Publicidad

Ford Fiesta Active: prueba y precios del Fiesta "más campero"

El utilitario de Ford no escapa a la moda SUV y, en su caso, ligeras modificaciones en las suspensiones y discretas defensas en la carrocería le otorgan una imagen más aventurera y ciertas propiedades para ampliar sus capacidades dinámicas.
Lorenzo Alcocer -
Ford Fiesta Active: prueba y precios del Fiesta "más campero"

El fenómeno SUV que ha revolucionado el panorama automovilístico actual no tiene fin. No solo proliferan modelos específicos, también bastan unas pequeñas modificaciones estéticas y funcionales sobre un modelo convencional para proponer una variante a la moda, aunque con la identidad propia de crossover. Es el caso de Ford y en concreto del nuevo Fiesta Active, versión derivada del utilitario de la marca, que queda entre medias del propio Ford Fiesta y del específico SUV Ford EcoSport.

Básicamente, el nuevo Active es un Fiesta 18 milímetros más alto (también aplicable a la distancia libre al suelo), con discretas defensas alrededor de toda su carrocería (el paragolpes trasero es específico), raíles en el techo, llantas más grandes (desde 17 pulgadas) y otros muelles y amortiguadores apropiados para el supuesto uso combinado al que se presta el Active. Por ejemplo, los amortiguadores disponen de unos topes hidráulicos que suavizan los golpes o sacudidas de la suspensión al circular sobre superficies abruptas. Y las estabilizadoras también tienen diferente diámetro.

Ford Fiesta Active 2018

Otro guiño SUV del Active es su puesto de conducción, igualmente con el punto de caderas 18 milímetros más elevado que en el Fiesta, si bien es cierto no es una diferencia determinante con el Fiesta convencional. Por sus características, el interior del Active también se ha adecuado para un uso más exigente y quizás descuidado, pensando en conducir con botas embarradas, llevar toallas de playa llenas de arena o pasajeros empapados, y para ello Ford ha elegido algunos materiales específicos.

Al volante, el Active se siente dinámicamente muy Fiesta, o dicho de otra manera, presenta una dirección rápida que transmite mucha agilidad y especialmente tiene una calidad de bacheo excelente… que también sale a relucir en la ciudad. En carretera no es claramente un coche menos preciso que un Fiesta y de hecho su equilibrio dinámico general puede ser también un gran argumento del Active.

Ford Fiesta Active: con 3 modos de conducción

El control de estabilidad es específico y bajo tres modos de conducción (Normal, Eco y Terreno Deslizante) propone diferentes gestiones sobre el control de tracción, para optimizar la adherencia de las ruedas en función del uso, condiciones climatológicas o estado del piso. Lógicamente, las capacidades «off road» del Fiesta Active no pretenden ser las de un 4x4, ni siquiera las de un más específico SUV, pero permite mejorar la seguridad especialmente en asfaltos resbaladizos. No obstante, Ford no ofrecerá de serie neumáticos mixtos M+S, como sí hacen otros fabricantes en este tipo de modelos, y en su caso apuestan por entregar los Fiesta Active con neumáticos específicos de asfalto.

Ford Fiesta Active 2018

Ford Fiesta Active: 4 motores de gasolina y 2 Diesel

El Active replica prácticamente la gama mecánica del Fiesta. Sobre los bloques 1.0 EcoBoost y 1.5 TDCi se articula una oferta de 6 variantes muy completa para atender prácticamente todo tipo de demandas: desde la más urbana, hasta la más rutera de largos kilometrajes. Del pequeño tricilíndrico de gasolina se ofrecen versiones de 85, 100, 125 y 140 CV, un motor que se ha convertido en columna vertebral de la gama Ford y que ya tiene en el nuevo 1.5 EcoBoost del Fiesta ST la confirmación de que la marca apuesta por los tricilíndricos. En todos los casos se acopla a un cambio manual de excelente tacto y 6 marchas, pero también se ofrece uno automático opcional para la versión de 100 CV. El moderno 1.5 Diesel se desdobla en dos versiones, de 85 y 120 CV, ambos de excelente agrado, respuesta y bajos consumos.

Ford Fiesta Active: 2 niveles de acabado

Se ha cuidado mucho el equipamiento del Active en los dos niveles de acabado (Active y Active+) que ofrece. El control de tracción con tres modos de conducción es de serie en todas las versiones. También el asistente y avisador de salida de carril y el sistema de conectividad Sync3. El Active+ cambia la pantalla central de 6,5 pulgadas por una de 8,5, además incluye control de crucero adaptativo, sistema de sonido Premium B&O Play, navegador o climatizador. Las tapicerías son exclusivas y el Active + combina tela y piel. Precios (con descuento) entre 15.908 y 19.408 euros.

