Publicidad

Contacto: BMW M6 Gran Coupé

Si a una de las berlinas premium más atractivas del mercado le añades carácter y un motor cuya potencia sobrepasa los 550 CV, obtienes una combinación explosiva y única. El BMW M6 Gran Coupé es el increíble resultado de esa combinación.
Alberto Díez -
Contacto: BMW M6 Gran Coupé

BMW M6 Gran CoupéBMW está orgulloso de su criatura. Combina lo mejor de dos mundos, la elegancia, el confort y el equipamiento de una berlina de lujo, con las prestaciones del más rabioso de los deportivos.

 

Eso sí, todo tiene un precio y en el caso de este BMW M6 Gran Coupé de 560 CV, hay que desembolsar la nada desdeñable cantidad de 152.000 euros. Un precio notablemente superior al de sus principales rivales;  es decir, Audi S8 (129.330 euros) y Mercedes CLS 63 AMG (137.300 euros. Es elevado, pero tanto por poderío, como por dotación de serie, se justifica plenamente.

 

Estéticamente, ya tenemos una idea de que no nos encontramos ante un coche convencional. Su frontal con generosas tomas de aire, los faros de LED —de serie— con orientación del haz de luz, los abombados pasos de rueda, las típicas branquias de la saga M, su acabado de serie BMW Individual Shadow Line, las preciosas llantas M de aleación ligera de 20 pulgadas, su techo de material sintético reforzado con fibra de carbono, o su difusor trasero realizado en el mismo material, ponen de relieve el enorme carácter del modelo.

 

No obstante, su gran atractivo no lo vemos en primera instancia. Lo notamos cuando arrancamos (a través de un botón). Su enorme potencial nace del poderoso V8 que se esconde bajo su capó, un generoso propulsor con 560 CV y 69,4 mkg de par, capaz de impulsar al M6 Gran Coupé hasta los 250 km/h de velocidad máxima305 km/h si lo solicitas con el M Driver´s Package opcional—, o pasar de 0 a 100 km/h en apenas 4,2 segundos. Y es que este V8 viene cargado de tecnología, ya que cuenta con inyección directa, doble turbocompresor de tecnología Twin Scroll, regulación variable de las válvulas VALVETRONIC y sistema de regulación de los árboles de levas Doble-VANOS, entre otros.

 

Como los coches de carreras

BMW M6 Gran CoupéPara gestionar esta potencia, contamos con un cambio manual automatizado de doble embrague con siete velocidades y tecnología Drivelogic, que permite disponer incluso de Launch Control, sistema con el que las arrancadas se sitúan al nivel de un auténtico coche de carreras.

 

La guinda del conjunto la ponen su control dinámico de estabilidad DSC, especialmente regulado para permitir la práctica de una conducción muy deportiva y el diferencial activo M, gracias al cual se garantiza la máxima eficiencia de impulsión tanto en curva, como sobre suelo mojado.

 

En cualquier situación, el coche corre una barbaridad, y además lo hace transmitiendo una enorme sensación de control y seguridad al conductor. El consumo, al menos el que comunica BMW -9,9 litros cada 100 km-, no es nada exagerado teniendo en cuenta el caballaje del M6 Gran Coupé: eso sí, en conducción un poco deportiva estas cifras se multiplican.  

 

Aunque firmes, las suspensiones ofrecen una ley elástica sorprendentemente cómoda. Sus cuatro pasajeros disfrutan además de una zona habitable muy agradable tanto por espacio, como por la calidad desplegada hasta en los más mínimos detalles.

 

Y todo esto se disfruta además desde un habitáculo en el que el lujo y el 'glamour' son la nota dominante. Porque los acabados son perfectos, el cuero toma carta de naturaleza en su interior, y el equipamiento es difícilmente superable tanto en generosidad, como en la calidad de los elementos utilizados

Galería relacionada

BMW M6 Gran Coupe, el contacto

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.