Publicidad

Dacia Sandero

La marca rumana Dacia, que en España se distribuye y comercializa dentro de la red Renault, lanza su nuevo modelo, el Sandero. Utiliza la misma plataforma que el Logan, pero con un diseño más moderno y logrado. Se pondrá a la venta a mediados de julio con dos motores de gasolina de 75 y 90 CV, carrocería de cinco puertas y unos precios que oscilan entre los 7.500 y los 9.700 euros.
-
Dacia Sandero

‘Low cost’, dos palabras inglesas que traducidas al castellano significan ‘ ‘bajo coste’. En los tiempos que corren, dominados por una crisis económica internacional, muchos consumidores buscan productos funcionales y a buen precio. En el mundo de los automóviles, el lanzamiento hace tres años del Dacia Logan supuso una auténtica revolución: un vehículo con carrocería de cuatro puertas, de 4,250 m de longitud, con la suficiente capacidad para albergar a cinco pasajeros, con un equipamiento austero pero funcional y, su gran baza, un precio realmente asequible (la versión base del Logan se lanzó a un precio de partida de 7.800 euros; en la actualidad, vale 7.954 euros). Ahora, la familia Dacia crece con la incorporación del Sandero.

Este nuevo modelo parte de la misma ‘plataforma técnica y de desarrollo del Logan. Ambos vehículos se basan en las dos filosofías ‘design to cost’ y ‘carry over’, por los que el proyecto de realización del automóvil se realiza con el principal objetivo de hacerlo con los mínimos costes de producción. De ahí, que se reutilicen piezas de otros vehículos del grupo Renault. Sin embargo, el Sandero presenta características muy diferentes respecto al Logan.

Galería relacionada

Dacia Sandero: detalles

El Dacia Sandero ofrece un espacio y habitabilidad propios del segmento B (Renault Clio y nueva gama del Ford Fiesta), pero con precios del segmento A (Hyundai Getz, Kia Picanto, Fiat Panda).

En primer lugar, el Dacia Sandero tiene un diseño más moderno y logrado que su hermano de marca. Sus dimensiones también son diferentes (4.020 mm de longitud, 1.990 mm de anchura con los retrovisores incluidos y 1.528 mm de altura). En el frontal destacan sus faros de aspecto alargado, el lateral de la carrocería tiene forma de ‘ola invertida’ con unos pasos de rueda muy marcados, mientras que la zona trasera ofrece una estética atractiva y en la sintonía con muchos de los vehículos del segmento pequeño tales como el Hyundai Getz y la anterior generación del Ford Fiesta.

El habitáculo del Logan es una de sus virtudes. Ofrece sencillez, funcionalidad y un espacio sorprendente, tanto para los ocupantes de las plazas delanteras como los de los asientos traseros. El salpicadero y los mandos que se integran en él ofrecen un diseño limpio. El conductor localiza de un simple vistazo todos los componentes, por lo que la legibilidad es otro de los puntos fuertes del Sandero. El hueco existente para las rodillas de los pasajeros de los asientos posteriores es suficiente, hecho que pudimos comprobar durante nuestra prueba de contacto al subirnos en esta zona del vehículo hasta tres adultos de una altura entre 1,70 y 1,75 m. Es holgado también el espacio existente para los codos y los hombros. Por su parte, sin abatir los asientos el maletero tiene una capacidad de 320 litros, cifra que puede aumentar hasta los 1.200 litros si abatimos los asientos traseros.

En el inicio de su comercialización en España (prevista para mediados de julio), el Dacia Sandero se venderá con dos motores de gasolina: un 1.4 MPI de 75 CV y un 1.6 MPI de 90 CV, asociados ambos a una caja de cambios manual de cinco velocidades. No son propulsores prestacionales, pero sí resolutivos, con unas velocidades punta de 161 km/h (el 1.4) y 174 km/h (el 1.6). Según datos oficiales, las cifras de gasto de combustible tampoco son nada exageradas: 7,0 l/100 km para el 1.4 y 7,2 l/100 km para el 1.6.

La gama mecánica se completará durante el primer cuatrimestre de 2009 con la incorporación de un motor Diesel dCi de origen Renault de 1.5 litros de cilindrada y con dos versiones de potencia: 70 y 85 CV. En ambos casos, según los datos proporcionados por Dacia, emitirán 120 g/km de C02, por lo que estarán exentos del pago del impuesto de matriculación.

Una vez puestos al volante del Sandero, enseguida nos damos cuenta que en su desarrollo técnico se ha buscado la máxima comodidad de sus ocupantes. En el tren delantero, se recurren a un esquema de suspensiones pseudo McPherson con triángulo inferior, mientras que el eje trasero recurre a un sistema en forma de H. En zonas con muchas curvas, la carrocería de este vehículo se balancea ligeramente. Cuando atravesamos carreteras con asfalto irregular, en el interior del habitáculo no se transmiten esas irregularidades. Respecto a la dirección asistida, tiene un punto en el que no informa del todo al conductor, faltando, por tanto, algo de precisión.

En el capítulo de seguridad, el Dacia Sandero se ofrece con sistema de frenado ABS 8.1 de última generación. Cuenta asimismo con repartidor electrónico de frenado (EBV) y sistema de asistencia al frenado de emergencia (SAFE). Según el nivel de equipamiento, este modelo podrá contar con cuatro airbags (dos delanteros y dos laterales de cabeza-tórax). No lleva incorporado control de estabilidad ni de serie ni como elemento opcional; en Dacia, descartan, de momento, que el Sandero lo pueda montar en un futuro cercano.

El Dacia Sandero se venderá en el mercado español con tres niveles de equipamiento (Base, Ambiance y Laureate). Se ofrecen, además, dos packs de equipamiento: el pack eléctrico, cuyo coste es de 252 euros e incluye mando a distancia para la apertura de las puertas y elevalunas delanteros eléctricos; y el pack confort, que integra aire acondicionado y radio CD MP3 a un precio de 1.150 euros. Este vehículo dispone de una garantía de tres años o 100.000 kilómetros.

