Publicidad

Nuevo BMW Serie 6 Gran Turismo: ¡lo probamos!

El nuevo BMW Serie 6 Gran Turismo estrena plataforma. Es más grande, ambicioso y refinado que su antecesor -el Serie 5 GT-, al que también aventaja en espacio y capacidad de carga.
Óscar Díaz.

-

Nuevo BMW Serie 6 Gran Turismo: ¡lo probamos!

Diseño y funcionalidad son dos de los grandes argumentos del nuevo BMW Serie 6 GT (Gran Turismo), un coche que fusiona conceptos tan clásicos como los de berlina y coupé en un gran automóvil de pasajeros que no tendrá un rival definido. A pesar de lo cual por dimensiones, exclusividad y planteamiento deportivo puede ser alternativa de rivales como el Audi A7 o todo un Porsche Panamera SportTurismo.

El BMW Serie 6 Gran Turismo mantiene la línea trazada por el Serie 5 Gran Turismo en 2013 y lo sustituye, evolucionándolo en aspectos como espacio interior, diseño, refinamiento y capacidad dinámica. Para ello, el Serie 6 GT se aprovecha de la plataforma CLAR, la misma que también se emplea en los renovados Series 5, 7 y X3 y aumenta claramente en sus dimensiones, con nada menos que 9 cm para un total que supera los 5,09 m delimitando un habitáculo para cinco personas. Si bien el túnel central de transmisión dificultaría la comodidad del pasajero central, cuatro adultos de más de 1,90 m podrán viajar con espacio de sobra para las rodillas y cabeza, algo meritorio para un coche que es ahora 21 mm más bajo que en el anterior Serie 5 y tiene la zaga 64 mm más baja.

BMW Serie 6 Gran TurismoEl nuevo BMW Serie 6 Gran Turismo añade también un maletero con mayor capacidad, con un total de 610 litros, según cifras oficiales (100 más que en su antecesor), pese a lo cual resulta mucho más ligero, nada menos que 150 kg menos. El ahorro de peso, lógicamente, surgen del empleo de la nueva plataforma, con aceros de alta resistencia y materiales ligeros como aluminio empleados selectivamente tanto en el chasis como en la carrocería. También se ha prescindido de la separación entre habitáculo y maletero, y en la sustitución de la luneta trasera de apertura doble por un portón convencional. En él se inserta el alerón emergente. Éste surge cuando se superan los 110 km/h y aporta estabilidad al tren trasero a esta velocidad o por encima constantemente, hasta que la velocidad baja de 70 km/h.  

Éste es junto con las branquias laterales  de evacuación del calor son sólo uno de los rasgos más visibles de la cuidada aerodinámica del BMW Serie 6 Gran Turismo. Su Cx es de 0,25 (por 0,29 del casi extinto Serie 5 GT),  lo que favorece mantener la sonoridad del aire en los niveles de una berlina de lujo

La mecánica del BMW Serie 6 Gran Turismo

El BMW Serie 6 Gran Turismo llegará al mercado a principios de noviembre y lo hará con una gama relativamente corta, pero que debe cubrir necesidades que irán de un coste de utilización bajo, como los 4,9 l/100 km que anuncia el propulsor Diesel 630d de doble turbo de geometría variable (5,5 l/100 km el xDrive de tracción a las cuatro ruedas) hasta el poderío de los 340 CV del 640i que le permiten acelerar desde parado hasta 100 km/h en menos de 5,4 segundos. En medio quedaría el 630i con un motor de 4 cilindros, 2 litros y 258 CV que se añade a los seis en línea. Éste es el único de la familia que se dará exclusivamente en dos ruedas motrices, pero como el resto es sobrealimentado y se asocia en todos los casos al cambio automático Steptronic de ocho relaciones, de tacto tan exquisito como efectivo, si bien sólo la versión más potente montará levas.

