Publicidad

BMW X2 2018: a prueba un SUV que te gustará conducir

El inédito BMW X2 es el sexto modelo de tipo SUV de la firma alemana. Incorpora genes técnicos del X1 y añade un diseño con multitud de detalles deportivos. ¡Ya lo hemos probado!
Miguel García-Vidal y Jorge Serrano.

Twitter: @JorgeMotor1 -

BMW X2 2018: a prueba un SUV que te gustará conducir

BMW mete la sexta… y es que la firma alemana pondrá a la venta a partir del próximo mes de marzo su sexto modelo de tipo SUV, el inédito y atractivo X2 (ver precios del nuevo BMW X2 en España).

Si a los BMW X6 y X4 los puedes considerar como las “versiones coupé” de los X5 y X3, respectivamente, a este nuevo BMW X2 lo deberías considerar como el X1 más deportivo, puesto que con él comparte muchos elementos técnicos.

BMW X2 2018En cuanto a las dimensiones exteriores del nuevo BMW X2, es 8 cm más corto que el X1 y hasta 7 cm más bajo, mientras que la anchura es la misma. En cuanto a la distancia entre ejes, el X2 iguala a la del X1, aunque en el exterior entre sus señas de identidad destacan unos voladizos mucho más cortos, según nos apuntan los responsables de BMW.

BMW X2 2018: diseño con carácter

Desde el punto de vista estético, las diferencias entre el nuevo BMW X2 y el X1 son más reseñables. De esta forma, la tradicional parrilla invierte su habitual zona trapezoidal, siendo ahora más ancha por su parte inferior, lo que según sus diseñadores le otorga una apariencia distintiva, como si la carrocería fuese más ancha y deportiva apoyada en las superficies hexagonales de los paragolpes. En la zona posterior del nuevo BMW X2, destacan los logotipos de la marca en el pilar C -un guiño al pasado como en su día exhibieron los clásicos 2000 CS y 3.0 CSL-, además de los dobles tubo de escape a los lados con 90 mm de diámetro (en las versiones de acceso menos potentes, la salida de escape será sólo una).

BMW X2El puesto de conducción del BMW X2 es el típico de BMW. De forma concreta, al acomodarnos nos sentimos en una posición más baja que en el X1 y con un salpicadero que, a nuestro juicio, queda demasiado elevado desde nuestro punto de visión (para personas de unos 1,80 metros de estatura). En nuestro análisis al interior, otro detalle nuevo interesante es la palanca de cambios electrónica para las versiones con cambio automático, en lugar de la tradicional de pasillo. No puede pasar inadvertida la gran presentación de todo el interior, con la presencia de numerosos materiales de gran calidad, al menos en las versiones M Sport X probadas, con una agradable tanto a la vista como al tacto tapicería mixta tela/Alcántara.

BMW X2 2018: al principio, sólo dos motores

En un principio, el BMW X2 sólo se podrá comprar con dos motores de 2,0 litros de cilindrada, con el 20i de gasolina de 192 CV, asociado al nuevo cambio automático de doble embrague pilotado con 7 velocidades que estrenó Mini, y el 20d en Diesel de 190 CV, con el cambio automático Aisin de 8 velocidades para motores transversales. Satisfactorio por rapidez aunque no tan suave y confortable como el de ZF de 8 velocidades por convertidor de par que la marca monta en sus modelos con motor longitudinal. El primero con tracción delantera sDrive y el 20d con la total xDrive a través de un sistema de embargue multidisco. En abril, llegará el tricilíndrico de gasolina con el 18i sDrive con 140 CV, con cambio manual o automático de doble embrague, y el 18d de 150 CV tanto en versión sDrive como xDrive con cambios manual o automático por convertidor de par. Lo que sí está confirmado es que, por el momento, no se contempla la llegada del 25d xDrive con el motor 2.0 Diesel de 231 CV.

BMW X2 2018: comportamiento y rendimiento

Al igual que el X1, el BMW X2 se fabricará siguiendo los métodos de construcción de la plataforma UKL2, también presente en otros BMW y Mini para modelos con motor transversal. A sus mandos, se siente mucho más dinámico, aún más ágil, con una dirección rapidísima y muy directa —todas las unidades probadas contaban con la opcional deportiva— pero también con un gran aplomo que aporta seguridad. Y es el que el nuevo BMW X2 cambia de dirección tan rápido como un Serie 1, si bien no vira tan plano. Lógico, de alguna forma se tienen que notar sus 11 cm más de altura. Y eso que su amortiguación opcional M, que rebaja la altura de la carrocería 10 mm y añade estabilizadoras más gruesas, se siente muy firme y, aunque absorbe con gran calidad, resta mucho confort ante firmes muy rotos. La suspensión es idéntica a la del X1, según Markus Haberer, el responsable del desarrollo técnico del X2.

En cuanto al rendimiento del motor, a destaca la respuesta suave, progresiva y elástica del Diesel 20d de 190 CV, que a través del «Driving Experience Control» nos permite seleccionar distintos modos de uso con una clara diferenciación entre Eco Pro, Comfort o Sport.

BMW X2 2018

BMW X2 2018: conectividad y equipamiento

En el BMW X2, especial atención recibe el sistema de información y entretenimiento, con los BMW Connected y ConnectedDrive rediseñados y la sexta generación del mando iDrive que se refleja en la pantalla del centro del salpicadero, de serie con 6,5” y opcionalmente de 8,8” si optamos por el navegador. En cuanto a los sistemas de ayuda a la conducción basados en cámaras ofrece aviso de salida del carril (mediante una vibración en la dirección), lector de señales con indicación de velocidad y prohibido adelantar, asistente de luces, de colisión con detección de peatones, control de crucero adaptativo y asistente en atascos hasta 60 km/h entre otros.

