Publicidad

Opel Insignia 1.5 Turbo vs Skoda Superb 1.4 TSI: ¿cuál es mejor berlina?

Opel Insignia y Skoda Superb nos enseñan hoy hasta qué punto las marcas ofrecen cada día coches mejores y más avanzados. Espacio, consumos, prestaciones… ¿Cuál gana?
Óscar Díaz.

Twitter: @autopista_es Fotos: Israel Gardyn. -

Opel Insignia 1.5 Turbo vs Skoda Superb 1.4 TSI: ¿cuál es mejor berlina?

El nuevo Opel Insignia tiene todo en su mano para poder ser una referencia en términos de calidad de rodadura, confort y rendimiento en viaje entre las berlinas grandes. Y para comprobarlo, nada mejor que compararlo con uno de sus rivales más temibles en términos de construcción, eficacia, funcionalidad y posibilidades de equipamiento opcional: el gran Skoda Superb.

La ruptura de Opel con su nuevo Insignia ha sido radical tanto en el fondo como en la forma. El resultado es una carrocería de imagen más potente, más larga, ancha y baja que la anterior. Al tiempo, el interior se ha modernizado y simplificado, aunque sin perder sensación de calidad. Ya no hay un botón por cada función en la consola central y sí hay una pantalla táctil que controla los elementos de comunicación y audio, aunque mantiene pulsadores específicos para los mandos de uso más habitual como la climatización o el audio.Skoda Superb vs Opel Insignia

Sus motores

Comparado con su antecesor dotado con un motor de gasolina equivalente (aquel 1.4 ha sido sustituido hoy por un novedoso 1.5 Turbo con una mejor entrega de potencia -140 CV- y par), los progresos del nuevo Opel Insignia son evidentes. No sólo resulta 100 kg más ligero, sino que es algo más amplio, especialmente en unas plazas traseras con más anchura, espacio para piernas y altura, y un maletero, que roza los 500 litros de capacidad real de carga.

Pero el nuevo Opel Insignia también consume 1 litro menos de gasolina cada 100 km y, por si fuera poco, prácticamente reduce a la mitad el tiempo necesario para pasar de 80 a 120 km/h sin reducir marchas en quinta y sexta velocidad, lo que sirve para hacer justicia con el progreso realizado por Opel y contextualizarlo con sus rivales actuales.

CONSUMOS Opel Insignia 1.5 Turbo/140 CV Skoda Superb 1.4 TSI/150 CV
Consumo en ciudad 7,4 l/100 km 7,0 l/100 km s
Consumo en carretera 5,2 l/100 km 5,2 l/100 km
Consumo medio 6,1 l/100 km 5,9 l/100 km s

Entre ellos, el Skoda Superb es uno de los más duros ya que no sólo es referencia en cuanto a espacio, especialmente el trasero y cuenta con el maletero más impresionante de la categoría. Sus revestimientos dan sensación de calidad, presentan un ajuste muy uniforme, dispone de un equipamiento de lo más sofisticado y su conducción puede satisfacer tanto a quienes prefieren el dinamismo como a los que sólo quieren precisión y una mecánica plenamente satisfactoria. En este caso lo probamos con el siempre brillante gasolina 1.4 TSI de 150 CV.Opel Insignia vs Skoda Superb

Grandes familiares

Midiendo cerca de 4,9 metros de longitud no es de extrañar que tanto Opel Insignia como Skoda Superb permitan viajar cómoda y holgadamente a cuatro personas, aunque en los dos un tercer pasajero trasero quedará condenado a no ir tan cómodo. Y es que ambos están preformados para dos ocupantes y cuentan con una zona central no sólo más corta, sino también sobreelevada. Con el metro en la mano, el Opel Insignia soporta la presión de su antagonista y, pese a ceder por cuatro centímetros en cuanto a espacio para las piernas detrás, sus 79 centímetros le sitúan bien por encima de la media de la categoría.

Dicho de otro modo, cuatro pasajeros de casi 1,9 metros de altura podrían viajar en el Opel Insignia sin problemas, aunque los traseros irían con las rodillas algo elevadas, y su acceso también es algo más cómodo, aunque el ir situado más bajo —casi 7 cm— no sólo condiciona la entrada y salida, sino que también puede hacer más difícil introducir en su silla a un niño pequeño que en el Skoda Superb. El maletero, por su parte, es territorio del Skoda.

