Publicidad

Fiat Tipo GLP vs Seat León GNC: ¿qué tipo de coche de gas interesa más?

Nuestros dos protagonistas de esta comparativa –Fiat Tipo y Seat León- son coches híbridos o bi-fuel de gasolina y GLP (gas licuado de petróleo) y GNC (gas natural comprimido). Los enfrentamos para saber qué opción es la más interesante.
Juan Carlos González / Fotos: Israel Gardyn -
Fiat Tipo GLP vs Seat León GNC: ¿qué tipo de coche de gas interesa más?

En esta ocasión, damos protagonismo a los Fiat Tipo SW y Seat León ST no por ser dos familiares amplios y muy prácticos —que lo son—, sino porque son de los escasos modelos con versiones que pueden funcionar indistintamente con gasolina o gas, un combustible este último que puede agrandar el ahorro por encima de los híbridos eléctricos o los Diesel.

Etiqueta ECO coches de gas natural y gas licuadoPero, ojo, porque hay diferencias entre uno y otro. El Fiat Tipo SW cuenta con un motor 1.4 Turbo de 120 CV que puede usar gasolina o GLP, letras que identifican al gas licuado de petróleo, también llamado Autogás, un combustible fácil de encontrar y utilizado desde hace años, por ejemplo, por numerosos taxistas. Se reposta en una toma específica situada junto a la misma boca del depósito de gasolina —utilizando un adaptador— y se almacena en un tanque adicional (para 30 litros de GLP en el caso del Tipo SW) que ocupa el hueco habitual de la rueda de repuesto. Por su parte, el Seat León ST también dispone de un motor turbo 1.4 de 110 CV que funciona con gasolina o con gas natural —como el de las viviendas y que emplean muchos autobuses urbanos—, también llamado GNC (gas natural comprimido), pero que no hay que confundir con el GLP. También se carga mediante una toma situada junto a la de la gasolina y se almacena en dos tanques suplementarios situados bajo el suelo del maletero —para 15 kg en el Seat—. Eso sí, de momento sólo hay unas 60 «gasineras» operativas en nuestro país —a finales de 2018 deberían ser unas 100—, lo que varía la dificultad para repostar GNC según donde vivamos o hacia donde viajemos, más cuando no son estaciones de servicio convencionales, aunque el proceso de carga del gas no entraña ninguna complicación.

ESPACIO Fiat Tipo SW GLP 1.4 120 CV Seat León ST 1.4 TGi GNC 110 CV
Anchura delantera 140 cm 142 cm
Anchura trasera 136 cm 134 cm
Altura delantera 92/99 cm 94/100 cm
Altura trasera 93 cm 96 cm
Espacio para piernas 76 cm 75 cm
Maletero 545 litros 410 litros

Fiat Tipo SW GLP y Seat León ST TGi GNC: ¿cuánto me ahorro?

El precio de las versiones de gas apenas varía sobre sus equivalentes que usan siempre gasolina, de ahí que la principal ventaja económica llegue por el uso habitual del GLP o el GNC, claramente más baratos que gasolina y gasóleo. Vamos a traducirlo a euros. Según nuestras mediciones, el Tipo SW GLP ha gastado de media real 8,6 l/100 km, como el precio medio del gas licuado de petróleo ronda los 0,67 €/litro, tendríamos un coste de 5,76 € cada 100 km. El León ST TGI —siglas de los Seat de gas natural— ha gastado de media real 4,5 kg/100 km y el precio medio del GNC ronda los 0,96 €/kg, entonces estaría en 4,32 €/100 km. En base a nuestras mediciones, un familiar equivalente de gasolina se situaría en un coste de 8,42 €, un Diesel en unos 6,71 € y un híbrido eléctrico sobre 6,52 €. Por tanto, si rodásemos siempre con gas natural, cada 100 km recorridos el León TGI ahorraría casi 1,5 € frente al Tipo GLP —aunque éste es unos 2.600 € más barato en las versiones probadas— y más de 2 € frente a un Toyota Auris Hybrid Touring Sports o un Diesel equivalente.