También te puede considerar

Todo lo nuevo de BMW: Serie 1, X7, X8, Serie 8…

BMW X5 2018: ¿SUV o limusina de lujo? Ambas cosas…

 

 

Si a los BMW X6 y X4 los puedes considerar como las “versiones coupé” de los X5 y X3, respectivamente, a este nuevo BMW X2 lo deberías considerar como el X1 más deportivo, puesto que con él comparte muchos elementos técnicos.

BMW X2 2018En cuanto a las dimensiones exteriores del nuevo BMW X2, es 8 cm más corto que el X1 y hasta 7 cm más bajo, mientras que la anchura es la misma. En cuanto a la distancia entre ejes, el X2 iguala a la del X1, aunque en el exterior entre sus señas de identidad destacan unos voladizos mucho más cortos, según nos apuntan los responsables de BMW.

BMW X2 2018: diseño con carácter

Desde el punto de vista estético, las diferencias entre el nuevo BMW X2 y el X1 son más reseñables. De esta forma, la tradicional parrilla invierte su habitual zona trapezoidal, siendo ahora más ancha por su parte inferior, lo que según sus diseñadores le otorga una apariencia distintiva, como si la carrocería fuese más ancha y deportiva apoyada en las superficies hexagonales de los paragolpes. En la zona posterior del nuevo BMW X2, destacan los logotipos de la marca en el pilar C -un guiño al pasado como en su día exhibieron los clásicos 2000 CS y 3.0 CSL-, además de los dobles tubo de escape a los lados con 90 mm de diámetro (en las versiones de acceso menos potentes, la salida de escape será sólo una).

BMW X2El puesto de conducción del BMW X2 es el típico de BMW. De forma concreta, al acomodarnos nos sentimos en una posición más baja que en el X1 y con un salpicadero que, a nuestro juicio, queda demasiado elevado desde nuestro punto de visión (para personas de unos 1,80 metros de estatura). En nuestro análisis al interior, otro detalle nuevo interesante es la palanca de cambios electrónica para las versiones con cambio automático, en lugar de la tradicional de pasillo. No puede pasar inadvertida la gran presentación de todo el interior, con la presencia de numerosos materiales de gran calidad, al menos en las versiones M Sport X probadas, con una agradable tanto a la vista como al tacto tapicería mixta tela/Alcántara.

Publicidad

BMW X2 2018: al principio, sólo dos motores

En un principio, el BMW X2 sólo se podrá comprar con dos motores de 2,0 litros de cilindrada, con el 20i de gasolina de 192 CV, asociado al nuevo cambio automático de doble embrague pilotado con 7 velocidades que estrenó Mini, y el 20d en Diesel de 190 CV, con el cambio automático Aisin de 8 velocidades para motores transversales. Satisfactorio por rapidez aunque no tan suave y confortable como el de ZF de 8 velocidades por convertidor de par que la marca monta en sus modelos con motor longitudinal. El primero con tracción delantera sDrive y el 20d con la total xDrive a través de un sistema de embargue multidisco. En abril, llegará el tricilíndrico de gasolina con el 18i sDrive con 140 CV, con cambio manual o automático de doble embrague, y el 18d de 150 CV tanto en versión sDrive como xDrive con cambios manual o automático por convertidor de par. Lo que sí está confirmado es que, por el momento, no se contempla la llegada del 25d xDrive con el motor 2.0 Diesel de 231 CV.

BMW X2 2018: comportamiento y rendimiento

Al igual que el X1, el BMW X2 se fabricará siguiendo los métodos de construcción de la plataforma UKL2, también presente en otros BMW y Mini para modelos con motor transversal. A sus mandos, se siente mucho más dinámico, aún más ágil, con una dirección rapidísima y muy directa —todas las unidades probadas contaban con la opcional deportiva— pero también con un gran aplomo que aporta seguridad. Y es el que el nuevo BMW X2 cambia de dirección tan rápido como un Serie 1, si bien no vira tan plano. Lógico, de alguna forma se tienen que notar sus 11 cm más de altura. Y eso que su amortiguación opcional M, que rebaja la altura de la carrocería 10 mm y añade estabilizadoras más gruesas, se siente muy firme y, aunque absorbe con gran calidad, resta mucho confort ante firmes muy rotos. La suspensión es idéntica a la del X1, según Markus Haberer, el responsable del desarrollo técnico del X2.

En cuanto al rendimiento del motor, a destaca la respuesta suave, progresiva y elástica del Diesel 20d de 190 CV, que a través del «Driving Experience Control» nos permite seleccionar distintos modos de uso con una clara diferenciación entre Eco Pro, Comfort o Sport.

BMW X2 2018

Publicidad

BMW X2 2018: conectividad y equipamiento

En el BMW X2, especial atención recibe el sistema de información y entretenimiento, con los BMW Connected y ConnectedDrive rediseñados y la sexta generación del mando iDrive que se refleja en la pantalla del centro del salpicadero, de serie con 6,5” y opcionalmente de 8,8” si optamos por el navegador. En cuanto a los sistemas de ayuda a la conducción basados en cámaras ofrece aviso de salida del carril (mediante una vibración en la dirección), lector de señales con indicación de velocidad y prohibido adelantar, asistente de luces, de colisión con detección de peatones, control de crucero adaptativo y asistente en atascos hasta 60 km/h entre otros.

También te puede considerar

Todo lo nuevo de BMW: Serie 1, X7, X8, Serie 8…

BMW X5 2018: ¿SUV o limusina de lujo? Ambas cosas…

 

 

Publicidad

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.