1.4 8v 75 CV Base 7.500 euros

1.4 8v 75 CV Ambiance 8.300 euros

1.4 8v 75 CV Laureate 8.900 euros

1.6 8 v 90 CV Ambiance 9.100 euros

1.6 8 v 90 CV Laureate 9.700 euros

‘Low cost’, dos palabras inglesas que traducidas al castellano significan ‘ ‘bajo coste’. En los tiempos que corren, dominados por una crisis económica internacional, muchos consumidores buscan productos funcionales y a buen precio. En el mundo de los automóviles, el lanzamiento hace tres años del Dacia Logan supuso una auténtica revolución: un vehículo con carrocería de cuatro puertas, de 4,250 m de longitud, con la suficiente capacidad para albergar a cinco pasajeros, con un equipamiento austero pero funcional y, su gran baza, un precio realmente asequible (la versión base del Logan se lanzó a un precio de partida de 7.800 euros; en la actualidad, vale 7.954 euros). Ahora, la familia Dacia crece con la incorporación del Sandero.

Este nuevo modelo parte de la misma ‘plataforma técnica y de desarrollo del Logan. Ambos vehículos se basan en las dos filosofías ‘design to cost’ y ‘carry over’, por los que el proyecto de realización del automóvil se realiza con el principal objetivo de hacerlo con los mínimos costes de producción. De ahí, que se reutilicen piezas de otros vehículos del grupo Renault. Sin embargo, el Sandero presenta características muy diferentes respecto al Logan.

El Dacia Sandero ofrece un espacio y habitabilidad propios del segmento B (Renault Clio y nueva gama del Ford Fiesta), pero con precios del segmento A (Hyundai Getz, Kia Picanto, Fiat Panda).

En primer lugar, el Dacia Sandero tiene un diseño más moderno y logrado que su hermano de marca. Sus dimensiones también son diferentes (4.020 mm de longitud, 1.990 mm de anchura con los retrovisores incluidos y 1.528 mm de altura). En el frontal destacan sus faros de aspecto alargado, el lateral de la carrocería tiene forma de ‘ola invertida’ con unos pasos de rueda muy marcados, mientras que la zona trasera ofrece una estética atractiva y en la sintonía con muchos de los vehículos del segmento pequeño tales como el Hyundai Getz y la anterior generación del Ford Fiesta.

El habitáculo del Logan es una de sus virtudes. Ofrece sencillez, funcionalidad y un espacio sorprendente, tanto para los ocupantes de las plazas delanteras como los de los asientos traseros. El salpicadero y los mandos que se integran en él ofrecen un diseño limpio. El conductor localiza de un simple vistazo todos los componentes, por lo que la legibilidad es otro de los puntos fuertes del Sandero. El hueco existente para las rodillas de los pasajeros de los asientos posteriores es suficiente, hecho que pudimos comprobar durante nuestra prueba de contacto al subirnos en esta zona del vehículo hasta tres adultos de una altura entre 1,70 y 1,75 m. Es holgado también el espacio existente para los codos y los hombros. Por su parte, sin abatir los asientos el maletero tiene una capacidad de 320 litros, cifra que puede aumentar hasta los 1.200 litros si abatimos los asientos traseros.

En el inicio de su comercialización en España (prevista para mediados de julio), el Dacia Sandero se venderá con dos motores de gasolina: un 1.4 MPI de 75 CV y un 1.6 MPI de 90 CV, asociados ambos a una caja de cambios manual de cinco velocidades. No son propulsores prestacionales, pero sí resolutivos, con unas velocidades punta de 161 km/h (el 1.4) y 174 km/h (el 1.6). Según datos oficiales, las cifras de gasto de combustible tampoco son nada exageradas: 7,0 l/100 km para el 1.4 y 7,2 l/100 km para el 1.6.

La gama mecánica se completará durante el primer cuatrimestre de 2009 con la incorporación de un motor Diesel dCi de origen Renault de 1.5 litros de cilindrada y con dos versiones de potencia: 70 y 85 CV. En ambos casos, según los datos proporcionados por Dacia, emitirán 120 g/km de C02, por lo que estarán exentos del pago del impuesto de matriculación.

Una vez puestos al volante del Sandero, enseguida nos damos cuenta que en su desarrollo técnico se ha buscado la máxima comodidad de sus ocupantes. En el tren delantero, se recurren a un esquema de suspensiones pseudo McPherson con triángulo inferior, mientras que el eje trasero recurre a un sistema en forma de H. En zonas con muchas curvas, la carrocería de este vehículo se balancea ligeramente. Cuando atravesamos carreteras con asfalto irregular, en el interior del habitáculo no se transmiten esas irregularidades. Respecto a la dirección asistida, tiene un punto en el que no informa del todo al conductor, faltando, por tanto, algo de precisión.

En el capítulo de seguridad, el Dacia Sandero se ofrece con sistema de frenado ABS 8.1 de última generación. Cuenta asimismo con repartidor electrónico de frenado (EBV) y sistema de asistencia al frenado de emergencia (SAFE). Según el nivel de equipamiento, este modelo podrá contar con cuatro airbags (dos delanteros y dos laterales de cabeza-tórax). No lleva incorporado control de estabilidad ni de serie ni como elemento opcional; en Dacia, descartan, de momento, que el Sandero lo pueda montar en un futuro cercano.

El Dacia Sandero se venderá en el mercado español con tres niveles de equipamiento (Base, Ambiance y Laureate). Se ofrecen, además, dos packs de equipamiento: el pack eléctrico, cuyo coste es de 252 euros e incluye mando a distancia para la apertura de las puertas y elevalunas delanteros eléctricos; y el pack confort, que integra aire acondicionado y radio CD MP3 a un precio de 1.150 euros. Este vehículo dispone de una garantía de tres años o 100.000 kilómetros.

