Publicidad

Dacia Sandero dCi 90 Easy-R: a prueba el coche Diesel y automático más barato

El Dacia Sandero Diesel 1.5 dCi 90 CV estrena un cambio automático. No es la mejor de las cajas de este tipo pero, con su precio, es fácil que cualquiera pueda permitírsela.
Luis Miguel Vitoria.

Twitter: @luismivitoria -

Dacia Sandero dCi 90 Easy-R: a prueba el coche Diesel y automático más barato

Recibe el Dacia Sandero un elemento más del banco de órganos de Renault: un cambio automático con el que se estrena en este tipo de transmisiones, pues hasta la llegada de esta caja los Dacia sólo empleaban manuales. Puede que este cambio no estuviera en el guión original para Dacia pero, quizá para satisfacer a quienes usan sus coches en ciudad, se tiene hoy en cuenta.

Por desgracia no se trata de una de esas transmisiones modernas, sofisticadas y tan complacientes para el conductor, tal cual las de doble embrague (EDC), que ya alcanzan a toda la gama de Renault una vez que las haya estrenado el Renault Twingo y que, en breve, estará en el Dacia Duster. En lugar de la EDC —también más costosa 1.300 euros en ese Twingo, 1.400 en el Clio, por ejemplo—, la que llega al Sandero es la AMT. Es un cambio robotizado producido por Renault en Sevilla para Dacia y que supone una vida más para la caja Quickshift de aquellos Renault Twingo de primera generación.

Simplificando, para su diseño se toma como punto de partida una caja de cambios originalmente manual, con engranajes paralelos, se le injertan elementos que, automáticamente, realizan la selección de las marchas, así como del manejo del embrague, en este caso prescindiendo de un sistema hidráulico para su conexión y desconexión que ponía Magnetti Marelli: se hace con motores eléctricos por obra de ZF. Conserva, por tanto, el disco de fricción que conecta motor y cambio, pero desaparece su pedal: el conductor sólo maneja acelerador y freno. Las modificaciones suponen sólo 7 kilos en báscula.

Dacia Sandero dCi 90 CV Easy-RSólo con el TCe 90, que también lo emplea, tiene cinco marchas; mientras que con el 1.5 dCi de la misma potencia, aporta seis. El desarrollo de la última marcha es en el Dacia Sandero Easy-R Diesel como el de la manual —en esta versión, de cinco relaciones—; el resto son, lógicamente, más cortas y quedan más cerradas entre sí.

Dacia Sandero, tú eliges cómo usarlo

Con el pomo del cambio el conductor del Dacia Sandero puede interactuar para seleccionar la marcha secuencialmente: basta con que la lleve de D, donde la centralita es quien decide qué marcha conviene usar según la aceleración, régimen del motor, etc, a M. En ambos casos se producen perceptibles tirones al pasar de una a otra marcha, por el efecto que supone la interrupción de potencia imprescindible para realizar el cambio de marcha.  En D, es posible suavizar las transiciones si se usa el modo Eco, al suavizarse la respuesta del motor al acelerador; en M, acompañando el movimiento de la palanca con el alivio de presión de ese pedal.

En cualquier caso, el proceso de cambio de marcha parece en este Dacia Sandero Easy-R mucho más lento del que conseguiría un conductor medio, más que seguro que intencionadamente para minimizar tirones; pero tanta lentitud provoca situaciones poco agradables. Por ejemplo, en un cambio de carril con tráfico denso durante el que se produce un cambio de marcha, ya que hay que esperar varios segundos —¡hasta 3!— para el embrague ligue cambio y motor y así tener respuesta de éste para seguir acelerando.

La ventaja es que este cambio ahorra trabajo: el Dacia Sandero avanza en los atascos o maniobrando sin necesidad de acelerar y en las pendientes no recula. En tanto que la prestación es correcta, por mucho que se registre un retroceso de 2 segundos en la aceleración de 0 a100 km/h respecto al manual (el tiempo de aceleración registrado en nuestra prueba ha sido de 12,9 segundos).

Dacia Sandero dCi 90 CV Easy-RDe hecho, el incremento del gasto frente al mismo modelo con la caja manual es irrelevante, de 0,3 l/100 km en ciudad (para un gasto real en recorrido urbano de 5,6 l/100 km), en tanto que sube 0,2 l/100 km en carretera (con un consumo real medido por nuestro Centro Técnico de 4,7 l/100 km). Esa contención en el consumo se da incluso cuando esta versión no cuenta con un Stop and Start demasiado activo si usamos el aire acondicionado. Además, tarda un poco más que otros en detener el motor: actúa una vez que el coche lleva parado unos segundos. Con todo ello, el dato real de consumo medio, según nuestras mediciones, es bastante ajustado: 5,15 l/100 km.

Una particularidad del cambio de este Dacia Sandero es su precio: 500 euros cuesta, lo que le convierte en el más asequible del mercado. Así nace, también, el Diesel automático más barato que hoy puede comprarse.

Ese precio y la mínima afectación de los consumos son, en definitiva, los argumentos de este cambio frente a otros automáticos, pero está lejos de funcionar efectiva o confortablemente… más allá de que no exija a su conductor intervención alguna en el caso que no lo desee. Si fuera más rápido, mejoraría..

También te puede interesar

- Nuevos Dacia Sandero y Logan 2017

- Dacia Sandero vs Seat Ibiza: los utilitarios más vendidos

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.