Publicidad

Ford Mondeo Sportbreak Vignale 2.0 TDCi Bi-turbo, sibarita

Vignale no sólo implica acceder hoy a un Ford Mondeo más potente y lujoso: también a un trato preferente y a un servicio postventa único. Probamos el Sportbreak.
Jordi Moral.

Twitter: @jordimoralp -

Ford Mondeo Sportbreak Vignale 2.0 TDCi Bi-turbo, sibarita

¿Quieres ser considerado un cliente VIP? Pues para entrar a un universo de exclusividad y personalización como el que propone desde hoy ya Ford debes, primero, pagar obviamente un sobreprecio. En el caso de su nueva firma exclusiva Vignale, que en la práctica funciona como un acabado superior en la gama, añadir exactamente 6.150 € sobre el nivel más alto Titanium.

Puede así que se rompa definitivamente la frontera entre lo que hasta ahora suponía comprar una berlina generalista y lo que sería, no sólo optar a un BMW Serie 3 o a un Audi A4 equivalente, sino ahora casi incluso a un BMW Serie 5 o a un Audi A6… por mucha versión de acceso que sea. La pregunta es, ¿a tanto llega este nuevo sello de lujo de la marca? Nos subimos a un nuevo Ford Mondeo Vignale en carrocería familiar Sportbreak (también lo hay ya Sedán) para averiguarlo. Y lo segundo que ya entonces exigirá ingresar en un club tan selecto será el aprecio por el detalle.                                   

Ford Mondeo Vignale: el más exclusivo

Ford Mondeo VignaleSí, porque aunque en la práctica sea principalmente un distintivo servicio de atención al cliente (como podrás leer más abajo), Vignale también supone hoy sumergirte en un Ford Mondeo (a finales de año también llegará al nuevo monovolumen S-Max) especialmente refinado. Si por fuera lo reconocerás por una parrilla frontal con un más preciso entramado hexagonal, múltiples cromados, llantas específicas de 18 ó 19 pulgadas, distintas insignias y alguna nueva tonalidad de pintura como la inédita Vignale Nocciola a la que nos subimos y que verás en las fotos, por dentro sentirás un ambiente mucho más minucioso

A un equipamiento que ya de serie incluye faros de LED, los últimos sistemas multimedia de Ford, asiento eléctrico calefactado o cámara trasera, los nuevos Ford Mondeo Vignale agasajan con una muy cuidada tapicería casi integral de fina piel, visible por salpicadero, consola, paneles de puertas y hasta reposabrazos. Lo que ni las grandes berlinas de lujo alemanas ya ofrecen. La podrás elegir entre blanca Cashmere o negra, siempre con el doble de cuero que el empleado en otros Mondeo e inspiradas en la marroquinería más exclusiva: Ford asegura que ha tardado dos años en perfeccionar esos asientos multicontorno

Ambiente como ves muy distinguido que podrás completar, ya como en otras berlinas Mondeo, con ajuste de dirección y maletero eléctricos, cinturones traseros con airbag y hasta esos asientos multicontorno con un masaje… eso sí, menos “terapéutico” que el que percibo por ejemplo en un Audi A6. Pero llegó ya la hora de rodar… ¿también entre algodones? 

Ford Mondeo Vignale: rodador de seda

Arrancamos así su nuevo motor Diesel 2.0 TDCi, aquí ahora en una exclusiva versión doble turbo de 210 CV sólo disponible por el momento en estos Ford Mondeo Vignale; el resto llega en Diesel a 180 CV. Rápido y con una muy aceptable capacidad de aceleración, lo cierto es que me gusta más por la progresividad y el refinamiento que ofrece en marcha que por una contundencia y una explosividad que nunca llegas a sentir. Conjunto que casa a la perfección, tanto con la suavidad de un cambio automático Powershift de doble embrague y 6 velocidades que sólo rompe su dulzura en fases de aceleración a fondo con un kick-down algo brusco y lento, como con un aislamiento de marcha que percibes realmente excepcional

Ford Mondeo VignaleMucho en este apartado de aislamiento deben aportar esta vez nuevas medidas como el sistema Active Noise Cancellation, en exclusiva para los Ford Mondeo Vignale y similar al que lleva por ejemplo un Audi A8: tres micrófonos de techo que registran los sonidos, emitiendo por los altavoces otros de idéntica frecuencia para cancelarlos. Difícil cuantificar sólo a oído la mejora exacta que aportan, aunque sí es fácil constatar el magnífico refinamiento de marcha que ofrece hoy un Ford Mondeo Sportbreak que, eso sí, ni presenta modificación de bastidor, ni de dirección.  

