Publicidad

Toyota Prius Plug-in

El primer híbrido enchufable de Toyota ya está en la calle. 25 kilómetros de autonomía eléctrica y todas las comodidades de un modelo Prius son sus grandes bazas. El nuevo Toyota Prius Plug-in, al descubierto.
-
Toyota Prius Plug-in
Es la nueva apuesta en firme de Toyota, el siguiente paso en su búsqueda del vehículo ecológico definitivo y que continúa llamando a la conciencia medioambiental del conductor. El Prius va ya por su tercera generación, acumulando experiencia, reputación y perfeccionando con el paso del tiempo su ya reconocido sistema HSD ‘Full Hybrid’. Ahora, basándose en el híbrido por excelencia, toda esa tecnología se pone al servicio del nuevo miembro de la familia híbrida japonesa.
El Toyota Prius Plug-in, el nuevo y primer híbrido enchufable que el fabricante japonés pone a la venta en el mercado generalista, ya está a la venta en España por un precio que, con descuentos, se queda por debajo de los 30.000 euros. Antes de concretar precios, entramos en detalle en el aspecto útil y práctico del Prius Plug-in, que tiene mucho que contar. Como por ejemplo, y como aspecto diferenciador respecto al Prius estándar, su amplia autonomía eléctrica. Conservando el mismo conjunto híbrido HSD del Prius –un motor de gasolina de 1,8 litros y otro eléctrico, para una potencia combinada de 136 CV–, se gana en practicidad. Mientras que el Prius de tercera generación logra moverse durante 2 kilómetros en modo totalmente eléctrico –sin pasar, eso sí, de 50 km/h, y con una batería de níquel-hidruro metálico–, el Prius enchufable aumenta considerablemente esa autonomía eléctrica hasta los 25 kilómetros y la velocidad máxima a 85-90 km/h, gracias a su nuevo juego de baterías de ión-litio. Este juego de baterías se dividen en cuatro módulos de celdas, lo que permite, en caso de avería, no tener que sustituir todo el conjunto, sino sólo el módulo que tenga problemas, así como ahorrarnos el coste que supondría. El Toyota Prius Plug-in alcanza unos datos de consumo y emisiones de CO2 realmente sorprendentes: homologa 2,1 litros a los 100 kilómetros en su ciclo mixto, mientras que las emisiones se quedan en 49 g/km. Cuando sus baterías llegan a su fin, en modo ‘Full Hybrid’ estos datos suben hasta los 3,7 l/100 km y 85 g/km. Justo al lado de la pequeña palanca de cambio del particular color ‘azul híbrido’ de Toyota nos encontramos con los botones de selección de los modos de conducción que modifican, cada uno a su modo, el comportamiento del vehículo y el uso que hacemos en cada momento de los dos motores.

En primer lugar, el modo ‘HV’ o híbrido combinado, con un funcionamiento similar al Prius estándar. Es decir, el motor de gasolina interviene de forma integrada siempre que sea preciso y, cuando se acaba la autonomía eléctrica, se pasa al modo híbrido combinado ‘Full Hybrid’. El modo ‘EV’ es el clásico de conducción eléctrica, con toda la capacidad de la batería al uso y disfrute del conductor; eso sí, el motor de gasolina puede entrar en funcionamiento si le pedimos al vehículo más potencia. Y en tercer lugar, el modo ‘EV City’, que permite forzar más el acelerador y, en consonancia, el uso del motor eléctrico y de las baterías, sin que intervenga el motor térmico. De manera independiente nos encontramos también, al igual que en el resto de híbridos de Toyota, el modo ‘ECO’, que puede funcionar en cualquiera de los tres modos anteriores. Su función, ya conocida, es la de reducir la respuesta de aceleración y optimizar el uso del aire acondicionado para ahorrar más combustible. El hecho de disponer de una cantidad mucho más amplia de kilómetros en conducción eléctrica nos da una sensación de mayor tranquilidad, sabiendo que durante gran parte de nuestro viaje –mejor si nos movemos por ciudad– podremos disfrutar de su carácter, silenciosa y totalmente respetuoso con el medio ambiente durante unos 25 kilómetros y hasta los 90 km/h, aproximadamente. Como en todo híbrido, y en este no iba a ser menos, tendremos que cambiar nuestro ‘chip’ y recordar cuando pisemos al acelerador que tendremos que ser, en este caso todavía más, prudentes si queremos sacarle todo el partido eficiente. Siempre nos quedará la satisfacción de ver los datos de consumo después de un viaje relajado y eficiente. El Toyota Prius Plug-in conserva todas las facetas positivas que encontramos en el Prius convencional: su confort de marcha, la comodidad que ofrecen las suspensiones y un ordenador de abordo por el que podemos estar informados al detalle del tipo de conducción que tenemos y cómo se traduce en el apartado eficiente. Lo hemos notado particularmente más silencioso a partir de 80 km/h al ‘estrujar’ más de la cuenta el acelerador, momento en el que este tipo de vehículos suelen ser particularmente ruidosos. El nuevo conjunto de baterías de ión-litio, más compactas que las de hidruro de níquel metálico del Prius estándar, se ubican en un nuevo espacio bajo el suelo del maletero. Sin embargo, no pierde capacidad de almacenamiento, conservando unos espaciosos 443 litros y sin afectar tampoco al espacio disponible para los ocupantes de las plazas traseras. Estéticamente, el Prius enchufable cuenta con ligeros cambios en su diseño, centrados en su rejilla y paragolpes de diseño exclusivo, unos grupos ópticos traseros con cristales claros, acabado cromado brillante en los tiradores de las puertas y una mayor calidad percibida en el habitáculo. El diseño de la consola central ha sido revisado, así como la pantalla multifunción, que ha sido mejorada. El Toyota Prius Plug-in sale al mercado con un precio de partida de 33.900 euros, descuentos aparte. Sin embargo, gracias a la campaña ‘Toyota Economía’, mediante el que la marca subvenciona en España la compra de cualquiera de sus vehículos híbridos, a esos 33.900 euros habrá que descontarle 2.300 euros, quedándose así en un precio final de 31.600 euros.

No se quedan aquí las posibilidades de adquirir el Prius enchufable por menos precio. Si optamos por pedir las ayudas estatales a la compra de vehículos híbridos enchufables, recogidas en el Plan Integral del Real Decreto 417/2012, podemos obtener un descuento adicional de 2.000 euros, siendo el precio final de 29.600 euros. En cuanto a las ayudas autonómicas, todo dependerá de la región en la que se compre el Prius Plug-in. Por ejemplo, en el País Vasco, la compra de este híbrido enchufable se subvenciona con 5.000 euros –no combinables con la ayuda estatal–, quedándose su precio en 26.600 euros. Precios gama Toyota Prius Plug-in (sin descuentos):
- Prius Plug-in Advance: 33.900 euros *
- Prius Plug-in Executive: 41.500 euros **

*Sobreprecio de 8.000 euros respecto al Prius Advance, pero incluyendo asientos calefactables.
**Sobreprecio de 10.000 euros respecto al Prius Executive, pero con el pack Premium (Touch Pro) y llantas de 15 pulgadas de diámetro. "Sigue leyendo..."
- Proyecto de desarrollo del Prius Plug-in
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.