Publicidad

Chevrolet Captiva 2.0 VCDi LS7

Prescinde de la tracción total y reduce ligeramente su potencia respecto al motor 2.0 Diesel de 150 CV, pero mantiene la imagen y las siete plazas conocidas. Logra similares prestaciones, inferiores consumos y se ofrece a un precio muy competitivo.
-
Chevrolet Captiva 2.0 VCDi LS7
Ver vídeosVer vídeo
El mercado de los SUV continúa en sus mejores momentos en Europa. La cuota de mercado se ha duplicado desde 1998 hasta el 6 por ciento y, según las previsiones anunciadas por Chevrolet, auguran un crecimiento en las ventas cercano al 50 por ciento hasta el año 2010. En España las cifras también son optimistas. Desde que se lanzó el Captiva en octubre de 2006 se han vendido más de 4.500 unidades y la marca estima un crecimiento general de ventas para este año en torno al ocho por ciento, con unas 32.000 unidades matriculadas, pese a la situación general del mercado. Gran parte del éxito esperado se apoya en la nueva versión del Captiva, dotada de tracción delantera únicamente y con un precio muy atractivo, que la marca lanza al mercado español con la intención de potenciar las ventas y cubrir el hueco existente entre la variante de gasolina 2.4 y la versión Diesel de 150 CV. Para ello han partido de la configuración de siete plazas y del motor 2.0 VCDi, aunque con algunas modificaciones técnicas. La base es el mismo propulsor conocido de dos litros Diesel y 150 CV, dotado de turbocompresor de geometría variable y sistema common rail, pero la electrónica ha sido responsable de una rebaja de potencia hasta los 127 CV. También la cifra de par sufre una ligera merma, quedando en 30 mkg a 2.000 rpm. El resto de órganos mecánicos no ha sido modificado, excepto la relación del grupo de la caja de cambios, que ya fue acortada recientemente y que se emplea en todas las versiones Diesel manuales del Captiva e incluso en la variante 2.4 de gasolina. En marcha -y en carretera- no se aprecia una importante diferencia de potencia respecto a las variantes Diesel de 150 CV, sin embargo, en campo, se pierden la mayoría de las aptitudes TT de las variantes 4x4, ya que éste sólo dispone de tracción delantera, aunque la altura libre al suelo se mantiene idéntica. Apenas varían las cifras de aceleración o velocidad máxima, mientras que los consumos se benefician de una reducción de tres décimas de media respecto a la versión de 150 CV. Otra de las novedades que presenta el LS7 es la incorporación de la suspensión posterior autonivelante, que será montada en el resto de versiones de la gama que no la llevaban con anterioridad, airbag laterales, llantas de aleación de 17” con neumáticos 235/60, sistema de control de estabilidad con función de descenso de pendientes y sensor de ayuda al aparcamiento, montado ahora de serie. Esta variante de siete plazas y motor de 127 CV ya se encuentra disponible en la red comercial con un precio de 27.350 euros.

Los cambios en la gama del todocamino de Chevrolet se completarán después del verano con algunas mejoras referidas al equipamiento. Así, el 2.4 LS de gasolina incorporará de serie los airbag laterales, y las terminaciones LT añadirán sistema de encendido de luces, sensor de lluvia y control de velocidad de crucero, además de sensor de aparcamiento en las versiones de cinco plazas. En el caso del LTX, tope de gama del modelo, se incluirán las lunas tintadas.
Ver vídeosVer vídeo
El mercado de los SUV continúa en sus mejores momentos en Europa. La cuota de mercado se ha duplicado desde 1998 hasta el 6 por ciento y, según las previsiones anunciadas por Chevrolet, auguran un crecimiento en las ventas cercano al 50 por ciento hasta el año 2010. En España las cifras también son optimistas. Desde que se lanzó el Captiva en octubre de 2006 se han vendido más de 4.500 unidades y la marca estima un crecimiento general de ventas para este año en torno al ocho por ciento, con unas 32.000 unidades matriculadas, pese a la situación general del mercado. Gran parte del éxito esperado se apoya en la nueva versión del Captiva, dotada de tracción delantera únicamente y con un precio muy atractivo, que la marca lanza al mercado español con la intención de potenciar las ventas y cubrir el hueco existente entre la variante de gasolina 2.4 y la versión Diesel de 150 CV. Para ello han partido de la configuración de siete plazas y del motor 2.0 VCDi, aunque con algunas modificaciones técnicas. La base es el mismo propulsor conocido de dos litros Diesel y 150 CV, dotado de turbocompresor de geometría variable y sistema common rail, pero la electrónica ha sido responsable de una rebaja de potencia hasta los 127 CV. También la cifra de par sufre una ligera merma, quedando en 30 mkg a 2.000 rpm. El resto de órganos mecánicos no ha sido modificado, excepto la relación del grupo de la caja de cambios, que ya fue acortada recientemente y que se emplea en todas las versiones Diesel manuales del Captiva e incluso en la variante 2.4 de gasolina. En marcha -y en carretera- no se aprecia una importante diferencia de potencia respecto a las variantes Diesel de 150 CV, sin embargo, en campo, se pierden la mayoría de las aptitudes TT de las variantes 4x4, ya que éste sólo dispone de tracción delantera, aunque la altura libre al suelo se mantiene idéntica. Apenas varían las cifras de aceleración o velocidad máxima, mientras que los consumos se benefician de una reducción de tres décimas de media respecto a la versión de 150 CV. Otra de las novedades que presenta el LS7 es la incorporación de la suspensión posterior autonivelante, que será montada en el resto de versiones de la gama que no la llevaban con anterioridad, airbag laterales, llantas de aleación de 17” con neumáticos 235/60, sistema de control de estabilidad con función de descenso de pendientes y sensor de ayuda al aparcamiento, montado ahora de serie. Esta variante de siete plazas y motor de 127 CV ya se encuentra disponible en la red comercial con un precio de 27.350 euros.

Los cambios en la gama del todocamino de Chevrolet se completarán después del verano con algunas mejoras referidas al equipamiento. Así, el 2.4 LS de gasolina incorporará de serie los airbag laterales, y las terminaciones LT añadirán sistema de encendido de luces, sensor de lluvia y control de velocidad de crucero, además de sensor de aparcamiento en las versiones de cinco plazas. En el caso del LTX, tope de gama del modelo, se incluirán las lunas tintadas.
Te recomendamos

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El día 30 de junio te esperamos en Ávila para recorrer 700 km con tu moto, siguiendo ...

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.