Seat León Gas Natural y Fiat Tipo de gas licuadoAdemás, a nivel de mantenimiento, la única diferencia es que este Seat exige cambios de aceite con el doble de frecuencia que el gasolina «normal», lo que tampoco supone un coste excesivo. Por otra parte, hay que tener en cuenta igualmente que tanto el Tipo GLP como el León TGI cuentan con la etiqueta Eco de la DGT que, además de facilitar el acceso al centro en algunas ciudades ante episodios de alta contaminación, aporta bonificaciones en las zonas SER de aparcamiento, descuentos en impuestos, etc.

Coches de gas: sus puntos débiles

El principal inconveniente a la hora de usar gas natural radica, como decíamos, en la escasez de «gasineras», más acusada en Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Cantabria, Galicia... y como los tanques de este combustible sólo nos dan una autonomía de unos 350 km, tendremos que estudiar muy bien los posibles puntos de repostaje, localización a la que ayuda el propio sistema de navegación del León. Con el GLP tendremos una autonomía parecida, pero es un combustible más fácil de encontrar en gasolineras convencionales y a pie de las principales carreteras. Su repostaje es algo menos «limpio» que el del GNC, pues conviene sujetar un poco la boquilla especial que utilizamos antes de quitar el gatillo de la manguera si queremos evitar salpicaduras, aunque es cierto, por ejemplo, que con los surtidores de gasóleo también hay que tener cuidado para no pringarse las manos. El sistema de carga presurizada de GLP y GNC también ralentiza un poco los repostajes, pero como mucho nos llevará cinco minutos más que un llenado normal de gasolina.

CONSUMOS Fiat Tipo SW GLP 1.4 120 CV Seat León ST 1.4 TGi GNC 110 CV
Consumo en ciudad 9,4 l/100 km 5,6 kg/100 km
Consumo en carretera 8,1 l/100 km 3,8 kg/100 km
Consumo medio 8,6 l/100 km 4,5 kg/100 km

Los dos modelos de esta comparativa incluyen en su instrumentación indicadores de combustible específicos para el gas, que acompañan a los de gasolina, pero con una importante diferencia: el ordenador de viaje del Tipo GLP, que presenta la temperatura del aceite o la carga de la batería, no da en cambio ningún dato de consumo ni de autonomía disponible, algo esencial en estas versiones. Si el GLP se acaba, el coche pasará de forma automática a funcionar con gasolina sin que el conductor perciba nada —igual que en su rival—, pero una información más completa ayudaría a sacar más partido al combustible más barato. Esto no ocurre en el León TGI, con un ordenador que sí ofrece todos los consumos y autonomías.

PRESTACIONES Fiat Tipo SW GLP 1.4 120 CV Seat León ST 1.4 TGi GNC 110 CV
Acel. 0-100 km/h 10,95 s 10,35 s
Acel. 0-1000 metros 32,58 s 31,97 s
Sonoridad 100 km/h 65,4 dBA 66,2 dBA
Sonoridad 120 km/h 69 dBA 69,2 dBA
Frenada desde 140 km/h 74,42 m 74,09 m
Peso en báscula 1.392 kg 1.418 kg

Fiat Tipo SW GLP y Seat León ST GNC: sus prestaciones

Pues las conclusiones son muy claras. Las prestaciones apenas varían cuando usan GLP y GNC o se mueven con gasolina, apenas alguna décima insignificante en alguna medición. Sus registros en aceleración o recuperación son correctos para su nivel de potencia y sólo en el banco hemos detectado que hasta 2.000 rpm el León pierde algo de empuje al usar GNC, para igualar enseguida el rendimiento. Ambos familiares corren lo mismo y sólo un desarrollo final más abierto hace al Seat más lento en la recuperación en 6ª. Sin embargo, su motor globalmente se muestra más progresivo y agradable, frente a una mecánica en el Fiat que carece de inyección directa y se nota más veterana, con una «patada» turbo más de antaño. Además, la reactividad del chasis del León y su tacto general le sitúan en posición predominante en su categoría.