Tan ágil y directo para su gran tamaño pues como cualquier otro Ford Mondeo Sportbreak, este Vignale gusta así mucho de conducir, y lo puedes mejorar encima con una suspensión autonivelante opcional (450 €) capaz de mantener siempre la altura de carrocería independientemente de una carga que puede ser enorme. Por maletero (más de 520 litros reales medidos) y por habitabilidad (la misma de la berlina, con hasta 79 largos centímetros de espacio trasero para piernas, pero con una altura muy mejorada y que medimos en 95 cm) este Ford Mondeo Sportbreak es también todo un lujo de familiar. Tanto, como los servicios que aporta un sello Vignale que, volviendo al origen, ¿es suficiente para sentirlo como un producto 100 por 100 premium? Pues quizá sólo puede ser cuestión ya de subirlo a la balanza y decidir cuánto influye en realidad el peso del logo

En pocas palabras

Precio: Este Ford Mondeo Sportbreak Vignale 2.0 TDCi Bi-turbo Powershift cuesta de base 44.950 euros. Es caro, pero está muy bien equipado. De inicio eso sí tendrá una campaña adicional de 2.500 € y mantenimiento gratuito por 5 años

Vida a bordo: Exquisita, por calidad de espacio y cantidad. Mucha habitabilidad, un enorme maletero familiar, gran confort de marcha y mayor refinamiento gracias a un aislamiento más trabajado que en cualquier otro Ford Mondeo.  

Motores: Aunque hemos probado el exclusivo y superior Diesel 2.0 TDCI Bi-turbo de 210 CV, más suave y progresivo que contundente, los Ford Mondeo Vignale se ofrecen con otras tres opciones mecánicas: un gasolina 2.0 Ecoboost de 240 CV; una variante híbrida con 187 CV totales; y otro Diesel 2.0 TDCi con 180 CV y único que puede asociarse también a un cambio manual y a tracción 4x4.  

Equipamiento: El Ford Mondeo con mejor dotación de la historia. Los Vignale de serie cuentan ya con tapicería integral de piel, faros Led, reconocimiento de señales, cámara trasera, asientos eléctricos y calefactados, llantas de 18", pintura metalizada, entrada "Key Less"...

¿Qué significa Vignale?: Sello integral de calidad

Es una garantía de lujo, de trabajo minucioso y de la más exquisita atención al cliente. El nombre puede que te suene de un mítico carrocero italiano asociado desde los años 40’ a Ferrari, Alfa Romeo o Maserati, que en la década de los 90’ pasó a formar parte de Ford cuando era propietaria de Aston Martin. Hoy lo recupera la marca para ligarlo a una nueva firma de acabado más lujosa que incluirá hasta punto de control de calidad específico en la fábrica española de Almussafes. Allí, separado de la fase final de producción del resto de Ford Mondeo, 6 maestros artesanos –como los llama Ford- revisarán los Vignale hasta en 100 puntos adicionales durante 120 horas extra. La piel cosida prácticamente a mano, un tiempo de pintura un 20 por ciento superior con 4 capas más densas y abrillantado a mano, el mayor grosor de alfombrillas, la especial iluminación ambiental, los cristales laminados, la nueva espuma fonoabsorbente en pasos de rueda… Todo debe pasar validación final, siempre junto a la última tecnología láser. Ya una vez en el mercado, el sello Vignale no concluirá tampoco su trabajo. Aunque un Vignale podrá adquirirse en cualquier concesionario de la marca, los nuevos Ford Store incluirán la exclusiva sección Vignale Lounge para atender mejor a sus clientes, y habrá 30 a finales de 2015. A partir de ahí, una vez en tu poder, atento a sus servicios: asesores personales con teléfono directo 24 horas, 365 días al año; programación de revisiones con recogida y entrega privada y con coche de sustitución; aplicaciones móviles para conocer la ubicación siempre exacta del coche y hasta lavados ilimitados se incluirán en el proceso total de compra. Un verdadero lujo que, por si no fuera suficiente, podrás también complementar con toda una colección Vignale de moda: bolsos de piel, billeteras, fundas de móvil, corbatas y foulards  de seda, los tendrás disponibles a un precio de entre 69 y 850 euros.

  

FICHA TÉCNICA

2.0 TDCi Bi-turbo Powershift

 Motor

4 cilindros en línea

Cilindrada

1.997 cm3

Alimentación

Inyección directa por conducto común, dos turbocompresores e intercooler.

Potencia máxima

210 CV a 3.750 rpm

Par máximo

45,9 mkg entre 2.000 y 2.250 rpm

Velocidad máxima

228 km/h

Aceleración 0-100 km/h

8,1 s

Transmisión

Tracción delantera, cambio automático Powershift de 6 relaciones

Dimensiones exteriores (largoxanchoxalto)

487x185 x150 cm

Batalla y vías

285 y 160/160 cm

Peso

Desde 1.619 kg

Volumen de maletero

525 l

Consumo urbano/extraurbano/mixto

6,0 / 4,7 / 5,2 l/100 km

Emisiones CO2

134 g/km

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.