1.4 8v 75 CV Base 7.500 euros

1.4 8v 75 CV Ambiance 8.300 euros

1.4 8v 75 CV Laureate 8.900 euros

1.6 8 v 90 CV Ambiance 9.100 euros

1.6 8 v 90 CV Laureate 9.700 euros

‘Low cost’, dos palabras inglesas que traducidas al castellano significan ‘ ‘bajo coste’. En los tiempos que corren, dominados por una crisis económica internacional, muchos consumidores buscan productos funcionales y a buen precio. En el mundo de los automóviles, el lanzamiento hace tres años del Dacia Logan supuso una auténtica revolución: un vehículo con carrocería de cuatro puertas, de 4,250 m de longitud, con la suficiente capacidad para albergar a cinco pasajeros, con un equipamiento austero pero funcional y, su gran baza, un precio realmente asequible (la versión base del Logan se lanzó a un precio de partida de 7.800 euros; en la actualidad, vale 7.954 euros). Ahora, la familia Dacia crece con la incorporación del Sandero.

Este nuevo modelo parte de la misma ‘plataforma técnica y de desarrollo del Logan. Ambos vehículos se basan en las dos filosofías ‘design to cost’ y ‘carry over’, por los que el proyecto de realización del automóvil se realiza con el principal objetivo de hacerlo con los mínimos costes de producción. De ahí, que se reutilicen piezas de otros vehículos del grupo Renault. Sin embargo, el Sandero presenta características muy diferentes respecto al Logan.

El Dacia Sandero ofrece un espacio y habitabilidad propios del segmento B (Renault Clio y nueva gama del Ford Fiesta), pero con precios del segmento A (Hyundai Getz, Kia Picanto, Fiat Panda).

En primer lugar, el Dacia Sandero tiene un diseño más moderno y logrado que su hermano de marca. Sus dimensiones también son diferentes (4.020 mm de longitud, 1.990 mm de anchura con los retrovisores incluidos y 1.528 mm de altura). En el frontal destacan sus faros de aspecto alargado, el lateral de la carrocería tiene forma de ‘ola invertida’ con unos pasos de rueda muy marcados, mientras que la zona trasera ofrece una estética atractiva y en la sintonía con muchos de los vehículos del segmento pequeño tales como el Hyundai Getz y la anterior generación del Ford Fiesta.

El habitáculo del Logan es una de sus virtudes. Ofrece sencillez, funcionalidad y un espacio sorprendente, tanto para los ocupantes de las plazas delanteras como los de los asientos traseros. El salpicadero y los mandos que se integran en él ofrecen un diseño limpio. El conductor localiza de un simple vistazo todos los componentes, por lo que la legibilidad es otro de los puntos fuertes del Sandero. El hueco existente para las rodillas de los pasajeros de los asientos posteriores es suficiente, hecho que pudimos comprobar durante nuestra prueba de contacto al subirnos en esta zona del vehículo hasta tres adultos de una altura entre 1,70 y 1,75 m. Es holgado también el espacio existente para los codos y los hombros. Por su parte, sin abatir los asientos el maletero tiene una capacidad de 320 litros, cifra que puede aumentar hasta los 1.200 litros si abatimos los asientos traseros.

En el inicio de su comercialización en España (prevista para mediados de julio), el Dacia Sandero se venderá con dos motores de gasolina: un 1.4 MPI de 75 CV y un 1.6 MPI de 90 CV, asociados ambos a una caja de cambios manual de cinco velocidades. No son propulsores prestacionales, pero sí resolutivos, con unas velocidades punta de 161 km/h (el 1.4) y 174 km/h (el 1.6). Según datos oficiales, las cifras de gasto de combustible tampoco son nada exageradas: 7,0 l/100 km para el 1.4 y 7,2 l/100 km para el 1.6.

La gama mecánica se completará durante el primer cuatrimestre de 2009 con la incorporación de un motor Diesel dCi de origen Renault de 1.5 litros de cilindrada y con dos versiones de potencia: 70 y 85 CV. En ambos casos, según los datos proporcionados por Dacia, emitirán 120 g/km de C02, por lo que estarán exentos del pago del impuesto de matriculación.

Una vez puestos al volante del Sandero, enseguida nos damos cuenta que en su desarrollo técnico se ha buscado la máxima comodidad de sus ocupantes. En el tren delantero, se recurren a un esquema de suspensiones pseudo McPherson con triángulo inferior, mientras que el eje trasero recurre a un sistema en forma de H. En zonas con muchas curvas, la carrocería de este vehículo se balancea ligeramente. Cuando atravesamos carreteras con asfalto irregular, en el interior del habitáculo no se transmiten esas irregularidades. Respecto a la dirección asistida, tiene un punto en el que no informa del todo al conductor, faltando, por tanto, algo de precisión.

En el capítulo de seguridad, el Dacia Sandero se ofrece con sistema de frenado ABS 8.1 de última generación. Cuenta asimismo con repartidor electrónico de frenado (EBV) y sistema de asistencia al frenado de emergencia (SAFE). Según el nivel de equipamiento, este modelo podrá contar con cuatro airbags (dos delanteros y dos laterales de cabeza-tórax). No lleva incorporado control de estabilidad ni de serie ni como elemento opcional; en Dacia, descartan, de momento, que el Sandero lo pueda montar en un futuro cercano.

El Dacia Sandero se venderá en el mercado español con tres niveles de equipamiento (Base, Ambiance y Laureate). Se ofrecen, además, dos packs de equipamiento: el pack eléctrico, cuyo coste es de 252 euros e incluye mando a distancia para la apertura de las puertas y elevalunas delanteros eléctricos; y el pack confort, que integra aire acondicionado y radio CD MP3 a un precio de 1.150 euros. Este vehículo dispone de una garantía de tres años o 100.000 kilómetros.

