Publicidad

Diez compactos Diesel

Porque seguro que el coche equilibrado que necesitas está entre estos diez. Son compactos Diesel en torno a los 110 CV, muy interesantes por precio, prestaciones y versatilidad.
-
Diez compactos Diesel

FICHAS TÉCNICAS:

C4 y Bravo
Focus y Cee'd
Astra y 307
Mégane y León
Auris y Golf
A más de uno le sorprendería lo poco que consumen algunos de nuestros protagonistas, sin sacrificar por ello un digno nivel de prestaciones. Es el modelo con el motor de mayor cilindrada de la comparativa y el más potente. Podríais pensar ahora que el título de ganador en este apartado ya venía dado. Pero si tenemos en cuenta que por precio y tamaño sí rivaliza con el resto y que, pese a ser el más rápido, sus consumos están en la media, el resultado global en este apartado es el mejor de los diez. Mecánicamente resulta un motor muy agradable y con muchos bajos. El propulsor de 1,9 litros del Astra es el mismo que montan algunos modelos de Fiat. Se trata de un cuatro cilindros de 120 CV de contrastada eficacia. Al igual que sucede en el Auris, el hecho de montar un cambio de seis relaciones resulta decisivo para mantener los consumos a unos niveles razonables, si tenemos en cuenta las prestaciones que ofrece. Su rendimiento es bastante lineal. El eterno 1.9 TDI sigue siendo un arma infalible para fusionar prestaciones y consumos de forma equilibrada. Con 105 CV y culata monoárbol no es, precisamente, refinado ni silencioso, pero la relación consumo/prestaciones sigue siendo de las mejores. Destaca sobre todo en las mediciones de aceleración y recuperaciones, que podrían aún haber sido mejores con un cambio de seis relaciones. Como no podía ser de otra forma teniendo en cuenta que monta el mismo propulsor que el León, el Golf queda bastante bien posicionado en este apartado. Las prestaciones, como os podéis imaginar, son muy similares, si bien la mayor dureza de amortiguación del Leon, junto con unos neumáticos ligeramente más anchos, contribuyen a obtener una motricidad superior en el Seat.

