Publicidad

Audi Q7 4.2 TDI quattro

Audi se desmarca de sus competidores con un SUV espectacular, que estará disponible en los concesionarios a finales de mayo por 78.400 euros. No sólo es grande en tamaño exterior, también su poderosa mecánica llama la atención por las brutales cifras de potencia y par que desarrolla el V8 TDI biturbo: nada menos que 326 CV y 76 mkg de par, con un consumo de sólo 11,1 l/100 km de gasóleo.
-
Audi Q7 4.2 TDI quattro
Ningún competidor supera las cifras que anuncia Audi en la nueva mecánica Diesel para el Q7, que se posiciona como el SUV más potente de su categoría. Los rivales que ofrecen motores V8 no alcanzan la cifra de potencia éste, que se desmarca con 326 CV, mientras otras como Land Rover se plantan en los 272 CV del Range V8 o Mercedes en los 306 CV del GL.

Galería relacionada

AudiQ7_ext

Lo más cercano en Diesel hay que buscarlo en la propia casa, concretamente en el Touareg V10 con sus 313 CV de potencia. En cualquier caso, Audi vuelve a dar una vuelta más de tuerca en el desarrollo de mecánicas Diesel de alta potencia, aunque no será la última a corto plazo, pues sus responsables han dado luz verde a la producción del TDI V12 de 500 CV y 1.000 Nm, que llegará al mercado en 2008 acompañando al Q7.

De momento tendremos que conformarnos con el 4.2 TDI como la opción más enérgica en Diesel para el Q7, que se sitúa muy cerca en potencia, prestaciones y refinamiento del 4.2 FSI, con un precio sensiblemente superior. No hace ruido, no vibra, no echa humo… No notaremos que es Diesel si no nos fijamos en el cuentavueltas o en el indicador del nivel de combustible, pues son las dos únicas referencias que realmente difieren de su hermano de gasolina. La mecánica empleada en el Q7 es la misma que estrenó la berlina A8 el año pasado, un V8 a 90 grados de 4.134 cm3 y 326 CV pero con una gestión electrónica adaptada a las necesidades específicas del Q7, de forma que el par aumenta hasta 77,6 mkg a 1.800 rpm.

Para soportar tal cifra ha sido necesario reforzar la caja de cambios tiptronic de seis relaciones, que cuenta con programa deportivo DSP y puede montar levas en el volante de forma opcional.

Se trata de un motor muy ligero y compacto, pues sólo pesa 257 kg y mide 54 cm de longitud, 14 menos que el de sus competidores V8, gracias a su elaborada arquitectura. Sólo hay 90 mm de distancia entre cilindros, la cadena de distribución mueve los cuatro árboles de levas y los grupos secundarios, mientras que la bomba de alta presión del sistema de conducto común se ha alojado en el hueco interior que forman las bancadas de los cilindros para ahorrar espacio. Cuenta con un sistema de alta presión – a 1.600 bares- con inyectores piezoeléctricos de ocho orificios capaces de suministrar hasta cinco inyecciones por ciclo y dispone de filtro de partículas sin mantenimiento que necesita muy poca regeneración, además de dos turbocompresores con reglaje eléctrico de los álabes, sistema de gestión electrónica de caudal e inicio de accionamiento.
Te recomendamos

El Kia Stinger es la gran berlina deportiva de la marca surcoreana. Su versión GT, co...

El cicloturismo es una de las actividades deportivas que más desplazamientos por nues...

Ágil, cómodo y con gran espacio, el Citroën C3 Aircross propone interesantes solucion...

Repasamos todos los SUV a los que hay que estar atento en 2018 y algunos que ya sabem...

Una encuesta a nivel europeo permite a la OCU valorar los coches más y menos fiables ...

Toda la potencia y fuerza que pueda desarrollar un coche deportivo llegará al asfalto...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.