1.4 8v 75 CV Base 7.500 euros

1.4 8v 75 CV Ambiance 8.300 euros

1.4 8v 75 CV Laureate 8.900 euros

1.6 8 v 90 CV Ambiance 9.100 euros

1.6 8 v 90 CV Laureate 9.700 euros

‘Low cost’, dos palabras inglesas que traducidas al castellano significan ‘ ‘bajo coste’. En los tiempos que corren, dominados por una crisis económica internacional, muchos consumidores buscan productos funcionales y a buen precio. En el mundo de los automóviles, el lanzamiento hace tres años del Dacia Logan supuso una auténtica revolución: un vehículo con carrocería de cuatro puertas, de 4,250 m de longitud, con la suficiente capacidad para albergar a cinco pasajeros, con un equipamiento austero pero funcional y, su gran baza, un precio realmente asequible (la versión base del Logan se lanzó a un precio de partida de 7.800 euros; en la actualidad, vale 7.954 euros). Ahora, la familia Dacia crece con la incorporación del Sandero.

Este nuevo modelo parte de la misma ‘plataforma técnica y de desarrollo del Logan. Ambos vehículos se basan en las dos filosofías ‘design to cost’ y ‘carry over’, por los que el proyecto de realización del automóvil se realiza con el principal objetivo de hacerlo con los mínimos costes de producción. De ahí, que se reutilicen piezas de otros vehículos del grupo Renault. Sin embargo, el Sandero presenta características muy diferentes respecto al Logan.

El Dacia Sandero ofrece un espacio y habitabilidad propios del segmento B (Renault Clio y nueva gama del Ford Fiesta), pero con precios del segmento A (Hyundai Getz, Kia Picanto, Fiat Panda).

En primer lugar, el Dacia Sandero tiene un diseño más moderno y logrado que su hermano de marca. Sus dimensiones también son diferentes (4.020 mm de longitud, 1.990 mm de anchura con los retrovisores incluidos y 1.528 mm de altura). En el frontal destacan sus faros de aspecto alargado, el lateral de la carrocería tiene forma de ‘ola invertida’ con unos pasos de rueda muy marcados, mientras que la zona trasera ofrece una estética atractiva y en la sintonía con muchos de los vehículos del segmento pequeño tales como el Hyundai Getz y la anterior generación del Ford Fiesta.

El habitáculo del Logan es una de sus virtudes. Ofrece sencillez, funcionalidad y un espacio sorprendente, tanto para los ocupantes de las plazas delanteras como los de los asientos traseros. El salpicadero y los mandos que se integran en él ofrecen un diseño limpio. El conductor localiza de un simple vistazo todos los componentes, por lo que la legibilidad es otro de los puntos fuertes del Sandero. El hueco existente para las rodillas de los pasajeros de los asientos posteriores es suficiente, hecho que pudimos comprobar durante nuestra prueba de contacto al subirnos en esta zona del vehículo hasta tres adultos de una altura entre 1,70 y 1,75 m. Es holgado también el espacio existente para los codos y los hombros. Por su parte, sin abatir los asientos el maletero tiene una capacidad de 320 litros, cifra que puede aumentar hasta los 1.200 litros si abatimos los asientos traseros.

En el inicio de su comercialización en España (prevista para mediados de julio), el Dacia Sandero se venderá con dos motores de gasolina: un 1.4 MPI de 75 CV y un 1.6 MPI de 90 CV, asociados ambos a una caja de cambios manual de cinco velocidades. No son propulsores prestacionales, pero sí resolutivos, con unas velocidades punta de 161 km/h (el 1.4) y 174 km/h (el 1.6). Según datos oficiales, las cifras de gasto de combustible tampoco son nada exageradas: 7,0 l/100 km para el 1.4 y 7,2 l/100 km para el 1.6.

La gama mecánica se completará durante el primer cuatrimestre de 2009 con la incorporación de un motor Diesel dCi de origen Renault de 1.5 litros de cilindrada y con dos versiones de potencia: 70 y 85 CV. En ambos casos, según los datos proporcionados por Dacia, emitirán 120 g/km de C02, por lo que estarán exentos del pago del impuesto de matriculación.

Una vez puestos al volante del Sandero, enseguida nos damos cuenta que en su desarrollo técnico se ha buscado la máxima comodidad de sus ocupantes. En el tren delantero, se recurren a un esquema de suspensiones pseudo McPherson con triángulo inferior, mientras que el eje trasero recurre a un sistema en forma de H. En zonas con muchas curvas, la carrocería de este vehículo se balancea ligeramente. Cuando atravesamos carreteras con asfalto irregular, en el interior del habitáculo no se transmiten esas irregularidades. Respecto a la dirección asistida, tiene un punto en el que no informa del todo al conductor, faltando, por tanto, algo de precisión.

En el capítulo de seguridad, el Dacia Sandero se ofrece con sistema de frenado ABS 8.1 de última generación. Cuenta asimismo con repartidor electrónico de frenado (EBV) y sistema de asistencia al frenado de emergencia (SAFE). Según el nivel de equipamiento, este modelo podrá contar con cuatro airbags (dos delanteros y dos laterales de cabeza-tórax). No lleva incorporado control de estabilidad ni de serie ni como elemento opcional; en Dacia, descartan, de momento, que el Sandero lo pueda montar en un futuro cercano.

El Dacia Sandero se venderá en el mercado español con tres niveles de equipamiento (Base, Ambiance y Laureate). Se ofrecen, además, dos packs de equipamiento: el pack eléctrico, cuyo coste es de 252 euros e incluye mando a distancia para la apertura de las puertas y elevalunas delanteros eléctricos; y el pack confort, que integra aire acondicionado y radio CD MP3 a un precio de 1.150 euros. Este vehículo dispone de una garantía de tres años o 100.000 kilómetros.