Nos ha sorprendido gratamente el poderío del pequeño propulsor del Cee´d, que obtiene unos registros incluso superiores a modelos de mayor cilindrada. Sin embargo, apreciamos cierto retardo en la entrega de potencia, que se produce, además, de forma poco progresiva. Es más, este pico de par en ocasiones llega a producir ligeras pérdidas de motricidad si el asfalto está mojado o con baja adherencia. Con 105 CV y un cambio de seis relaciones, el Mégane se defiende francamente bien. Sí serían deseables unos bajos más poderosos, si bien en la zona media y alta del cuentarrevoluciones se muestra bastante voluntarioso. El cambio de seis relaciones permite que en viajes largos por autovía podamos mantener cruceros bastante económicos. Destaca también la suavidad y contenida sonoridad de este propulsor. Con uno de los propulsores de menor cilindrada del lote, el 307 lo tiene complicado para destacar en este apartado, al igual que le sucede a su primo hermano el Citroën C4. En cualquier caso, estamos valorando las cifras obtenidas por nuestras mediciones, lo que no quita que destaque por la suavidad de funcionamiento. Comparado con la mayoría de sus rivales, resulta un poco más glotón de la cuenta. Con el mismo 1,6 litros de aleación del 307, el C4 no destaca por prestaciones puras ni por consumo, aunque sí por agrado de conducción. De hecho, para quienes realmente no valoren en absoluto las prestaciones, puede que tengan de sobra con el rendimiento que ofrece este cuatro cilindros. Sin embargo, la competencia es dura, tal como han demostrado en las mediciones efectuadas por nuestro Centro Técnico. Con casi una tonelada y media de peso no es de extrañar que las prestaciones no sean tan favorables como en el Astra, con el mismo motor que el Bravo, solo que con un único árbol de levas y dos válvulas por cilindro en lugar de cuatro. A pesar de la culata multiválvulas, el cambio de cinco relaciones y el peso influyen en los consumos y penalizan las prestaciones. Probablemente las otras motorizaciones del Bravo estarán mejor posicionadas. El propulsor del Focus nos ha defraudado. Este veterano cuatro cilindros recientemente puesto al día, acusa una falta de par a bajo régimen demasiado evidente. Basta que vayamos un poco cargados, que nos detengamos en una cuesta o que el motor esté frío, para que se cale fácilmente al iniciar la marcha. En ocasiones incluso es necesario jugar con el embrague más de lo deseable.
PRESTACIONES Citroën C4
1.6 HDi/110
Fiat Bravo
1.9 JTD/120
Ford Focus
1.8 TDCi
Kia cee’d
1.6 CRDi/115
Opel Astra
1.9 CDTi/120
Potencia
real (CV)
108,6 137,5 119,5 123,6 132,1
0-100 km/h 10,35 10,38 10,57 10,26 9,71
0-400/1.000 m (s) 17,22/32,13 17,37/32,07 17,48/32,54 17,31/32,51 16,94/31,27
80-120 km/h
4ª/5ª/6ª (s)
9,47/11,84/- 9,97/14,49/- 9,65/13,27/- 8,66/12,15/- 7,9/10,09/14,17
Consumo medio
l/100 km
6,4 6,8 7,0 7,0 6,7
Sonoridad
a 160 km/h (dB)
75,5 75,8 75,5 75,9 76,4
Frenos
a 140 km/h (m)
77,2 76,4 75,2 74,7 76,7
PRESTACIONES Peugeot 307
1.6 HDi/110
Renault Mégane
1.5 dCi/105
Seat León
1.9 TDi
Toyota Auris
2.0 D-4D
Volkswagen Golf
1.9 TDi
Potencia
real (CV)
113,3 113,8 125,5 136,8 117,3
0-100 km/h 10,13 10,61 9,97 9,13 10,32
0-400/1.000 m (s) 17,16/31,98 17,44/32,38 17,07/31,77 16,58/30,84 17,3/32,25
80-120 km/h
4ª/5ª/6ª (s)
9,36/11,56/- 8,69/10,59/14,73 8,7/10,64/- 7,31/9,66/13,36 9,03/11,58/-
Consumo medio
l/100 km
6,2 6,3 6,4 6,6 6,0
Sonoridad
a 160 km/h (dB)
73,9 72 74,5

74,4

76,4
Frenos
a 140 km/h (m)
77,2 76 77,4 72,6 78,7

FICHAS TÉCNICAS:

C4 y Bravo
Focus y Cee'd
Astra y 307
Mégane y León
Auris y Golf A más de uno le sorprendería lo poco que consumen algunos de nuestros protagonistas, sin sacrificar por ello un digno nivel de prestaciones. Es el modelo con el motor de mayor cilindrada de la comparativa y el más potente. Podríais pensar ahora que el título de ganador en este apartado ya venía dado. Pero si tenemos en cuenta que por precio y tamaño sí rivaliza con el resto y que, pese a ser el más rápido, sus consumos están en la media, el resultado global en este apartado es el mejor de los diez. Mecánicamente resulta un motor muy agradable y con muchos bajos. El propulsor de 1,9 litros del Astra es el mismo que montan algunos modelos de Fiat. Se trata de un cuatro cilindros de 120 CV de contrastada eficacia. Al igual que sucede en el Auris, el hecho de montar un cambio de seis relaciones resulta decisivo para mantener los consumos a unos niveles razonables, si tenemos en cuenta las prestaciones que ofrece. Su rendimiento es bastante lineal. El eterno 1.9 TDI sigue siendo un arma infalible para fusionar prestaciones y consumos de forma equilibrada. Con 105 CV y culata monoárbol no es, precisamente, refinado ni silencioso, pero la relación consumo/prestaciones sigue siendo de las mejores. Destaca sobre todo en las mediciones de aceleración y recuperaciones, que podrían aún haber sido mejores con un cambio de seis relaciones. Como no podía ser de otra forma teniendo en cuenta que monta el mismo propulsor que el León, el Golf queda bastante bien posicionado en este apartado. Las prestaciones, como os podéis imaginar, son muy similares, si bien la mayor dureza de amortiguación del Leon, junto con unos neumáticos ligeramente más anchos, contribuyen a obtener una motricidad superior en el Seat.

