Publicidad

Citroën Grand C4 Picasso 1.6 HDi

La luz se hizo para las familias numerosas. Este Picasso pinta con nuevas notas el mercado de los monovolúmenes compactos: más espacio acristalado que ninguno, centímetros extra en su interior, el motor más ahorrador y silencioso del segmento y siete plazas a la carta.
-
Citroën Grand C4 Picasso 1.6 HDi
Ver vídeosVer vídeo
Todo a la “vista”. Citroën nos abre las ventanas a un nuevo diseño de monovolúmenes. Y nunca mejor dicho: el Grand C4 Picasso posee 5,2 m2 de superficie acristalada. Si montas el techo panorámico, aumenta hasta 6,4 m2. Esto sí que es conducción en cinemascope.

En realidad, no es el que más altura ofrece para el conductor (97 cm frente a los 101 del Toyota Corolla Verso), pero no se aprecia así. Al volante, nos aborda una gran sesanción de amplitud; casi creemos estar en otro tipo de vehículo. Gracias al enorme parabrisas y los estrechos montantes, apenas hay puntos muertos. Además, ha desaparecido el túnel central: el cambio se sitúa en el volante y el freno de mano ahora es eléctrico. El espacio ganado se emplea para las guanteras: tiene hasta cuatro (la central hasta refrigerada). Con este nuevo diseño, el climatizador también está más a mano. Se encuadra a la izquierda del volante, mientras que el acompañante tiene sus propios mandos. También los pasajeros de las plazas traseras cuentan con regulación propia de temperatura. Pero ya que tenemos sentado al conductor, pasemos a acomodar al resto de pasajeros. Hay que sacar partido al interior tipo “tetris” que se han marcado en Citroën, porque, aquí donde lo ves, con sus 4,59 metros de longitud, puede albergar hasta siete ocupantes: cada uno con su propio asiento, individual y adaptable. Esto sí que es flexibilidad en la familia y no la de Zapatero. Dos, tres, cuatro y un perro, cinco y la abuela, siete y la compra, papá-mamá y las bicis... todo cabe y tiene su propio sitio. Los asientos delanteros se desplazan longitudinalmente 21 centímetros y se elevan hasta 50 milímetros. La segunda fila presenta tres asientos de la misma anchura, para que el central no vaya “encajonado”. Además, cada uno se puede desplazar individualmente 13 centímetros: así evitaremos los hombros de el de al lado.

Esta segunda fila se retira fácilmente para facilitar el acceso a los asientos traseros. Tan sólo hay que apretar un botón y la banqueta sube automáticamente hacia el respaldo (igual que se pliegan las butacas, sobre su eje), el asiento se desliza y se coloca detrás del de la primera fila. La única pega es que los respaldos son algo cortos. En la tercera fila, encontramos dos asientos extra. Se abren con facilidad: tan sólo con tirar de una especie de tirador que llevan en el respaldo. Cuando se esconden, quedan al ras, pero, al extenderse, el suelo está algo más hundido, con lo que los ocupantes contarán con más espacio para las piernas. Si contamos con las siete plazas, aún tendremos 135 litros de maletero (lo que da para dos o tres maletas). Con cinco plazas, ya contamos con 755 litros, espacio más que suficiente para llevar, por ejemplo, dos bicis. Sin embargo, ten cuidado de no pinchar, ya que no hay rueda de repuesto. Siete rivales en el segmento de los siete plazas: Grand C4 Picasso, Opel Zafira, Renault Grand Scénic, Toyota Corolla Verso, Mazda5, Kia Carens y Volkswagen Touran. Te abrimos sus puertas: no te pierdas la comparativa de medidas que ha hecho nuestro Centro Técnico. · El más largo, con 4,59 metros
· El más ancho, con 1,83 metros
· El más alto, con 1,68 metros
· El más ancho en las plazas delanteras (empatado con el Carens)
· No olvides que la tercera fila de asientos es de serie. El Kia Carens la monta por 450 euros extra y el Volkswagen Touran por 705.
Cotas interiores
Grand C4 Picasso
Zafira
Grand Sénic
Corolla Verso
Carens
Mazda5
Touran
Altura del/tras (cm) 147/143 141/142 142/141 143/142 147/144 141/140 142/142
Anchura mín/max conductor (cm) 97/103 98/102 92/97 101/106 94/99 96/102 96/103
Altura en plazas traseras (cm) 94 98 90 97 100 97 96
Maletero (l) 135 155 185 75 95 120 125
Ver vídeosVer vídeo
Todo a la “vista”. Citroën nos abre las ventanas a un nuevo diseño de monovolúmenes. Y nunca mejor dicho: el Grand C4 Picasso posee 5,2 m2 de superficie acristalada. Si montas el techo panorámico, aumenta hasta 6,4 m2. Esto sí que es conducción en cinemascope.

