Publicidad

Contacto: Chevrolet Trax, a la moda a buen precio

Otro más para el segmento de los mini SUV… pero no otro cualquiera. Conducimos el Chevrolet Trax, un modelo que comparte mucho de los componentes del Opel Mokka y que se ofrece a un precio más reducido. Si quieres diseño con personalidad, seguir la moda mini SUV y no gastarte mucho, puede que hayas encontrado tu coche.
Antonio Corral -
Contacto: Chevrolet Trax, a la moda a buen precio

El segmento de los SUV pequeños está en alza y ya lleva un par de años estándolo. El Nissan Juke fue el precursor y las marcas han querido aprovechar este micho del mercado con el lanzamiento de potenciales rivales del modelo japonés. Este es el caso del Opel Mokka (primo de este Trax), el Mini Countryman y los futuros Peugeot 2008, Ford Ecosport o Renault Captur.

Motor y comportamiento

El protagonista de nuestra toma de contacto es el motor que, a priori, debe acumular la mayoría de las ventas de este pequeño SUV. Aunque el 1.4 Turbo es una opción muy interesante por prestaciones, y el 1.6 de 115 CV queda como versión de acceso, el menor consumo del turbodiésel y su precio muy similar –apenas 800 euros más caro que el 1.4T-, le convierten en la compra más lógica si buscas empuje y quieres contar con tracción total –el 1.6 atmosférico sólo se puede asociar a la tracción delantera-. Eso, a priori, porque a la hora de conducirlo el 1.7 turbodiésel nos ha decepcionado un poco. No ‘anda’ tanto como sus 130 CV podrían indicar, es ‘perezoso’ abajo,  y es algo ruidoso y poco refinado. Lo más destacado, como verás si sigues leyendo, lo encontramos en su consumo, que sin que sea para tirar cohetes, es reducido.

 

El comportamiento es un poco el esperado en este tipo de vehículos, con una suspensión algo blanda y con un pequeño balanceo de la carrocería. Aun así, se muestra eficaz en las zonas de curvas y cómodo en las vías abiertas.

 

Consumo y ecología

A pesar de su peso, cerca de la tonelada y media en este 1.7 turbo con tracción total, y a su desfavorable aerodinámica, el Chevrolet Trax anuncia unos consumos muy comedidos. Estamos hablando de un gasto medio de 4,9 litros a los 100 km/h en el ciclo mixto, una cifra que es aún más reducida en la variante con tracción delantera (4,5 l/100 km). En nuestra toma de contacto,  hemos logrado un consumo –según la medición del ordenador de a bordo y en un recorrido por carreteras secundarias y autopista a unos ritmos no demasiado elevados- de 5,6 litros a los 100 km, que tampoco está nada mal. En cuanto a emisiones, estar por debajo de los 120 g/km de CO2 –exactamente 119- le evitan pagar impuesto de matriculación, por lo que su adquisición se abarata. El Start/Stop, de serie en todas las variantes con caja manual de la gama, ayuda en este cometido.

 

Vida interior

A pesar de los poco más de 4,2 metros de longitud, el Trax es bastante habitable. Lo que siempre decimos en este tipo de vehículos, es capaz de acoger a tres pasajeros en la zona posterior, aunque lo ideal, por confort, es que sólo viajen dos. Por altura, si pasas de los 1,90 metros, quizás tenga problemas. Delante, la postura de conducción es elevada y permite dominar el tráfico –algo muy de moda en los últimos tiempos- incluso a las personas de talla más reducida. En cuanto a diseño, el interior es atractivo y diferente del Opel Mokka, con todos los mandos muy a mano y un funcionamiento del cambio muy suave.

 

El maletero cubica 356 litros, que no es una cifra muy elevada, pero, teniendo las dimensiones del conjunto, resulta digna. Eso sí, la capacidad de ‘jugar’ con los asientos traseros –abatiéndolos, incluso el del acompañante, según versiones, hacen que podamos lograr hasta 785 litros, que para un imprevisto o una visita al IKEA nos salvan el día.

 

Precios y equipamiento

Si no vas a sacar el coche del asfalto y el plus de seguridad de una tracción total no te preocupa, tienes un Trax gasolina 1.6 de 115 CV desde 14.940 euros (promoción de lanzamiento incluida). Las versiones con tracción total, tanto el 1.4 turbo como el 1.7 Diesel están en los 22.000  y los 22.800 euros, respectivamente, que, con el citado descuento inicial de 1.260 euros se quedan en 20.740 euros y 21.540 euros. Esto, aplicado al mercado, hace que nos encontremos con un producto con un precio muy atractivo, siendo unos 4.000 euros más barato que su ‘hermano’ el Opel Mokka –con más equipamiento el SUV de Opel- y mucho más asequible que el Yeti Diesel 4x4, ya sea la versión de 110 CV o la de 140 CV . El Nissan Juke, con un equipamiento similar, está en un precio parecido, aunque no tiene en la variante Diesel versiones con tracción total y su motor sólo entrega 110 CV -20 menos que el Trax-.  En cuanto a equipamiento, las versiones básicas están un poco escasas de elementos que en otros competidores se incluyen de serie. Como  equipamiento tecnológico, cabe citar el dispositivo MyLink, que se encarga de sincronizar nuestro Smartphone con el coche y nos permite usarlo como manos libres, reproductor de música e, incluso, previa descarga de la app correspondiente, como navegador. Si estás deseando verlo, tendrás que esperar hasta mayo, cuando se inicia su comercialización en España.

 

Rivales

Nissan Juke

Mini Countryman

Skoda Yeti

Opel Mokka

Renault Captur

Peugeot 2008

Ford Ecosport

Mitsubishi ASX

 

Galería relacionada

Contacto: Chevrolet Trax

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.