Publicidad

BMW 118 Línea Sport vs VW Golf 1.4 TSi Sport

Te ves ajeno a la crisis, con la hipoteca medio pagada y ganas de invertir más de veinticinco mil euros en un coche que colme tus expectativas como conductor aficionado... ¿Premium o generalista de nivel? ¿Serie 1 o Golf? Todo un gran dilema incluso añadiendo un factor más, el motor: ¿118i ó 1.4 TSi?
-
BMW 118 Línea Sport vs VW Golf 1.4 TSi Sport

Porque Ford ya ha demostrado que se puede ofrecer cal y arena con este tipo de motores: su 1.6 Ecoboost (150 y 180 CV) es agradable pero suena y se comporta como deportivo. También lo es el 1.6 THP que Mini o PSA usan con éxito y del que parte este propulsor al que BMW le ha dado un giro radical. Sin embargo, no encontrarás sentido “estrujarlo” más allá de las 3.000 rpm, porque hasta entonces ya te ha dado demasiado, de modo que la componente deportiva y estimulante que puedes esperar de este motor (o de este nivel de potencia, mejor dicho) te puede dejar algo frío. Condúcelo, pues, como un Diesel, o como un híbrido si quieres extraer de él todo su jugo, aunque eso sí, estirándolo hasta sus límites sin razón claramente justificada descubrirás un funcionamiento algo más "de gasolina" que el en 1.4 TSi. A prestación pura y dura,  eso sí, es sensacional este motor de BMW, aunque a bordo, la calidad de sus chasis, el aislamiento y el sonido mecánico puedan hacer parecer que el mundo no se mueve tan rápido. 

"Realmente, no hay vencidos ni vencedores porque los dos motores son realmente extraordinarios y, como se puede apreciar, apenas hay décimas entre el mejor y el peor en cualquiera de las posibles mediciones de aceleración, y nunca más de un segundos en los exigentes ejercicios de recuperación"

Destacable la aportación del BMW en ecología: recuperación de energía y stop/start (del “montón”) que se pueden combinar con su modo de conducción Eco-Pro. El resultando, con este modo activo, poco gasto en ciudad y carretera pero a costa de sentir al Serie 1 con pesados pies de plomo (para eso está el modo Sport, con el que sí encontrarás una superior viveza de reacciones). VW, de lejos. Y no porque gaste demasiado, sino porque los consumos del BMW son de otra galaxia para este nivel de prestaciones. ¿Conclusiones? Refinamiento y ecología para el 118i, empate técnico en prestaciones y un suspenso (desde nuestra perspectiva inicial, en al que el comprador es, además, un verdadero aficionado) en sensaciones deportivas para ambos modelos

La apuesta en escena sobre el asfalto no difiere demasiado lo hasta visto en el plano mecánico. BMW ha dado un generoso salto cualitativo y el Serie 1 se comporta ahora como un coche mayor: más aplomo en su pisada, superior equilibrio de trenes, mejorada capacidad de bacheo, todo por igual sin grandes pérdidas para la agilidad natural de un coche de su especie, con tracción trasera. Pero aún con 180 CV reales es difícil romper la adherencia de su eje trasero, aunque al límite siempre amaga participación, siendo este carácter, junto a su deliciosa dirección, lo que nos permite que el aburguesado Serie 1 permita disfrutar de una experiencia de conducción totalmente al resto de rivales de la categoría. Apto para todos los públicos, los incondicionales de la marca se sentirán como en casa, pero conduciendo un producto mucho más elaborado que antes. El Golf es eficacia en estado puro, nobleza, representa un excelente punto de equilibrio. Pero cuando a uno le gusta conducir y prueba un Serie 1 es difícil olvidarse de cómo mueve su cintura, aunque el comportamiento del Golf seguro que tampoco defrauda a los incondicionales de la casa Bávara.. Es todo progresividad, buenos modales, y alto agarre con un ligero subviraje natural para nada excesivo... Junto a su buena calidad de absorción, todo un señor compacto. 

"Uno promete 160 CV, el otro 170, pero al pasar por nuestro banco de potencia se han "crecido", superando holgadamente los 180 CV. Más relevante que las cifras, las formas de sus gráficas, especialmente la de par: entre 1.000 y 3.000 rpm hay motor para cualquier necesidad.

