Publicidad

Probamos el Citroën C3 Aircross con Grip Control en nieve: ¿como un 4x4?

El Citroën C3 Aircross saca su lado más SUV gracias a su Grip Crontrol que probamos en las pistas nevadas y heladas de los Alpes franceses, pasando la prueba con buena nota.
-
Probamos el Citroën C3 Aircross con Grip Control en nieve: ¿como un 4x4?

Conocíamos sus aptitudes sobre arena y barro, y también claro sobre carretera y ciudad, así que ahora nos tocaba comprobar el comportamiento del Citroën C3 Aircrosss equipado con Grip Control (un control de tracción inteligente) sobre hielo y nieve. Y qué mejor que las estaciones de Val d'Isère y el circuito de conducción de Tignes, en los Alpes Franceses, para testarlo.

Comenzamos nuestra prueba por carretera, un asfalto frío y prácticamente despejado, con gran cantidad de nieve a ambos lados debido a la intensa nevada caída el día anterior. Con temperaturas bajo cero sorteamos sin problemas las placas de hielo que se forman en la calzada en nuestro ascenso a la estación. Por carretera el control del C3 Aircross es total. Cabe comentar que acompañan al sistema Grip Control unos neumáticos de invierno, Mud & Snow, que también permiten optimizar el agarre. Neumáticos que equiparán todas las unidades que conduzcamos en nuestra prueba. Una vez en la estación, donde se acumula gran cantidad de nieve, solo en momentos puntuales observamos algunas leves pérdidas de adherencia, sobre todo por el hielo en las capas inferiores.

Citroën C3 Aircross Grip ControlPero es en el circuito de Tignes, a pie de pistas, en donde tenemos oportunidad de comprobar en profundidad lo que nos ofrece el Grip Control en este C3 Aircross en condiciones de baja adherencia. Primero, en una pista exterior, sobre nieve, y con hielo en la zona más inferior, en recta y curva. La diferencia de llevar el modo nieve –el Grip Control ofrece cinco modos de conducción (standard, arena, barro, nieve y ESP off)- a no llevarlo es notable, se consigue una mayor adherencia, y la entrada y salida de las curvas se realiza con más seguridad. Da sensación de más control del vehículo. Desarrollado con Bosch, nos cuentan que este modo adapta instantáneamente el patinado de cada una de las ruedas  motrices a las condiciones de adherencia disponibles.

Pero, ¿el Grip Control tiene el mismo comportamiento que un sistema de tracción total? No, claro, pero ofrece un claro mayor control que si circulamos sin este dispositivo, es decir con las versiones convencionales de tracción delantera. Tal y como nos cuenta el responsable del programa Grip Control de PSA, Phillipe Blaise, es una forma de ofrecer más opciones offroad a los compradores sin necesidad de desarrollar una tracción total, con el gasto que esto conlleva... tanto para fabricante como para el cliente final, puntualizamos. Varios modelos del grupo lo equipan, desde el Citroen C4 Cactus, hasta el Peugeot 3008.

Citroën C3 Aircross

En nuestra prueba tenemos ocasión de enfrentarlo en un test de frenada de 60 km/h a 0, con el Peugeot 4008 equipado con tracción total, pero con neumáticos de verano. La diferencia a favor del C3 Aircross equipado con Grip Control es total. El control del vehículo en las situaciones de gran decelaración es mucho mayor en el pequeño Citroën.

El Grip Control se asocia al Control de descenso (Hill Assist Descent), un sistema que también tenemos ocasión de probar en terrreno semi-helado con fuerte pendiente, con buen resultado, permitiendo un descenso mucho más controlado.

También te puede interesar:

Superprueba del Citroën C3 Aircross BlueHDI

Probamos el C3 Aircross 

Citroën C3 Aircross, un éxito de ventas 

Comenzamos nuestra prueba por carretera, un asfalto frío y prácticamente despejado, con gran cantidad de nieve a ambos lados debido a la intensa nevada caída el día anterior. Con temperaturas bajo cero sorteamos sin problemas las placas de hielo que se forman en la calzada en nuestro ascenso a la estación. Por carretera el control del C3 Aircross es total. Cabe comentar que acompañan al sistema Grip Control unos neumáticos de invierno, Mud & Snow, que también permiten optimizar el agarre. Neumáticos que equiparán todas las unidades que conduzcamos en nuestra prueba. Una vez en la estación, donde se acumula gran cantidad de nieve, solo en momentos puntuales observamos algunas leves pérdidas de adherencia, sobre todo por el hielo en las capas inferiores.

Citroën C3 Aircross Grip ControlPero es en el circuito de Tignes, a pie de pistas, en donde tenemos oportunidad de comprobar en profundidad lo que nos ofrece el Grip Control en este C3 Aircross en condiciones de baja adherencia. Primero, en una pista exterior, sobre nieve, y con hielo en la zona más inferior, en recta y curva. La diferencia de llevar el modo nieve –el Grip Control ofrece cinco modos de conducción (standard, arena, barro, nieve y ESP off)- a no llevarlo es notable, se consigue una mayor adherencia, y la entrada y salida de las curvas se realiza con más seguridad. Da sensación de más control del vehículo. Desarrollado con Bosch, nos cuentan que este modo adapta instantáneamente el patinado de cada una de las ruedas  motrices a las condiciones de adherencia disponibles.

Pero, ¿el Grip Control tiene el mismo comportamiento que un sistema de tracción total? No, claro, pero ofrece un claro mayor control que si circulamos sin este dispositivo, es decir con las versiones convencionales de tracción delantera. Tal y como nos cuenta el responsable del programa Grip Control de PSA, Phillipe Blaise, es una forma de ofrecer más opciones offroad a los compradores sin necesidad de desarrollar una tracción total, con el gasto que esto conlleva... tanto para fabricante como para el cliente final, puntualizamos. Varios modelos del grupo lo equipan, desde el Citroen C4 Cactus, hasta el Peugeot 3008.

Citroën C3 Aircross

Publicidad

En nuestra prueba tenemos ocasión de enfrentarlo en un test de frenada de 60 km/h a 0, con el Peugeot 4008 equipado con tracción total, pero con neumáticos de verano. La diferencia a favor del C3 Aircross equipado con Grip Control es total. El control del vehículo en las situaciones de gran decelaración es mucho mayor en el pequeño Citroën.

El Grip Control se asocia al Control de descenso (Hill Assist Descent), un sistema que también tenemos ocasión de probar en terrreno semi-helado con fuerte pendiente, con buen resultado, permitiendo un descenso mucho más controlado.

También te puede interesar:

Superprueba del Citroën C3 Aircross BlueHDI

Probamos el C3 Aircross 

Citroën C3 Aircross, un éxito de ventas 

Publicidad
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.