Nos ha sorprendido gratamente el poderío del pequeño propulsor del Cee´d, que obtiene unos registros incluso superiores a modelos de mayor cilindrada. Sin embargo, apreciamos cierto retardo en la entrega de potencia, que se produce, además, de forma poco progresiva. Es más, este pico de par en ocasiones llega a producir ligeras pérdidas de motricidad si el asfalto está mojado o con baja adherencia. Con 105 CV y un cambio de seis relaciones, el Mégane se defiende francamente bien. Sí serían deseables unos bajos más poderosos, si bien en la zona media y alta del cuentarrevoluciones se muestra bastante voluntarioso. El cambio de seis relaciones permite que en viajes largos por autovía podamos mantener cruceros bastante económicos. Destaca también la suavidad y contenida sonoridad de este propulsor. Con uno de los propulsores de menor cilindrada del lote, el 307 lo tiene complicado para destacar en este apartado, al igual que le sucede a su primo hermano el Citroën C4. En cualquier caso, estamos valorando las cifras obtenidas por nuestras mediciones, lo que no quita que destaque por la suavidad de funcionamiento. Comparado con la mayoría de sus rivales, resulta un poco más glotón de la cuenta. Con el mismo 1,6 litros de aleación del 307, el C4 no destaca por prestaciones puras ni por consumo, aunque sí por agrado de conducción. De hecho, para quienes realmente no valoren en absoluto las prestaciones, puede que tengan de sobra con el rendimiento que ofrece este cuatro cilindros. Sin embargo, la competencia es dura, tal como han demostrado en las mediciones efectuadas por nuestro Centro Técnico. Con casi una tonelada y media de peso no es de extrañar que las prestaciones no sean tan favorables como en el Astra, con el mismo motor que el Bravo, solo que con un único árbol de levas y dos válvulas por cilindro en lugar de cuatro. A pesar de la culata multiválvulas, el cambio de cinco relaciones y el peso influyen en los consumos y penalizan las prestaciones. Probablemente las otras motorizaciones del Bravo estarán mejor posicionadas. El propulsor del Focus nos ha defraudado. Este veterano cuatro cilindros recientemente puesto al día, acusa una falta de par a bajo régimen demasiado evidente. Basta que vayamos un poco cargados, que nos detengamos en una cuesta o que el motor esté frío, para que se cale fácilmente al iniciar la marcha. En ocasiones incluso es necesario jugar con el embrague más de lo deseable.
PRESTACIONES Citroën C4
1.6 HDi/110
Fiat Bravo
1.9 JTD/120
Ford Focus
1.8 TDCi
Kia cee’d
1.6 CRDi/115
Opel Astra
1.9 CDTi/120
Potencia
real (CV)
108,6 137,5 119,5 123,6 132,1
0-100 km/h 10,35 10,38 10,57 10,26 9,71
0-400/1.000 m (s) 17,22/32,13 17,37/32,07 17,48/32,54 17,31/32,51 16,94/31,27
80-120 km/h
4ª/5ª/6ª (s)
9,47/11,84/- 9,97/14,49/- 9,65/13,27/- 8,66/12,15/- 7,9/10,09/14,17
Consumo medio
l/100 km
6,4 6,8 7,0 7,0 6,7
Sonoridad
a 160 km/h (dB)
75,5 75,8 75,5 75,9 76,4
Frenos
a 140 km/h (m)
77,2 76,4 75,2 74,7 76,7
PRESTACIONES Peugeot 307
1.6 HDi/110
Renault Mégane
1.5 dCi/105
Seat León
1.9 TDi
Toyota Auris
2.0 D-4D
Volkswagen Golf
1.9 TDi
Potencia
real (CV)
113,3 113,8 125,5 136,8 117,3
0-100 km/h 10,13 10,61 9,97 9,13 10,32
0-400/1.000 m (s) 17,16/31,98 17,44/32,38 17,07/31,77 16,58/30,84 17,3/32,25
80-120 km/h
4ª/5ª/6ª (s)
9,36/11,56/- 8,69/10,59/14,73 8,7/10,64/- 7,31/9,66/13,36 9,03/11,58/-
Consumo medio
l/100 km
6,2 6,3 6,4 6,6 6,0
Sonoridad
a 160 km/h (dB)
73,9 72 74,5