Este cambio incorpora una función que tras haber seleccionado el modo de conducción EcoPro lo desacopla del motor cuando circulando entre los 50 y los 160 km/h levantamos el pie del acelerador, lo que permite ahorrar combustible en las situaciones de viaje favorables. Del mismo modo, su velocidad de accionamiento y posibilidades de conducción queda modificada por el modo de conducción elegido llegando a en el modo Sport+ a ofrecer un comportamiento claramente deportivo, con un comportamiento muy logrado tanto al subir marchas como al reducir, lo que hace con precisión en los momentos de frenada.

BMW Serie 6 Gran TurismoLa percepción del comportamiento del BMW Serie 6 Gran Turismo va a quedar modificada dependiendo de si se montase o no la suspensión neumática y la amortiguación de control electrónico. Ésta permite elevar la carrocería en 20 mm, facilitando transitar sobre firmes en mal estado o superar rampas muy inclinadas y se mantendrá en esa posición hasta que se superan los 35 km/h. En el modo Sport o al circular por encima de los 120 km/h, en cambio, la altura al suelo se reduciría en 10 mm, mejorando la velocidad de paso por curva y, por consiguiente, la deportividad. Ésta se maximizará con el Executive Drive que suma a la suspensión neumática un sistema de estabilizadoras activas basado en la presencia de motores eléctricos oscilantes que anula el balanceo de la carrocería en zonas viradas. En este caso, además, se pueden combinar con los modelos de tracción integral xDrive.

La seguridad activa y conectividad del BMW  Serie 6 Gran Turismo

El BMW Serie 6 Gran Turismo avanza en el camino hacia la conducción automatizada ofreciendo de serie una cámara estéreo , complementada opcionalmente por sensores de radar y ultrasonido, que supervisan el entorno del coche y hacen posible identificar no sólo obstáculos, coches o peatones en movimiento, sino que ahora ha mejorado su función de frenada autónoma. Estos dispositivos, además, reconocen las líneas en el suelo y sirven de base para el funcionamiento del sistema de mantenimiento dentro del carril, con una sutil corrección activa utilizable hasta los 210 km/h.

Evoluciona también en cuanto a conectividad, con elementos tan espectaculares como la llave Display Key desde la que se puede regular el aparcamiento de manera remota, la conexión con el entorno Apple o un nuevo navegador de  velocidad de acción mejorada y actualización «over the air» que conectado a un teléfono móvil —o al BMW Connected— podría actualizar automáticamente y de gratuita de planos y mapas durante los tres primeros años tras la matriculación. 

También te puede interesar

Así es el nuevo BMW Serie 5 Touring

BMW Serie 7, 40 años años de lujo y dinamismo

 

El BMW Serie 6 Gran Turismo mantiene la línea trazada por el Serie 5 Gran Turismo en 2013 y lo sustituye, evolucionándolo en aspectos como espacio interior, diseño, refinamiento y capacidad dinámica. Para ello, el Serie 6 GT se aprovecha de la plataforma CLAR, la misma que también se emplea en los renovados Series 5, 7 y X3 y aumenta claramente en sus dimensiones, con nada menos que 9 cm para un total que supera los 5,09 m delimitando un habitáculo para cinco personas. Si bien el túnel central de transmisión dificultaría la comodidad del pasajero central, cuatro adultos de más de 1,90 m podrán viajar con espacio de sobra para las rodillas y cabeza, algo meritorio para un coche que es ahora 21 mm más bajo que en el anterior Serie 5 y tiene la zaga 64 mm más baja.

BMW Serie 6 Gran TurismoEl nuevo BMW Serie 6 Gran Turismo añade también un maletero con mayor capacidad, con un total de 610 litros, según cifras oficiales (100 más que en su antecesor), pese a lo cual resulta mucho más ligero, nada menos que 150 kg menos. El ahorro de peso, lógicamente, surgen del empleo de la nueva plataforma, con aceros de alta resistencia y materiales ligeros como aluminio empleados selectivamente tanto en el chasis como en la carrocería. También se ha prescindido de la separación entre habitáculo y maletero, y en la sustitución de la luneta trasera de apertura doble por un portón convencional. En él se inserta el alerón emergente. Éste surge cuando se superan los 110 km/h y aporta estabilidad al tren trasero a esta velocidad o por encima constantemente, hasta que la velocidad baja de 70 km/h.  

