Publicidad

Ford S-Max y Galaxy

Sustituyen en abril a las versiones aparecidas en 2006. Llegan con 1.500 modificaciones, las más importantes, mecánicas: aparece un nuevo motor de inyección directa de gasolina con 203 CV y el 2.0 TDCi se desdobla en 115, 140 y 163 CV. Salvo el menos potente, todos ellos se pueden asociar al cambio automático PowerShift de doble embrague que, al menos inicialmente, Ford ofrece sin sobrecoste.
-
Ford S-Max y Galaxy
Segundo miembro de la familia Ecoboost —primero en Europa—. No tardará en llegar un tercero, un 1.6 con la misma tecnología. S-Max y Galaxy contarán con él desde el mes de abril, aunque su repercusión en las ventas no será superior al 5 por ciento. A continuación lo equipará el Mondeo. Se trata de un cuatro cilindros “todo aluminio” con inyección directa de gasolina, doble distribución variable en continuo para el árbol de admisión y escape y un sistema de sobrealimentación de baja inercia. Anuncia 203 CV. Sólo lo hemos conducido en el S-Max, y a decir verdad, es un motor de prodigiosa suavidad.

Galería relacionada

Ford S-Max, el contacto

Tiene una progresión constante desde bajas vueltas, una zona media consistente y altos sin vacíos. Se siente muy refinado, con bajísimo nivel de vibraciones, un muy contenido nivel sonoro… Y un consumo que en la realidad difícilmente se ajusta a las cifras de homologación: indicaciones en el ordenador de viaje del doble de lo prometido —8,1 l/100 km en ciclo mixto— es relativamente fácil de obtener a poco que se conduzca rápido. Este propulsor sólo se vende asociado al cambio automático PowerShift de doble embrague y seis relaciones. Adiós al 2.2 TDCi de 175 CV. Si se quieren altas prestaciones en Diesel, el 2.0 TDCi, en su nueva variante de 163 CV cumple perfectamente su cometido y además consume menos. Cambios en el sistema de sobrealimentación, nuevos inyectores de selenoide, presión de alimentación aumentada a 2.000 bares, junto al filtro de partículas de serie han permitido no sólo que el 2.0 TDCi pase a EuroV, sino que mejore el tacto y la respuesta.

A golpe de electrónica, se ofrecen tres versiones diferentes: 115, 140 y la ya citada con 163 CV. Sólo hemos conducido la más potente de la tres, aunque no hay razón alguna para que la motorización intermedia no sea un excelente punto de equilibrio tanto en el Galaxy como en el S-Max, como actualmente lo en la actual versión. El 2.0 TDCi de 163 CV resulta muy satisfactorio por su uniformidad en la respuesta y la agilidad con la que mueve a estos pesados y voluminosos monovolúmenes. En conducción muy rápida el consumo medio registrado en el ordenador de viaje fue 9,3 l/100 km; cuesta 600 euros más que el gasolina. Echen cuentas y verán que el Diesel vuelve a ganar por goleada. . El doble embrague de Ford Ya la usa el Focus/C-Max. Y no tardará en usarla el Mondeo. Ford pretende potenciarla y es de agradecer la postura que ha tomado para hacerlo: la regala. También es cierto que la marca va a forzar en la medida de lo posible su adquisición, toda vez que el pedido realizado para abastecer los concesionarios de la marca vendrán con cambio automático: el manual se puede solicitar con la consecuente demora en la entrega. Es un cambio de cinemática exactamente idéntico al DSG de VW. Resulta muy satisfactorio en coches de enfoque familiar, como lo son estos dos monovoúmenes, aunque a nuestro juicio tiene aspectos peor resueltos que el DSG de VW, hoy por hoy, la referencia en transmisiones doble embrague al alcance del gran público. Unas de los aspectos que menos nos ha gustado del PowerShift es que parece exister un ligero resbalamiento —mecánicamente, es imposible que los haya— cuando se acelera fuerte a bajas vueltas. Tiene un modo Sport que no varía significativamente la gestión respecto al modo normal: apenas sube el motor más de vueltas y tampoco reduce marchas automáticamente cuando se frena o requiere cierta retención en zonas de curva o bajadas, obligando a emplear el mando en secuencial en más ocasiones del que sería necesario. Prioriza demasiado el confort, algo que, todo sea dicho, borda con sus inapreciables saltos entre marchas. Depende. La imagen seria del primero y más deportiva o desenfadada del segundo impone el primer corte entre potenciales compradores. El Galaxy se lleva el gato al agua en amplitud y confort, tiene más maletero y, si se van a emplear con frecuencias la tercera fila de asientos, es infinitamente más recomendable que el S-Max. También tiene una suspensión ligeramente más flexible y aunque al ser más alto, largo y pesado no sea tan ágil de reacciones como un S-Max, es igualmente estable y eficaz… Pero cuesta 5.000 euros más que el S-Max a igualad de motorización y acabado, así que si la habitabilidad, en su máxima expresión, no es lo prioritario, el S-Max se nos antoja mejor opción, más cuando tampoco descuida el confort.