1.4 8v 75 CV Base 7.500 euros

1.4 8v 75 CV Ambiance 8.300 euros

1.4 8v 75 CV Laureate 8.900 euros

1.6 8 v 90 CV Ambiance 9.100 euros

1.6 8 v 90 CV Laureate 9.700 euros

‘Low cost’, dos palabras inglesas que traducidas al castellano significan ‘ ‘bajo coste’. En los tiempos que corren, dominados por una crisis económica internacional, muchos consumidores buscan productos funcionales y a buen precio. En el mundo de los automóviles, el lanzamiento hace tres años del Dacia Logan supuso una auténtica revolución: un vehículo con carrocería de cuatro puertas, de 4,250 m de longitud, con la suficiente capacidad para albergar a cinco pasajeros, con un equipamiento austero pero funcional y, su gran baza, un precio realmente asequible (la versión base del Logan se lanzó a un precio de partida de 7.800 euros; en la actualidad, vale 7.954 euros). Ahora, la familia Dacia crece con la incorporación del Sandero.

Este nuevo modelo parte de la misma ‘plataforma técnica y de desarrollo del Logan. Ambos vehículos se basan en las dos filosofías ‘design to cost’ y ‘carry over’, por los que el proyecto de realización del automóvil se realiza con el principal objetivo de hacerlo con los mínimos costes de producción. De ahí, que se reutilicen piezas de otros vehículos del grupo Renault. Sin embargo, el Sandero presenta características muy diferentes respecto al Logan.

El Dacia Sandero ofrece un espacio y habitabilidad propios del segmento B (Renault Clio y nueva gama del Ford Fiesta), pero con precios del segmento A (Hyundai Getz, Kia Picanto, Fiat Panda).

En primer lugar, el Dacia Sandero tiene un diseño más moderno y logrado que su hermano de marca. Sus dimensiones también son diferentes (4.020 mm de longitud, 1.990 mm de anchura con los retrovisores incluidos y 1.528 mm de altura). En el frontal destacan sus faros de aspecto alargado, el lateral de la carrocería tiene forma de ‘ola invertida’ con unos pasos de rueda muy marcados, mientras que la zona trasera ofrece una estética atractiva y en la sintonía con muchos de los vehículos del segmento pequeño tales como el Hyundai Getz y la anterior generación del Ford Fiesta.

El habitáculo del Logan es una de sus virtudes. Ofrece sencillez, funcionalidad y un espacio sorprendente, tanto para los ocupantes de las plazas delanteras como los de los asientos traseros. El salpicadero y los mandos que se integran en él ofrecen un diseño limpio. El conductor localiza de un simple vistazo todos los componentes, por lo que la legibilidad es otro de los puntos fuertes del Sandero. El hueco existente para las rodillas de los pasajeros de los asientos posteriores es suficiente, hecho que pudimos comprobar durante nuestra prueba de contacto al subirnos en esta zona del vehículo hasta tres adultos de una altura entre 1,70 y 1,75 m. Es holgado también el espacio existente para los codos y los hombros. Por su parte, sin abatir los asientos el maletero tiene una capacidad de 320 litros, cifra que puede aumentar hasta los 1.200 litros si abatimos los asientos traseros.

En el inicio de su comercialización en España (prevista para mediados de julio), el Dacia Sandero se venderá con dos motores de gasolina: un 1.4 MPI de 75 CV y un 1.6 MPI de 90 CV, asociados ambos a una caja de cambios manual de cinco velocidades. No son propulsores prestacionales, pero sí resolutivos, con unas velocidades punta de 161 km/h (el 1.4) y 174 km/h (el 1.6). Según datos oficiales, las cifras de gasto de combustible tampoco son nada exageradas: 7,0 l/100 km para el 1.4 y 7,2 l/100 km para el 1.6.

La gama mecánica se completará durante el primer cuatrimestre de 2009 con la incorporación de un motor Diesel dCi de origen Renault de 1.5 litros de cilindrada y con dos versiones de potencia: 70 y 85 CV. En ambos casos, según los datos proporcionados por Dacia, emitirán 120 g/km de C02, por lo que estarán exentos del pago del impuesto de matriculación.

Una vez puestos al volante del Sandero, enseguida nos damos cuenta que en su desarrollo técnico se ha buscado la máxima comodidad de sus ocupantes. En el tren delantero, se recurren a un esquema de suspensiones pseudo McPherson con triángulo inferior, mientras que el eje trasero recurre a un sistema en forma de H. En zonas con muchas curvas, la carrocería de este vehículo se balancea ligeramente. Cuando atravesamos carreteras con asfalto irregular, en el interior del habitáculo no se transmiten esas irregularidades. Respecto a la dirección asistida, tiene un punto en el que no informa del todo al conductor, faltando, por tanto, algo de precisión.

En el capítulo de seguridad, el Dacia Sandero se ofrece con sistema de frenado ABS 8.1 de última generación. Cuenta asimismo con repartidor electrónico de frenado (EBV) y sistema de asistencia al frenado de emergencia (SAFE). Según el nivel de equipamiento, este modelo podrá contar con cuatro airbags (dos delanteros y dos laterales de cabeza-tórax). No lleva incorporado control de estabilidad ni de serie ni como elemento opcional; en Dacia, descartan, de momento, que el Sandero lo pueda montar en un futuro cercano.

El Dacia Sandero se venderá en el mercado español con tres niveles de equipamiento (Base, Ambiance y Laureate). Se ofrecen, además, dos packs de equipamiento: el pack eléctrico, cuyo coste es de 252 euros e incluye mando a distancia para la apertura de las puertas y elevalunas delanteros eléctricos; y el pack confort, que integra aire acondicionado y radio CD MP3 a un precio de 1.150 euros. Este vehículo dispone de una garantía de tres años o 100.000 kilómetros.