También te puede interesar:

60 nuevos SUV en 2018

Nos subimos al nuevo Ford Fiesta ST

Peugeot 2008, Renault Captur, Seat Arona: los rivales del Fiesta Active

 

 

Básicamente, el nuevo Active es un Fiesta 18 milímetros más alto (también aplicable a la distancia libre al suelo), con discretas defensas alrededor de toda su carrocería (el paragolpes trasero es específico), raíles en el techo, llantas más grandes (desde 17 pulgadas) y otros muelles y amortiguadores apropiados para el supuesto uso combinado al que se presta el Active. Por ejemplo, los amortiguadores disponen de unos topes hidráulicos que suavizan los golpes o sacudidas de la suspensión al circular sobre superficies abruptas. Y las estabilizadoras también tienen diferente diámetro.

Ford Fiesta Active 2018

Otro guiño SUV del Active es su puesto de conducción, igualmente con el punto de caderas 18 milímetros más elevado que en el Fiesta, si bien es cierto no es una diferencia determinante con el Fiesta convencional. Por sus características, el interior del Active también se ha adecuado para un uso más exigente y quizás descuidado, pensando en conducir con botas embarradas, llevar toallas de playa llenas de arena o pasajeros empapados, y para ello Ford ha elegido algunos materiales específicos.

Al volante, el Active se siente dinámicamente muy Fiesta, o dicho de otra manera, presenta una dirección rápida que transmite mucha agilidad y especialmente tiene una calidad de bacheo excelente… que también sale a relucir en la ciudad. En carretera no es claramente un coche menos preciso que un Fiesta y de hecho su equilibrio dinámico general puede ser también un gran argumento del Active.

Ford Fiesta Active: con 3 modos de conducción

El control de estabilidad es específico y bajo tres modos de conducción (Normal, Eco y Terreno Deslizante) propone diferentes gestiones sobre el control de tracción, para optimizar la adherencia de las ruedas en función del uso, condiciones climatológicas o estado del piso. Lógicamente, las capacidades «off road» del Fiesta Active no pretenden ser las de un 4x4, ni siquiera las de un más específico SUV, pero permite mejorar la seguridad especialmente en asfaltos resbaladizos. No obstante, Ford no ofrecerá de serie neumáticos mixtos M+S, como sí hacen otros fabricantes en este tipo de modelos, y en su caso apuestan por entregar los Fiesta Active con neumáticos específicos de asfalto.

Ford Fiesta Active 2018

Publicidad

Ford Fiesta Active: 4 motores de gasolina y 2 Diesel

El Active replica prácticamente la gama mecánica del Fiesta. Sobre los bloques 1.0 EcoBoost y 1.5 TDCi se articula una oferta de 6 variantes muy completa para atender prácticamente todo tipo de demandas: desde la más urbana, hasta la más rutera de largos kilometrajes. Del pequeño tricilíndrico de gasolina se ofrecen versiones de 85, 100, 125 y 140 CV, un motor que se ha convertido en columna vertebral de la gama Ford y que ya tiene en el nuevo 1.5 EcoBoost del Fiesta ST la confirmación de que la marca apuesta por los tricilíndricos. En todos los casos se acopla a un cambio manual de excelente tacto y 6 marchas, pero también se ofrece uno automático opcional para la versión de 100 CV. El moderno 1.5 Diesel se desdobla en dos versiones, de 85 y 120 CV, ambos de excelente agrado, respuesta y bajos consumos.

Ford Fiesta Active: 2 niveles de acabado

Se ha cuidado mucho el equipamiento del Active en los dos niveles de acabado (Active y Active+) que ofrece. El control de tracción con tres modos de conducción es de serie en todas las versiones. También el asistente y avisador de salida de carril y el sistema de conectividad Sync3. El Active+ cambia la pantalla central de 6,5 pulgadas por una de 8,5, además incluye control de crucero adaptativo, sistema de sonido Premium B&O Play, navegador o climatizador. Las tapicerías son exclusivas y el Active + combina tela y piel. Precios (con descuento) entre 15.908 y 19.408 euros.

También te puede interesar:

60 nuevos SUV en 2018

Nos subimos al nuevo Ford Fiesta ST

Peugeot 2008, Renault Captur, Seat Arona: los rivales del Fiesta Active

 

 

Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.