MOTORES

TREND

TITANIUM

TITANIUM S

2.0 SCTI 203 cv

 

 

35.100

2.0 TDCI-115

28.300

 

 

2.0 TDCI-140

29.500

31.500

 

2.0 TDCI-163

30.700

32.700

35.700

 

FORD S-MAX


FICHAS TÉCNICAS

2.0 SCTI POWERSHIFT

2.0 TDCI-115

2.0 TDCI-140 POWERSHIFT

2.0 TDCI 163 POWERSHIFT

Motor y cilindrada

4 cilindros en línea, 1.999 cm3

4 cilindros en línea, 1.997 cm3

4 cilindros en línea, 1.997 cm3

4 cilindros en línea, 1.997 cm3

Potencia

203 CV a 6.000 rpm

115 CV a 3.750 rpm

140 CV a 3.750 rpm

163 CV a 3.750 rpm

Par

300 Nm entre 1.750 y 4.500 rpm

300 Nm entre 1.500 y 2.250 rpm

320 Nm entre 1.750 y 2.750 rpm

340 Nm entre 2.000 y 3.250 rpm

Velocidad máxima

221 km/h

182 km/h

193 km/h

202 km/h

Aceleración 0-100 km/h

8,5 s

12,2 s

10,9 s

10,2 s

Consumo medio

8,1 l/100 km

5,7 l/100km

6,0 l/100 km

6,0 l/100 km


PRECIOS GALAXY


MOTORES

TREND

TITANIUM

2.0 SCTI 203 CV

 

35.350 €

2.0 TDCI-115

33.150 €

 

2.0 TDCI-140

34.350 €

36.350 €

2.0 TDCI-163

35.350 €

37.550 €

FORD GALAXY


FICHAS TÉCNICAS

2.0 SCTI POWERSHIFT

2.0 TDCI-115

2.0 TDCI-140 POWERSHIFT

2.0 TDCI 163 POWERSHIFT

Motor y cilindrada

4 cilindros en línea, 1.999 cm3

4 cilindros en línea, 1.997 cm3

4 cilindros en línea, 1.997 cm3

4 cilindros en línea, 1.997 cm3

Potencia

203 CV a 6.000 rpm

115 CV a 3.750 rpm

140 CV a 3.750 rpm

163 CV a 3.750 rpm

Par

300 Nm entre 1.750 y 4.500 rpm

300 Nm entre 1.500 y 2.250 rpm

320 Nm entre 1.750 y 2.750 rpm

340 Nm entre 2.000 y 3.250 rpm

Velocidad máxima

217 km/h

180 km/h

190 km/h

200 km/h

Aceleración 0-100 km/h

8,8 s

12,6 s

11,1 s

10,4 s

Consumo medio

8,1 l/100 km

5,7 l/100 km

6,0 l/100 km

6,0 l/100 km

¿Qué cambia?
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.