1.4 8v 75 CV Base 7.500 euros

1.4 8v 75 CV Ambiance 8.300 euros

1.4 8v 75 CV Laureate 8.900 euros

1.6 8 v 90 CV Ambiance 9.100 euros

1.6 8 v 90 CV Laureate 9.700 euros

‘Low cost’, dos palabras inglesas que traducidas al castellano significan ‘ ‘bajo coste’. En los tiempos que corren, dominados por una crisis económica internacional, muchos consumidores buscan productos funcionales y a buen precio. En el mundo de los automóviles, el lanzamiento hace tres años del Dacia Logan supuso una auténtica revolución: un vehículo con carrocería de cuatro puertas, de 4,250 m de longitud, con la suficiente capacidad para albergar a cinco pasajeros, con un equipamiento austero pero funcional y, su gran baza, un precio realmente asequible (la versión base del Logan se lanzó a un precio de partida de 7.800 euros; en la actualidad, vale 7.954 euros). Ahora, la familia Dacia crece con la incorporación del Sandero.

Este nuevo modelo parte de la misma ‘plataforma técnica y de desarrollo del Logan. Ambos vehículos se basan en las dos filosofías ‘design to cost’ y ‘carry over’, por los que el proyecto de realización del automóvil se realiza con el principal objetivo de hacerlo con los mínimos costes de producción. De ahí, que se reutilicen piezas de otros vehículos del grupo Renault. Sin embargo, el Sandero presenta características muy diferentes respecto al Logan.

El Dacia Sandero ofrece un espacio y habitabilidad propios del segmento B (Renault Clio y nueva gama del Ford Fiesta), pero con precios del segmento A (Hyundai Getz, Kia Picanto, Fiat Panda).

En primer lugar, el Dacia Sandero tiene un diseño más moderno y logrado que su hermano de marca. Sus dimensiones también son diferentes (4.020 mm de longitud, 1.990 mm de anchura con los retrovisores incluidos y 1.528 mm de altura). En el frontal destacan sus faros de aspecto alargado, el lateral de la carrocería tiene forma de ‘ola invertida’ con unos pasos de rueda muy marcados, mientras que la zona trasera ofrece una estética atractiva y en la sintonía con muchos de los vehículos del segmento pequeño tales como el Hyundai Getz y la anterior generación del Ford Fiesta.

El habitáculo del Logan es una de sus virtudes. Ofrece sencillez, funcionalidad y un espacio sorprendente, tanto para los ocupantes de las plazas delanteras como los de los asientos traseros. El salpicadero y los mandos que se integran en él ofrecen un diseño limpio. El conductor localiza de un simple vistazo todos los componentes, por lo que la legibilidad es otro de los puntos fuertes del Sandero. El hueco existente para las rodillas de los pasajeros de los asientos posteriores es suficiente, hecho que pudimos comprobar durante nuestra prueba de contacto al subirnos en esta zona del vehículo hasta tres adultos de una altura entre 1,70 y 1,75 m. Es holgado también el espacio existente para los codos y los hombros. Por su parte, sin abatir los asientos el maletero tiene una capacidad de 320 litros, cifra que puede aumentar hasta los 1.200 litros si abatimos los asientos traseros.

En el inicio de su comercialización en España (prevista para mediados de julio), el Dacia Sandero se venderá con dos motores de gasolina: un 1.4 MPI de 75 CV y un 1.6 MPI de 90 CV, asociados ambos a una caja de cambios manual de cinco velocidades. No son propulsores prestacionales, pero sí resolutivos, con unas velocidades punta de 161 km/h (el 1.4) y 174 km/h (el 1.6). Según datos oficiales, las cifras de gasto de combustible tampoco son nada exageradas: 7,0 l/100 km para el 1.4 y 7,2 l/100 km para el 1.6.

La gama mecánica se completará durante el primer cuatrimestre de 2009 con la incorporación de un motor Diesel dCi de origen Renault de 1.5 litros de cilindrada y con dos versiones de potencia: 70 y 85 CV. En ambos casos, según los datos proporcionados por Dacia, emitirán 120 g/km de C02, por lo que estarán exentos del pago del impuesto de matriculación.

Una vez puestos al volante del Sandero, enseguida nos damos cuenta que en su desarrollo técnico se ha buscado la máxima comodidad de sus ocupantes. En el tren delantero, se recurren a un esquema de suspensiones pseudo McPherson con triángulo inferior, mientras que el eje trasero recurre a un sistema en forma de H. En zonas con muchas curvas, la carrocería de este vehículo se balancea ligeramente. Cuando atravesamos carreteras con asfalto irregular, en el interior del habitáculo no se transmiten esas irregularidades. Respecto a la dirección asistida, tiene un punto en el que no informa del todo al conductor, faltando, por tanto, algo de precisión.

En el capítulo de seguridad, el Dacia Sandero se ofrece con sistema de frenado ABS 8.1 de última generación. Cuenta asimismo con repartidor electrónico de frenado (EBV) y sistema de asistencia al frenado de emergencia (SAFE). Según el nivel de equipamiento, este modelo podrá contar con cuatro airbags (dos delanteros y dos laterales de cabeza-tórax). No lleva incorporado control de estabilidad ni de serie ni como elemento opcional; en Dacia, descartan, de momento, que el Sandero lo pueda montar en un futuro cercano.

El Dacia Sandero se venderá en el mercado español con tres niveles de equipamiento (Base, Ambiance y Laureate). Se ofrecen, además, dos packs de equipamiento: el pack eléctrico, cuyo coste es de 252 euros e incluye mando a distancia para la apertura de las puertas y elevalunas delanteros eléctricos; y el pack confort, que integra aire acondicionado y radio CD MP3 a un precio de 1.150 euros. Este vehículo dispone de una garantía de tres años o 100.000 kilómetros.

