Publicidad

Cadillac CTS-V 2016, brutal y confortable coche deportivo

El Cadillac CTS-V 2016 es la versión más deportiva y potente del coche de lujo americano. Con 649 CV y 87,1 mkg de par, ¿es capaz de plantar cara al BMW M5?
Texto: Heinrich Lingner y Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 y -

Cadillac CTS-V 2016, brutal y confortable coche deportivo

El Cadillac CTS-V 2016 es un coche con carrocería de cuatro puertas y diseño elegante. Cuando nos acercamos a él, nos damos cuenta de que no estamos ante una berlina para 'señoritos', sino que hay algo más... gracias a pistas como unas generosas llantas de aleación y unas llamativas aperturas de ventilación en el capó, que sirve para oxigenar a la bestia mecánica que se esconde, concretamente un motor de gasolina de inyección directa 6.2 V8 sobrealimentado por compresor y con sistema de desactivación de cilindros. Es, por tanto, el mismo motor que impulsa al no menos espectacular Chevrolet Corvette Z06.

 

El precio oficial con el que desembarca el Cadillac CTS-V 2016 en Europa es de 98.550 euros (para el mercado alemán), algo más del doble que el Cadillac CTS más asequible, concretamente la versión impulsada por un motor de gasolina 2.0 turbo de 276 CV. Comparado con las berlinas deportivas de altas prestaciones europeas, tales como el Audi RS6 (560 CV), el BMW M5 (560 CV) y el Mercedes E63 AMG S (585 CV), el Cadillac CTS-V 2016 es al menos unos 20.000 euros más barato. Como suele ser habitual en un coche de naturaleza premium, la lista de opciones es amplísima y entre ellas destacan los buenos asientos deportivos Recaro (desde 1.950 euros) y el pack de carbono interior (3.900 euros que también incluyen los asientos Recaro).

Cadillac CTS-V 2016Antes de acercarnos al Cadillac CTS-V 2016, nos da la impresión de que estamos ante un coche mucho más grande que el BMW M5, el Audi RS6 Avant y el Mercedes E63 AMG. Esa sensación también se traduce en números, puesto que por fuera es prácticamente 15 cm más largo que cada uno de los soldados del ejército alemán. Ese poderío en dimensiones también tiene su continuidad en los números del motor, ya que con 649 CV y 87,18 mkg no hay una berlina de lujo en Europa que ofrezca especificaciones similares (sólo el Mercedes Clase S 63 AMG S se acerca con 630 CV).

Cadillac CTS-V: el golpeo de un martillo metálico

Arrancamos el Cadillac CTS-V 2016 y el sonido de su motor ya nos da muestra de que no vamos a asistir a una cena de etiqueta con su correspondiente baile de vals. El V8 no vacila y muestra su enfado desde el principio, como un martillo metálico sometido a continuos golpes. Salimos a un tramo de autopista alemana sin limitaciones de velocidad y es momento de hundir despiadadamente el pedal sobre el acelerador.

Continuamos ganando velocidad y el Cadillac CTS-V supera los 200 km/h con suma facilidad. Hay que recordar que todo su arsenal de fuerza se traslada al eje posterior, en este caso, a través de una caja de cambios automática de ocho relaciones con levas en el volante para su accionamiento manual. Es momento de llegar a zonas viradas para ver cómo es de ágil.

La dirección se muestra algo rígida y dura y aunque la podemos considerar directa, el Cadillac CTS-V parece algo más pesado y torpe que sus rivales alemanes. Esta zona de nuestra primera toma de contacto es el lugar ideal para comprobar las excelencias de su chasis dinámico y regulable en el que toma protagonismo la tercera generación del  sistema de amortiguación activa Magnetic Ride Control, con cuatro modos ajustables por el conductor -Tour, Sport, Track y Snow/Ice-. Eligiendo uno u otro modo, certificamos lo anunciado por Cadillac para su nueva criatura, ya que el CTS-V es como el Doctor Jekyll y Mister Hyde al ofrecer doble personalidad: puede ser un coche cómodo para disfrutar de los viajes a una velocidad de vértigo o un deportivo emocionante en el que el sonido del motor y la entrega de fuerza harán latir intensamente tu corazón.

Cadillac CTS-V 2016Cadillac CTS-V 2016: detalles y más detalles

En el Cadillac CTS-V 2016, el capó fabricado en fibra de carbono (para ahorrar peso) es de serie, aunque opcionalmente el diseño exterior puede adoptar un aspecto más radical, con un capó con tomas de aire y otras añadiduras aerodinámicas como un splitter delantero, un spoiler posterior y un difusor de aire trasero. El 'calzado' (los neumáticos) y los frenos están a la altura para soportar tanta fuerza, con unos Michelin Pilot Super Sport (265/35 R19 delante y 295/30 R19 detrás) y unos gigantes discos autoventilados del especialista Brembo.

Lo último en tecnología también está presente en el Cadillac CTS-V 2016, con numerosas opciones y sistemas, como el dispositivo Performance Data Recorder, que graba nuestros tiempos y estilo de conducción. No faltan sistemas como el equipo de audio Bose, un cargador de móvil inalámbrico (por sistema de inducción) y el sistema multimedia y de conectividad ‘Siri Eyes Free’, que nos comunica con nuestro smartphone a través de la voz.

También te puede interesar

- Cadillac: precios de sus coches nuevos

- Cadillac Elmiraj Concept, puro espectáculo a la americana

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.