Publicidad

Contacto: BMW Serie 2 Coupé, el círculo se va cerrando

Después de los Serie 1 de 5 y 3 puertas, llega el turno a la segunda generación del coupé, ahora denominado Serie 2, que se comercializará a partir de marzo.
Federico Asensio. -
Contacto: BMW Serie 2 Coupé, el círculo se va cerrando

A finales de octubre BMW, siguiendo su meticuloso plan estratégico de presentación de sus productos, iniciaba de cara a los medios especializados y consecuentemente al público, la tercera fase del lanzamiento de la gama de su compacto, el Serie 1, para ir cerrando el círculo. Desvelaba los secretos técnicos del nuevo Serie 2 Coupé –con cambio de denominación incluido, siguiendo la filosofía iniciada con el Serie 4- y nos mostraba su imagen con detalle. Sólo queda la última entrega, en cuanto a configuración de carrocerías, la variante cabrio, que verá la luz con motivo del próximo Salón de París, tras el verano.

BMW Serie 2 CoupéMás estilizado que su antecesor, crece en 7 cm en longitud, con una distancia entre ejes 3 cm superior. Y también lo hace en anchura, con unos pasos de rueda más marcados para albergar sendos ejes, 4 cm más anchos. Por el contrario, la altura es 0,5 cm menor. Además de un aspecto más compacto y musculoso con estas dimensiones, en el plano práctico se traduce en un mayor volumen de maletero y una mejor habitabilidad. Las plazas delanteras ganan en altura, aunque no tanto las traseras, que siguen siendo algo justas en esta cota. Sí gana 2 cm en espacio longitudinal para las piernas y algo más en anchura. El maletero dispone de 20 litros extras para cubicar casi los 400 l, con una mayor superficie en la boca de entrada, ofreciendo opcionalmente la posibilidad de abatir el asiento en tres mitades independientes (40/20/40).

 

Tres motorizaciones para abrir boca

Muchas y variadas son las opciones que puede encontrar en el actual Serie 1 a la hora de adoptar las mecánicas que configuren su oferta, pero la composición no será idéntica, potenciando su carácter deportivo ya desde este apartado. La escala de rendimiento parte de los 143 CV en Diesel y desde 184 CV en gasolina. Para todos turbo Twin-Scroll, inyección directa, regulación de los árboles de levas doble-VANOS y sistema de distribución Valvetronic. Su lanzamiento, previsto para marzo, se hará con tres motorizaciones; el 220d, de 184 CV como opción Diesel, que acelera de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos, con una velocidad máxima de 230 km/h y un consumo medio de 4,5 l/100 km. Y en gasolina, el 220i, el motor 2 litros sobrealimentado, estrenado en el X1 y que incorpora por primera vez en un modelo compacto. Rinde 184 CV y anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h de 7 segundos y una velocidad punta de 235 km/h, con un consumo medio de 6,1 l/100 km. Y la tercera opción, será su variante más radical hasta la llegada del M2, el M235i, que utiliza el propulsor de 6 cilindros y 3 litros que ya tenía su antecesor, pero afinado para aumentar su potencia en 6 CV, hasta los 326 CV. La gama de motores se completará antes del  verano, con el 218d y el 225d en Diesel, ambos sobre el bloque dos litros, con 143 y 218 CV, respectivamente, y con el 228i en gasolina con 240 CV.

 

Escrutando sus secretos

BMW Serie 2 coupeBMW para la toma de contacto con el nuevo Serie 2 nos tenía reservada como única opción la versión más exclusiva, el M235i, que, de momento, se comercializará con tracción trasera, aunque más adelante también habrá una opción XDrive o tracción total. Nevada (Estados Unidos), en concreto Las Vegas, no parece el escenario ideal para explorar sus posibilidades, pero para ello BMW había preparado un programa con una amplia sesión en circuito como complemento al trazado mixto ciudad-carretera, que es el primero que realizamos. Atravesando “la ciudad del juego” pudimos comprobar las bondades de un motor dulce cuando se trata de acariciar el acelerador, con una respuesta instantánea –no obstante el par máximo (45,9 mkg) lo entrega desde 1.300 rpm, mantenido hasta las 4.500 rpm-, y arrancando continuamente en medio del denso tráfico que abarrotaba sus calles y sin queja alguna. Aunque había alguna unidad con el cambio manual de 6 marchas, que llevan asociadas todas las variantes excepto el 225d, contábamos con la caja automática de 8 velocidades que lleva éste de serie y que está disponible para el resto como opción. En concreto, la variante deportiva que hace más rápida las transiciones entre marchas e incluye levas en el volante y la función Launch Control (excepto en el 218d) para optimizar la respuesta al acelerar al máximo arrancando.