1.4 8v 75 CV Base 7.500 euros

1.4 8v 75 CV Ambiance 8.300 euros

1.4 8v 75 CV Laureate 8.900 euros

1.6 8 v 90 CV Ambiance 9.100 euros

1.6 8 v 90 CV Laureate 9.700 euros

‘Low cost’, dos palabras inglesas que traducidas al castellano significan ‘ ‘bajo coste’. En los tiempos que corren, dominados por una crisis económica internacional, muchos consumidores buscan productos funcionales y a buen precio. En el mundo de los automóviles, el lanzamiento hace tres años del Dacia Logan supuso una auténtica revolución: un vehículo con carrocería de cuatro puertas, de 4,250 m de longitud, con la suficiente capacidad para albergar a cinco pasajeros, con un equipamiento austero pero funcional y, su gran baza, un precio realmente asequible (la versión base del Logan se lanzó a un precio de partida de 7.800 euros; en la actualidad, vale 7.954 euros). Ahora, la familia Dacia crece con la incorporación del Sandero.

Este nuevo modelo parte de la misma ‘plataforma técnica y de desarrollo del Logan. Ambos vehículos se basan en las dos filosofías ‘design to cost’ y ‘carry over’, por los que el proyecto de realización del automóvil se realiza con el principal objetivo de hacerlo con los mínimos costes de producción. De ahí, que se reutilicen piezas de otros vehículos del grupo Renault. Sin embargo, el Sandero presenta características muy diferentes respecto al Logan.

El Dacia Sandero ofrece un espacio y habitabilidad propios del segmento B (Renault Clio y nueva gama del Ford Fiesta), pero con precios del segmento A (Hyundai Getz, Kia Picanto, Fiat Panda).

En primer lugar, el Dacia Sandero tiene un diseño más moderno y logrado que su hermano de marca. Sus dimensiones también son diferentes (4.020 mm de longitud, 1.990 mm de anchura con los retrovisores incluidos y 1.528 mm de altura). En el frontal destacan sus faros de aspecto alargado, el lateral de la carrocería tiene forma de ‘ola invertida’ con unos pasos de rueda muy marcados, mientras que la zona trasera ofrece una estética atractiva y en la sintonía con muchos de los vehículos del segmento pequeño tales como el Hyundai Getz y la anterior generación del Ford Fiesta.

El habitáculo del Logan es una de sus virtudes. Ofrece sencillez, funcionalidad y un espacio sorprendente, tanto para los ocupantes de las plazas delanteras como los de los asientos traseros. El salpicadero y los mandos que se integran en él ofrecen un diseño limpio. El conductor localiza de un simple vistazo todos los componentes, por lo que la legibilidad es otro de los puntos fuertes del Sandero. El hueco existente para las rodillas de los pasajeros de los asientos posteriores es suficiente, hecho que pudimos comprobar durante nuestra prueba de contacto al subirnos en esta zona del vehículo hasta tres adultos de una altura entre 1,70 y 1,75 m. Es holgado también el espacio existente para los codos y los hombros. Por su parte, sin abatir los asientos el maletero tiene una capacidad de 320 litros, cifra que puede aumentar hasta los 1.200 litros si abatimos los asientos traseros.

En el inicio de su comercialización en España (prevista para mediados de julio), el Dacia Sandero se venderá con dos motores de gasolina: un 1.4 MPI de 75 CV y un 1.6 MPI de 90 CV, asociados ambos a una caja de cambios manual de cinco velocidades. No son propulsores prestacionales, pero sí resolutivos, con unas velocidades punta de 161 km/h (el 1.4) y 174 km/h (el 1.6). Según datos oficiales, las cifras de gasto de combustible tampoco son nada exageradas: 7,0 l/100 km para el 1.4 y 7,2 l/100 km para el 1.6.

La gama mecánica se completará durante el primer cuatrimestre de 2009 con la incorporación de un motor Diesel dCi de origen Renault de 1.5 litros de cilindrada y con dos versiones de potencia: 70 y 85 CV. En ambos casos, según los datos proporcionados por Dacia, emitirán 120 g/km de C02, por lo que estarán exentos del pago del impuesto de matriculación.

Una vez puestos al volante del Sandero, enseguida nos damos cuenta que en su desarrollo técnico se ha buscado la máxima comodidad de sus ocupantes. En el tren delantero, se recurren a un esquema de suspensiones pseudo McPherson con triángulo inferior, mientras que el eje trasero recurre a un sistema en forma de H. En zonas con muchas curvas, la carrocería de este vehículo se balancea ligeramente. Cuando atravesamos carreteras con asfalto irregular, en el interior del habitáculo no se transmiten esas irregularidades. Respecto a la dirección asistida, tiene un punto en el que no informa del todo al conductor, faltando, por tanto, algo de precisión.

En el capítulo de seguridad, el Dacia Sandero se ofrece con sistema de frenado ABS 8.1 de última generación. Cuenta asimismo con repartidor electrónico de frenado (EBV) y sistema de asistencia al frenado de emergencia (SAFE). Según el nivel de equipamiento, este modelo podrá contar con cuatro airbags (dos delanteros y dos laterales de cabeza-tórax). No lleva incorporado control de estabilidad ni de serie ni como elemento opcional; en Dacia, descartan, de momento, que el Sandero lo pueda montar en un futuro cercano.

El Dacia Sandero se venderá en el mercado español con tres niveles de equipamiento (Base, Ambiance y Laureate). Se ofrecen, además, dos packs de equipamiento: el pack eléctrico, cuyo coste es de 252 euros e incluye mando a distancia para la apertura de las puertas y elevalunas delanteros eléctricos; y el pack confort, que integra aire acondicionado y radio CD MP3 a un precio de 1.150 euros. Este vehículo dispone de una garantía de tres años o 100.000 kilómetros.

