Publicidad

Contacto: Dacia Duster, economía SUV

El Dacia Duster se renueva ligeramente. No hay grandes cambios estructurales pero sí se moderniza en todos los aspectos como el equipamiento, los motores o la presentación. Lo mejor de todo es que su precio se mantiene.
Daniel Cuadrado.

Twitter: @DanielCuadradoT. -

Contacto: Dacia Duster, economía SUV

La economía no tiene por qué estar reñida con la fiabilidad o el tamaño. El Dacia Duster es un buen ejemplo de ello. Está realizado utilizando componentes de la alianza Renault-Nissan y se fabrica bajo distintas marcas y versiones, como el Renault Captur o el Nissan Terrano (en Asia) hasta tal punto que de 820.000 unidades vendidas, sólo 450.000 portaban el escudo de Duster. El poder compartir tantos componentes, fabricarse en Rumanía, Brasil, Rusia... y estar presente en tantos mercados es lo que le permite un precio final muy contenido. Ahora esta fórmula recibe su primera actualización. No hay cambios importantes en lo que a la estructura se refiere, pero sí modernizan y mejoran el conjunto sin que haya variaciones significativas en el precio final.

 

Por fuera mantiene las dimensiones de la carrocería. Cambian los faros delanteros y traseros con un nuevo diseño, así como el estilo de la calandra y la toma inferior de aire. Se añaden protecciones de bajos cromadas (según versiones) y las barras del techo tienen nuevo diseño sin cambiar su forma. La salida de escape ahora es cromada y la versión 4x4 gana altura libre al suelo. En el interior cambia por completo el salpicadero. Ahora se tiene en cuenta la presencia del navegador opcional y se moderniza el diseño. Los mandos del elevalunas pasan a las puertas y se añaden más huecos donde guardar objetos con la suma de 3,3 litros en todo el coche. Los relojes del cuadro son más elegantes y se añade la indicación de temperatura exterior.

 

Aumenta su nivel de equipamiento, tanto de serie como opcional, con el control/limitador de velocidad tan habitual y práctico que montan los Renault. Ahora dispone de sensores de aparcamiento traseros y el respaldo del acompañante se abate para poder transportar objetos de hasta 2,70 m de largo. Se añaden los airbag laterales de cabeza y torax, anclajes Isofix y un nuevo módulo del ESP con control de trayectoria. No eché en falta nada importante y necesario en el equipamiento. Las unidades que pude conducir equipaban el sistema de navegación con pantalla táctil, que es un extra que cuesta 190 euros y que no recomiendo dado lo bajo que queda; obliga a desviar la vista de la conducción si se quiere seguir.

 

Su oferta mecánica se amplia con el nuevo motor de gasolina TCe 125 CV (se fabrica en Valladolid), un motor muy interesante por su rendimiento y consumo. Ahora se ofrece también una versión GLP de fábrica, basada en el 1.6 de gasolina y 105 caballos. Mantiene el Disel 1.5 dCi en sus versiones de 90 o 110 caballos y el sistema de tracción 4x2 y 4x4, este último el mismo que equipa al Nissan Qashqai. Cuenta con cajas de cambios de cinco velocidades para los 4x2 de gasolina y de 6 marchas para los motores diésel y los tracción total. Se ha trabajado en la reducción de ruido, con un nuevo panel entre el motor y el habitáculo y pasos de rueda con mayor filtro. Todos los motores disponen de una nueva función ECO desconectable, que ayuda a bajar emisiones limitando con la electrónica y con recomendación de marcha.

 

Pude conducirlo tanto con el nuevo motor de gasolina como con el diésel de 110 CV. En ambos caso me parecieron motores muy dignos y que movían al Duster con agrado. Buenos bajos y medios en el gasolina, con un carácter muy cercano al del diésel. En carretera se aprecia una dirección algo más precisa, si bien no se han comunicado cambios oficiales, y menos movimientos de la carrocería. Hasta el día de la presentación no lo había conducido fuera del asfalto y lo cierto es que me sorprendió. A pesar de las ruedas que lleva, en campo se desenvuelve con soltura y es capaz de sacarle los colores a muchos SUV de renombre. En definitiva se trata de un coche recomendable. Se siente más refinado que antes aunque siempre teniendo en cuenta su marcado carácter SUV. El coche te parecerá razonable cuando lo conduzcas, pero estoy seguro que en cuanto veas su precio lo verás mejor todavía, ya que parte de los 10.900 euros en gasolina, de los 14.250 euros en Diesel y de los 12.900 euros en versión 4x4. Ahora dispone de una oferta de lanzamiento si se financia con la marca de 700 euros.

Galería relacionada

Nuevo Dacia Duster 2014

Te recomendamos

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Antes de que lleguen las fuertes nevadas, Autopistas se anticipa a la llegada del inv...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.