 

Límite: 65 millas por hora

Ya en carretera era difícil resistirse a acelerar con decisión, más con el bonito sonido que despiden sus escapes, y tras un incontrolado primer impulso que nos dejaba ver el potencial del M235i, cambiábamos el chip mental a 'posición paseo' y los modos de respuesta del motor en modo Confort o Eco Pro, dejando el Sport para la sesión de circuito que nos esperaba luego. Este reglaje personalizado es de serie con todos los motores, existiendo un modo Sport+ siempre que hayamos configurado alguna de las opciones siguientes: cambio deportivo, paquete deportivo M, suspensión M adaptativa o dirección deportiva variable. Límite 65 millas por hora en autopista, donde siquiera el ruido de rodadura de los enormes neumáticos era perceptible y en los modos elegidos, la suspensión resultaba confortable. Al abandonar la autopista, nuevos límites entre 35 y 50 mph, en rectas alargadas, aunque no tanto como las de la carretera 375 que lleva hacia California y que en 300 millas sólo había cinco ligeras variaciones en el trazado, que no curvas, si no recuerdo mal. Pero cualquier tentación quedaba cortada de raíz al recordar la experiencia de algún compañero en una anterior ocasión, que acabó entre rejas. Sí nos dio oportunidad de comprobar el sistema de propulsión por inercia, que en modo Eco Pro, entre una velocidad de 50 y 160 km/h, al retirar el pie del acelerador en un terreno llano, permite “circular a vela” y ahorrar combustible junto al resto de componentes EfficientDynamics.

 

En circuito

BMW Serie 2 coupePor fin llegamos a Las Vegas Motor Speedway, las espectaculares instalaciones con el anillo que forma parte del campeonato de la NASCAR y las Indy, junto a otros trazados interiores, muy variados y diferentes, con amplísimos paddocks. Allí cogimos otra unidad, también con cambio automático, y nos dirigimos al anillo detrás de un coche de la organización que nos marcaba el ritmo y la trazada, manteniendo una velocidad de crucero entre 190 y 210 km/h, entrando en el peralte por la parte alta y recortando la salida más cerca del interior. El M235i se comporta con naturalidad, sin necesidad de levantar el pie del acelerador durante todo el anillo por la confianza que te transmite en el apoyo y con una dirección de excelente tacto, aunque no buscamos la velocidad máxima, limitada a 250 km/h ­–el récord de vuelta rápida en la NASCAR está en 305 km/h-.

Es en el circuito interior donde podemos rodar a fondo y explorar los límites del M235i. Primero, haciendo trabajar a los controles y, según íbamos familiarizándonos con el trazado, desconectando el DSC en el modo intermedio que controlaba la cruzada del eje trasero cuando nos pasábamos con el acelerador, y en las últimas vueltas quitando totalmente el control de tracción. Es entonces cuando el diferencial trasero se hace notar, haciendo actuar sobre la rueda motriz interior el freno, permitiendo controlar el eje trasero si nos pasamos con el acelerador. Corto, pero intenso, lo suficiente para comprobar el potencial de la versión más potente del Serie 2. El M235i cuenta con un reglaje específico, pero como en el resto de versiones del nuevo coupé de BMW, dispone de la posibilidad de dinamizar todavía más el comportamiento del coche. La dirección electrónica cuenta con la opción de dirección deportiva variable. En combinación con el paquete deportivo M se puede montar el sistema de frenos deportivos M, con discos de mayor diámetro y pinzas de cuatro pistones en las ruedas delanteras, o los más prestacionales BMW M Perfomance. Cuenta con la posibilidad de montar suspensión adaptativa con regulación electrónica, o la de reglajes más duros la deportiva M, con una menor altura al suelo de 10 ó 20 mm.

Configuración 2+2

BMW Serie 2 coupeLa disposición de su interior es idéntica a la de su antecesor, con 2+2 plazas. Pero el aumento de batalla y de anchura de vías redunda en una mejor habitabilidad.

Las plazas delanteras cuentan con una altura desahogada y algo más de anchura, pero la mejora es más evidente detrás, ganando dos centímetros en la cota longitudinal para dejar más espacio para las rodillas que era limitado, aumentando también en anchura. Si bien la altura sigue siendo algo limitada. Con los rasgos clásicos de la marca en diseño, el salpicadero es sencillo, contando con una pantalla digital de 6´5 pulgadas u 8,8, dependiendo del nivel de equipamiento. La tapicería es de tela, ofreciendo como opción la de piel con tres colores diferentes, con varios materiales para combinar las molduras.

Se ofrece con un acabado y dos líneas de personalización, Sport y Modern, además del paquete deportivo M. Éste cuenta con hasta 60 referencias, de las que se pueden montar todas o elegir las que interesen, ya sean elementos estéticos, aerodinámicos, para dinamizar el bastidor e incluso para mejorar el rendimiento.

El Serie 2 coupé aumenta las posibilidades de equipamiento de su antecesor, disponiendo de mayores posibilidades de ayudas a la conducción e  infoentretenimiento, con funciones adicionales de BMW ConnectedDrive.

 

Precios

Las tres versiones que llegan en marzo, ya tienen precio: 220d, desde 33.900 euros, 220i desde 32.900 y M235i, desde 49.900 euros.

Galería relacionada

BMW M235i

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.