En realidad, no es el que más altura ofrece para el conductor (97 cm frente a los 101 del Toyota Corolla Verso), pero no se aprecia así. Al volante, nos aborda una gran sesanción de amplitud; casi creemos estar en otro tipo de vehículo. Gracias al enorme parabrisas y los estrechos montantes, apenas hay puntos muertos. Además, ha desaparecido el túnel central: el cambio se sitúa en el volante y el freno de mano ahora es eléctrico. El espacio ganado se emplea para las guanteras: tiene hasta cuatro (la central hasta refrigerada). Con este nuevo diseño, el climatizador también está más a mano. Se encuadra a la izquierda del volante, mientras que el acompañante tiene sus propios mandos. También los pasajeros de las plazas traseras cuentan con regulación propia de temperatura. Pero ya que tenemos sentado al conductor, pasemos a acomodar al resto de pasajeros. Hay que sacar partido al interior tipo “tetris” que se han marcado en Citroën, porque, aquí donde lo ves, con sus 4,59 metros de longitud, puede albergar hasta siete ocupantes: cada uno con su propio asiento, individual y adaptable. Esto sí que es flexibilidad en la familia y no la de Zapatero. Dos, tres, cuatro y un perro, cinco y la abuela, siete y la compra, papá-mamá y las bicis... todo cabe y tiene su propio sitio. Los asientos delanteros se desplazan longitudinalmente 21 centímetros y se elevan hasta 50 milímetros. La segunda fila presenta tres asientos de la misma anchura, para que el central no vaya “encajonado”. Además, cada uno se puede desplazar individualmente 13 centímetros: así evitaremos los hombros de el de al lado.

Esta segunda fila se retira fácilmente para facilitar el acceso a los asientos traseros. Tan sólo hay que apretar un botón y la banqueta sube automáticamente hacia el respaldo (igual que se pliegan las butacas, sobre su eje), el asiento se desliza y se coloca detrás del de la primera fila. La única pega es que los respaldos son algo cortos. En la tercera fila, encontramos dos asientos extra. Se abren con facilidad: tan sólo con tirar de una especie de tirador que llevan en el respaldo. Cuando se esconden, quedan al ras, pero, al extenderse, el suelo está algo más hundido, con lo que los ocupantes contarán con más espacio para las piernas. Si contamos con las siete plazas, aún tendremos 135 litros de maletero (lo que da para dos o tres maletas). Con cinco plazas, ya contamos con 755 litros, espacio más que suficiente para llevar, por ejemplo, dos bicis. Sin embargo, ten cuidado de no pinchar, ya que no hay rueda de repuesto. Siete rivales en el segmento de los siete plazas: Grand C4 Picasso, Opel Zafira, Renault Grand Scénic, Toyota Corolla Verso, Mazda5, Kia Carens y Volkswagen Touran. Te abrimos sus puertas: no te pierdas la comparativa de medidas que ha hecho nuestro Centro Técnico. · El más largo, con 4,59 metros
· El más ancho, con 1,83 metros
· El más alto, con 1,68 metros
· El más ancho en las plazas delanteras (empatado con el Carens)
· No olvides que la tercera fila de asientos es de serie. El Kia Carens la monta por 450 euros extra y el Volkswagen Touran por 705.
Cotas interiores
Grand C4 Picasso
Zafira
Grand Sénic
Corolla Verso
Carens
Mazda5
Touran
Altura del/tras (cm) 147/143 141/142 142/141 143/142 147/144 141/140 142/142
Anchura mín/max conductor (cm) 97/103 98/102 92/97 101/106 94/99 96/102 96/103
Altura en plazas traseras (cm) 94 98 90 97 100 97 96
Maletero (l) 135 155 185 75 95 120 125

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.