Publicidad

BMW iPerformance: probamos los híbridos enchufables de BMW

La gama híbrida enchufable BMW iPerformance la forman los BMW 225xe Active Tourer, BMW 330e y BMW X5 xDrive40e. Los secretos de esta tecnología, en detalle.
Texto: Alfonso Aguilera -
BMW iPerformance: probamos los híbridos enchufables de BMW

La tecnología híbrida enchufable lleva en BMW el sello «iPerformance», una apuesta por la movilidad alternativa pero sin perder en ningún momento la deportividad que siempre ha caracterizado a cualquier modelo de la marca alemana. Un dominio de la tecnología híbrida que ha llevado a BMW a desarrollarla sobre sus diferentes plataformas de tracción delantera (BMW Serie 2 Active Tourer y Gran Tourer), tracción trasera (BMW Serie 3) y tracción total (BMW X5), configurando así una oferta de sus variantes híbridas adaptables a cualquier cliente que quiera descubrir una nueva forma de movilidad dentro de la marca. Tres modelos ya en el mercado a los que el próximo verano, en agosto concretamente,  se unirá un cuarto, el BMW 740e xDrive, que será el buque insignia de la marca, junto al BMW i8, en lo que a tecnología híbrida se refiere. Con datos todavía sin homologar, BMW ya ha anunciado una potencia total de sistema de 326 CV, con el objetivo de 2,1 l/100 km de consumo medio y 40 kilómetros de autonomía en modo eléctrico.

Frente a los híbridos «convencionales», los enchufables como los desarrollados por BMW permiten disfrutar de una autonomía en modo eléctrico que les posicionan como turismos eléctricos a efectos de ventajas en lo que a movilidad urbana se refiere. En su contra, los precios suelen ser superiores a los de un híbrido en comparación con sus respectivas variantes de combustión. Sin embargo, el interés de la marca alemana en desarrollar y expandir su tecnología eDrive en el mercado le ha llevado a diseñar una política de precios en los que apenas hay diferencias significativas frente a sus hermanos de gama. El X5 xDrive40e cuesta 73.500 euros, igual que un X5 xDrive40d. El Serie 2 Active Tourer 225xe, 39.500 euros, lo mismo que un 225i, mientras que el 330e cuesta 45.300 euros, 2.900 euros más que un 330i.

Valoración online de tu coche usadoTodos los modelos de la gama BMW iPerformance comparten los mismos componentes de la tecnología eDrive como  son el motor eléctrico síncrono, la batería de ión-litio de alto voltaje, así como el sistema de gestión inteligente de la energía, con el que se optimiza el funcionamiento combinado del motor eléctrico y del motor de combustión. La configuración modular de la tecnología BMW eDrive, en un principio concebida para el modelo plenamente eléctrico i3 y para el deportivo i8 híbrido enchufable, cumple óptimamente todas las condiciones para su uso en conceptos de turismos muy diferentes como son un Serie 2, un Serie 3 o un X5, ofreciendo en cada uno de ellos un funcionamiento diferenciado.

BMW iPerformance: BMW 225xe Active Tourer

El coche más pequeño de los modelos BMW iPerformance combina el motor de tres cilindros  TwinPower Turbo de 136 CV con el motor eléctrico de 88 CV, desarrollando una potencia conjunta de 224 CV y un par máximo de 385 Nm. Una respuesta instantánea desde parado que le lleva a alcanzar los 100 km/h en 6,7 segundos. Cuenta con tres modos de optimizar el rendimiento del sistema de baterías: Auto eDRIVE, Max eDRIVE y Save Battery. El primero, que actúa por defecto, garantiza una coordinación óptima entre el motor de combustión y el motor eléctrico en cualquier situación, y permite alcanzar una velocidad máxima de 80 km/h conduciendo con el motor eléctrico. Con Max eDrive, el 225xe es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 125 km/h utilizando únicamente el motor eléctrico, mientras que el último de ellos, mantiene el nivel de carga de la batería cargándola durante la conducción por encima del nivel de 50 por ciento. Una batería que, junto al propio motor eléctrico, van situadas bajo la banqueta de las plazas traseras, que van situadas 30 milímetros más altas, perdiendo casi 90 litros de maletero. Un sistema que hace que el 225xe pueda moverse en modo eléctrico con una autonomía de 41 kilómetros y que pueda funcionar bien como tracción delantera, trasera o total, toda vez que el motor de combustión actúa sólo sobre el eje delantero y el eléctrico sólo sobre el trasero. El tiempo de recarga de las baterías es de 2 horas y 20 minutos en un enchufe doméstico y 1hora y 35 minutos con el Wallbox.

BMW iPerformance: BMW 330eBMW iPerformance: BMW 330e

A diferencia del BMW 225xe, el BMW 330e combina sobre el eje posterior la acción de los dos motores de combustión y eléctrico, el 4 cilindros de gasolina de 2 litros de 184 CV que, junto a los 88 CV del segundo ofrecen una potencia conjunta de 252 CV. Impresiona la capacidad de aceleración que ofrece gracias a sus 420 Nm de par máximo, saliendo de los semáforos como si de un M3 se tratase en los primeros metros con un silencio además que le delatan como híbrido que es. Acelera de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos, alcanza una velocidad máxima de 225 km/h y, en modo 100% eléctrico, puede moverse hasta 120 km/h y ofrecer una autonomía de 40 kilómetros, compartiendo con el 225xe los mismos modos de gestión del sistema eléctrico. También como este último, el maletero pierde volumen frente a un Serie 3 convencional, 110 litros menos para ofrecer 370 litros. El tiempo de recarga de las baterías es de 2,5 horas en un enchufe doméstico y 1,5 horas con el Wallbox.

BMW iPerformance: BMW X5 xDrive40e BMW iPerformance: BMW X5 xDrive40e

El BMW X5 xDrive40e es quizás el más complejo de los tres modelos en lo que al sistema híbrido se refiere, pues en cada eje pueden actuar a la vez el motor eléctrico y el de combustión. El primero rinde 113 CV y el segundo, un cuatro cilindros sobrealimentado, 245 CV. Entre ambos, 313 CV. Cuenta con  baterías de 9 kWh de capacidad situadas bajo maletero que restan 150 litros de volumen y no permite versión de 7 plazas. En modo eléctrico la velocidad máxima es de 120 km/h y la autonomía inferior al Serie 2 y al Serie 3, 31 kilómetros. La tracción es a las cuatro ruedas con el sistema xDrive, es decir, mediante un árbol de transmisión que reparte el par entre ambos ejes.

También te puede interesar

- ¿Cómo funcionan los coches híbridos?

- Todas las pruebas de coches, en Autopista.es

- Noticias de tecnología y coches, en Autopista.es

 

 

 

Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.