Publicidad

Audi S3 Sportback

Antes, si querías distinguirte con la deportividad del S3, tenías que renunciar a la versatilidad del Sportback. Ahora, Audi te ofrece el 2x1: deportividad y funcionalidad envasadas en el nuevo S3 Sportback.
-
Audi S3 Sportback
No vamos a entrar a valorar purismos, pero es curioso que Audi venda más S y RS de sus A4 y A6 con carrocería Avant, que sobre la tradicional carrocería de tres volúmenes. Visto así, parece que no es un contrasentido compatibilizar máximas prestaciones y deportividad, con la versatilidad de una carrocería más “familiar”, grande y pesada. ¿Quién no se acuerda de los Volvo 850 Station Wagon del Mundial de turismos? Bueno, sobre esto habría mucho que hablar, pero no es el caso. Volviendo a lo de las ventas, hay otras cuestiones como puede ser simplemente la estética y con el S3 va a pasar lo mismo, porque dicen sus responsables que esperan vender más Sportback que 3 puertas.

Galería relacionada

Audi A3 con novedades en la gama

En cualquier caso, e independientemente que para acceder a las plazas traseras resulta más cómodo y además ofrece un maletero de mayor capacidad (20 litros más), el nuevo S3 Sportback no desmerece en su otro papel de super GTI. Aunque es 7 centímetros más largo (y 40 kilos más pesado), tiene la misma batalla y ancho de vías que el 3 puertas. Con esa misma huella, a nosotros nos parece que tiene absolutamente la misma agilidad y transparencia de movimientos. Sobre la gama A3, los S tienen trenes rodantes más ligeros (brazos de aluminio para reducir el peso no suspendido) y muelles más cortos (bajan la carrocería 2,5 centímetros). El tarado de muelles y amortiguadores son más firmes y por aquí viene un buena noticia para los usuarios que valoren la tecnología más sofisticada: opcionalmente Audi propone la amortiguación magnetic-ride, un tipo de amortiguadores que varían a toque de tecla (está en la consola central del salpicadero) la viscosidad del aceite para modificar la reacción de estos elementos. En la posición suave prima el confort de marcha de un coche relativamente “duro” y en la posición Sport, agiliza sobremanera los apoyos en curva y minimiza los movimientos verticales de la carrocería.

Con esta configuración, el S3 Sportback es una tabla, gira de inmediato y toda acción del conductor se traduce instantáneamente en una reacción del coche. Entre curvas es una máquina soberbia y es ahí donde encontramos su mejor razón de ser. Y no sólo por cómo acelera y cómo se tiene. Su capacidad de frenada es excelente. Sus grandes llantas de 18 pulgadas acogen enormes discos ventilados de más de 300 milímetros. Su mordiente inicial es hasta agresiva si no moderamos la reacción de nuestro pie y la posterior reacción viene acompañada por una capacidad de deceleración soberbia. El motor es un 2.0 TFSi que se caracteriza por la combinación de un sistema de inyección directa y un turbo. Cuenta con distribución variable en admisión y un doble eje contrarrotante, soluciones que buscan y consiguen una respiración optima del motor en toda la banda de funcionamiento, y una finura y suavidad de giro propia de un 6 cilindros. Desde 1.500 revoluciones, este motor responde con una aceleración impresionante hasta el final de su escalada, más allá de las 7.000 revoluciones. En función a cómo pisemos el acelerador, nos podemos encontrar una respuesta tremendamente temperamental, o una linealidad y suavidad exquisitas. La caja de cambios es manual de 6 velocidades y no se contempla la posibilidad de montar una robotizada. La tracción integral está definida por un embrague Haldex que en condiciones normales dirige el par al eje delantero

El ambiente interior resulta muy vistoso y de gran calidad. Abundan los detalles deportivos, como el pedalier de aluminio, el volante achatado o los excelentes asientos, con otros con objetivos tan dispares como el asistente de aparcamiento o unos excelentes faros bixenón direccionales.
Novedades para todos los A3
No vamos a entrar a valorar purismos, pero es curioso que Audi venda más S y RS de sus A4 y A6 con carrocería Avant, que sobre la tradicional carrocería de tres volúmenes. Visto así, parece que no es un contrasentido compatibilizar máximas prestaciones y deportividad, con la versatilidad de una carrocería más “familiar”, grande y pesada. ¿Quién no se acuerda de los Volvo 850 Station Wagon del Mundial de turismos? Bueno, sobre esto habría mucho que hablar, pero no es el caso. Volviendo a lo de las ventas, hay otras cuestiones como puede ser simplemente la estética y con el S3 va a pasar lo mismo, porque dicen sus responsables que esperan vender más Sportback que 3 puertas. En cualquier caso, e independientemente que para acceder a las plazas traseras resulta más cómodo y además ofrece un maletero de mayor capacidad (20 litros más), el nuevo S3 Sportback no desmerece en su otro papel de super GTI. Aunque es 7 centímetros más largo (y 40 kilos más pesado), tiene la misma batalla y ancho de vías que el 3 puertas. Con esa misma huella, a nosotros nos parece que tiene absolutamente la misma agilidad y transparencia de movimientos. Sobre la gama A3, los S tienen trenes rodantes más ligeros (brazos de aluminio para reducir el peso no suspendido) y muelles más cortos (bajan la carrocería 2,5 centímetros). El tarado de muelles y amortiguadores son más firmes y por aquí viene un buena noticia para los usuarios que valoren la tecnología más sofisticada: opcionalmente Audi propone la amortiguación magnetic-ride, un tipo de amortiguadores que varían a toque de tecla (está en la consola central del salpicadero) la viscosidad del aceite para modificar la reacción de estos elementos. En la posición suave prima el confort de marcha de un coche relativamente “duro” y en la posición Sport, agiliza sobremanera los apoyos en curva y minimiza los movimientos verticales de la carrocería.

Con esta configuración, el S3 Sportback es una tabla, gira de inmediato y toda acción del conductor se traduce instantáneamente en una reacción del coche. Entre curvas es una máquina soberbia y es ahí donde encontramos su mejor razón de ser. Y no sólo por cómo acelera y cómo se tiene. Su capacidad de frenada es excelente. Sus grandes llantas de 18 pulgadas acogen enormes discos ventilados de más de 300 milímetros. Su mordiente inicial es hasta agresiva si no moderamos la reacción de nuestro pie y la posterior reacción viene acompañada por una capacidad de deceleración soberbia. El motor es un 2.0 TFSi que se caracteriza por la combinación de un sistema de inyección directa y un turbo. Cuenta con distribución variable en admisión y un doble eje contrarrotante, soluciones que buscan y consiguen una respiración optima del motor en toda la banda de funcionamiento, y una finura y suavidad de giro propia de un 6 cilindros. Desde 1.500 revoluciones, este motor responde con una aceleración impresionante hasta el final de su escalada, más allá de las 7.000 revoluciones. En función a cómo pisemos el acelerador, nos podemos encontrar una respuesta tremendamente temperamental, o una linealidad y suavidad exquisitas. La caja de cambios es manual de 6 velocidades y no se contempla la posibilidad de montar una robotizada. La tracción integral está definida por un embrague Haldex que en condiciones normales dirige el par al eje delantero

El ambiente interior resulta muy vistoso y de gran calidad. Abundan los detalles deportivos, como el pedalier de aluminio, el volante achatado o los excelentes asientos, con otros con objetivos tan dispares como el asistente de aparcamiento o unos excelentes faros bixenón direccionales.
Novedades para todos los A3
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.