparado en su interior… y, aquí, el avance es de lo más evidente. Es más, la avería la causó el pinzamiento del cable con el volante, por su regulación en profundidad y altura. Esta última antes no existía, y ahora los recorridos de ajuste (también de cómodos asientos) son muy amplios. Grande la mejora en confort de un puesto de conducción dominante, pero no desviado de un moderno turismo. Tampoco el equipamiento: se acabó la austeridad asiática. Diseñado y desarrollado en Europa sobre una nueva arquitectura que será base de todo compacto del grupo (Hyundai y Kia), el ix35 estrena ahora ESP, reposacabezas activos, asistente de arranque en pendiente, control de crucero, climatizador bizona… Todo de serie en versión Comfort. Ya tocaba. Y eso que no hay rastro de sus anunciados detalles de lujo: cámara de visión trasera, botón de arranque y llave inteligente, asientos traseros calefactados… Reservados a las versiones 4x4. Ergonomía, dotación, y calidad visual. Otro punto de trabajo, aunque esta vez más percibida que material. El atractivo y útil salpicadero es de plástico muy rígido, el maletero no tiene buen revestimiento y, más incordiante, la lona cubreequipaje crea crujidos metálicos a cada oscilación del Hyundai ix35. Sin solución: la retiramos tras comprobarlo en tres unidades distintas. El espacio, en cambio, no es que sea problemático; es que es de lo mejor del segmento. Mucho hueco para objetos, fila delantera cómoda… y altura y espacio para piernas de nota, superior a berlinas tipo Audi A6. Y eso que, aunque en longitud y anchura crece, el ix35 adopta un perfil bajo frente al Tucson (7 centímetrps menos de altura exterior). Lo que no sobra es anchura (135 cm), como un pequeño Hyundai i20: única cota donde su sustituto, y rivales, le adelantan. Porque también presenta buen maletero (415 dm3 superiores, por ejemplo, a Ford Kuga y Tucson), además con red de sujeción y rueda normal de repuesto bajo el piso. No esperen, eso sí, la modularidad de asientos de Honda CR-V o VW Tiguan.

Menos monovolumen, más turismo… también en carretera. Con la mirada otra vez en el deportivo Ford Kuga, Hyundai introduce en su carrocería mayores aceros de alta resistencia y chapas a medida soldadas. Conclusión, el ix35 gana rigidez y ligereza (hasta 100 kg de recorte al Tucson). Eso sí, no es silencioso. Culpa tiene su nuevo motor 2.0 CRDI 136 CV de potencia, derivado de una nueva familia estrenada en el Santa Fe, y aquí también disponible en versión superior de 184 CV. En frío y al ralentí suena… como también en una aceleración que colma, eso sí, expectativas. Porque, acústicamente, este 2.0 CRDi no será el motor más refinado, pero su respuesta es excelente. Pasadas sólo las 1.000 rpm empuja sin vibraciones, entregando con progresividad más de un 90 por ciento de su fuerza ya desde 1.250 rpm y hasta casi 3.500. Puede con todo, incluido con un último desarrollo aquí poderoso frente a los exageradamente cortos de la versión 4x4: rueda hasta 500 rpm por debajo en marchas largas a igual velocidad. Un error allí: este motor no requiere ayuda extra. Por concepción no es un GTI… y aquí muestra más agrado, incluso pudiendo con la sexta desde 65 km/h. Así lo aconseja ya el indicador de cambio de marcha. Y sin renunciar a prestaciones que le encumbran entre los SUV más rápidos, por delante de VW Tiguan y Ford Kuga, sorprende también en consumo: sólo 7 l/100 km, hasta 1,7 l/100 km menos que su predecesor, y mucho más económico que el Ford. Un verdadero multiusos. El Hyundai ix35 ofrece lo que se pide a un moderno SUV: comportamiento de turismo en carretera, buen rodar en pista por altura de carrocería y aspecto amigable en ciudad. Cumple, pero su floja tracción 4x2 le impide algo más de aventura. Una sorpresa en potencia y velocidad este Hyundai ix35, aunque otra cosa puede ser trasladarla al suelo. Equilibrado de suspensiones, pero tirando a firme y con poco recorrido de amortiguación para su segmento (más próximo a Ford Kuga nuevamente que a Nissan Qashqai), cierto es que el ix35 tiene buena pisada y agilidad. Se mueve como un turismo, sólo con algo más de balanceo pero con una dirección ya eléctrica (hidráulica en el anterior Tucson) de gran tacto. No esconde su asistencia y es suave: ideal para mover al Hyundai en ciudad, además con reducido diámetro de giro; pero también responde con precisión e información en carretera. El Hyundai ix35 4x2 resulta muy agradable en el día a día, y ágil y rápido de conducción: el tren delantero entra con ganas, con la trasera acompañando movimientos… hasta que vamos a más. Entonces, según se cierra la carretera y se fuerzan apoyos y cambios de dirección, el ix35 se paraliza. Falta de agarre y tracción, nunca sentida en la efectiva versión 4x4 que también hemos probado. Aquí, las ruedas entonces no «muerden» (sus cómodos neumáticos 225/60 R17 tampoco convencen) y se pierde consistencia y trayectoria en fuerte aceleración. A modular gas, y no digamos en suelo mojado. Eso sí, no llega a sentirse peligro porque, entonces, la débil motricidad se compensa con un ESP que actúa rápido frenando la rueda exterior para evitar deslizamientos. Tan intrusivo que al límite llega a parar el vehículo casi por completo. Parece evidente pues que el desarrollo del Hyundai ix35 parte del 4x4, y este 4x2 no ha contado con afinación o refuerzos adicionales. Apostamos por ello a la versión 4x4 pese a sus 115 kg de más. Lástima, porque ese mismo defecto le impide al 4x2 ganar versatilidad. Pista, sí; poco más. Y eso que por perfil de neumático y buenos ángulos TT (casi como un Toyota Land Cruiser largo… como leen) podría aventurarse algo más. Incluso cuenta con control de descensos. Pero, salvado este escollo de la débil motricidad, y fijada nuestra mirada ya al 4x4, buenos mimbres presenta el Hyundai ix35 como sucesor de un Tucson que llegó a acaparar en su día hasta un 20 por ciento de las ventas SUV.
Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.