1.4 8v 75 CV Base 7.500 euros

1.4 8v 75 CV Ambiance 8.300 euros

1.4 8v 75 CV Laureate 8.900 euros

1.6 8 v 90 CV Ambiance 9.100 euros

1.6 8 v 90 CV Laureate 9.700 euros

‘Low cost’, dos palabras inglesas que traducidas al castellano significan ‘ ‘bajo coste’. En los tiempos que corren, dominados por una crisis económica internacional, muchos consumidores buscan productos funcionales y a buen precio. En el mundo de los automóviles, el lanzamiento hace tres años del Dacia Logan supuso una auténtica revolución: un vehículo con carrocería de cuatro puertas, de 4,250 m de longitud, con la suficiente capacidad para albergar a cinco pasajeros, con un equipamiento austero pero funcional y, su gran baza, un precio realmente asequible (la versión base del Logan se lanzó a un precio de partida de 7.800 euros; en la actualidad, vale 7.954 euros). Ahora, la familia Dacia crece con la incorporación del Sandero.

Este nuevo modelo parte de la misma ‘plataforma técnica y de desarrollo del Logan. Ambos vehículos se basan en las dos filosofías ‘design to cost’ y ‘carry over’, por los que el proyecto de realización del automóvil se realiza con el principal objetivo de hacerlo con los mínimos costes de producción. De ahí, que se reutilicen piezas de otros vehículos del grupo Renault. Sin embargo, el Sandero presenta características muy diferentes respecto al Logan.

El Dacia Sandero ofrece un espacio y habitabilidad propios del segmento B (Renault Clio y nueva gama del Ford Fiesta), pero con precios del segmento A (Hyundai Getz, Kia Picanto, Fiat Panda).

En primer lugar, el Dacia Sandero tiene un diseño más moderno y logrado que su hermano de marca. Sus dimensiones también son diferentes (4.020 mm de longitud, 1.990 mm de anchura con los retrovisores incluidos y 1.528 mm de altura). En el frontal destacan sus faros de aspecto alargado, el lateral de la carrocería tiene forma de ‘ola invertida’ con unos pasos de rueda muy marcados, mientras que la zona trasera ofrece una estética atractiva y en la sintonía con muchos de los vehículos del segmento pequeño tales como el Hyundai Getz y la anterior generación del Ford Fiesta.

El habitáculo del Logan es una de sus virtudes. Ofrece sencillez, funcionalidad y un espacio sorprendente, tanto para los ocupantes de las plazas delanteras como los de los asientos traseros. El salpicadero y los mandos que se integran en él ofrecen un diseño limpio. El conductor localiza de un simple vistazo todos los componentes, por lo que la legibilidad es otro de los puntos fuertes del Sandero. El hueco existente para las rodillas de los pasajeros de los asientos posteriores es suficiente, hecho que pudimos comprobar durante nuestra prueba de contacto al subirnos en esta zona del vehículo hasta tres adultos de una altura entre 1,70 y 1,75 m. Es holgado también el espacio existente para los codos y los hombros. Por su parte, sin abatir los asientos el maletero tiene una capacidad de 320 litros, cifra que puede aumentar hasta los 1.200 litros si abatimos los asientos traseros.

En el inicio de su comercialización en España (prevista para mediados de julio), el Dacia Sandero se venderá con dos motores de gasolina: un 1.4 MPI de 75 CV y un 1.6 MPI de 90 CV, asociados ambos a una caja de cambios manual de cinco velocidades. No son propulsores prestacionales, pero sí resolutivos, con unas velocidades punta de 161 km/h (el 1.4) y 174 km/h (el 1.6). Según datos oficiales, las cifras de gasto de combustible tampoco son nada exageradas: 7,0 l/100 km para el 1.4 y 7,2 l/100 km para el 1.6.

La gama mecánica se completará durante el primer cuatrimestre de 2009 con la incorporación de un motor Diesel dCi de origen Renault de 1.5 litros de cilindrada y con dos versiones de potencia: 70 y 85 CV. En ambos casos, según los datos proporcionados por Dacia, emitirán 120 g/km de C02, por lo que estarán exentos del pago del impuesto de matriculación.

Una vez puestos al volante del Sandero, enseguida nos damos cuenta que en su desarrollo técnico se ha buscado la máxima comodidad de sus ocupantes. En el tren delantero, se recurren a un esquema de suspensiones pseudo McPherson con triángulo inferior, mientras que el eje trasero recurre a un sistema en forma de H. En zonas con muchas curvas, la carrocería de este vehículo se balancea ligeramente. Cuando atravesamos carreteras con asfalto irregular, en el interior del habitáculo no se transmiten esas irregularidades. Respecto a la dirección asistida, tiene un punto en el que no informa del todo al conductor, faltando, por tanto, algo de precisión.

En el capítulo de seguridad, el Dacia Sandero se ofrece con sistema de frenado ABS 8.1 de última generación. Cuenta asimismo con repartidor electrónico de frenado (EBV) y sistema de asistencia al frenado de emergencia (SAFE). Según el nivel de equipamiento, este modelo podrá contar con cuatro airbags (dos delanteros y dos laterales de cabeza-tórax). No lleva incorporado control de estabilidad ni de serie ni como elemento opcional; en Dacia, descartan, de momento, que el Sandero lo pueda montar en un futuro cercano.

El Dacia Sandero se venderá en el mercado español con tres niveles de equipamiento (Base, Ambiance y Laureate). Se ofrecen, además, dos packs de equipamiento: el pack eléctrico, cuyo coste es de 252 euros e incluye mando a distancia para la apertura de las puertas y elevalunas delanteros eléctricos; y el pack confort, que integra aire acondicionado y radio CD MP3 a un precio de 1.150 euros. Este vehículo dispone de una garantía de tres años o 100.000 kilómetros.

1.4 8v 75 CV Base 7.500 euros

1.4 8v 75 CV Ambiance 8.300 euros

1.4 8v 75 CV Laureate 8.900 euros

1.6 8 v 90 CV Ambiance 9.100 euros

1.6 8 v 90 CV Laureate 9.700 euros

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.