<
ESPACIO Opel Insignia 1.5 Turbo/140 CV Skoda Superb 1.4 TSI/150 CV
Anchura delantera 144 cm 145 cm
Anchura trasera 144 cm 145 cm
Altura delantera 94-101 cm 96-90 cm
Altura trasera 87 cm 88 cm
Espacio para piernas 79 cm 83 cm
Maletero 495 litros 595 litros

Las regulaciones del volante, seis centímetros en profundidad y cuatro en altura, pueden permitir adaptar la posición de conducción a demandas de lo más variadas. Sin embargo, en el Opel Insignia se va sentado más cerca del suelo y el aro queda en una posición más elevada, lo que puede hacer sentirse algo más cómodos a quienes gustan de una posición alta del volante, con el extremo superior del aro prácticamente a la altura de los ojos.Interior Opel Insignia

El Skoda Superb, en cambio, lo mantiene algo más cerca del suelo y puede ser incluso más válido para las personas más altas dada su superior distancia máxima hacia los pedales. Su suave tacto al maniobrar no es obstáculo para que tenga una agradable resistencia al giro al circular deprisa y demuestre precisión de guiado. También su selector es algo más preciso y con recorridos más cortos que en el Opel, si bien es cierto que tras pasar un tiempo al volante nos acostumbraremos a sus recorridos más largos y a su tacto un poco menos firme.

Rodadores… y mucho más

Prestacionalmente, la ventaja va a ser, de nuevo por pequeño margen, del Skoda Superb, que aísla el habitáculo de manera más eficaz y consigue protegerlo mejor de la sonoridad tanto del motor como de la aerodinámica —especialmente en las plazas traseras—. También es un poco más frugal en su consumo de gasolina en ciudad, y consigue detenerse en unos pocos metros menos.

Pero el Skoda Superb cede frente al Opel Insignia en la maniobra de adelantamiento, especialmente en las marchas más largas, de modo que exige una conducción más participativa por parte del conductor que el Opel, y puede marcar una de las diferencias entre nuestros protagonistas. Sí. El Skoda Superb cuenta con un punto algo más deportivo mientras que en el Opel Insignia se apreciaría cierta preferencia por la conducción más relajada, más orientada a trasladarse de un punto a otro en poco tiempo, con comodidad y preferencia por las vías desdobladas.

PRESTACIONES Opel Insignia 1.5 Turbo/140 CV Skoda Superb 1.4 TSI/150 CV
Acel. 0-100 km/h 9,91 s 9,01 s
Acel. 0-1000 metros 30,95 s 30,43 s
Adelantamiento 80-120 km/h 7,41 s 8,30 s
Sonoridad a ralentí 46,4 dB 46,6 dB
Sonoridad 100 km/h 66,9 dB 65,1 dB
Frenada desde 100 km/h 38,62 m 38,10 m
Peso en báscula 1.503 kg 1.511 kg

Porque el Opel Insignia es un punto menos ágil, al menos con la suspensión fija que equipa de serie —aunque como el Superb ofrece una pilotada, por 900 euros en este caso—. Sí ofrece un equilibrio más que correcto entre confort y sujeción, sin que se aprecien intranquilizadores movimientos de carrocería en frenadas o curvas, ni que sea incómodo encontrarse baches o reductores de velocidad.Interior Skoda Superb

Cómo vayamos a sentir al Skoda Superb dependerá en buena medida del equipo opcional que elijamos. Y es que si optamos por la suspensión DCC y el selector de modos de conducción vamos a poder pasar de una berlina confortable, subviradora y no especialmente ágil, aunque realmente cómoda en el bacheo, a una muy firme de dirección y suspensión, de enorme precisión en su conducción y un talante más dinámico que el del Insignia.

Hay que echar cuentas

Eso sí, el imponente equipamiento opcional que ambos ofrecen en su catálogo puede desequilibrar las ajustadas tarifas que ofrecen. Son apenas 700 euros los que cuesta más el Opel Insignia, que no cuenta con descuento oficial de marca actualmente y de nuevo queda ligeramente por detrás del Skoda Superb. Éste, al acumular varias pequeñas ventajas sale victorioso de este enfrentamiento. Pese a ello, el Opel se ha mostrado como una propuesta formidable para una utilización familiar en el día a día o a la hora de viajar. Además, incluye opciones como los faros led dobles, la proyección de información sobre el parabrisas o un imponente equipamiento de seguridad en la conducción que refuerzan esa sensación agradable que desprende, y hará que quien se decante por él no se sienta decepcionado por la decisión. Para nada.