74,4

76,4
Frenos
a 140 km/h (m)
77,2 76 77,4 72,6 78,7

FICHAS TÉCNICAS:

C4 y Bravo
Focus y Cee'd
Astra y 307
Mégane y León
Auris y Golf A más de uno le sorprendería lo poco que consumen algunos de nuestros protagonistas, sin sacrificar por ello un digno nivel de prestaciones. Es el modelo con el motor de mayor cilindrada de la comparativa y el más potente. Podríais pensar ahora que el título de ganador en este apartado ya venía dado. Pero si tenemos en cuenta que por precio y tamaño sí rivaliza con el resto y que, pese a ser el más rápido, sus consumos están en la media, el resultado global en este apartado es el mejor de los diez. Mecánicamente resulta un motor muy agradable y con muchos bajos. El propulsor de 1,9 litros del Astra es el mismo que montan algunos modelos de Fiat. Se trata de un cuatro cilindros de 120 CV de contrastada eficacia. Al igual que sucede en el Auris, el hecho de montar un cambio de seis relaciones resulta decisivo para mantener los consumos a unos niveles razonables, si tenemos en cuenta las prestaciones que ofrece. Su rendimiento es bastante lineal. El eterno 1.9 TDI sigue siendo un arma infalible para fusionar prestaciones y consumos de forma equilibrada. Con 105 CV y culata monoárbol no es, precisamente, refinado ni silencioso, pero la relación consumo/prestaciones sigue siendo de las mejores. Destaca sobre todo en las mediciones de aceleración y recuperaciones, que podrían aún haber sido mejores con un cambio de seis relaciones. Como no podía ser de otra forma teniendo en cuenta que monta el mismo propulsor que el León, el Golf queda bastante bien posicionado en este apartado. Las prestaciones, como os podéis imaginar, son muy similares, si bien la mayor dureza de amortiguación del Leon, junto con unos neumáticos ligeramente más anchos, contribuyen a obtener una motricidad superior en el Seat.

Nos ha sorprendido gratamente el poderío del pequeño propulsor del Cee´d, que obtiene unos registros incluso superiores a modelos de mayor cilindrada. Sin embargo, apreciamos cierto retardo en la entrega de potencia, que se produce, además, de forma poco progresiva. Es más, este pico de par en ocasiones llega a producir ligeras pérdidas de motricidad si el asfalto está mojado o con baja adherencia. Con 105 CV y un cambio de seis relaciones, el Mégane se defiende francamente bien. Sí serían deseables unos bajos más poderosos, si bien en la zona media y alta del cuentarrevoluciones se muestra bastante voluntarioso. El cambio de seis relaciones permite que en viajes largos por autovía podamos mantener cruceros bastante económicos. Destaca también la suavidad y contenida sonoridad de este propulsor. Con uno de los propulsores de menor cilindrada del lote, el 307 lo tiene complicado para destacar en este apartado, al igual que le sucede a su primo hermano el Citroën C4. En cualquier caso, estamos valorando las cifras obtenidas por nuestras mediciones, lo que no quita que destaque por la suavidad de funcionamiento. Comparado con la mayoría de sus rivales, resulta un poco más glotón de la cuenta. Con el mismo 1,6 litros de aleación del 307, el C4 no destaca por prestaciones puras ni por consumo, aunque sí por agrado de conducción. De hecho, para quienes realmente no valoren en absoluto las prestaciones, puede que tengan de sobra con el rendimiento que ofrece este cuatro cilindros. Sin embargo, la competencia es dura, tal como han demostrado en las mediciones efectuadas por nuestro Centro Técnico. Con casi una tonelada y media de peso no es de extrañar que las prestaciones no sean tan favorables como en el Astra, con el mismo motor que el Bravo, solo que con un único árbol de levas y dos válvulas por cilindro en lugar de cuatro. A pesar de la culata multiválvulas, el cambio de cinco relaciones y el peso influyen en los consumos y penalizan las prestaciones. Probablemente las otras motorizaciones del Bravo estarán mejor posicionadas. El propulsor del Focus nos ha defraudado. Este veterano cuatro cilindros recientemente puesto al día, acusa una falta de par a bajo régimen demasiado evidente. Basta que vayamos un poco cargados, que nos detengamos en una cuesta o que el motor esté frío, para que se cale fácilmente al iniciar la marcha. En ocasiones incluso es necesario jugar con el embrague más de lo deseable.
PRESTACIONES Citroën C4
1.6 HDi/110
Fiat Bravo
1.9 JTD/120
Ford Focus
1.8 TDCi
Kia cee’d
1.6 CRDi/115
Opel Astra
1.9 CDTi/120
Potencia
real (CV)
108,6 137,5 119,5 123,6 132,1
0-100 km/h 10,35 10,38 10,57 10,26 9,71
0-400/1.000 m (s) 17,22/32,13 17,37/32,07 17,48/32,54 17,31/32,51 16,94/31,27
80-120 km/h
4ª/5ª/6ª (s)
9,47/11,84/- 9,97/14,49/- 9,65/13,27/- 8,66/12,15/- 7,9/10,09/14,17
Consumo medio
l/100 km
6,4 6,8 7,0 7,0 6,7
Sonoridad
a 160 km/h (dB)
75,5 75,8 75,5 75,9 76,4
Frenos
a 140 km/h (m)
77,2 76,4 75,2 74,7 76,7
PRESTACIONES Peugeot 307
1.6 HDi/110
Renault Mégane
1.5 dCi/105
Seat León
1.9 TDi
Toyota Auris
2.0 D-4D
Volkswagen Golf
1.9 TDi
Potencia
real (CV)
113,3 113,8 125,5 136,8 117,3
0-100 km/h 10,13 10,61 9,97 9,13 10,32
0-400/1.000 m (s) 17,16/31,98 17,44/32,38 17,07/31,77 16,58/30,84 17,3/32,25
80-120 km/h
4ª/5ª/6ª (s)
9,36/11,56/- 8,69/10,59/14,73 8,7/10,64/- 7,31/9,66/13,36 9,03/11,58/-
Consumo medio
l/100 km
6,2 6,3 6,4 6,6 6,0
Sonoridad
a 160 km/h (dB)
73,9 72 74,5