También te puede interesar

Seat León TGI bi-fuel de gas vs Toyota Auris híbrido: ¿cuál interesa más?

Seat León 2019: más datos e imágenes del nuevo compacto

Fiat Tipo 4p vs Seat Toledo: dos coches interesantes a buen precio

Etiqueta ECO coches de gas natural y gas licuadoPero, ojo, porque hay diferencias entre uno y otro. El Fiat Tipo SW cuenta con un motor 1.4 Turbo de 120 CV que puede usar gasolina o GLP, letras que identifican al gas licuado de petróleo, también llamado Autogás, un combustible fácil de encontrar y utilizado desde hace años, por ejemplo, por numerosos taxistas. Se reposta en una toma específica situada junto a la misma boca del depósito de gasolina —utilizando un adaptador— y se almacena en un tanque adicional (para 30 litros de GLP en el caso del Tipo SW) que ocupa el hueco habitual de la rueda de repuesto. Por su parte, el Seat León ST también dispone de un motor turbo 1.4 de 110 CV que funciona con gasolina o con gas natural —como el de las viviendas y que emplean muchos autobuses urbanos—, también llamado GNC (gas natural comprimido), pero que no hay que confundir con el GLP. También se carga mediante una toma situada junto a la de la gasolina y se almacena en dos tanques suplementarios situados bajo el suelo del maletero —para 15 kg en el Seat—. Eso sí, de momento sólo hay unas 60 «gasineras» operativas en nuestro país —a finales de 2018 deberían ser unas 100—, lo que varía la dificultad para repostar GNC según donde vivamos o hacia donde viajemos, más cuando no son estaciones de servicio convencionales, aunque el proceso de carga del gas no entraña ninguna complicación.

ESPACIO Fiat Tipo SW GLP 1.4 120 CV Seat León ST 1.4 TGi GNC 110 CV
Anchura delantera 140 cm 142 cm
Anchura trasera 136 cm 134 cm
Altura delantera 92/99 cm 94/100 cm
Altura trasera 93 cm 96 cm
Espacio para piernas 76 cm 75 cm
Maletero 545 litros 410 litros

Fiat Tipo SW GLP y Seat León ST TGi GNC: ¿cuánto me ahorro?

El precio de las versiones de gas apenas varía sobre sus equivalentes que usan siempre gasolina, de ahí que la principal ventaja económica llegue por el uso habitual del GLP o el GNC, claramente más baratos que gasolina y gasóleo. Vamos a traducirlo a euros. Según nuestras mediciones, el Tipo SW GLP ha gastado de media real 8,6 l/100 km, como el precio medio del gas licuado de petróleo ronda los 0,67 €/litro, tendríamos un coste de 5,76 € cada 100 km. El León ST TGI —siglas de los Seat de gas natural— ha gastado de media real 4,5 kg/100 km y el precio medio del GNC ronda los 0,96 €/kg, entonces estaría en 4,32 €/100 km. En base a nuestras mediciones, un familiar equivalente de gasolina se situaría en un coste de 8,42 €, un Diesel en unos 6,71 € y un híbrido eléctrico sobre 6,52 €. Por tanto, si rodásemos siempre con gas natural, cada 100 km recorridos el León TGI ahorraría casi 1,5 € frente al Tipo GLP —aunque éste es unos 2.600 € más barato en las versiones probadas— y más de 2 € frente a un Toyota Auris Hybrid Touring Sports o un Diesel equivalente.

Seat León Gas Natural y Fiat Tipo de gas licuadoAdemás, a nivel de mantenimiento, la única diferencia es que este Seat exige cambios de aceite con el doble de frecuencia que el gasolina «normal», lo que tampoco supone un coste excesivo. Por otra parte, hay que tener en cuenta igualmente que tanto el Tipo GLP como el León TGI cuentan con la etiqueta Eco de la DGT que, además de facilitar el acceso al centro en algunas ciudades ante episodios de alta contaminación, aporta bonificaciones en las zonas SER de aparcamiento, descuentos en impuestos, etc.

