Publicidad

Ford Focus 1.6 TDCi vs Peugeot 308 1.6 e-HDI y Toyota Auris HSD

Qué buenas sensaciones trans¬miten todos y cada uno de los modelos compactos del mercado. De las últimas novedades, el Focus destaca con un equipamiento propio de segmentos superiores. El renovado 308 por un extraordinario sistema Stop/Start. Y el Auris por «normalizar» la tecnología híbrida.
-
Ford Focus 1.6 TDCi vs Peugeot 308 1.6 e-HDI y Toyota Auris HSD

El maletero de sólo 250 litros del Auris que tiene que dejar espacio a las bate­rías del sistema híbrido es la única dife­rencia significativa en estos tres coches, que por espacio, equipamiento y calida­des resultan muy agradables. El resto de centímetros dirigidos a la habitabilidad no marcan diferencias vitales. Destacar en todos los casos las plazas traseras, con muy buena cota para las piernas y en el caso del Auris, con un suelo plano mejor indicado para acoger un tercer pasajero. 

El automatismo y la propulsión eléc­trica del Auris es un placer en muchas situaciones cotidianas en la ciudad. Mu­cho mejora el Auris la artificialidad de pisada y dirección del Prius, pero en cualquier caso Focus y, sobre todo, 308 aportan una mejor calidad de rodadura sobre todo tipos de asfaltos. No obstante, el 308 tiene una dirección más pesada y un embrague más duro que el suave Fo­cus, aspectos que hacen más física la conducción urbana. El Focus aprovecha su modernidad para ofrecer un equipa­miento que hace más fácil la conduc­ción, como el asistente de aparcamiento que calcula el espacio y ejecuta los giros del volante, o la conmutación automá­tica corta/largas de las luces, aunque su interpretación no siempre coincide con la intención del conductor.

La posibilidad de contar con el equipa­miento más vanguardista en la materia permite al Focus configurar un coche más seguro teniendo en cuenta, sobre todo, su asistente de salida de carril que, o avisa con una trepidación en el volante, o corrige la pérdida de la trayectoria ac­tuando sobre el mismo volante. Otros elementos como los sistemas de vigilan­cia de los ángulos muertos o el de detec­ción de peligro lo colocan en un plano superior, opciones que se integran en un pack que cuesta 1.150 euros. Nada que objetar sobre un equipamiento de segu­ridad que se ha estandarizado con los controles de estabilidad o airbags fron­tales, laterales y de cortina en todos los modelos.

Ford Focus
- Comportamiento dinámico.
- Motor y consumos.
- Presentación y equipamiento.

Peugeot 308
- Comportamiento y calidad de rodadura.
- Stop-Start, motor y consumos.
- Calidad de producto.

Toyota Auris
- Desplazamiento eléctrico.
- Consumo, en especial el urbano.
- Buenas plazas traseras y suelo plano. Ford Focus
- Ajustes de algunas piezas.
- Regulación de los asientos.
- Stop-Start frente a los de sus rivales.

Peugeot 308
- Pesadez de dirección.
- Embrague duro.
- Equipamiento opcional respecto al Focus.

Toyota Auris
- 'Resbalamiento' del cambio.
- Maletero muy pequeño.
- Tacto y respuesta de los frenos.

El maletero de sólo 250 litros del Auris que tiene que dejar espacio a las bate­rías del sistema híbrido es la única dife­rencia significativa en estos tres coches, que por espacio, equipamiento y calida­des resultan muy agradables. El resto de centímetros dirigidos a la habitabilidad no marcan diferencias vitales. Destacar en todos los casos las plazas traseras, con muy buena cota para las piernas y en el caso del Auris, con un suelo plano mejor indicado para acoger un tercer pasajero. 

El automatismo y la propulsión eléc­trica del Auris es un placer en muchas situaciones cotidianas en la ciudad. Mu­cho mejora el Auris la artificialidad de pisada y dirección del Prius, pero en cualquier caso Focus y, sobre todo, 308 aportan una mejor calidad de rodadura sobre todo tipos de asfaltos. No obstante, el 308 tiene una dirección más pesada y un embrague más duro que el suave Fo­cus, aspectos que hacen más física la conducción urbana. El Focus aprovecha su modernidad para ofrecer un equipa­miento que hace más fácil la conduc­ción, como el asistente de aparcamiento que calcula el espacio y ejecuta los giros del volante, o la conmutación automá­tica corta/largas de las luces, aunque su interpretación no siempre coincide con la intención del conductor.