Éste es junto con las branquias laterales  de evacuación del calor son sólo uno de los rasgos más visibles de la cuidada aerodinámica del BMW Serie 6 Gran Turismo. Su Cx es de 0,25 (por 0,29 del casi extinto Serie 5 GT),  lo que favorece mantener la sonoridad del aire en los niveles de una berlina de lujo

Publicidad

La mecánica del BMW Serie 6 Gran Turismo

El BMW Serie 6 Gran Turismo llegará al mercado a principios de noviembre y lo hará con una gama relativamente corta, pero que debe cubrir necesidades que irán de un coste de utilización bajo, como los 4,9 l/100 km que anuncia el propulsor Diesel 630d de doble turbo de geometría variable (5,5 l/100 km el xDrive de tracción a las cuatro ruedas) hasta el poderío de los 340 CV del 640i que le permiten acelerar desde parado hasta 100 km/h en menos de 5,4 segundos. En medio quedaría el 630i con un motor de 4 cilindros, 2 litros y 258 CV que se añade a los seis en línea. Éste es el único de la familia que se dará exclusivamente en dos ruedas motrices, pero como el resto es sobrealimentado y se asocia en todos los casos al cambio automático Steptronic de ocho relaciones, de tacto tan exquisito como efectivo, si bien sólo la versión más potente montará levas.

Este cambio incorpora una función que tras haber seleccionado el modo de conducción EcoPro lo desacopla del motor cuando circulando entre los 50 y los 160 km/h levantamos el pie del acelerador, lo que permite ahorrar combustible en las situaciones de viaje favorables. Del mismo modo, su velocidad de accionamiento y posibilidades de conducción queda modificada por el modo de conducción elegido llegando a en el modo Sport+ a ofrecer un comportamiento claramente deportivo, con un comportamiento muy logrado tanto al subir marchas como al reducir, lo que hace con precisión en los momentos de frenada.

BMW Serie 6 Gran TurismoLa percepción del comportamiento del BMW Serie 6 Gran Turismo va a quedar modificada dependiendo de si se montase o no la suspensión neumática y la amortiguación de control electrónico. Ésta permite elevar la carrocería en 20 mm, facilitando transitar sobre firmes en mal estado o superar rampas muy inclinadas y se mantendrá en esa posición hasta que se superan los 35 km/h. En el modo Sport o al circular por encima de los 120 km/h, en cambio, la altura al suelo se reduciría en 10 mm, mejorando la velocidad de paso por curva y, por consiguiente, la deportividad. Ésta se maximizará con el Executive Drive que suma a la suspensión neumática un sistema de estabilizadoras activas basado en la presencia de motores eléctricos oscilantes que anula el balanceo de la carrocería en zonas viradas. En este caso, además, se pueden combinar con los modelos de tracción integral xDrive.

La seguridad activa y conectividad del BMW  Serie 6 Gran Turismo

El BMW Serie 6 Gran Turismo avanza en el camino hacia la conducción automatizada ofreciendo de serie una cámara estéreo , complementada opcionalmente por sensores de radar y ultrasonido, que supervisan el entorno del coche y hacen posible identificar no sólo obstáculos, coches o peatones en movimiento, sino que ahora ha mejorado su función de frenada autónoma. Estos dispositivos, además, reconocen las líneas en el suelo y sirven de base para el funcionamiento del sistema de mantenimiento dentro del carril, con una sutil corrección activa utilizable hasta los 210 km/h.

Evoluciona también en cuanto a conectividad, con elementos tan espectaculares como la llave Display Key desde la que se puede regular el aparcamiento de manera remota, la conexión con el entorno Apple o un nuevo navegador de  velocidad de acción mejorada y actualización «over the air» que conectado a un teléfono móvil —o al BMW Connected— podría actualizar automáticamente y de gratuita de planos y mapas durante los tres primeros años tras la matriculación. 

También te puede interesar

Así es el nuevo BMW Serie 5 Touring

BMW Serie 7, 40 años años de lujo y dinamismo

 

Publicidad

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.