Coches de gas: sus puntos débiles

El principal inconveniente a la hora de usar gas natural radica, como decíamos, en la escasez de «gasineras», más acusada en Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Cantabria, Galicia... y como los tanques de este combustible sólo nos dan una autonomía de unos 350 km, tendremos que estudiar muy bien los posibles puntos de repostaje, localización a la que ayuda el propio sistema de navegación del León. Con el GLP tendremos una autonomía parecida, pero es un combustible más fácil de encontrar en gasolineras convencionales y a pie de las principales carreteras. Su repostaje es algo menos «limpio» que el del GNC, pues conviene sujetar un poco la boquilla especial que utilizamos antes de quitar el gatillo de la manguera si queremos evitar salpicaduras, aunque es cierto, por ejemplo, que con los surtidores de gasóleo también hay que tener cuidado para no pringarse las manos. El sistema de carga presurizada de GLP y GNC también ralentiza un poco los repostajes, pero como mucho nos llevará cinco minutos más que un llenado normal de gasolina.

Publicidad
CONSUMOS Fiat Tipo SW GLP 1.4 120 CV Seat León ST 1.4 TGi GNC 110 CV
Consumo en ciudad 9,4 l/100 km 5,6 kg/100 km
Consumo en carretera 8,1 l/100 km 3,8 kg/100 km
Consumo medio 8,6 l/100 km 4,5 kg/100 km

Los dos modelos de esta comparativa incluyen en su instrumentación indicadores de combustible específicos para el gas, que acompañan a los de gasolina, pero con una importante diferencia: el ordenador de viaje del Tipo GLP, que presenta la temperatura del aceite o la carga de la batería, no da en cambio ningún dato de consumo ni de autonomía disponible, algo esencial en estas versiones. Si el GLP se acaba, el coche pasará de forma automática a funcionar con gasolina sin que el conductor perciba nada —igual que en su rival—, pero una información más completa ayudaría a sacar más partido al combustible más barato. Esto no ocurre en el León TGI, con un ordenador que sí ofrece todos los consumos y autonomías.

PRESTACIONES Fiat Tipo SW GLP 1.4 120 CV Seat León ST 1.4 TGi GNC 110 CV
Acel. 0-100 km/h 10,95 s 10,35 s
Acel. 0-1000 metros 32,58 s 31,97 s
Sonoridad 100 km/h 65,4 dBA 66,2 dBA
Sonoridad 120 km/h 69 dBA 69,2 dBA
Frenada desde 140 km/h 74,42 m 74,09 m
Peso en báscula 1.392 kg 1.418 kg
Publicidad

Fiat Tipo SW GLP y Seat León ST GNC: sus prestaciones

Pues las conclusiones son muy claras. Las prestaciones apenas varían cuando usan GLP y GNC o se mueven con gasolina, apenas alguna décima insignificante en alguna medición. Sus registros en aceleración o recuperación son correctos para su nivel de potencia y sólo en el banco hemos detectado que hasta 2.000 rpm el León pierde algo de empuje al usar GNC, para igualar enseguida el rendimiento. Ambos familiares corren lo mismo y sólo un desarrollo final más abierto hace al Seat más lento en la recuperación en 6ª. Sin embargo, su motor globalmente se muestra más progresivo y agradable, frente a una mecánica en el Fiat que carece de inyección directa y se nota más veterana, con una «patada» turbo más de antaño. Además, la reactividad del chasis del León y su tacto general le sitúan en posición predominante en su categoría.

También te puede interesar

Seat León TGI bi-fuel de gas vs Toyota Auris híbrido: ¿cuál interesa más?

Seat León 2019: más datos e imágenes del nuevo compacto

Fiat Tipo 4p vs Seat Toledo: dos coches interesantes a buen precio

Publicidad

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.