También te puede interesar:

El futuro de las berlinas medias: A4, Serie 3, Clase C…

La reinvención de la berlina: Peugeot 508, VW Arteon, Kia Stinger…

La ruptura de Opel con su nuevo Insignia ha sido radical tanto en el fondo como en la forma. El resultado es una carrocería de imagen más potente, más larga, ancha y baja que la anterior. Al tiempo, el interior se ha modernizado y simplificado, aunque sin perder sensación de calidad. Ya no hay un botón por cada función en la consola central y sí hay una pantalla táctil que controla los elementos de comunicación y audio, aunque mantiene pulsadores específicos para los mandos de uso más habitual como la climatización o el audio.Skoda Superb vs Opel Insignia

Sus motores

Comparado con su antecesor dotado con un motor de gasolina equivalente (aquel 1.4 ha sido sustituido hoy por un novedoso 1.5 Turbo con una mejor entrega de potencia -140 CV- y par), los progresos del nuevo Opel Insignia son evidentes. No sólo resulta 100 kg más ligero, sino que es algo más amplio, especialmente en unas plazas traseras con más anchura, espacio para piernas y altura, y un maletero, que roza los 500 litros de capacidad real de carga.

Pero el nuevo Opel Insignia también consume 1 litro menos de gasolina cada 100 km y, por si fuera poco, prácticamente reduce a la mitad el tiempo necesario para pasar de 80 a 120 km/h sin reducir marchas en quinta y sexta velocidad, lo que sirve para hacer justicia con el progreso realizado por Opel y contextualizarlo con sus rivales actuales.

CONSUMOS Opel Insignia 1.5 Turbo/140 CV Skoda Superb 1.4 TSI/150 CV
Consumo en ciudad 7,4 l/100 km 7,0 l/100 km s
Consumo en carretera 5,2 l/100 km 5,2 l/100 km
Consumo medio 6,1 l/100 km 5,9 l/100 km s
Publicidad

Entre ellos, el Skoda Superb es uno de los más duros ya que no sólo es referencia en cuanto a espacio, especialmente el trasero y cuenta con el maletero más impresionante de la categoría. Sus revestimientos dan sensación de calidad, presentan un ajuste muy uniforme, dispone de un equipamiento de lo más sofisticado y su conducción puede satisfacer tanto a quienes prefieren el dinamismo como a los que sólo quieren precisión y una mecánica plenamente satisfactoria. En este caso lo probamos con el siempre brillante gasolina 1.4 TSI de 150 CV.Opel Insignia vs Skoda Superb

Grandes familiares

Midiendo cerca de 4,9 metros de longitud no es de extrañar que tanto Opel Insignia como Skoda Superb permitan viajar cómoda y holgadamente a cuatro personas, aunque en los dos un tercer pasajero trasero quedará condenado a no ir tan cómodo. Y es que ambos están preformados para dos ocupantes y cuentan con una zona central no sólo más corta, sino también sobreelevada. Con el metro en la mano, el Opel Insignia soporta la presión de su antagonista y, pese a ceder por cuatro centímetros en cuanto a espacio para las piernas detrás, sus 79 centímetros le sitúan bien por encima de la media de la categoría.

Dicho de otro modo, cuatro pasajeros de casi 1,9 metros de altura podrían viajar en el Opel Insignia sin problemas, aunque los traseros irían con las rodillas algo elevadas, y su acceso también es algo más cómodo, aunque el ir situado más bajo —casi 7 cm— no sólo condiciona la entrada y salida, sino que también puede hacer más difícil introducir en su silla a un niño pequeño que en el Skoda Superb. El maletero, por su parte, es territorio del Skoda.