74,4

76,4
Frenos
a 140 km/h (m)
77,2 76 77,4 72,6 78,7

FICHAS TÉCNICAS:

C4 y Bravo
Focus y Cee'd
Astra y 307
Mégane y León
Auris y Golf A más de uno le sorprendería lo poco que consumen algunos de nuestros protagonistas, sin sacrificar por ello un digno nivel de prestaciones. Es el modelo con el motor de mayor cilindrada de la comparativa y el más potente. Podríais pensar ahora que el título de ganador en este apartado ya venía dado. Pero si tenemos en cuenta que por precio y tamaño sí rivaliza con el resto y que, pese a ser el más rápido, sus consumos están en la media, el resultado global en este apartado es el mejor de los diez. Mecánicamente resulta un motor muy agradable y con muchos bajos. El propulsor de 1,9 litros del Astra es el mismo que montan algunos modelos de Fiat. Se trata de un cuatro cilindros de 120 CV de contrastada eficacia. Al igual que sucede en el Auris, el hecho de montar un cambio de seis relaciones resulta decisivo para mantener los consumos a unos niveles razonables, si tenemos en cuenta las prestaciones que ofrece. Su rendimiento es bastante lineal. El eterno 1.9 TDI sigue siendo un arma infalible para fusionar prestaciones y consumos de forma equilibrada. Con 105 CV y culata monoárbol no es, precisamente, refinado ni silencioso, pero la relación consumo/prestaciones sigue siendo de las mejores. Destaca sobre todo en las mediciones de aceleración y recuperaciones, que podrían aún haber sido mejores con un cambio de seis relaciones. Como no podía ser de otra forma teniendo en cuenta que monta el mismo propulsor que el León, el Golf queda bastante bien posicionado en este apartado. Las prestaciones, como os podéis imaginar, son muy similares, si bien la mayor dureza de amortiguación del Leon, junto con unos neumáticos ligeramente más anchos, contribuyen a obtener una motricidad superior en el Seat.