La posibilidad de contar con el equipa­miento más vanguardista en la materia permite al Focus configurar un coche más seguro teniendo en cuenta, sobre todo, su asistente de salida de carril que, o avisa con una trepidación en el volante, o corrige la pérdida de la trayectoria ac­tuando sobre el mismo volante. Otros elementos como los sistemas de vigilan­cia de los ángulos muertos o el de detec­ción de peligro lo colocan en un plano superior, opciones que se integran en un pack que cuesta 1.150 euros. Nada que objetar sobre un equipamiento de segu­ridad que se ha estandarizado con los controles de estabilidad o airbags fron­tales, laterales y de cortina en todos los modelos.

Ford Focus
- Comportamiento dinámico.
- Motor y consumos.
- Presentación y equipamiento.

Peugeot 308
- Comportamiento y calidad de rodadura.
- Stop-Start, motor y consumos.
- Calidad de producto.

Toyota Auris
- Desplazamiento eléctrico.
- Consumo, en especial el urbano.
- Buenas plazas traseras y suelo plano. Ford Focus
- Ajustes de algunas piezas.
- Regulación de los asientos.
- Stop-Start frente a los de sus rivales.

Peugeot 308
- Pesadez de dirección.
- Embrague duro.
- Equipamiento opcional respecto al Focus.

Toyota Auris
- 'Resbalamiento' del cambio.
- Maletero muy pequeño.
- Tacto y respuesta de los frenos.

El maletero de sólo 250 litros del Auris que tiene que dejar espacio a las bate­rías del sistema híbrido es la única dife­rencia significativa en estos tres coches, que por espacio, equipamiento y calida­des resultan muy agradables. El resto de centímetros dirigidos a la habitabilidad no marcan diferencias vitales. Destacar en todos los casos las plazas traseras, con muy buena cota para las piernas y en el caso del Auris, con un suelo plano mejor indicado para acoger un tercer pasajero. 

El automatismo y la propulsión eléc­trica del Auris es un placer en muchas situaciones cotidianas en la ciudad. Mu­cho mejora el Auris la artificialidad de pisada y dirección del Prius, pero en cualquier caso Focus y, sobre todo, 308 aportan una mejor calidad de rodadura sobre todo tipos de asfaltos. No obstante, el 308 tiene una dirección más pesada y un embrague más duro que el suave Fo­cus, aspectos que hacen más física la conducción urbana. El Focus aprovecha su modernidad para ofrecer un equipa­miento que hace más fácil la conduc­ción, como el asistente de aparcamiento que calcula el espacio y ejecuta los giros del volante, o la conmutación automá­tica corta/largas de las luces, aunque su interpretación no siempre coincide con la intención del conductor.

La posibilidad de contar con el equipa­miento más vanguardista en la materia permite al Focus configurar un coche más seguro teniendo en cuenta, sobre todo, su asistente de salida de carril que, o avisa con una trepidación en el volante, o corrige la pérdida de la trayectoria ac­tuando sobre el mismo volante. Otros elementos como los sistemas de vigilan­cia de los ángulos muertos o el de detec­ción de peligro lo colocan en un plano superior, opciones que se integran en un pack que cuesta 1.150 euros. Nada que objetar sobre un equipamiento de segu­ridad que se ha estandarizado con los controles de estabilidad o airbags fron­tales, laterales y de cortina en todos los modelos.

Ford Focus
- Comportamiento dinámico.
- Motor y consumos.
- Presentación y equipamiento.

Peugeot 308
- Comportamiento y calidad de rodadura.
- Stop-Start, motor y consumos.
- Calidad de producto.

Toyota Auris
- Desplazamiento eléctrico.
- Consumo, en especial el urbano.
- Buenas plazas traseras y suelo plano. Ford Focus
- Ajustes de algunas piezas.
- Regulación de los asientos.
- Stop-Start frente a los de sus rivales.

Peugeot 308
- Pesadez de dirección.
- Embrague duro.
- Equipamiento opcional respecto al Focus.

Toyota Auris
- 'Resbalamiento' del cambio.
- Maletero muy pequeño.
- Tacto y respuesta de los frenos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.