<
ESPACIO Opel Insignia 1.5 Turbo/140 CV Skoda Superb 1.4 TSI/150 CV
Anchura delantera 144 cm 145 cm
Anchura trasera 144 cm 145 cm
Altura delantera 94-101 cm 96-90 cm
Altura trasera 87 cm 88 cm
Espacio para piernas 79 cm 83 cm
Maletero 495 litros 595 litros
Publicidad

Las regulaciones del volante, seis centímetros en profundidad y cuatro en altura, pueden permitir adaptar la posición de conducción a demandas de lo más variadas. Sin embargo, en el Opel Insignia se va sentado más cerca del suelo y el aro queda en una posición más elevada, lo que puede hacer sentirse algo más cómodos a quienes gustan de una posición alta del volante, con el extremo superior del aro prácticamente a la altura de los ojos.Interior Opel Insignia

El Skoda Superb, en cambio, lo mantiene algo más cerca del suelo y puede ser incluso más válido para las personas más altas dada su superior distancia máxima hacia los pedales. Su suave tacto al maniobrar no es obstáculo para que tenga una agradable resistencia al giro al circular deprisa y demuestre precisión de guiado. También su selector es algo más preciso y con recorridos más cortos que en el Opel, si bien es cierto que tras pasar un tiempo al volante nos acostumbraremos a sus recorridos más largos y a su tacto un poco menos firme.

Rodadores… y mucho más

Prestacionalmente, la ventaja va a ser, de nuevo por pequeño margen, del Skoda Superb, que aísla el habitáculo de manera más eficaz y consigue protegerlo mejor de la sonoridad tanto del motor como de la aerodinámica —especialmente en las plazas traseras—. También es un poco más frugal en su consumo de gasolina en ciudad, y consigue detenerse en unos pocos metros menos.

Pero el Skoda Superb cede frente al Opel Insignia en la maniobra de adelantamiento, especialmente en las marchas más largas, de modo que exige una conducción más participativa por parte del conductor que el Opel, y puede marcar una de las diferencias entre nuestros protagonistas. Sí. El Skoda Superb cuenta con un punto algo más deportivo mientras que en el Opel Insignia se apreciaría cierta preferencia por la conducción más relajada, más orientada a trasladarse de un punto a otro en poco tiempo, con comodidad y preferencia por las vías desdobladas.

PRESTACIONES Opel Insignia 1.5 Turbo/140 CV Skoda Superb 1.4 TSI/150 CV
Acel. 0-100 km/h 9,91 s 9,01 s
Acel. 0-1000 metros 30,95 s 30,43 s
Adelantamiento 80-120 km/h 7,41 s 8,30 s
Sonoridad a ralentí 46,4 dB 46,6 dB
Sonoridad 100 km/h 66,9 dB 65,1 dB
Frenada desde 100 km/h 38,62 m 38,10 m
Peso en báscula 1.503 kg 1.511 kg
Publicidad

Porque el Opel Insignia es un punto menos ágil, al menos con la suspensión fija que equipa de serie —aunque como el Superb ofrece una pilotada, por 900 euros en este caso—. Sí ofrece un equilibrio más que correcto entre confort y sujeción, sin que se aprecien intranquilizadores movimientos de carrocería en frenadas o curvas, ni que sea incómodo encontrarse baches o reductores de velocidad.Interior Skoda Superb

Cómo vayamos a sentir al Skoda Superb dependerá en buena medida del equipo opcional que elijamos. Y es que si optamos por la suspensión DCC y el selector de modos de conducción vamos a poder pasar de una berlina confortable, subviradora y no especialmente ágil, aunque realmente cómoda en el bacheo, a una muy firme de dirección y suspensión, de enorme precisión en su conducción y un talante más dinámico que el del Insignia.

Hay que echar cuentas

Eso sí, el imponente equipamiento opcional que ambos ofrecen en su catálogo puede desequilibrar las ajustadas tarifas que ofrecen. Son apenas 700 euros los que cuesta más el Opel Insignia, que no cuenta con descuento oficial de marca actualmente y de nuevo queda ligeramente por detrás del Skoda Superb. Éste, al acumular varias pequeñas ventajas sale victorioso de este enfrentamiento. Pese a ello, el Opel se ha mostrado como una propuesta formidable para una utilización familiar en el día a día o a la hora de viajar. Además, incluye opciones como los faros led dobles, la proyección de información sobre el parabrisas o un imponente equipamiento de seguridad en la conducción que refuerzan esa sensación agradable que desprende, y hará que quien se decante por él no se sienta decepcionado por la decisión. Para nada.

También te puede interesar:

El futuro de las berlinas medias: A4, Serie 3, Clase C…

La reinvención de la berlina: Peugeot 508, VW Arteon, Kia Stinger…

Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.