Nos ha sorprendido gratamente el poderío del pequeño propulsor del Cee´d, que obtiene unos registros incluso superiores a modelos de mayor cilindrada. Sin embargo, apreciamos cierto retardo en la entrega de potencia, que se produce, además, de forma poco progresiva. Es más, este pico de par en ocasiones llega a producir ligeras pérdidas de motricidad si el asfalto está mojado o con baja adherencia. Con 105 CV y un cambio de seis relaciones, el Mégane se defiende francamente bien. Sí serían deseables unos bajos más poderosos, si bien en la zona media y alta del cuentarrevoluciones se muestra bastante voluntarioso. El cambio de seis relaciones permite que en viajes largos por autovía podamos mantener cruceros bastante económicos. Destaca también la suavidad y contenida sonoridad de este propulsor. Con uno de los propulsores de menor cilindrada del lote, el 307 lo tiene complicado para destacar en este apartado, al igual que le sucede a su primo hermano el Citroën C4. En cualquier caso, estamos valorando las cifras obtenidas por nuestras mediciones, lo que no quita que destaque por la suavidad de funcionamiento. Comparado con la mayoría de sus rivales, resulta un poco más glotón de la cuenta. Con el mismo 1,6 litros de aleación del 307, el C4 no destaca por prestaciones puras ni por consumo, aunque sí por agrado de conducción. De hecho, para quienes realmente no valoren en absoluto las prestaciones, puede que tengan de sobra con el rendimiento que ofrece este cuatro cilindros. Sin embargo, la competencia es dura, tal como han demostrado en las mediciones efectuadas por nuestro Centro Técnico. Con casi una tonelada y media de peso no es de extrañar que las prestaciones no sean tan favorables como en el Astra, con el mismo motor que el Bravo, solo que con un único árbol de levas y dos válvulas por cilindro en lugar de cuatro. A pesar de la culata multiválvulas, el cambio de cinco relaciones y el peso influyen en los consumos y penalizan las prestaciones. Probablemente las otras motorizaciones del Bravo estarán mejor posicionadas. El propulsor del Focus nos ha defraudado. Este veterano cuatro cilindros recientemente puesto al día, acusa una falta de par a bajo régimen demasiado evidente. Basta que vayamos un poco cargados, que nos detengamos en una cuesta o que el motor esté frío, para que se cale fácilmente al iniciar la marcha. En ocasiones incluso es necesario jugar con el embrague más de lo deseable.
PRESTACIONES Citroën C4
1.6 HDi/110
Fiat Bravo
1.9 JTD/120
Ford Focus
1.8 TDCi
Kia cee’d
1.6 CRDi/115
Opel Astra
1.9 CDTi/120
Potencia
real (CV)
108,6 137,5 119,5 123,6 132,1
0-100 km/h 10,35 10,38 10,57 10,26 9,71
0-400/1.000 m (s) 17,22/32,13 17,37/32,07 17,48/32,54 17,31/32,51 16,94/31,27
80-120 km/h
4ª/5ª/6ª (s)
9,47/11,84/- 9,97/14,49/- 9,65/13,27/- 8,66/12,15/- 7,9/10,09/14,17
Consumo medio
l/100 km
6,4 6,8 7,0 7,0 6,7
Sonoridad
a 160 km/h (dB)
75,5 75,8 75,5 75,9 76,4
Frenos
a 140 km/h (m)
77,2 76,4 75,2 74,7 76,7
PRESTACIONES Peugeot 307
1.6 HDi/110
Renault Mégane
1.5 dCi/105
Seat León
1.9 TDi
Toyota Auris
2.0 D-4D
Volkswagen Golf
1.9 TDi
Potencia
real (CV)
113,3 113,8 125,5 136,8 117,3
0-100 km/h 10,13 10,61 9,97 9,13 10,32
0-400/1.000 m (s) 17,16/31,98 17,44/32,38 17,07/31,77 16,58/30,84 17,3/32,25
80-120 km/h
4ª/5ª/6ª (s)
9,36/11,56/- 8,69/10,59/14,73 8,7/10,64/- 7,31/9,66/13,36 9,03/11,58/-
Consumo medio
l/100 km
6,2 6,3 6,4 6,6 6,0
Sonoridad
a 160 km/h (dB)
73,9 72 74,5

74,4

76,4
Frenos
a 140 km/h (m)
77,2 76 77,4 72,6 78,7

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.