En resumidas cuentas, se nota que estamos en tiempos de cambio y parece claro que ninguna marca ha pretendido darles demasiado carácter a estas versiones, pese a lo que corren y el altísimo índice de agarre de sus chasis. Pero si se busca la exquisitez en formato compacto y el refinamiento de buenos motores de gasolina, Serie 1 y Golf son cita obligada

Motores

Porque Ford ya ha demostrado que se puede ofrecer cal y arena con este tipo de motores: su 1.6 Ecoboost (150 y 180 CV) es agradable pero suena y se comporta como deportivo. También lo es el 1.6 THP que Mini o PSA usan con éxito y del que parte este propulsor al que BMW le ha dado un giro radical. Sin embargo, no encontrarás sentido “estrujarlo” más allá de las 3.000 rpm, porque hasta entonces ya te ha dado demasiado, de modo que la componente deportiva y estimulante que puedes esperar de este motor (o de este nivel de potencia, mejor dicho) te puede dejar algo frío. Condúcelo, pues, como un Diesel, o como un híbrido si quieres extraer de él todo su jugo, aunque eso sí, estirándolo hasta sus límites sin razón claramente justificada descubrirás un funcionamiento algo más "de gasolina" que el en 1.4 TSi. A prestación pura y dura,  eso sí, es sensacional este motor de BMW, aunque a bordo, la calidad de sus chasis, el aislamiento y el sonido mecánico puedan hacer parecer que el mundo no se mueve tan rápido. 

"Realmente, no hay vencidos ni vencedores porque los dos motores son realmente extraordinarios y, como se puede apreciar, apenas hay décimas entre el mejor y el peor en cualquiera de las posibles mediciones de aceleración, y nunca más de un segundos en los exigentes ejercicios de recuperación"

Destacable la aportación del BMW en ecología: recuperación de energía y stop/start (del “montón”) que se pueden combinar con su modo de conducción Eco-Pro. El resultando, con este modo activo, poco gasto en ciudad y carretera pero a costa de sentir al Serie 1 con pesados pies de plomo (para eso está el modo Sport, con el que sí encontrarás una superior viveza de reacciones). VW, de lejos. Y no porque gaste demasiado, sino porque los consumos del BMW son de otra galaxia para este nivel de prestaciones. ¿Conclusiones? Refinamiento y ecología para el 118i, empate técnico en prestaciones y un suspenso (desde nuestra perspectiva inicial, en al que el comprador es, además, un verdadero aficionado) en sensaciones deportivas para ambos modelos

La apuesta en escena sobre el asfalto no difiere demasiado lo hasta visto en el plano mecánico. BMW ha dado un generoso salto cualitativo y el Serie 1 se comporta ahora como un coche mayor: más aplomo en su pisada, superior equilibrio de trenes, mejorada capacidad de bacheo, todo por igual sin grandes pérdidas para la agilidad natural de un coche de su especie, con tracción trasera. Pero aún con 180 CV reales es difícil romper la adherencia de su eje trasero, aunque al límite siempre amaga participación, siendo este carácter, junto a su deliciosa dirección, lo que nos permite que el aburguesado Serie 1 permita disfrutar de una experiencia de conducción totalmente al resto de rivales de la categoría. Apto para todos los públicos, los incondicionales de la marca se sentirán como en casa, pero conduciendo un producto mucho más elaborado que antes. El Golf es eficacia en estado puro, nobleza, representa un excelente punto de equilibrio. Pero cuando a uno le gusta conducir y prueba un Serie 1 es difícil olvidarse de cómo mueve su cintura, aunque el comportamiento del Golf seguro que tampoco defrauda a los incondicionales de la casa Bávara.. Es todo progresividad, buenos modales, y alto agarre con un ligero subviraje natural para nada excesivo... Junto a su buena calidad de absorción, todo un señor compacto. 

"Uno promete 160 CV, el otro 170, pero al pasar por nuestro banco de potencia se han "crecido", superando holgadamente los 180 CV. Más relevante que las cifras, las formas de sus gráficas, especialmente la de par: entre 1.000 y 3.000 rpm hay motor para cualquier necesidad.

En resumidas cuentas, se nota que estamos en tiempos de cambio y parece claro que ninguna marca ha pretendido darles demasiado carácter a estas versiones, pese a lo que corren y el altísimo índice de agarre de sus chasis. Pero si se busca la exquisitez en formato compacto y el refinamiento de buenos motores de gasolina, Serie 1 y Golf son cita obligada

Motores
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.